..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.137, Viernes, 18 de agosto del 2006

Libro de visitas

 

Havami: la película continúa

La pasada semana “Librínsula” publicó un artículo de nuestro Director, el Lic. Eliades Acosta Matos titulado “Havami: la ciudad imposible”, dedicado a enfrentar una nueva oleada de anexionismo entre representantes de la burguesía cubana derrotada, que se ha refugiado bajo el ala del Imperio del Norte.

Algunos lectores consideraron que se trataba de una broma. Pocos querían creer que pudiesen existir personas nacidas en este suelo que se dedicasen a implorar de rodillas que los Estados Unidos anexen la isla y la conviertan en un nuevo estado de la Unión. Lamentablemente, nos quedamos cortos en la denuncia de esta inesperada explosión de lacayismo contrarrevolucionario.

“Librínsula” publica a continuación, sin comentarios, el texto íntegro de la solicitud de anexión de Cuba a los Estados Unidos, dirigida al Congreso de ese país, por un tal Máximo Sarracino, cubano de origen, residente en Miami, y que, como era de esperar, no es vista con desagrado por una parte de esta comunidad, precisamente, la menos interesada en que el pueblo cubano sea libre, independiente y soberano, porque, a fin de cuentas, ni el capital ni los capitalistas tienen patria, sólo intereses y tasas de ganancias que cuidar.

Lástima, para estos vende patrias, que millones de cubanos, residentes dentro y fuera de la isla, no lo permitiremos jamás:

Propuesta para el ESTADO de HAVAMI

Este proyecto político está dirigido al Congreso Americano en el cual se plantea la separación de los condados Miami-Dade y Monroe, de la Florida, para unirlos a las diferentes provincias de Cuba y así crear el estado de HAVAMI.

El hecho que existan censados más de 800,000.00 cubanos en los condados de Miami-Dade y Monroe, además de una gran cantidad de latinos, hace que el sur de la Florida tenga marcadas diferencias económicas y políticas con el resto del estado, por eso proponemos una mayor representación dentro del Gobierno Federal a favor de nuestros intereses, ya que no solo se evitaría la censura del gobierno estatal y de su gobernador, sino, que tendríamos voz y voto dentro del Congreso, Senado y mejor entendimiento con el Presidente y su gabinete.

Debido a un lamentable error político por parte del gobierno Norteamericano en 1898 no se integra la antigua colonia española, denominada Cuba, a la Unión de Estados Americanos después de la firma del tratado de París, que puso fin a la guerra Hispano-Norteamericana, donde los EU determinan asentar un estado definitivo de independencia en la isla.

Pasados 100 años se demostró a la comunidad internacional la incapacidad de la democracia cubana tras haberse pervertido en su funcionamiento y desaparecer por una revolución popular que instala a un dictador con un gobierno totalitario, el cual no es digno de defender su soberanía ni el derecho de libertad de sus ciudadanos en su progreso hacia el futuro.

Así como en el pasado el mundo vivió el cambio de colonias a países libres, hoy se respiran aires de globalización, unidad económica entre países con respeto a sus respectivas soberanías, pero en Cuba, el problema radica específicamente en que no tiene instalado un sistema democrático ni tampoco se vislumbra una solución a su capacidad de autonomía, por lo que en este proyecto se plantea el primer paso para la nueva Unión Americana con la creación del estado de HAVAMI, utilizando cualquier variante que el Congreso de EU entienda conveniente y necesaria, ya sea por medios pacíficos o militares, pues la situación en la isla se recrudece cada día más y es insoportable para los que la habitan, ya no es cuestión de ingerencia en asuntos de soberanía de un país, sino por razones humanitarias que envuelve toda una población de un poco más de 11 millones de habitantes y que está sufriendo las consecuencias de una descabellada dirección política-administrativa.

El nombre de HAVAMI viene por la unión de dos ciudades, Habana y Miami, ligadas en su historia y habitada por un solo pueblo dividido por el estrecho de la Florida.

Algunos verán este proyecto como un resurgimiento del Anexionismo, pero es la única vía factible de implantar la democracia en la isla y por tanto integrarnos a la nueva corriente de globalización actual, pero si hacemos algo de historia, los primeros movimientos separatistas en Cuba contra la colonia fueron anexionistas y de ellos heredamos los símbolos patrios como es el de la bandera y el escudo nacional de la república, pues hombres valientes e inteligentes desarrollaron esta solución con el objetivo de ser libres.

La revolución de 1895 fue abiertamente antianexionista desde sus inicios, y hasta la fecha, los nacionalistas la han odiado y criticado a través de campanas de mentiras y difamaciones acerca que los isleños perderían su autenticidad como raza latina, con idioma, religión y tradiciones propias, al ser absorbidos por un pueblo de distinta raza a la colonia, este miedo siempre ha sido infundado pues ejemplo de lo contrario es la ciudad de Miami con su pequeña Habana y Hialeah, la ciudad que progresa (las dos son buenos ejemplos del anteproyecto para el estado de Havami), lo que ha demostrado a la comunidad internacional la capacidad de los Isleños fuera de su tierra natal, al habernos refugiados en un país vecino, donde nos han recibido y albergado como si fuéramos sus propios hijos, y nos han educado a ser un pueblo generoso, con valores de justicia y sacrificio en el respeto a los derechos del ser humano.

Los isleños debemos contemplar la nueva realidad de este momento donde la gran mayoría de exiliados se han integrado a los EU al hacerse ciudadanos americanos y una parte importante de la población de la Isla quiere emigrar por voluntad propia, pues ya reconocemos sin falsas intrigas ni del odio de los independistas extremistas nacionalistas, el respeto a una democracia con sus leyes como salario mínimo, social security, seguros, income tax, créditos bancarios y otras regulaciones sociales, políticas y judiciales.

Como entender que hoy Cuba sea un país libre independiente no asociado a los EU y sin embargo tenga una Ley de Ajuste Cubano la cual le da derechos a ciudadanos nacidos en la Isla a recibir residencia permanente en territorio americano sin que hallan aportado nada a esta gran nación y este derecho se nos ofrece pues se reconoce el caos imperante y solo por razones humanitarias nos dan estos beneficios; por esto pido que cada Isleño reciba estos beneficios en el momento de nacer sin tener que arriesgar su vida para llegar a la libertad en territorio de los EU, como también propongo la separación de los condados más al sur de la Florida para integrarlo en un nuevo estado el cual en corto tiempo se convertiría en uno de los mas importante y desarrollados de la Nación Americana. Así, los isleños que al emigrar se han asentado en los condados de Miami-Dade y Monroe y que con tanto esfuerzo han contribuido a su fortalecimiento y desarrollo, se sientan seguros de ser parte de un gran estado que uniría al continente con la Isla que los vio nacer y así poderla reconstruir sin tener que dejar por segunda vez lo que han logrado hasta estos momentos en esta tierra, como la familia y sus propiedades, de esta forma se instalaría la capital del estado de HAVAMI en lo que es Miami por tener ya una infraestructura capaz de soportarla, y conjuntamente con los Isleños se garantizaría el desarrollo de su porvenir hacia el progreso futuro.

Pensar en una solución parcial al problema de la isla, convirtiéndola en una nación favorecida en el comercio con EU, además de competir económicamente con el sur de la Florida en su hegemonía Socio-Económica-cultural de la región, seria convertirla en una gran factoría en la que solo se aliviaría su pena pero no la curaría de todo sus males adquiridos hasta el momento, y mucho menos, de su incapacidad de autonomía y espíritu de justicia en la implantación de su soberanía.

Yo pude haber nacido libre en la isla si hace más de 100 años se hubiera dado el paso de ser estado americano, y este es el sentir de un pueblo entero. Hoy Uds. pueden ser parte de la solución del problema si apoyan y contribuyen en la creación de un nuevo estado de la unión Americana, el cual se nombraría HAVAMI y el cambio de nombre de país a estado estará más que justificado, pues Cristóbal Colon la descubrió y la bautizó como Juana, la Metrópoli Española le impuso Cuba por mas de 400 años y otros 100 de mal independencia y falsedades han mantenido su antiguo nombre, así que un nuevo estatus político-económico justificaría el nombre HAVAMI en la unión de dos pueblos tan unidos en el pasado, presente y futuro.
Sinceramente,

Máximo Sarracino
Creador de la idea del estado de HAVAMI


© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Tel*fonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938