..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.137, Viernes, 18 de agosto del 2006

Libro de visitas

 

Afirman que sería demasiado cínico liberar a Posada Carriles

El colmo del cinismo nunca estará bien delimitado en los Estados Unidos. Liberar a Posada Carriles podría ser uno de los actos más sucios en la política de cualquier gobierno, pero del de Estados Unidos, podemos esperar absolutamente cualquier cosa!!:

La Habana, 14 ago (AIN) Sería demasiado cínico poner en libertad a Luis Posada Carriles, el responsable de la voladura de un avión de pasajeros, justo ahora que los EE.UU. tienen en alerta al mundo por la amenaza de unos terroristas que pretendían volar aviones civiles, afirmó hoy el abogado José Pertierra.

El representante del gobierno de Venezuela para la extradición de Posada Carriles fue entrevistado por Cubadebate poco después de conocerse que un juez levantó este lunes, sin tomar decisión alguna, la audiencia en la que el criminal solicitó su libertad del centro de detención migratorio de El Paso,Texas.

‘’No me sorprende que no lo hayan liberado, y creo que, a final de cuentas, el gobierno norteamericano no lo va a soltar’’, señaló Pertierra.

La ley, añadió, establece que una persona con un historial de violencia y actos terroristas no califica para la libertad bajo palabra(parole), y la estrategia legal que se ha seguido, pretendiendo utilizar como argumento que Posada solo siguió órdenes de la CIA cuando cometía sus actos terroristas, no es una defensa respetada desde Nuremberg, precisó.

Posada Carriles sustentó hoy su solicitud de libertad bajo palabra con el argumento de que todos los trámites que ha hecho para ser recibido en otro país han sido rechazados, afirman despachos de prensa, citados por la publicación digital.

Ante la ausencia de gobiernos que lo reciban voluntariamente, el abogado del terrorista, Eduardo Soto, intentó establecer que a su cliente se le violan sus derechos, porque el Tribunal Supremo ha determinado que si un extranjero no puede ser deportado de Estados Unidos tampoco puede quedar encarcelado indefinidamente.

Pertierra confirmó este postulado del Supremo pero añadió que Posada Carriles no era un preso cualquiera y la ley también establece excepción para todo detenido que suponga una amenaza para la sociedad norteamericana, algo que en el caso de Posada Carriles se encargó de argumentar ampliamente el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (CIS.

El experto en derecho migratorio recordó que en una carta del 22 de marzo de 2006, ese Departamento confirmó que Posada Carriles tiene antecedentes por crímenes violentos e incluso una condena en Panamá, y otros actos terroristas, y sentenció que ‘’en este caso, la Ley de Inmigración es clara: no puede ser liberado’’.

Explicó que el juez de El Paso debe tener sobre su mesa la condena en Panamá -por organizar la voladura de un auditorio lleno de estudiantes-,además de las evidencias de que él admitió en 1998 a The New York Times ser el autor intelectual de la campaña terrorista contra hoteles en Cuba, en la que murió un turista italiano, Fabio Di Celmo.

Agregó que también debe poseer los documentos de los archivos de las Agencias de Inteligencia norteamericanas, que demuestran que Posada Carriles es el autor intelectual de la voladura de un avión civil en 1976.

Al establecer un paralelo entre este caso y el de Orlando Bosch en 1990, apuntó que "quizás en la época en que Bosch estaba detenido, el gobierno de EE.UU. podía esquivar la ley y liberar a un terrorista, pero el 11 de Septiembre cambió ciertas reglas del juego de la administración norteamericana: ahora no puede darse el lujo de liberar a un terrorista con el historial de Posada Carriles, aunque ese terrorista sea "su terrorista", dijo Pertierra a Cubadebate.

Agencia Cubana de Noticias (AIN) 2006
Courtesy of Attorney José Pertierra

**

Pedirá libertad a justicia estadounidense terrorista Posada Carriles

Washington, 12 ago (PL) El terrorista internacional Luis Posada Carriles comparecerá el lunes ante un tribunal federal en Estados Unidos para solicitar su libertad, pese al abultado expediente criminal que acumula.

Según declaró su abogado, Eduardo Soto, el pedido será realizado tras la alegación de que Posada Carriles, arrestado hace más de un año luego de entrar ilegalmente a territorio norteamericano, no debe quedar encarcelado indefinidamente.

El delincuente internacional se encuentra en un centro de detención en Texas, donde fue recluido en mayo de 2005 tras aparecer en público en Miami y quedar en evidencia su entrada ilegal a Estados Unidos, procedente de México.

Hasta ahora sólo ha sido encausado por ese delito migratorio, pese a la solicitud de extradición presentada por Venezuela, cuya justicia lo demanda por su responsabilidad en el atentado contra un avión cubano en 1976, acción en la que perecieron 73 personas.

Sus antecedentes criminales también incluyen la planificación de una serie de atentados con bombas en 1997 contra instalaciones turísticas de La Habana, en una de las cuales murió el joven italiano Fabio di Celmo.

Posada Carriles entró ilegalmente en Estados Unidos luego de ser indultado en 2004 por la entonces presidenta panameña Mireya Moscoso, antes de dejar el cargo.

Junto a otros tres terroristas, cumplía una sentencia en una cárcel de Panamá tras organizar un atentado contra el presidente cubano, Fidel Castro, en el contexto de la Cumbre Iberoamericana de 2000, celebrada en ese país.

En marzo último los organismos federales de inmigración estadounidenses resolvieron decidieron decir No a la solicitud de deportación inmediata del criminal, presentada por Caracas.

Cuatro meses después trascendió que la defensa de Posada Carriles valoró nuevas maniobras para lograr la liberación del criminal, esta vez amparada en testimonios de políticos y ex militares estadounidenses.

"Estamos tratando de establecer que Luis Posada siempre fue un instrumento empleado y pagado por el gobierno de este país (Estados Unidos), que ahora, por conveniencias políticas, pretende calificar de terroristas a las mismas actividades que antes promovió", alegó Soto.

El abogado dijo que pretendía recurrir al senador y ex candidato presidencial John Kerry y al coronel Oliver North, figura central del escándalo Irán-Contras.

Según el abogado, Kerry, North y "otros más" podrían ser llamados como testigos, para demostrar que su cliente actuó durante años bajo la conducción y el respaldo del gobierno estadounidense.

Uno de los pasajes que se propone resaltar la defensa es la participación de Posada Carriles en acciones contra la Revolución Sandinista, en particular su vinculación al Irán-Contras, culebrón destapado durante el gobierno de Ronald Reagan.

El escándalo estalló al trascender que Estados Unidos financiaba los grupos contrarrevolucionarios nicaragüenses con dinero proveniente de la venta de armas a Irán.

La operación era ejecutada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y dirigida por Oliver North, entonces miembro del Consejo de Seguridad Nacional.

En opinión de Soto, el senador Kerry fue "una pieza clave en la investigación del caso Irán-Contras", y posee conocimiento suficiente de los informes y testimonios que registran la participación de Posada, ex agente CIA, en esos hechos.

Con el pseudónimo de Ramón Medina, el criminal se hallaba en la base de Ilopango, en El Salvador, cuando estalló el escándalo en 1986, tras el derribo en Nicaragua de un avión norteamericano.

lac/et

Recibido por correo electrónico


**

Posada Carriles se presentará a tribunal de justicia a buscar su libertad

MIAMI (AFP) - El anticastrista Luis Posada Carriles, acusado de atentar contra un avión cubano que dejó 73 muertos en 1976, acudirá el lunes por primera vez a un tribunal de justicia estadounidense a pedirle a un juez que lo libere, alegando que está detenido ilegalmente desde hace más de un año.

Detenido por entrar ilegalmente a Estados Unidos en 2005, con una orden de deportación sobre sus espaldas pero sin país que lo reciba y una prohibición de enviarlo a Cuba o Venezuela -países aliados que lo reclaman por atentados terroristas-, Posada Carriles no puede quedar encarcelado indefinidamente, sostiene su abogado en Miami, Eduardo Soto.

"Como no hay ni siquiera la mínima posibilidad de que sea deportado a estos países, entonces el juez federal va a tener que poner en libertad a Luis", dijo recientemente su abogado Soto, en un programa de radio que dedicó a la defensa de su cliente

Posada Carriles, 78 años, permanece detenido en El Paso (Texas, suroeste) desde mayo de 2005 por haber entrado ilegalmente al país supuestamente por la frontera con México, buscando asilo político tras años en la clandestinidad en una cruzada anticomunista contra el gobierno cubano.

Venezuela lo pide en extradición para juzgarlo por el atentado de 1976, pues se fugó de una cárcel venezolana en 1985 cuando aún estaba sometido al proceso judicial.

Cuba lo acusa por atentados contra hoteles en La Habana en 1997 -con un muerto- y contra intereses cubanos en el extranjero al servicio de la CIA, pero las autoridades tienen prohibido deportarlo a ese país o a Venezuela porque un juez migratorio determinó que puede ser torturado.

También fue condenado a ocho años de cárcel en Panamá por intentar asesinar al líder cubano Fidel Castro en la Cumbre Iberoamericana de 2000, pero fue indultado por la presidenta Mireya Moscoso en 2004.

El presunto terrorista es punto de tensión en las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Venezuela, que afirma que el gobierno norteamericano le da refugio a un terrorista.

El departamento de Seguridad Interior, que ha calificado a Posada Carriles como un peligro a la seguridad nacional, le ha pedido que se busque un país para irse, y éste ha movido contactos en Honduras y El Salvador -países en donde vivió en los ochenta mientras cooperaba con la Contra nicaragüense- para que lo reciban, pero sólo ha recibido negativas, dijo Soto.

Ante la imposibilidad de removerlo, Soto alega que su cliente debe ser liberado, con la posibilidad de que algún día haya cambios políticos en Cuba o Venezuela que permitan su deportación.

Esto basado en decisiones de la Corte Suprema estadounidense, que ha determinado que no se puede mantener detenido indefinidamente a un extranjero con orden de deportación por el hecho de no existir un país adonde deportarlo.

Sin embargo, las decisiones del máximo tribunal eximen a personas declaradas como peligros para la seguridad nacional, como el caso de Posada Carriles.

"Como concluyó el departamento de Seguridad en su análisis, él es un peligro para la comunidad (...) es un hombre que ha cometido actos de violencia, actos de terrorismo", dijo a la AFP José Pertierra, un abogado de Washington que lleva el caso de extradición solicitado por Venezuela.

Además, dijo Pertierra, aun si Posada Carriles alegara ante la justicia que esos actos terroristas fueron ordenados por el propio gobierno estadounidense que ahora los usa para mantenerlo encarcelado, los argumentos no tendrían mayor peso en los tribunales.

"Se me parece mucho a la defensa Nuremberg, que estaba siguiendo órdenes del gobierno de Estados unidos, y yo dudo mucho que la defensa Nuremberg impresione al juez federal", dijo Pertierra.

"Aquí las reglas del juego han cambiado dramáticamente" tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, sostuvo, y sería sorprendente que Posada Carriles fuese liberado.

Courtesy of Attorney José Pertierra

 




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938