..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.121, Viernes, 28 de abril del 2006

Libro de visitas

 

Vencer la dominación con software libre
Por Carolina Gerendas y Eric Contreras

IPS - Terra Viva

La lucha contra las injusticias y los mecanismos de dominación son causas comunes de los movimientos sociales alrededor del mundo, sin embargo, existen todavía contradicciones, ya que por desconocimiento se deja entrar a casa a un enemigo furtivo, los softwares privativos.

Cada vez que hablamos por celular o vamos a retirar dinero del cajero tenemos un compañero silencioso: el software, que es un elemento que cada vez más forma parte de nuestras vidas, aunque pase desapercibido en la mayoría de los casos.

"Eso es lo importante, que no lo vemos, y quien lo domina tiene un poder oculto, y por lo tanto es una forma de control indolora porque no la percibimos", explica Beatriz Busaniche de la Organización Vía Libre y de la Fundación Software Libre de Latinoamérica (Córdoba, Argentina), creada en noviembre de 2005. ¿Alguien sabe algo de software libre? Fue la pregunta que comenzó el debate entre las apenas 13 personas que esperaban escuchar la Jornada sobre Software Libre en el salón Meeting 1 del Hotel Caracas Hilton, que había convocado el Grupo de Usuarios GNU/Linux de Venezuela Unplug. Los organizadores no acudieron, pero el deseo de saber y de intercambiar conocimientos motivo a los asistentes a compartir lo que sabían.

Beatriz, la joven comunicadora argentina tuvo la iniciativa de pararse frente al no muy amplio, pero sí muy atento, auditorio para transmitir sus conocimientos y discutir sobre qué es el software libre y cuáles son los impactos que tiene en la vida de cada persona.

Busaniche dice que al hablar de software libre, "muchas veces este concepto de libertad no se internaliza realmente" y si la persona no entiende la filosofía del software, el código fuente, cómo funciona y cómo se ejecuta es muy difícil que se lleve a la práctica. "Muchas veces por desconocimiento técnico y muchas otras por pereza" la gente se resiste fuertemente al cambio argumentando que si ya tienen programas que conocen y que funcionan bien, para qué van a buscar otro sistema, dijo. Para ella el punto central está en entender que "en los tiempos que corren el software es estratégico y es lo que nosotros llamamos como la técnica cultural de nuestra época, porque la mayor parte de información y de documentos culturales van a estar digitalizados".

La condición estratégica del software plantea la necesidad de revisar el uso de las tecnologías por parte de los movimientos sociales, ya que es una inconsecuencia luchar contra los mecanismos de dominación, al mismo tiempo que se mantiene el cautiverio a través de los softwares privativos. Para que los movimientos sociales tengan una verdadera independencia de los mecanismos de control y de dominación necesitan realizar un proceso de migración, porque de acuerdo a la postura de Busaniche "si no sabes cómo funciona tu software, quién lo hace, y no sabes cómo está escrito, no puedes saber si tiene puertas traseras, que no son más que aquellos códigos maliciosos a través de los cuáles alguien puede tomar información de tu máquina, o hacer que funcione como ellos quieran sin que tú ni siquiera te des cuenta".

El hecho de que una organización o un movimiento social utilicen un software que no puede controlar es un riesgo, sobre todo en aquellos grupos que desarrollan actividades políticas, trabajan con temas delicados o manejan información confidencial.

"Usar el software privativo en estos casos es muy peligroso porque la información puede estar almacenada en una computadora personal pero ésta obedece a quien programó, no al dueño de la computadora". Por otro lado, está la legalidad, ya que las organizaciones y movimientos sociales tienen escasos recursos económicos en la mayoría de los casos, y no pueden darse el lujo de pagar licencias de cientos de dólares para tener el derecho a usar software privativos, y en la mayoría de los casos tienen que dedicar los recursos que obtienen en fortalecer sus causas y entonces buscan ahorrar usando softwares copiados o ilegales.

Busaniche explica que esto es un riesgo mayor, porque conoce casos en Nicaragua y Perú en los que la policía incautó las computadoras de organizaciones sociales porque estaban utilizando softwares ilegales. "Los movimientos no pueden arriesgarse a estar en la ilegalidad y por eso la opción más sana es migrar su trabajo al software libre".

Tomado de www.rebelion.org

http://clicinternet.cubasi.cu/esp/Ampliacion.asp?Id_Especial=1471




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938