..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.137, Viernes, 18 de agosto del 2006

Libro de visitas

 

Primero que nada deseo decirle a Tatiana Ojeda González que no diga más mentiras…

Hermoso, con la hermosura de la sinceridad, es este texto que dejara alguien que firma Eddy, y se califica “como el melón, rojo por dentro y verde por fuera”, en un debate que tuviera lugar en el blog “Expansión”, como respuesta a un mensaje que sobre nuestro país y sobre Fidel, colocara allí alguien con un aire de recién graduado de Harvard [en la foto] y una desinformación sobre Cuba justo como lo mismo, y que desdichadamente lleva el nombre de nuestro Apóstol:

Primero que nada deseo decirle a Tatiana Ojeda González que no diga más mentiras. En Cuba, en miles de Joven Club de Computación, Universidades, Hospitales, Policlínicos, Escuelas Primarias, nuestros estudiantes tienen acceso pleno a Internet de manera gratuita. En el mismo lugar desde donde te estoy escribiendo, una Universidad Cubana, se encuentran 6 personas conectadas a Internet cada una en una PC, de ellos 2 niños de 8 años que navegan perfectamente por Internet porque en su escuela primaria aprendieron. En los laboratorios ahora mismo cientos de estudiantes cubanos, y de otros pueblos hermanos que estudian en Cuba están navegando por Internet, a menos de dos metros de donde me encuentro. Y ese servicio es gratis para todos, porque nuestro estado se lo oferta a los profesores y estudiantes. Y nuestras Universidades son para todo el pueblo, no solo para los hijos de los miembros del Partido. Eso a pesar de que nuestra conexión es mucho más costosa debido a que tenemos que hacerla enteramente por enlace satelital. ¿Por qué? Pues miren, porque los “amos del mundo", nuestros beneméritos vecinos del norte, que por demás son los dueños de las comunicaciones en el planeta, no nos permiten conectarnos a los miles de cables de fibra óptica que existen alrededor de Cuba. Existen muchísimos profesionales y en nuestro país con pleno acceso gratis desde sus casa. Es cierto que en nuestra Patria se prioriza el uso colectivo de la Internet sobre el particular (porque somos socialistas y abogamos por las mayorías, no por las élites), pero quizás ningún otro pueblo en el mundo tenga más libertad de expresión que el nuestro. Todos ellos acceden al correo electrónico internacional y a cuanto servicio esté disponible para nosotros en Internet. Porque debieras decir a los lectores de este Forum, que el gobierno de EEUU, y sus socios de la CCEE nos limitan el acceso a determinados servicios de la red cuando detectan que la solicitud viene de servidores cubanos. El dominio .cu es el dominio más bloqueado en el mundo. ¿Por qué temen los poderosos de este mundo que se pueda leer Granma y Juventud Rebelde, o la Jiribilla? ¿Es que acaso la libertad de prensa es solo para la CNN y la BBC? Sí, porque pudiera pensarse en la idea de Fidel de los dos terrorismos, el bueno cuando Posada Carriles pone bombas en nuestro avión, o en nuestros hoteles, y el malo el de los integristas islámicos. Todo es doble moral, y doble rasero en la prensa capitalista. Fíjense si los cubanos no acceden a Internet, y no dominan la computación, que el gobierno de EEUU está poniéndonos en cuanta lista negra existe al respecto. Mi hijo de 8 años ya ha realizado sus primeros softwares en el tercer grado de la Primaria. Y mi niño no es una lumbrera ni mucho menos. Es solo miembro de un Joven Club donde acuden viejos y niños, mujeres y hombres; negros, blancos y mestizos, en fin cualquier ciudadano que desee inscribirse. O sea que ese club nada tiene que ver con un club de la burguesía.

Incitas a aquellos que tengan información directa de Cuba la expongan en el blog. Sin embargo fíjate que cosa. Cuando los cubanos que como yo hemos nacido en este país lo defendemos a través de nuestra verdad lo defendemos, recibimos solo idioteces y mentiras de aquellos que su acervo cultural solo les da para volcar insultos y lenguaje carcelario. Sin embargo al leer las respuestas de mis hermanos cubanos 100 % siento nuevamente el orgullo inmenso de saberme cubano, y seguidor de Fidel. Miren si Fidel es grande, que a pesar de ser Ronald Reagan uno de nuestros más feroces enemigos, cuando nuestro presidente recibió noticias de un atentado contra su vida, no dudó en hacérselo saber. Lo mismo pasó con el informe que le hizo llegar al Presidente Clinton a través de García Márquez acerca de los intentos de voladura de aviones norteamericanos en vuelo. Nada que hay cosas que su "Prensa Libre" oculta deliberadamente. Y ahora los buitres de regocijan con la intervención quirúrgica de Fidel.

Para Petineli que dice que le da lo mismo quien se apodere de Cuba, le respondo con las palabras de Antonio Maceo, nuestro héroe independentista, el Titán de Bronce, el mulato que a golpe de machete, y con 32 heridas de bala en su cuerpo ascendió desde simple soldado hasta Lugarteniente General del Ejército Libertador en nuestras luchas independentistas:

"Quien intente apoderarse de Cuba, recogerá solo el polvo de su suelo anegado en sangre, sino perece en la lucha".

Nosotros los cubanos estamos preparados para que no recojan ni el polvo del suelo, ellos mismo serán polo de estrellas, sino pregúnteles a los yanquis porqué no tratan de hacer lo que hicieron en Haití cuando secuestraron a Aristíde. Como decía un poeta nuestro ayer en la tarde, Fidel en una cama es más gigante que Busch en la cima del Everest. Los cubanos seguimos a Fidel, porque a diferencia de Bush, que cuando derriban las torres gemelas se esconde en un refugio, o manda a sus muchachos a morir a Irak, mientras juega con su perrito, Fidel entró el primero en el Moncada, resistió la prisión, vino el primero en el Granma, en el combate en la Sierra Maestra era el primero al frente de sus hombres, cuando nos invadieron los mismos que ahora fiestean en Miami con armamento entregado por sus amos yanquis, fue a la primera línea de combate en un tanque. El mismo que cuando nos apuntaban las armas nucleares en 1962 tuvo los huevos para ordenar abrirle fuego a los aviones yanquis y derribar un avión espía U 2, cosa que apendejó al mismísimo Krushev, que vio que con Fidel no se jugaba a la Guerra Fría y que con los cubanos la cosa era no era de mentiritas. El mismo que cuando los yanquis revisaban en alta mar los barcos rusos con los cohetes dijo que si los yanquis querían revisar a Cuba que vinieran en son de guerra, pero que a Cuba no la revisaba nadie. El mismo que en estos años siempre está en el sitio de mayor peligro cuando pasa un huracán, el que donó su sangre para los damnificados del terremoto en Perú, el que está siempre pendiente de su pueblo, de sus niños y de sus ancianos, el mismo, y esto es significativo, el que el 11 de septiembre cedió a los aviones norteamericanos que estaban en el aire sin posibilidad de aterrizar, que lo hicieran en Cuba, a pesar de que nuestros aviones no pueden emplear los corredores aéreos de EEUU. El Fidel de la operación Milagro, por la que en nuestro país se han operado de la vista más de 20000 pacientes de Latinoamérica y el Caribe, en fin, tanta historia que los ignorantes y los estúpidos pudieran ignorarla, pero no por ello dejará de ser cierta.

Se habla de nuestros problemas de la vida diaria y de Período Especial, pero ninguno de los fariseos que aquí nos ataca menciona el bloqueo, la guerra económica, la guerra biológica, ni el sabotaje a nuestra economía. Personas que de prostitución cuando en sus países las prostitutas se anuncian en los periódicos. Se habla de problemas en la medicina donde cualquier ciudadano llega a un hospital y gratuitamente recibe desde primeros auxilios hasta transplante del corazón. Se habla de droga en Cuba, desde los países donde campean por sus fueros los carteles de la droga, y atacan a un pueblo que rechaza como ninguno el uso de estupefacientes. Recibimos críticas de países que los niños comen en tachos de basura, cuando todos nuestros niños reciben diariamente un litro de leche subsidiada, una cuota de pan, leche y carne, en esa misma libreta de racionamiento con la que nací y quisiera morirme, porque es la que garantiza la canasta básica de todos sin distinción, porque hasta los que nos atacan no dejan de recibir esos alimentos cada mes, a pesar del salario que les hace llegar en dólares la Oficina de Intereses de EEUU en la Habana. Para terminar.

Todos los que escriben del bando opuesto hablan de comprar cosas, y bienes materiales, pero olvidan que Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, dueño de esclavos y haciendas, dio la libertad a lo primeros, y renunció a las segundas para comenzar a hacernos la República. El mismo Fidel, hubiera podido no ser el revolucionario que ha sido, pues el mismo poseía lo suficiente para incluirse en la lista de los privilegiados de Cuba. En fin, sepan que en el mundo hay personas que preferimos morir, a ver un marine yanqui caminando por la Habana u orinándose en la estatua de Martí como hicieron en el 49. Preferimos que nuestro Estado Socialista administre los bienes de todos y no la Hally Burton y los socitos del Presidente Bush. Si tanto les duele que estemos aquí que hagan como Fidel, que vengan solos o acompañados a sacarnos de aquí, en vez de estar tirando voladores en la calle 8. ¿No van a venir? Claro que no, están esperando por el US Army (si a estos se les ocurre, también los recibiremos a fuego y plomo), como decía Martí (NUESTRO APÓSTOL, Y NO EL PERIODIQUERO QUE EMPEZÓ ESTO):

"A los sietemesinos solos les faltaré el valor, los que no tienen fe en su tierra son hombres de siete meses".

O como dijo otra vez: "La pobreza pasa, lo que no pasa es la deshonra que con el pretexto de la pobreza suelen echar los hombres sobre sí".

Muchos en Cuba somos hijos de Fidel. El día que nos falte, como dijo un hermano, los gusanos y los yanquis nos van a tocar los c...

¡Viva la Patria Cubana! ¡Viva Cuba Libre! ¡Independencia o Muerte! ¡Socialismo o Muerte! ¡Patria o Muerte!

¡¡¡¡¡VENCEREMOS!!!!




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938