..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.137, Viernes, 18 de agosto del 2006

Libro de visitas

 

Fidel Castro, literatura y poder
Por Aristóteles España

La delegación de funciones de Fidel Castro Ruz, en Cuba ha provocado en el mundo una serie de reacciones en lo político, económico, militar, cultural y en todo orden de cosas. La Revolución Cubana marcó un hito en la historia contemporánea del siglo XX y negarlo sería tapar el sol con los dedos.

En el ámbito de la cultura y especialmente en lo literario podemos decir que Cuba fue un referente importante para nuestros narradores, poetas y ensayistas en los años 60 y 70. “Canción de Gesta”, de Pablo Neruda es más que una aproximación a un corpus histórico y social. Da cuenta de la admiración hacia un proceso que reivindicaba el derecho a no depender de las mafias ni del imperialismo.

Autores como Gonzalo Rojas, Volodia Teitelboim, Enrique Lihn, Manuel Rojas, Francisco Coloane, Vicente Parrini, Stella Díaz Varín, Jaime Valdivieso, Jorge Teillier, Baltazar Castro, Armando Cassígoli, Poli Délano, Hernán Miranda, compartieron en respectivos viajes y residencias con Juan Marinello, Eliseo Diego, Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, Cabrera Infante, Félix Pita Rodríguez, Cintio Vitier, Reina María Rodríguez, Heberto Padilla, Roberto Fernández Retamar, el deseo de cambiar el mundo y lograr la emancipación de los desposeídos, de los pobres del mundo para hacerlos partícipes de una vida mejor. Gabriela Mistral señaló desde siempre que José Martí representaba el deseo de libertad de los pueblos del Tercer Mundo y así lo escribió por todos los costados de sus ensayos.

La epopeya que encabezó Fidel Castro en 1959 hizo reflexionar a los escritores y artistas en general acerca de su rol en el mundo real, el compromiso del escritor con su pueblo, con su literatura, con la palabra, ¿qué fin tendría de ahora en adelante?, ¿qué destino tendría el pequeño dios huidobriano y sus alcances estéticos?; los poetas bajaron del Olimpo decía Nicanor Parra. La institución denominada Casa de las Américas cumplió una labor de articulación de un mundo cultural que provenía no sólo de la izquierda latinoamericana sino de otras vertientes y se creó un espacio de diversidad en torno a la Revolución tanto para quienes pensaban como Matilde Ladrón de Guevara en su “Adiós al Cañaveral” o “Persona Non Grata”, de Jorge Edwards y quienes construían sus productos artísticos en torno a cómo se podía sustituir el orden capitalista por otro socialista con igualdad de oportunidades en lo económico y social y libre expresión creadora, con distintos modelos de estado, similares o cercanos al de la Isla.

La poesía y la magia de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Nicola fueron compartidos por Violeta Parra, Víctor Jara, Nano Acevedo, Isabel Parra, Eduardo Peralta, así como Angel Escobar, el joven poeta cubano fallecido en Chile tuvo ecos profundos en nuestra Generación del 80.

La historia se encargará del Comandante Fidel y de todos nuestros líderes. Mientras tanto, no podemos de dejar de pensar en Bolívar, en Lautaro, El Che Guevara, Francisco de Miranda, en Cervantes, Quevedo, José de San Martín, Manuel Rodríguez, y en todo lo que se escribió y escribieron mientras vivían y caía la noche en sus dormitorios junto a sus familias, sus cachorros y fantasmas.

http://www.laprensaaustral.cl/lpa/columna.asp?pic=1537

 




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938