..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.118, Viernes, 7 de abril del 2006

Libro de visitas

 

En Miami Molesta La Sonrisa De Los Niños Cubanos

Increíble, pero cierto: en Miami molestan las fotografías que muestran a escolares cubanos sonrientes. Tanto molestan y causan urticaria a ciertas pieles delicadas que algunas autoridades escolares no han encontrado método más ejemplarmente democrático y cívico que el de censurar a un libro infantil que las muestra, retirándolo de los estantes de una biblioteca, como en los tiempos en que Pinochet perseguía y quemaba libros sospechosos en cada esquina de Santiago de Chile.

Increíble pero cierto: en ese paraíso de libertades intelectuales y derechos, que es Miami, paradigma que debe copiar la deficiente Cuba si quiere asimilarse al mundo perfecto del Norte, no se toleran imágenes que no sean políticamente correctas, ni siquiera cuando ellas tengan por objetivo a un grupo de escolares.

El libro que ha desatado las furias de los representantes “pedagógico” de la jauría contrarrevolucionaria miamense fue publicado en el 2001, no en La Habana, sino en los propios Estados Unidos, por la editorial Heinemann, y fue escrito, no por un escritor de la Isla, sino por la norteamericana Alta Schreier. El texto en cuestión, titulado “Vamos a Cuba”, forma parte de una serie que muestra a niños de diferentes partes del mundo, y aparece recomendado por Publisher Weekly, y por School Library Journal, para “…niños de los grados segundo, tercero y cuarto por ser útil como fuente de información y por su colorido”. Se resalta también, de acuerdo a estas fuentes autorizadas, que “la información se ofrece de manera sencilla y sin agregarle comentarios”, y finalmente se le exalta como “fuente invaluable para las tareas escolares y apara aquellos lectores interesados en conocer cómo se vive en otros países”.

Pero ocurre que un ofendido padre, ex preso contrarrevolucionario en Cuba, se ha lanzado con furia contra la presencia en bibliotecas del Condado de Miami-Dade del libro, provocando que un oscuro personajillo llamado Frank J. Bolaños(fotos), miembro de la Junta Escolar del Condado, avispado empresario y promotor de si mismo, ha cazado al vuelo lo que cree será una fácil oportunidad para lanzarse al estrellato político y ha intentado robarse el show anticubano, expulsando a este libro para niños de los estantes de las bibliotecas escolares y condenándolo al Index de lo Prohibido.

Bolaños, miembro también de organizaciones contrarrevolucionarias como la Junta Patriótica Cubana y los Municipios de Cuba en el Exilio, según la biografía oficial que aparece en su sitio Web… “ a través de toda su carrera, ha elaborado y adaptado exitosamente sus técnicas comerciales y de mercadeo a varios sectores”, por lo que no debe asombrar a nadie que se lanzase, como experto carroñero, sobre lo que creyó era una presa fácil e inofensiva, un libro infantil, creyendo que la despreciable acción le reportaría réditos comerciales y, quizás, hasta votos para optar por algún cargo político que, en la ciudad en que vive, es sinónimo de robar a manos llenas.

Para sorpresa de este esforzado paladín de la democracia y la libertad, un vocero del Superintendente Crew le acaba de recordar que remover un libro del estante de una biblioteca escolar, por infantil que sea, no pude hacerse sin antes cumplir ciertas formalidades, que escapan a las prerrogativas del mismo Superintendente.

La perreta infantil de Bolaños y de Juan Amador, que así se llama el “ofendido padre”, se basa en lo que este último afirma: la Cuba que reflejan las fotos del libro… “no existe” (sic), por lo que suponemos, de ser cierta la acusación, que la autora se las encargó a la firma Dream Work, de George Lucas, especialista en efectos especiales para el cine.

Lo que ocurre, en realidad, es que estos atildados defensores de una “Cuba democrática” quieren seguir viviendo opulentamente del negocio de la contrarrevolución, aunque para ello tengan que censurar libros infantiles y patalear gritando que la Cuba real, esa que muestra la foto de unos escolares sonrientes, no existe, y está prohibida en Miami. Son los mismos que apoyan las prohibiciones que impiden que los ciudadanos norteamericanos viajen a la Isla, vean la verdad, por si mismos, y saquen sus propias conclusiones.

Angel de la Guardia

fotos de Bolaños :

El Sr Bolaños, celoso Torquemada miamense, se retrata también con Manny Díaz, otro camaján que vive de los dineros de “la causa cubana”.

Un sonriente Frank J. Bolaños se retrata junto a Mario Díaz Balart, Prima Donna política de una contrarrevolución cubana cada vez más desafinada.

El Sr Bolaño, avispado promotor de si mismo, se exhibe durante un desfile por el 4 de Julio en el lujoso descapotado que adquirió con sus ahorros pedagógicos, y no olvida el cartelito en el que se anuncia, como si fuese una marca de desodorante.

En esta imagen, un tierno Sr Bolaños, padre responsable, se muestra con su pequeña hija, a la que minutos antes prohibió hojear los libros con fotos de una Cuba “que no existe”, mientras le enseña a amar a su patria lejana ondeando la bandera de los Estados Unidos.

***

Detectada arma de destrucción masiva de engañifas en escuela de Miami

Un arma colosal ha sido descubierta por un individuo de origen cubano, residente en la cuna de la mafia cubano norteamericana: una foto de unos sonrientes pioneros cubanos, que visten el uniforme escolar de los grados primarios, ha causado conmoción en Miami Dade: ¿cómo podrán creer los niños, los padres residentes allí, las mentiras sobre el hambre, la miseria, el dolor de los niños cubanos, ante esta impactante imagen de pioneros sonrientes, ante la evidencia de los planes estudiantiles integrales, sobre la seguridad laboral cubana. No. ¡¡Es preciso esconder, borrar, olvidar ese libro!!

Esperamos la airada intervención de Robert Kent ante tamaña represión de los derechos civiles, ante este acto de censurar la sonrisa de unos niños…

School library pulls book about Cuba after parent's complaint
Associated Press

MIAMI - A children's book about traveling to Cuba has been pulled from a Miami-Dade County school library's shelf for review after a parent complained about the book's depiction of life under a communist government, officials said Wednesday.

The Spanish-language book, "Vamos a Cuba" or "A Visit to Cuba" in English by Alta Schreier, contains images of smiling children wearing uniforms of Cuba's communist youth group and a carnival celebrating the Cuban revolution of 1959, said Joseph Garcia, a spokesman for the school district.

"This parent is himself an immigrant from Cuba and seeing it firsthand doesn't feel the book is a fair and accurate representation of life in Cuba under the current regime," Garcia said. No other complaints about the book have been reported, he said.

Juan Amador wrote Tuesday in his complaint about the book, "As a former political prisoner in Cuba, I find the material to be untruthful. It is a Cuba that does not exist," according to a report aired on WTVJ in Miami.

A message could not be left after hours Wednesday at the book's New Hampshire-based publisher, Heinemann.

"The book has content and pictures that are reflective of this current Communist regime. Staff is following approved School Board rules to remove the book from all libraries," Superintendent Rudolph Crew said in a statement dated Tuesday.

But Garcia said Wednesday the book was still available at Marjory Stoneman Douglas Elementary School in Miami, though not on a library shelf. The school has scheduled a meeting April 19 to review the book.

The book has not been removed from any of the approximately 30 other school libraries where it is available in either English or Spanish, Garcia said.

Published in 2001, the book is part of a series of travel books for children describing Australia, the United Kingdom and other countries, Garcia said.

"This is a book aimed at second and third graders. It is a very simple representation of life and obviously the political and social situation in Cuba is more complex," Garcia said.

When Marjory Stoneman Douglas Elementary School acquired the book was not immediately clear, but "Vamos a Cuba" would have been purchased as part of a set with other books in the series, Garcia said.

Howard Simon, executive director of the American Civil Liberties Union of Florida, questioned the removal of a book from a school library shelf based on one parent's complaint.

"If the parent who has made the complaint doesn't want their child to look at this book, that is their right, but I don't think that should give them the right to withhold information from every child attending every elementary school in Miami-Dade County," Simon said.

"That is the power the superintendent has given this parent."

http://www.bradenton.com/mld/bradenton/14272623.htm

**

Biblioteca de escuela saca de circulación un libro sobre Cuba después de recibir quejas de un padre.
Prensa asociada

MIAMI - El libro para niños Vamos a Cuba se ha sacado de los estantes de una biblioteca escolar del condado de Miami Dade, para una revisión, después de que un padre se quejó de la descripción del libro sobre la vida bajo un gobierno comunista, dijeron el miércoles funcionarios.

El libro, Vamos a Cuba en idioma español (A visit to Cuba en inglés), de Alta Schreier, contiene imágenes de grupos de niños sonriendo, usando los uniformes de la juventud comunista de Cuba y un carnaval celebrando la revolución cubana de 1959, dijo Joseph García, un portavoz del distrito escolar.

"Este padre es un inmigrante cubano y no siente que el libro, viéndolo de primera mano, es una justa y exacta representación de la vida en Cuba bajo el régimen actual". No se ha informado ninguna otra queja sobre el libro, dijo García.

Juan Amador escribió el martes en su queja sobre el libro: "Como un ex prisionero político en Cuba, encuentro que el material es falso. Es una Cuba que no existe", según un informe transmitido en WTVJ en Miami.

El mensaje no pudo ser dejado el miércoles, fuera de hora, al editor Heinemann, en la editorial de New Hampshire,

"El contenido y las fotos del libro son un reflejo de este régimen comunista actual. El personal está buscando aprobar medidas del Consejo Escolar para sacar el libro de todas las bibliotecas", dijo el superintendente del equipo Rudolph en una declaración el martes.

Pero –dijo García- el miércoles el libro todavía estaba disponible en la Escuela Elemental de Marjory Stoneman Douglas en Miami, aunque no en un estante de la biblioteca. La escuela ha fijado una reunión para el 19 de abril para revisar el libro.

El volumen no se ha retirado de ninguna de las aproximadamente 30 otras bibliotecas escolares donde está disponible en inglés o español, dijo García.

Publicado en el 2001, el libro es parte de una serie de textos de viaje para niños que describen Australia, el Reino Unido y otros países, dijo García.

"Éste es un libro dedicado a alumnos de segundo y tercer grado. Es una muy simple representación de la vida, y obviamente la situación político y social en Cuba es más compleja", dijo García.

Cuando la Escuela Elemental de Marjory Stoneman Douglas adquirió el libro no estaba claro de inmediato su contenido, pero Vamos a Cuba se había comprado como parte de una serie de libros, dijo García.

Howard Simon, director ejecutivo de la Unión de Libertades Civiles Americanas, de la Florida, cuestionó la retirada de un libro del estante de una biblioteca escolar basado en la queja de un padre.

"Si el padre que ha hecho la queja no quiere que su niño mire este libro, ese es su derecho, pero yo no pienso que eso les dé el derecho para ocultar información a cada niño que asista a cada escuela elemental en el Condado de Miami-Dade", dijo Simmon.

"Ese es el poder que el superintendente le ha dado a este padre".


Exiliados califican de ofensivo un texto infantil
KETTY RODRIGUEZ

El Nuevo Herald

El sistema escolar de Miami-Dade revisará si un libro infantil titulado Vamos a Cuba, cuyo contenido ha sido calificado de afrenta al exilio, debe permanecer en sus bibliotecas, dijeron ayer autoridades escolares.

El libro, que se encuentra en 34 escuelas primarias, fue calificado de ''insultante para los cubanos del exilio y los que viven en la isla'' por el miembro de la Junta Escolar Frank Bolaños, quien pidió a las autoridades su inmediata remoción. ''Este libro tiene una base dañina e hiriente... además es un insulto para los cubanos de la isla que viven una realidad triste y opresiva'', dijo Bolaños.

El funcionario electo solicitó al superintendente Rudolph Crew que se investigue cómo fue posible que fuera distribuido en las escuelas locales.

En la página 5, el libro de la autora Alta Schreier dice textualmente: “La gente de Cuba come, estudia y trabaja como tú. Pero en Cuba hay cosas únicas''.

En otro pasaje, se dice: ''Todos los estudiantes hacen algún trabajo durante el día escolar. Unos trabajan en huertos, los mayores trabajan en fábricas'', en una aparente referencia al cuestionado concepto revolucionario de vincular el estudio con el trabajo infantil obligatorio.

''La mayor celebración de Cuba es el Carnaval. Se celebra el 26 de julio'', agrega en la página 26. Esa misma fecha, la del asalto al Cuartel Moncada, es la mayor celebración política del régimen cubano.

Bolaños consideró esas frases ''absolutamente falsas''. ''La gente en Cuba come muy mal y hace filas de cuatro horas para recibir una mísera comida en cantidad y calidad... La gente en Cuba no trabaja como tú, porque allá le dicen dónde puede o no trabajar, y si se opone al régimen, pierde el trabajo'', afirmó.

Crew explicó ayer en un memorándum que un padre de la primaria Marjorie Stoneman Douglas se había quejado del contenido del libro, y que personal del sistema estaba siguiendo el procedimiento establecido para estudiar el caso y decidir si se saca el texto de circulación.

El vocero del sistema escolar, Joseph García, explicó que un comité revisará el material y se escuchará a las personas que critican el contenido y a las que lo favorecen. El grupo se reunirá el 19 de abril en la Marjorie Stoneman Douglas, y luego tomará una decisión, la cual puede ser apelada.

García resaltó que la serie de libros salió en el 2001 y que probablemente fue adquirida por la administración anterior a Crew.

En cuanto a la petición de Bolaños, el vocero del sistema explicó que no era potestad del superintendente retirar el material. También señaló que el libro cuestionado no es de texto, sino un material que compran los encargados de las bibliotecas en cada escuela.

El libro forma parte de una colección de textos infantiles publicados por Heinemann Library que hablan de otros países, como Puerto Rico, el Reino Unido, México y otros. Existen versiones de estos libros en inglés y español.

http://www.miami.com/mld/elnuevo/14273238.htm

**

El libro en cuestión ha sido sugerido por la California State University San Marcos
Kellogg Library:

***

Artículo 19
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión

Article 19
Everyone has the right to freedom of opinion and expression; this right includes freedom to hold opinions without interference and to seek, receive and impart information and ideas through any media and regardless of frontiers.

**

Código de Ética de la Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos
(American Library Association)

Como miembros de la Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos (American Library Association—ALA), reconocemos la importancia de legislar y dejar saber a la profesión y al público general los principios éticos que guían el trabajo de bibliotecarios y otros profesionales que proveen servicios informativos, síndicos bibliotecarios, y el personal bibliotecario.

Los dilemas éticos ocurren cuando hay conflictos de valores. El Código de Ética de la Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos establece los valores con los cuales estamos comprometidos y abarca las responsabilidades éticas de la profesión en este cambiante ambiente de información.

Tenemos un grado significativo de influencia y control en la selección, organización, preservación y difusión de la información. Gracias a que vivimos en un sistema político fundamentado en una ciudadanía informada, somos miembros de una profesíon que está decididamente comprometida con la libertad intelectual y la libertad de acceso a la información. Tenemos la obligación especial de garantizar la libre circulación de información e ideas para las generaciones presentes y futuras.

Los principios de este Código se expresan en afirmaciones generales con el fin de orientar la toma de decisiones éticas. Estas afirmaciones sólo son un marco de referencia; no pueden dictar, y de hecho no dictan, pautas de conductas a seguir en situaciones particulares.

Proporcionamos el más alto nivel de servicio a todos los usuarios de las bibliotecas a través de recursos adecuados y organizados de forma útil; políticas de servicio equitativo; acceso equitativo y respuestas amables, precisas y objetivas a todas las solicitudes.

Defendemos los principios de la libertad intelectual y nos resistimos a todos los esfuerzos dirigidos a censurar los recursos de las bibliotecas.

Protegemos el derecho de cada usuario de las bibliotecas para mantener su privacidad y confidencialidad respecto a la información consultada o recibida y a los recursos consultados, otorgados en préstamo, adquiridos o transmitidos.

Reconocemos y respetamos los derechos de propiedad intelectual.

Tratamos a nuestros compañeros de trabajo y a los demás colegas con respeto, imparcialidad, y buena fe, y abogamos por condiciones de empleo que protejan los derechos y el bienestar de todos los empleados de nuestras instituciones.

No promovemos intereses privados a expensas de los usuarios de las bibliotecas, nuestros colegas o nuestros institutos de empleo.

Distinguimos entre nuestras convicciones personales y nuestras responsabilidades profesionales y no permitimos que nuestras creencias personales interfieran con la representación imparcial de los fines de nuestras instituciones o con nuestra misión de garantizar a los usuarios el acceso a nuestros recursos de información.

Nos esforzamos por alcanzar la excelencia en nuestra profesión manteniendo y mejorando nuestros propios conocimientos y aptitudes, estimulando el desarrollo profesional de nuestros compañeros de trabajo y fomentando las aspiraciones de futuros miembros de esta profesión.

Adoptado por el Concilio de la Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos (ALA)
28 de Junio de 1995

http://www.ala.org/ala/oif/statementspols/codeofethics/coespanishversion
/spanishversion.htm

**

Comentario de un cubano radicado en Australia y una casi cubana radicada en Guatemala:

Bandeja de entrada José Conde a Tropa
Más opciones 15:14 (hace 50 minutos)
Asunto: Biblioteca escolar de Miami retira libro para niños sobre Cuba

Lo más normal es que los niños en Cuba sonrían, la juventud comunista no tiene uniforme y el carnaval al triunfo de 1959 es histórico.

slds,

J.C.

Unicornio- Tropa Cósmica

*

Valentina Santa Cruz Molina a José, Tropa
Más opciones 16:29

¿¿Y donde queda la libertad de expresión y la libertad de leer lo que nos de la gana, y toda esa carajada que tanto defienden algunos dentro de ese país?? Aunque si tiene información tergiversada como esa de que la Juventud Comunista tiene uniforme, habría que ver....saludos. Asombrándome de lo que no me debería asombrar...




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938