..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.119, Viernes, 14 de abril del 2006

Libro de visitas

 

LA GUERRA

¿Qué es y a quien beneficia?
¿Quién gana y quién pierde cuando ella se da ?
¿Qué se gana y que se pierde?
¿Podrá la muerte de muchos ser la ganancia de unos pocos?

Cuando nos amenazas y asesinas con tus armas
de destrucción masiva
¿Qué nos dejas?

¿Esto?

¿O esto?
¿Por qué inventas tantas mentiras
y afirmas que quieres nuestro bien?
Si todo lo que tenemos
nos lo quieres destruir.

¿Hasta dónde nos quieres llevar?

¿Cómo quieres que te respetemos
si no respetas siquiera nuestra vida?

Nuestros hijos son los nuevos mutilados,
los Cristos
de la historia presente.

Verdad que quisiéramos taparnos los ojos
y ponernos en medio del camino
para ver como actuarás
tú,
que ante el mundo
te ufanas en decir
que eres el
defensor de los derechos humanos.

¿Cómo eres tan ciego,
tan indolente,
que no quieres ver
la sangre del inocente corriendo en nuestra tierra?

Por eso te gritamos que no te queremos en nuestro suelo
ni en ningún otro
donde tu bota asesina quiera pisar,
y seguir destruyendo como ave de carroña
dispuesta a alimentarse
con la muerte de los pueblos.

No eres bienvenido aquí.
Tampoco quienes favorecen y apoyan tus matanzas.
¿Sabes lo que es el dolor?
¿Entiendes por qué salen lágrimas de nuestros ojos?
¿Por qué sangra nuestro corazón?
¡Fuera,
Fuera de aquí.!

Mira bien nuestros rostros,
contémplalos fijamente
para que no se olviden de tu memoria.

Gracias a Dios
no eres más que nosotros
por mas poderío militar, ni económico que tengas,
por mas mentiras,
engaños
y trampas que hagas.

No tienes otro nombre mas que asesino
y ante Dios y la historia
tendrás que rendir cuentas
de lo que haz hecho con nosotros y nuestros hijos.
No te preocupes,
que tu momento llegará.

Y estaremos allí presentes
para denunciar tus patrañas.
Para descubrirte ante el mundo
tal y como eres,
para no permitir
que más pueblos sean masacrados
por tus intereses genocidas.

Seguimos aquí
¡No hemos muerto!
Vivimos en cada hombre y en cada mujer del mundo
que defiende a corazón y pecho
la vida y la soberanía de sus pueblos
¡Cada día,
en cada una y cada uno de ellos
Resucitamos!

Al Pueblo de Irak.
Jorge Peñaloza




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938