..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.118, Viernes, 7 de abril del 2006

Libro de visitas

 

Olas blancas en Carirubana
Por Yaima Lorenzo Hernández (estudiante de Periodismo)

Una doctora cubana contempla el mar venezolano, un mar que le recuerda aquel que baña la tierra donde permanecen sus seres queridos. En el municipio Carirubana, perteneciente al estado de Falcón, Elizabeth Álvarez-Guerra divide su tiempo entre consultas y terrenos. Su carácter inquieto motiva que en los 26 meses de permanencia en la misión, ningún elemento de la comunidad le sea indiferente.

- Es un sitio de playa, donde existen muchos problemas: cloacas desembocando en el mar, lugares donde no hay letrinas, desechos fecales al aire libre, niños con parásitos. Falta mucha educación sanitaria allí. Vemos casos de pequeños niños con crisis de asma, que en Cuba tendrían criterio de terapia intensiva y en Venezuela están en la atención primaria.

Al principio había mucha oposición de la medicina privada venezolana, a veces remitíamos casos y nos los regresaban. Esos fueron los primeros momentos de la misión pero actualmente, en Barrio Adentro Dos contamos con Centros de Diagnóstico Integral y tenemos salas de terapia intensiva atendidas por personal cubano.
Ya se está haciendo el levantamiento de los hospitales y comenzará Barrio Adentro Tres, para contar con todos los servicios.

-¿Cómo te has enfrentado a las situaciones difíciles?

-Tenemos una buena comunidad de cubanos, nos llevamos muy bien y siempre ante las situaciones difíciles hemos permanecido unidos. Nosotros tuvimos la dicha de vivir el Referendo en Venezuela. En esos momentos estábamos preocupados, porque la Misión Barrio Adentro es uno de los puntales de la Revolución Bolivariana y de todo el proyecto social de Chávez. Surgieron movimientos de protesta contra los consultorios, sobre todo por parte de los médicos venezolanos.

Pero nunca nos cansamos. Trabajamos incluso el sábado previo al Referendo y ese domingo hicimos guardias en puestos médicos, por si surgía alguna situación de emergencia. Ya por la noche, cuando se supieron los resultados, empezaron los voladores, la locura en las calles y las caravanas. Fue muy emocionante.

-¿Cómo ha sido la respuesta del pueblo ante la acción de los médicos cubanos?

-Ha sido una respuesta muy linda y nos llena de satisfacción. Al principio estábamos preocupados, porque en la televisión se decía que estaban llegando guerrilleros cubanos, que no éramos médicos. Pero el segundo día organizaron el consultorio, recogieron dinero, pintaron la consulta. Vimos a todo el pueblo involucrado en el proceso. Y a partir de ese instante no hemos tenido descanso.

Elizabeth obtuvo la condición de Vanguardia en la Misión Médica Cubana Barrio Adentro, por su labor durante el año 2005. El premio provocó lágrimas y gritos de alegría, pues se le permitió recibir el nuevo año en Cuba, junto a sus familiares.

-En el año 2005 comenzó la Misión Milagro, el programa de los residentes venezolanos para formar especialistas en Medicina General Integral, la Medicina Comunitaria como carrera y recibimos a los estudiantes de pregrado. Quizás puse un poco más de mí en cuanto a esa actividad de docencia y a la atención directa de la Misión Milagro. Creo que es un estímulo a esa labor. No lo esperaba y significó mucho, porque es el reconocimiento a mi trabajo.

Elizabeth ha realizado una intensa labor en la Misión Milagro, a través de pesquisas para detectar pacientes con diferentes patologías, a fin de operarlos en Cuba. Su acción incluye, además, el chequeo y traslado hacia Caracas.

-Creo que una de las cosas más lindas del programa Barrio Adentro es la Misión Milagro, por lo que representa para tantas personas que no pensaban recuperar su visión.

Yo tuve un paciente de 80 años que cuando regresó a Venezuela me dijo:"¡Ay, doctora, ya te veo, estás vestida de rosado!". No pude contener las lágrimas.
Para todo el que ha participado en la Misión Milagro, el que ha tenido la dicha de atenderlos en el momento del viaje, recibirlos, transportarlos hasta sus casas, ha sido un momento sublime, único.

Elizabeth Álvarez-Guerra enfrenta nuevos retos en la geografía venezolana. Este año dirigirá un Centro de Diagnóstico Integral. Y mientras suma nuevas responsabilidades, se plantea metas y sueños, y viste su bata blanca ante el mar de Carirubana.

http://www.cmhw.co.cu/index.php?go=verarticulo&a=./datos/sugerencias/04
_Ayuda_medica/2006/02/10&




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938