..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.119, Viernes, 14 de abril del 2006

Libro de visitas

 

De una columna... a un Ministerio sub/versivo
Por Leonardo Garnier

Sub/versiones: La Nación, Costa Rica

Al principio tuve miedo de que una columna semanal se convirtiera en una rutina insoportable. Han sido casi cinco años y los temores fueron infundados: he disfrutado cada sub/versión: investigándola, escribiéndola, acortándola con rigor y cariño para que cupiera en esta pequeña y privilegiada esquina. Sobre todo, he gozado con la complicidad – o crítica – de quienes me leían. Ha sido un oficio enriquecedor y divertido que me ha permitido expresar públicamente lo que pienso y siento con absoluta libertad (gracias, Eduardo, Alejandro, don Julio); y hacerlo poniendo tanta atención al contenido como a la forma, jugando con las palabras para lograr un efecto por lo que decía y por cómo lograba decirlo (gracias, Víctor y don Fernando).

La educación fue un tema recurrente. Una y otra vez me dio material para conversar, reclamar, sugerir, lamentar, provocar y soñar: el desarrollo de un país no puede ser mejor que la educación de su gente, de toda su gente. Pero la educación no es un mero instrumento para el desarrollo: es parte de su definición misma. Por más crecimiento económico o bienestar material que alcance, un pueblo no puede decirse desarrollado si no tiene capacidad de entender su entorno natural y social, su lugar en el universo y en la historia, si no tiene sentido de su contingencia y de su trascendencia, si no tiene educación.

En los tiempos que vivimos, nuestra educación enfrenta al menos cinco retos. El reto social de contribuir a cerrar esa creciente brecha de oportunidades y bienestar que se refleja grotesca en las estadísticas y en las calles. El reto económico de crear las capacidades humanas necesarias para competir a base de productividad, de ingenio, de conocimiento y destreza: ¡nunca a base de pobreza! El reto ecológico de enseñarnos a vivir en armonía con nuestro ambiente. El reto cultural de ayudar a descubrirnos, entendernos, expresarnos y reconstruirnos como ciudadanos del mundo pero con plena conciencia de nuestra propia identidad, rica y diversa. Y el reto ético y estético de brindar los criterios que, en medio de tantas y tan contradictorias presiones, nos guíen en esa búsqueda permanente y crítica de lo que es justo y bueno y de lo que es bello: criterios que dan su verdadero sentido a la vida humana.

Hoy cierro el ciclo de esta columna para asumir el cargo de Ministro de Educación: ya no será cada jueves que, desde aquí, lance mis sub/versiones. A quienes me han leído, mi agradecimiento y mi amistad. A todos, una invitación a que nos ayuden en la difícil y apasionante responsabilidad de trabajar – junto con estudiantes, docentes y funcionarios del Ministerio – para enfrentar esos retos con fuerza y con visión. Tenemos que hacer del Ministerio de Educación lo que debe ser: un Ministerio esencialmente transformador y subversivo.

Más sub/versiones y otros materiales en nuestro sitio web

Hoy, las gracias son mucho más especiales que de costumbre... y desde aquí, seguiremos en contacto.

Saludos,

Leonardo Garnier
email: garnier@amnet.co.cr
web: http://www.leonardogarnier.com

Leonardo Garnier (Costa Rica):
Doctorado en Economía por la New School for Social Research, New York y Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Costa Rica. Actualmente es Catedrático en la Universidad de Costa Rica, donde trabaja como profesor de la Escuela de Economía e Investigador del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas. Ha sido profesor universitario desde 1975, y ha ejercido diversos cargos en el sector público costarricense. Fue Ministro de Planificación Nacional y Política Económica durante la Administración de José María Figueres Olsen (1994-1998). Asesor y Viceministro de Planificación durante la Administración de Oscar Arias Sánchez (1986-1990). Director de la Secretaría Técnica de la Comisión Bipartidista de Reforma del Estado Costarricense (COREC II). Ha trabajado como profesor para de la Maestría Centroamericana en Política Económica del Centro Internacional de Política Económica (CINPE) y como asesor para la Cátedra Víctor Sanabria, ambos de la Universidad Nacional. Trabaja como consultor en temas de política económica, política social y gestión pública para diversos organismos internacionales como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BIRF), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y, en especial, para el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Es miembro del Consejo Científico del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD). Ha publicado diversos artículos en revistas y libros sobre temas económicos y sociales vinculados al desarrollo. Es autor del libro "Mono Congo y León Panzón" publicado por Editorial Farben-Norma en Costa Rica y de "El Sastrecillo ¿valiente?" publicado por el CIDCLI en México. Publica semanalmente la columna 'Sub/versiones' en el principal diario de Costa Rica: La Nación.

http://www.top.org.ar/consejo_academico.htm




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938