..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.135, Viernes, 4 de agosto del 2006

Libro de visitas

 

La Coordinadora de Bibliotecas Populares de La Matanza, una apuesta al trabajo Cooperativo y en Red
Por Eduardo Burattini*

La Matanza, que tal vez fuera hasta muy recientemente sólo un nombre similar al de una de nuestras provincias, ha irrumpido en nuestro ámbito gracias al Premio otorgado a este boletín a través de mi persona. Presentamos entonces, para mayor conocimiento del trabajo que realizan las bibliotecas en este pedacito de Argentina, en Provincia Buenos Aires, algunos fragmentos de un texto de la autoría de nuestro querido hermano Eduardo Burattini, Director de la Biblioteca Popular Madre Teresa. Adjuntamos al final, algunos datos que complementan lo que sabíamos sobre el Premio otorgado:

El presente trabajo tiene como objetivo mostrar el desarrollo de las bibliotecas populares del partido de La Matanza, el cual por sus características socio culturales, creemos no equivocarnos en decir que ha de servir para que esta experiencia se plasme en otros puntos de la rica y extensa geografía de la República Argentina, como así también, en las comunidades y pueblos de nuestra Latinoamérica.

Las bibliotecas populares nacen en la República Argentina a fines del siglo XIX bajo la paternidad del gran maestro sanjuanino Domingo Faustino Sarmiento. Sarmiento trae a nuestro país toda la experiencia recogida de su viaje a los Estados Unidos de Norteamérica donde estudia el sistema de bibliotecas públicas, una vez que arriba a nuestro país, Sarmiento adapta la estructura norteamericana de bibliotecas dando el papel protagónico a los individuos y a las comunidades para la creación, organización y administración de las bibliotecas siendo el estado un socio en esta labor.

De esta forma en la República Argentina se define a la biblioteca popular como una O.N.G. (organización no gubernamental), es decir la biblioteca popular es una asociación civil sin fines de lucro sostenida por los miembros de la comunidad donde ella se encuentra y protegida por el estado, de ahí la diferencia con la biblioteca pública a la cual entendemos como el centro de información creado, organizado y administrado por el estado para el establecimiento de una biblioteca popular entonces son los mismos individuos los que determinan y evalúan las necesidades que necesita dicha comunidad. A partir de esta definición de necesidades evaluaran los servicios y recursos necesarios para llevar a cabo la instalación de la biblioteca. Luego harán el establecimiento de metas, objetivos y recursos.

Gracias a esta visión totalizadora de Domingo Faustino Sarmiento los argentinos poseemos hoy, al iniciarse el siglo XXI un sistema nacional de bibliotecas populares que cubren a lo largo y a lo ancho todo el territorio nacional en un número levemente mayor a dos mil. Todas ellas estructuradas según el modelo establecido por Sarmiento a través de la ley nacional 419 promulgada durante su mandato como presidente de la República Argentina y actualizada en 1986 a través de la ley nacional 23.351. Cada una de estas bibliotecas populares posee un órgano ejecutivo: Comisión Directiva; un sector profesional: bibliotecarios, técnicos informáticos y administrativos y un gran número de usuarios que realizan aportes para el sostenimiento de la institución.

Luego de esta breve y sintética explicación sobre lo que es una biblioteca popular en la República Argentina entramos de lleno a exponer la experiencia que hemos desarrollado en el distrito de La Matanza, ubicado dentro de la provincia de Buenos Aires a partir de 1999.

El distrito de la Matanza se encuentra establecido en el cordón que rodea a la Ciudad de Buenos Aires con una población aproximada al millón trescientos mil habitantes y según las estadísticas del censo poblacional del 2001 con el 70% de su población con necesidades básicas insatisfechas y con grandes bolsones de ciudadanos bajo la línea de pobreza. Esto determina que un gran número de niños y jóvenes en edad escolar no tengan acceso a los medios de información que necesiten para su educación. Además se había llegado a 1999 con solo cuatro bibliotecas populares activas dentro de nuestro distrito: Biblioteca popular Mariano Moreno; biblioteca popular de Villa Sahores; biblioteca popular María Facio de Lara y la biblioteca popular Madre Teresa.

Es así que los bibliotecarios y dirigentes de estas bibliotecas se reúnen para realizar un diagnostico de situación y comenzar a organizar una red de bibliotecas populares bajo la denominación de: Coordinadora de bibliotecas populares del partido de La Matanza teniendo como objetivos el documento de la UNESCO denominado Manifiesto de bibliotecas públicas; se establecieron las siguientes ideas motoras: compartir los modestos recursos bibliográficos (libros, publicaciones periódicas, materiales especiales) además de profesionales y de esta forma contribuir al desarrollo institucional, profesional y cultural de las bibliotecas miembros y trabajar comprometidamente para el desarrollo de los miembros de la comunidad de La Matanza. De esta forma la biblioteca popular incide e influye para lograr el cambio social, el económico y el intelectual.

Las bibliotecas trabajando en red y cooperativamente se convierten en la respuesta a una necesidad básica de información. Por ende los profesionales dejan el aislamiento de su biblioteca para comenzar a dar respuestas globales a toda una comunidad.

Se ha recorrido un arduo pero fructífero camino desde 1999, hoy la coordinadora de biblioteca populares de La Matanza esta conformada por una docena de instituciones con metas y objetivos que se van a desarrollar a continuación.

Metas y objetivos de la red de bibliotecas populares de La Matanza.

1º Educación: fomentar medios para el desarrollo del individuo /comunidad en todas las etapas de la educación, tratando de reducir la brecha entre
usuarios y conocimiento.
2º Información: aportar al individuo y a la comunidad información veraz y abundante en forma rápida y actualizada.
3º Cultura: ser uno de los principales centros de vida cultural y promover una gran participación, disfrute y consumo de las artes.
4º Actividades de extensión y recreativas: contribuir a estimular el uso del tiempo libre en actividades que permitan el cambio y el esparcimiento dentro de la comunidad.

Estos objetivos generales amplios se pueden desgranar en varios sub-objetivos, damos algunos ejemplos: Promover el uso de las bibliotecas populares como centro de información; Estimular al bibliotecario como motor de las actividades culturales y de extensión; Alentar al bibliotecario a establecer relaciones con asociaciones y entidades culturales y educativas; alentar al usuario de las bibliotecas populares al uso de las bibliotecas especializadas, de las bibliotecas nacionales como así también su participación en actos y hechos culturales y/o artísticos.

Estos son algunos de los muchos sub-objetivos que se han venido cumpliendo en estos años dentro de la coordinadora de bibliotecas populares.

Participación de la comunidad en la planificación de las bibliotecas populares.

La experiencia nos ha demostrado que la apertura para la participación de los usuarios y de la comunidad en general ha sido altamente beneficiosa. Ya que al trabajo y a la planificación de las actividades de esta red de bibliotecas populares se han sumado profesionales de otras ramas de la ciencia como ser informáticos, docentes, especialistas en educación, promotores de lectura; como así también artistas, escritores y estudiantes universitarios.

Este “modus operandi” ha creado un clima de trabajo democrático donde el tráfico de ideas, análisis y posiciones se discuten y debaten permitiendo un compromiso mayor en la concreción de estas actividades y un resultado positivo en su evaluación.

[…]

Como hemos marcado en el comienzo de este trabajo las comunidades más golpeadas por la políticas neoliberales, con grandes bolsones de pobreza, con cientos de miles de hombres y mujeres bajo la línea de pobreza, también las bibliotecas populares eran las grandes ausentes de estas comunidades. Nuestro distrito de La Matanza no escapo ni escapa a esta tremenda y dolorosa situación así es que unos de los objetivos primordiales de la coordinadora de las bibliotecas populares de La Matanza han sido y es el fomento dentro de nuestra comunidad de la creación de bibliotecas populares.

Durante los últimos años nuestra institución colabora con la organización y creación de varias bibliotecas que se esparcen en las heterogéneas comunidades de nuestro distrito. […] Todas estas nuevas bibliotecas desde el inicio de su organización han contado con la presencia y el trabajo serio y real de profesionales bibliotecarios, pues creemos como lo venimos sosteniendo desde un comienzo que el asesoramiento de bibliotecarios capacitados es esencial puesto que solo ellos pueden prever el tipo y la cantidad de libros, materiales espaciales para la atracción y satisfacción de nuevos usuarios.

[…]

Otras de las actividades que nos han permitido sustentar y promover la red de bibliotecas populares del distrito de La Matanza son las jornadas anuales que se realizan durante el mes de Septiembre: se ha elegido este mes debido al que el 23 de Septiembre de cada año se recuerde y festeja “Día de las bibliotecas populares”.

Estas jornadas organizadas por la coordinadora de bibliotecas populares de La Matanza se denominan: Jornadas de bibliotecas populares, públicas y escolares y se llevan a cabo cada año bajo un lema diferente [como ] “Las bibliotecas frente al desafío de las nuevas tecnologías”; y " La biblioteca en la formación lectores autónomos".

En las jornadas participan profesionales bibliotecarios tanto de bibliotecas populares como de bibliotecas nacionales, docentes, especialistas y promotores de lectura, escritores y comunicadores sociales y estas jornadas cuentan con el apoyo de las autoridades nacionales provinciales encargadas de las áreas de biblioteca y educación. […]

Creemos que sólo podremos vencer a un "modelo neoliberal conservador", que hambrea y esclaviza a nuestro pueblo, sólo con la democratización de la información, la educación para todos, en especial los sectores que son victimas de estas políticas de negación de la solidaridad y que apuestan permanentemente a la individualidad de nuestras organizaciones, la red viene a romper con esta concepción liberal y centralista, para nosotros la cooperación es fundamental para crecer, para optar por el crecimiento y la lucha permanente por nuestros usuarios.

*Eduardo Raùl Burattini
Bibliotecario, Pdte. Del Colegio de Bibliotecarios de la Pcia. de Buenos Aires, Secretario de la Coordinadora de Bibliotecas Populares de la Matanza
Director de la Biblioteca Popular Madre Teresa, Virrey del Pino, La Matanza
Pcia. de Buenos Aires
ARGENTINA

**

El PREMIO NACIONAL MADRE TERESA de CALCUTA, se otorga en tres áreas:

1. AREA DE MEDIOS DE COMUNICACION
2. AREA DE SERVICIOS A LA COMUNIDAD
3. AREA DE FOMENTO A LA CULTURA, EDUCACION Y BIBLIOTECAS.

ENTRE OTROS QUE HAN RECIBIDO ESTE PREMIO ESTAN:

Los periodistas SANTOS BIASATTI, y NELSON CASTRO; CARITAS, de la Diócesis de Gregorio de La Ferrere; el profesor DANIEL R. RIOS, Director de Bibliotecas de la Provincia de Buenos Aires; la Fundación Hnos. Enrique y Agustín Rocca (Argentina);

Las escritoras y especialistas en Literatura Infantil y Juvenil GRACIELA CABAL, y GIGLIOLA ZECHIN DE DUHALDE (CANELA), además Directora del Área de Lieratura Infantil de la EDITORIAL SUDAMERICANA;

El bibliotecario y docente no vidente MARCELO CALVO, Director de la Biblioteca Braille del Gobierno de la Pcia. de Buenos Aires;

El Gobierno y pueblo de Francia a través de su embajador en la República Argentina por oponerse a la guerra e invasión de Irak;

La LIC. MARIA DEL CARMEN BIANCHI, Presidenta de CONABIP (COMISION PROTECTORA DE BIBLIOTECAS POPULARES DE ARGENTINA) dependiente de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación; la LIC. ALICIA SALMERON, por su vocación de trabajo y fomento de la Carrera de Bibliotecología, creación y capacitación de bibliotecarios, activa participante en la lucha por las Bibliotecas Populares.

Y por supuesto, medios de comunicación locales que nos ayudan diariamente en nuestro quehacer, que es difundir el uso del libro y el hábito de la lectura, como así también las actividades culturales, pues nuestra Institución es muy sencilla y humilde, pero con muchas fuerza en la lucha por la libertad y la dignidad del hombre, siguiendo las enseñanzas y el compromiso que nos legara nuestra patrona LA MADRE TERESA DE CALCUTA.


© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Tel*fonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938