..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.135, Viernes, 4 de agosto del 2006

Libro de visitas


Dossier: Cumple 25 años área de lecturas para ciegos en La Habana

El texto de esta noticia publicada el 31 de Julio en el periódico Granma, ha traído a mi memoria un pequeño volante I II que conservo desde mi vista a Buenos Aires en el 2004… volante que repartían un pobre chico en uno de los vagones del hermoso metro de Buenos Aires, donde una y otra vez se acercaban a nosotros niños menesterosos, ancianos, ciegos… Y una vez más, casi sin querer, se establecen las comparaciones en mi mente…:

Cumple 25 años área de lecturas para ciegos en La Habana

La primera área especial de lecturas para ciegos en la provincia de La Habana cumple 25 años este primero de agosto, por lo cual resulta una de las iniciadoras de esa actividad en el país.

La instalación está en la Biblioteca Municipal de Bejucal e incrementó 10 veces su fondo bibliográfico mediante la transcripción al sistema Braille de textos donados por varias naciones o producidos en las editoriales José Martí y de la Asociación Nacional del Ciego (ANCI).

Entre las materias con mayor presencia figuran literatura, historia, ciencias y filosofía, así como también el primer libro impreso en Braille en Cuba y la Primera Declaración de La Habana.

Además de la atención a los usuarios invidentes, allí se han convocado a más de 30 concursos, varios de estos, junto a otras provincias, y han sido apoyados la Campaña de Alfabetización y encuentros de escritores de la ANCI y otros certámenes.

La Habana cuenta también con áreas especiales para ciegos en Artemisa, Güines y San José de las Lajas, y sucursales en siete bibliotecas de igual números de municipios. (AIN)

http://www.granma.cubaweb.cu/2006/07/31/nacional/artic07.html


Garantiza Cuba educación y empleo a los ciegos y débiles visuales

La Habana, 17 jul/2006 (AIN) La garantía de educación y empleo para todos los invidentes cubanos constituye uno de los logros principales de la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI), al conmemorar este 19 de julio su aniversario 31.

En declaraciones en esta capital, Amado González Landa, presidente de esa organización, destacó la incorporación de más 250 alumnos en carreras universitarias y señaló que la vinculación laboral alcanza el 99,8 por ciento de los aptos, cifra sin precedentes para el sector.

Recordó que el deporte partió de cero y hoy cuenta con un grupo de campeones paralímpicos y mundiales en varias disciplinas, y encomió el título ganado por los judocas cubanos en Francia, entre 38 países.

Agregó que también la cultura registra resultados nunca antes logrados, como lo prueban un movimiento de aficionados fuerte, la apertura de salas de lecturas para ciegos en los mayores núcleos poblacionales y el ingreso de discapacitados visuales en las escuelas de arte.

Durante el proceso preparatorio del VI Congreso de la ANCI, efectuado en noviembre último, se completaron las filiales en 169 municipios y la cantidad de asociados llegó a 27 mil, precisó.

Nuestra organización llega a este aniversario consolidada y entre las más fuertes del continente, gracias a su unidad y al respaldo del Estado cubano en todo momento, subrayó González Landa.


Información General

La población cubana se calcula actualmente en algo más de 11,100,000 habitantes y, como sucede en cualquier país, se ignora con exactitud la cantidad de personas discapacitadas visuales existentes por las diferentes razones suficientemente conocidas que explican esta dificultad.

Para hacer una aproximación estimada, si aplicáramos el viejo esquema usado por Naciones Unidas y otras instituciones internacionales involucradas en el tema, es decir, una persona ciega y 2 personas deficientes visuales por cada mil habitantes, podríamos hablar de unos 33000 discapacitados visuales cubanos.

En 1975 fue creada la Asociación Nacional del Ciego (ANCI), única organización que agrupa en estos momentos a más de 25000 personas ciegas y de baja visión en una estructura verdaderamente nacional que comprende filiales en las 14 provincias y en 166 de los 169 municipios del país.

La ANCI es una ONG que recibe apoyo estatal para su funcionamiento y cuyas autoridades nacionales, provinciales y municipales se eligen cada 5 y 2 años y medios respectivamente, en asambleas de asociados o de sus delegados. Las últimas de estas asambleas tuvieron lugar en el año 2000 y 2002 y las próximas se programan para el 2005.

pueden pertenecer a la ANCI todos los ciudadanos con una agudeza visual de un 30 por ciento o inferior y o una afectación del campo visual de 10 grados que así lo soliciten a las instancias municipal y provincial.

Existe un plan de acción, aprobado por la Asamblea General o Congreso de la ANCI que tiene lugar cada 5 años, que traza las pautas del trabajo a realizar; cada Consejo Provincial puede, sin embargo, adicionar aquéllas tareas que resulten necesarias por razón de situaciones específicas del territorio de su jurisdicción.

El objetivo central de nuestra Asociación, según lo propugnan sus estatutos, es promover per se o a través de terceros, toda acción que resulte en favor de la integración más plena posible de los discapacitados visuales a la vida social activa.

Con tal fin, la ANCI viene trabajando en campos tales como:
La rehabilitación básica, en la comunidad y en su centro especializado de carácter nacional .

El deporte, con particular énfasis en la celebración de competencias anuales municipales, provinciales y nacionales de natación, campo y pista, judo y goal ball.

Las actividades recreativas : bailables, festivas, de campismo, caminatas, excursiones a playas y otros lugares de esparcimiento, y campeonatos nacionales de dominó, damas, ajedrez, y pesca deportiva.

Las actividades culturales en general, con especial atención a los festivales musicales y de teatro, los encuentros literarios y concursos, todos de carácter anual y nacional.

El estudio, a través del apoyo a los estudiantes ciegos y deficientes visuales, particularmente a los de nivel medio y superior, egresados de las escuelas especiales. El trabajo, fundamentalmente a través del Programa de Empleo para Discapacitados (PROENDIS), auspiciado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en coordinación con las 3 organizaciones de personas con discapacidad del país. La labor de conscientización a la ciudadanía, mediante la coordinación con los medios, con el propósito de que se comprendan cuáles son las verdaderas limitaciones, posibilidades y necesidades de las personas ciegas.

La inmensa mayoría de los discapacitados visuales que pueden y quieren trabajar tienen empleo y, de igual modo, sucede con los niños, los cuales, en su casi totalidad, reciben atención en las 15 escuelas especializadas (una por cada provincia) que existen en la isla.

Aquellos que poseen un remanente visual que facilita una ubicación laboral más variada y las personas ciegas y de baja visión que han alcanzado una calificación técnica, laboran en centros de trabajo no protegidos o en profesiones tales como fisioterapeutas, afinadores de piano, profesores, periodistas, locutores de radio, psicólogos, y abogados.

Dada la situación económica que atraviesa Cuba, en ocasiones se afrontan dificultades con las materias primas necesarias para los 145 talleres protegidos, de propiedad estatal, destinados exclusivamente a emplear a los discapacitados, donde trabaja la mayoría de los ciegos y deficientes visuales. En caso de paro, éstos reciben un subsidio que les permite cubrir sus necesidades básicas.

Al igual que otros discapacitados, los ciegos son objeto de prioridad para la asignación de viviendas, servicio telefónico, servicios de asistencia social y otras facilidades, aunque este apoyo no logra resolver todas las dificultades existentes.

No existe una ley específica, aprobada por el parlamento cubano (Asamblea Nacional), dedicada a dar una atención jurídica a la problemática de los discapacitados en general o a los ciegos en particular, pero forman parte del ordenamiento jurídico un número importante de disposiciones legales de diversa jerarquía (resoluciones ministeriales, disposiciones circulares, acuerdos de gobiernos provinciales y municipales) que atienden diferentes aspectos de esa necesidad.

http://www.anci.cu/InfoGral.htm

 




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938