..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.136, Viernes, 11 de agosto del 2006

Libro de visitas


Poemas al poeta mayor, al que volvió poesía la historia de Cuba

"Algunos amigos nos han hecho llegar poemas que dedican a nuestro Comandante por su 80 cumpleaños, también como una manera de halagarlo y animarlo para una más pronta recuperación. Incluimos un fragmento de la Canción de Gesta, de Neruda:"

Fidel, revolución y poesía
Arturo Corcuera • Cubadebate

Así como hay poetas que encuentran su forma de expresión en otros géneros literarios como el teatro o la narrativa (García Márquez, Arguedas, Cortázar), los hay aquellos que eligen la acción y la palabra, y también quienes a lo largo de su vida dejan con sus actos una estela de poesía en la historia.

Neruda hablaba de "palabras en acción, hechos que cantan", tal es el caso del comandante Fidel Castro. Desde sus albores, la Revolución Cubana está ligada a la poesía. ¿Qué fue el asalto al Moncada si no un episodio épico digno de la mitología?; el dramatismo en la tragedia final de Abel Santamaría, avizorando sin ojos el porvenir, víctima de Caín y de sus horrendos crímenes; ¿no hay líneas acaso de conmovedora poesía en prosa en la "La historia me absolverá" de Fidel? ¿La aventura en el Granma, esa liviana nave aquea, parte inseparable de uno de los pasajes más románticos de la guerrilla, no contiene intensos momentos de poesía?; los días en Sierra Maestra; el ascenso al cielo de Camilo Cienfuegos; la "Primera Declaración de La Habana", pieza memorable comparable al "Sermón de la Montaña"; el día de las expropiaciones; la épica victoria de Playa Girón; los poemas y las páginas del Diario del Che ("entramos a la Era del pájaro", dice en uno de sus párrafos).

Ver a Fidel, con un millón de cubanos, liderando las marchas en el malecón de La Habana, dando la cara al Norte, es ya un hecho casi cotidiano. ¡Cuánta juventud en toda una edad entregada a la lucha por su pueblo y junto a su pueblo, en defensa, sin desmayo, de la condición humana. ¿Y los cantores de la revolución comandando la revolución de la palabra? Te lo prometió Martí y Fidel te lo cumplió. Poblando la Isla de arpegios pachangueros, Carlos Puebla. Y la Nueva Trova congregando multitudes. Recordemos la poesía de los mártires, la poesía de los que se inmolaron —¡patria o muerte!— y ofrendaron su simiente para que la patria naciera inexpugnable y lozana; la historia nos enseña que la poesía también se escribe con la piel y con la sangre, no la poesía pura (admirada y respetada), sino esa pura poesía que constituye la historia de Cuba. Por eso al comandante Fidel Castro quiero saludarlo con un poema que se cimbree en el aire de este día como una rosa blanca:

EL PERFIL DE FIDEL

Para hablar de Fidel
hay que cederle la palabra al mar,
pedir su testimonio a las montañas.
El Turquino canta y cuenta su biografía,
los pájaros la propagan,
saben su edad y repiten su nombre.
La edad de Fidel
es la edad de los framboyanes en flor,
la enhiesta edad de su barba verde olivo.
Todos lo sabemos,
los héroes no tienen edad,
tienen historia,
hacen la historia,
son la historia.
No lo arredra la cuadratura del Pentágono
ni las bravatas al rojo de cara pálida
en la hora oscura de la Casa Blanca.
Quien lo dude puede ver en alerta al héroe
y un millón de cubanos cara al Norte
en el malecón de La Habana.
Él es América Negra,
América Hispana,
América Andina:
el perfil de Fidel
es el perfil
de América Latina.

ARTURO CORCUERA. Nació en 1935. Ha publicado, entre otros títulos, Noé delirante ((1963) , Primavera triunfante (1964), Las Sirenas y las estaciones (1976), Poesía de clase (1968), La Gran jugada o crónica deportiva que trata de Teófilo Cubillas y el Alianza Lima (1979), Puente de los suspiros (1982), Corea Monte de diamante (1984), Los amantes (1978). De Noé delirante (el español Carlos Bousoño opina: "es un un libro de verdadera poesía"), se han hecho seis ediciones, tres de ellas con ilustraciones de la renombrada pintora Tilsa Tsuchiya. La más reciente (1990) tuvo alcance popular con una tirada de cuarenta mil ejemplares del diario Página Libre. Ha asistido a eventos culturales en países de América, Asia y Europa. En 1972 representó al Perú en la Bienal de Poesía de Knokke, Bélgica. En 1974 integró el jurado del concurso Casa de las Américas, y en 1984 presidió la sesión de poesía en el Congreso Mundial de Escritores ("La Paz, Esperanza del Planeta"), realizado en Sofía, Bulgaria. Dirige la revista de poesía Transparencia.


A FIDEL, COMANDANTE DE LA 2ª Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA DE AMÉRICA LATINA
POR SUS PRIMEROS 80ªS

Por Winston Orrillo

 

Sutura

    el tiempo   

        y yelmo

            tenaz

                para la Historia.

 

Prolijo

    el aire

        aroma

            tu gloria

                de aguerrido

                    guerrillero

                        del alba.

 

Rocalla

    enhiesta

        preñas

            la cárdena

                justicia.

 

Taladro

   

        badajo

            vellocino

                del siglo.

 

Undívago

    el hoplita

        que tamizó

            nuestra Era,

                acorraló

                    a la escoria

                        de la inmunda

                            injusticia:

                                del Homo hominis

                                                lupus.

 

El mundo

    envilencido

        te tuvo

            de adversario.

 

Y vinieron

    endriagos

        -los íncubos y

            súcubos- a

                decretar

                    tu muerte.

 

Trataron

        ¡tantas veces!

            que te

                creyeron   

                    dueño   

                        de coraza

                            de Zeus:

 

¡y no se

    equivocaron!:

 

        los dioses

            de lo probo

                decretaron

                    acaso

                        tu derecho

                            a la vida

                                (mientras

                                    medre

                                        en el orbe

                                            la menor

                                                tropelía).

 

Tu patria

    -que es

        el cosmos-

            te lleva

                por enseña

                    ¡y titán

                        nunca

                            ha habido   

                                tan tierno

                                    cual

                                        umbela!

 

Fontana

    del futuro

        Fidel           

            allende

                Cronos.

 

Porque

    el párpado    

        núbil

            de la vida

                es tu

                    insignia.

 

Y al ágape

    ilativo

        de tus 80    

            siglos

                llegarán

                    José Carlos

                        Martí

                            y el Che Guevara

                                tal compaña

                                    del pueblo,

                                        tu invitado

                                            de lujo.

 


IV - CUBA APARECE
Pablo Neruda (Canción de gesta)

Pero cuando torturas y tinieblas
parecen apagar el aire libre
y no se ve la espuma de las olas
sino la sangre entre los arrecifes,
surge la mano de Fidel y en ella
Cuba la rosa limpia del Caribe.

Y así demuestra con su luz, la historia,
que el hombre modifica lo que existe
y si lleva al combate la pureza,
se abre en su honor la primavera insigne

Atrás queda la noche del tirano,
Su crueldad y sus ojos insensibles,
El oro arrebatado por sus uñas
sus mercenarios, sus jueces caníbales,
sus altos monumentos sostenidos
por el tormento, el deshonor y el crimen
todo cae en el polvo de los muertos
cuando el pueblo establece sus violines
y mirando de frente corta y canta,
corta el odio de sombras y mastines,
canta y levanta estrellas con su canto
y corta las nieblas con fusiles

Y así surgió Fidel cortando sombras
Para que amanecieran los jazmines.

Enviado por Eladio González, Argentina


FIDEL EN EL DÍA DEL AMIGO
Por Marcel Bertolesi, bibliotecario argentino

El acontecimiento:
Fidel pisa la Sierra Alta estudiante
de la gracia comandante

Pongo el laurel
en la salsa Passolini,
cargo de cohete la mochila
y aventuras supuestamente subversivas

y me dispongo,
a la magia incognoscible
de su imagen producida
en los tiempos de militar revolución
y en distancias al consumo de utopías (¿de vos?)

“Si no vuelves, Che,
te voy a buscar”
en grafitis ritornellos
de las marcas
sesentistas

Ahora estoy aquí...
es el día del amigo
de la infancia rebelde
y Córdoba es a mi asma (¿de vos?)
lo que la risa al olvido
de creyentes rosarios

cuando tu vienes
cuando tu
cuando
(¿vos?)
o ya no te veré comandante,
en los deseos del Che,
ahora que el capitalismo
se reproduce en nosotros,
abandonando sueños
y personas

Hagamos un pacto
comandante
un pacto de amigos
en este día del amigo,
y por la gracia pasión del Che

tu y yo, comandante,
no seremos amigos
de aquellos que no ardan
en sueños,
de aquellos que
no amen la vida
hasta reinventarla
en nuevos pensamientos,
de aquellos que no sientan
su intensidad mariposa,
y se les chorree
por los párpados,
las ganas de
producir mutaciones
al inconsciente
y nuevos mundos
al deseo.


EL DIOS CAIDO
A Fidel y su glorioso pueblo cubano
Por José Botto, Texas, EE UU

Un dios cae
y miles lo ven
preocupados, llenan las plazas
buscando rezos profanos

El dios los ve preocupado
pero nada puede hacer.
Yace en la tierra
pensando en ellos.

La multitud sólo se acerca
y ven sus ojos húmedos
cayendo junto a él
formando una catarata humana.

Él les habla
contándoles historias de coraje
como cuando llego a ellos
tomandolos de las mano
haciéndolos soñar

Ellos sonrien esperanzados
fortaleciendo la fe en su relgión
como fue desde el principio
cuando los dioses pisaron la tierra

Muchos que se alejaron
celebran la caida del dios
como aves negras
que esperan carne muerta

El dios no muere
tan sólo sufre
indefenso en este momento
sufre por amor a su gente

El pide descansar,
dejando sus ojos cerrar,
para recuperar las fuerzas
como un ave fenix lista para despertar.

Y es que los dioses nunca mueren,
sólo se transforman
en partes del corazón
imprescindibles para nuestras vidas

Y qué texto mejor para cerrar esta pequeña compilación, que la obra que le dedicará el Che?:

Vámonos,
ardiente profeta de la aurora,
por recónditos senderos inalámbricos
a liberar el verde caimán que tanto amas.

Vámonos,
derrotando afrentas con la frente
plena de martianas estrellas insurrectas,
juremos lograr el triunfo o encontrar la muerte.

Cuando suene el primer disparo y se despierte
en virginal asombro la manigua entera,
allí, a tu lado, serenos combatientes,
nos tendrás.

… … … …
Y si en nuestro camino se interpone el hierro,
pedimos un sudario de cubanas lágrimas
para que se cubran los guerrilleros huesos
en el tránsito a la historia americana.
Nada más.

 




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938