..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.119, Viernes, 14 de abril del 2006

 

Torquemada en Miami-DADE
Por Jean-Guy Allard

Continúan recibiéndose opiniones sobre el ataque a la libertad de expresión realizado en Miami:

En el país que destruyó la histórica Biblioteca de Bagdad, otra anécdota ilustra la relatividad de la libertad de expresión que Washington pretende enseñar a las demás naciones. Mientras un cargamento de libro destinados a la Universidad de La Habana sigue confiscado en el puesto fronterizo de Allen, Texas, desde julio pasado, un miembro de la Junta Escolar de Miami-Dade exige que un libro infantil titulado Vamos a Cuba sea retirado de la red de bibliotecas escolares.

El funcionario Frank Bolaños, ha cuestionado públicamente el libro que se encuentra en 34 escuelas primarias y ha pedido su retirada inmediata además de reclamar una investigación para saber cómo fue posible que fuera distribuido.

¿Cual será el contenido que Bolaños valora tan escandaloso? En la página 5, la autora de la obra, Alta Schreier escribe textualmente: “La gente de Cuba come, estudia y trabaja como tú. Pero en Cuba hay cosas únicas''.

Esta visión de Cuba constituye una afrenta al exilio, estima Bolaños quien reclama “su inmediata remoción”, según el Nuevo Herald.

El portavoz del sistema escolar, Joseph García, anunció que un comité revisará el libro, el 19 de abril en la escuela Marjorie Stoneman Douglas, y tomará una decisión, al afirmar que el documento fue “probablemente” adquirido por la administración anterior.

El libro vilipendiado pertenece a una colección de textos infantiles publicados por la editorial Heinemann Library.

La reciente designación de una escuela pública del condado Miami-Dade con el nombre del padrino de Luis Posada Carriles, el agente de la CIA Jorge Más Canosa, ilustra el ambiente que reina en el universo escolar de la Florida del Sur.

EL PEQUEÑO PRINCIPE, DETRÁS DE LOS BARROTES

Entretanto, la Administración norteamericana que gasta anualmente millones para acusar falsamente a Cuba de obstaculizar la libre circulación de libros, conserva en las almacenes de sus Servicios de Inmigración y Adunas (ICE) en la frontera mexicana a cientos de libros en idioma inglés destinados a la Biblioteca de la Universidad de La Habana.

Entre las obras secuestradas el 21 de julio del pasado año, bajo órdenes expresas del Departamento del Comercio, se encuentran títulos tan “controvertidos” como El Principito, del francés Antoine de Saint-Exupéry, El Amante de Lady Chaterley del escritor británico David Herbert Lawrence, las Memorias de Sir Winston Churchill, El Gran Inquisidor (Los Hermanos Karamazov) de Fedor Dostoievski, Qué Verde Era Mi Valle (How green was my valley), el best-seller del autor norteamericano Richard LLewellyn, y Veinte mil leguas de viaje submarino, del francés Jules Verne.

El lunes 14 de abril del 2003, en lo que fue el último capítulo del pillaje de Bagdad, la Biblioteca Nacional, los Archivos Nacionales de Iraq fueron reducidos a cenizas. Parece que a Fray Tomás de Torquemada que impulsó la destrucción de libros, en el medio de la Santa Inquisición, no le falta partidarios en la tierra de Joseph McCarthy.
Enviado por su autor


Las autoridades escolares de Miami estudian retirar de las bibliotecas un libro porque dice que “la gente de Cuba come, estudia y trabaja”
Por Pascual Serrano

Rebelión

El diario El Nuevo Herald del pasado seis de abril informaba que las autoridades escolares de Miami iban a revisar si prohibían de sus bibliotecas un libro infantil titulado Vamos a Cuba, según habían exigido los grupos anticastristas de la ciudad.

Según señala el propio diario, los contenidos que han indignado a quienes han pedido que sea retirado es que en la página 5, el libro de la autora Alta Schreier dice textualmente: “La gente de Cuba come, estudia y trabaja como tú. Pero en Cuba hay cosas únicas''.

En otro párrafo, en referencia al concepto revolucionario de vincular el estudio con el trabajo infantil obligatorio, la obra afirma: ''Todos los estudiantes hacen algún trabajo durante el día escolar. Unos trabajan en huertos, los mayores trabajan en fábricas''

En la página 26 se afirma que ''la mayor celebración de Cuba es el Carnaval. Se celebra el 26 de julio''. Esa misma fecha, la revolución cubana conmemora el Asalto al Cuartel Moncada, una acción guerrillera que supuso el inicio de la lucha contra la dictadura de Batista.

Todo eso parece que es considerado ''insultante para los cubanos del exilio y los que viven en la Isla'' por el miembro de la Junta Escolar Frank Bolaños, quien pidió a las autoridades el veto de la obra, algo que están estudiando.

Bolaños considera esas frases ''absolutamente falsas''. ''La gente en Cuba come muy mal y hace filas de cuatro horas para recibir una mísera comida en cantidad y calidad... La gente en Cuba no trabaja como tú, porque allá le dicen dónde puede o no trabajar, y si se opone al régimen, pierde el trabajo'', afirmó, por lo que debe impedirse que esté accesible para los niños de Miami.

Según los anticastristas “este libro tiene una base dañina e hiriente... además es un insulto para los cubanos de la Isla que viven una realidad triste y opresiva'' y han solicitado a las autoridades que investiguen cómo fue posible que fuera distribuido en las escuelas locales.

Por otro lado, el libro en cuestión ni siquiera es de texto, sino un material que compran los encargados de las bibliotecas para que forme parte del fondo de cada escuela.

El libro forma parte de una colección de textos infantiles publicados por Heinemann Library que hablan de otros países, como Puerto Rico, el Reino Unido, México y otros. Existen versiones de estos libros en inglés y español.

De modo que si vamos a Miami, procuremos no decir que en Cuba se come, se estudia o se trabaja, por si terminamos proscritos, como este libro.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=29658




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938