..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.137, Viernes, 18 de agosto del 2006
Libro de visitas
 

En Solleftea está el cuarto de Tula,… el mismo que cogió candela. Pedir informes a Osvaldo Iscariote Alfonso, prisionero de su propia conciencia. El diálogo continúa…

Hermosa ha sido la semana transcurrida, especialmente por los resonantes éxitos alcanzados por los misceláneos en su inclaudicable lucha por seguir pegados a la ubre del yanqui. No es difícil imaginarlos, calculadora en mano, manejando las cifras de los dividendos que imaginan cuando los periódicos o estaciones radiales suecas, a los que sirven de exóticos “expertos” en Cuba (Pa´su escopeta), les piden entrevistas o declaraciones. Asombra el nivel tan primario de lo que declaran, comparado con el cual la bazofia que se dice en el “Versailles”, de Miami, parece salido del Aerópago de Platón y Aristóteles. Explica por qué la filial sueca de la contra cubana muestra un desempeño tan mediocre en la tarea asignada, el que se expresa lo mismo cuando confunde a la poesía con los mugidos lamentables de una tal Gaea, que cuando ilustran piltrafas de prosa que intentan ser política con fotos de borrachines patéticos y desaseados, como el tal Heriberto Portales, autoproclamado “Presidente del Partido Ortodoxo” (¡Perdónalo, Chibás!), y harto conocido en La Habana como “Presidente del Partido de la Chispa e’ Tren” .

Teniendo en cuenta que los misceláneos ya se imaginan entrando en las ciudades de la isla tras las tropas de la 82 División Aerotransportada, y sueñan que serán recibidos por oleadas de pueblo con flores en las manos, aquí les va una pequeña muestra de lo alcanzado, esta misma semana, por la competencia de Miami y del patio, con el saludable consejo de que se sacudan un poco del pueblerino y amodorrante ambiente de Suecia, dejen de lado, por un rato, la confección de las faldas rosadas de cancán para el próximo desfile gay en Estocolmo, y usen las computadoras para algo más productivo que enviar cartas de amor amelcochado a papitos y príncipes dejados atrás:

1) El 9 de agosto, en Miami, el grupo llamado “Vigilia Mambisa”, célebre por su profundo dominio de la semiótica y los trabajos de Foucault y Derrridá sobre el lenguaje postmoderno, estremeció los anales del idioma castellano con los anales de su ortografía: 7 faltas ortográficas graves en un volante de apenas 13 líneas, superando ampliamente en la competencia al Sr. Osvaldo Iscariote Alfonso, y dejando al equipo misceláneo al campo. (+ ampliar imágen)

2) El 17 de agosto, un artículo de Ketty Rodríguez en el “Nuevo Herald” titulado “Atribuyen muerte de cubano a interrogatorio en Inmigración”, superó por goleada a la imaginación de los misceláneos y sus corresponsales cuando “denuncian” a las autoridades cubanas. Lo cierto es que la Sra. Rodríguez denunciaba lo ocurrido en unas oficinas de Inmigración… de Miami, donde el acoso contra un emigrante cubano durante un interrogatorio fue de tal magnitud, que le causó la muerte y aún, provocó la risa de sus interrogadores mientras agonizaba, como denunció su viuda, en lo que fue, a todas luces, un remake doméstico de lo que le ocurre a diario en Abu Grahib, Guantánamo y las prisiones secretas de la CIA a quienes no aceptan de buena gana la democracia y la libertad que le regalan los yanquis a golpes de picana y de botas. Otra vez, el equipo de Miami venció a sus similares de Suecia.

3) Ese mismo día, también en el “Nuevo Herald”, un Vicente Echerri, hoy Oberfürher de Hialeah, antes seminarista en Cuba, publicó una “Vieja receta para un nuevo orden”, texto que da cruz y raya a los más hombrecitos entre los misceláneos en lo de pedir a gritos el exterminio de todos los pueblos que osen enfrentarse a Israel y los Estados Unidos, desde Irak hasta Cuba, pasando por el Líbano. “Se necesitan soldados, muchos soldados, y la voluntad de exterminar o reducir al enemigo a cualquier costo” -grita el Mariscal de Campo Echerri a la cara de Bush, a sabiendas de que ambos, por razones distintas, coinciden en haber visto a los fusiles sólo tomados por el cañón. Una vez más, los misceláneos quedan en el terreno como merenguitos derretidos ante la pujanza de sus acólitos fascistas de Miami.

4) El 16 de agosto “El País”, de España, publica una entrevista de Bárbara Celis a Alberto Durand, ex presidente de la Asociación de Veteranos de la Brigada (Gastronómica) 2506. En ella el entrevistado afirma, en un rapto de sentido común, que el mayor mito del exilio de Miami (y de Suecia) es… “(creer) que aquello (en Cuba) es una dictadura férrea y que todos los cubanos están contra el sistema… Si la policía fuera tan feroz como en muchos países de América Latina (democráticos y bien amigos de USA, agrego yo), aparecerían los muertos. En Cuba existe un factor que no existe en el resto del continente: no hay lucha de clases, la gente cree que son todos iguales, aunque no lo sean. Y muchos cubanos creen que el protector de esa igualdad es el gobierno.” Durand, representando los colores de Miami, vuelve a sacarle una pista de ventaja al articulejo para suecos del Sr. Iscariote Alfonso, publicado en el periódico de Sundsvall, sin dudas, un sitio muy apegado y conocedor de la historia de Cuba y decisivo para su futuro.

5) El 15 de agosto, desde New York, la agencia Reuters publicaba los resultados de una encuesta aplicada a 1213 personas en los Estados Unidos, la meca de la cultura, la información , la participación ciudadana, la democracia, la sabiduría, y la libertad, el Gran Modelo que los misceláneos no se cansan de proponer para el futuro de Cuba, y al que se supone tan informado acerca del pasado, presente y futuro de la isla, como para considerarse en el derecho a decidir su mañana, y nosotros, en el deber de permitírselo. Entre sus resultados se destacan:

-Tres cuartas partes de los norteamericanos pueden identificar a los siete enanitos de Blancanieves, pero sólo una cuarta parte puede nombrar a dos miembros del Tribunal Supremo.
-El 57% puede identificar a Harry Potter, pero apenas el 505 sabe quién es Tony Blair.
-El 60% sabe cómo se llama el hijo de Homero, el protagonista de la serie de dibujos animados “Los Simpsons”, pero apenas el 20% es capaza de recordar el nombre de algunos personajes de “La Ilíada”.

Otra vez, los misceláneos quedan con las partes pudendas al aire.

6) Ese mismo día, la AP daba a conocer que había sido desarticulada en Riverside, California, una banda que controlaba a 240 prostitutas, obteniendo por ello millones de dólares de ganancias anuales. Ante esto, las notas lacrimógenas sobre la prostitución en Cuba, que se atribuyen a una tal Shelyn Rojas en “Misceláneas…” son de una ingenuidad y una estupidez apabullantes. Lo mismo sucede con otro despacho de la AP, fechado el 14 de agosto, donde se da cuenta de la última muerte de un adolescente en Miami-Dade por disparos de armas de fuego, el número 16 desde enero, sólo contabilizando personas identificadas entre 9 y 18 años. Comparada con esta masacre, que haría palidecer a Herodes de envidia, las historietas de los corresponsales patanes que dicen reportar desde la isla, y que publica con júbilo “Miscelánea…” sólo se comparan, por lo rudimentario, con sus propias imágenes con cuello y corbata, que sospechamos hayan sido la causa del retiro temporal de ese mentiroso siempre atildado que se identifica como Félix José Hernández. Again: misceláneos, out en primera.

7) Y para cerrar con broche de oro, las fotos de los macarras quebranta huesos del autotitulado “Comandante Frómeta”, de Miami, durante una patriótica conferencia de prensa de sus “Comandos F4” en la que abogaron por exterminar a varios millones de cubanos para purificar la isla de comunistas. Este puñado de patéticos violadores frustrados, de torturadores ventrudos y de apaleadores de ciegos y lisiados, desmiente la melaza miscelánea de los cambios pacíficos y las transiciones aterciopeladas (nada nuevo para nosotros), y junto al acápite secreto del Plan Bush, ponen sobre el tapete la verdadera naturaleza de una contrarrevolución cobarde y bocona, que lleva casi medio siglo lamiéndose las heridas y amenazando…desde lejos. Out, el segundo, para la novena sueca, cogida robando.

Tal y como pronosticamos, el Sr. Iscariote Alfonso, con el lomo ardiéndole por los palos que recibe una y otra semana, teniendo que ponerle la cara a los piñazos mientras el Papa Solenzalus I hurta el cuerpo a la paliza,( mañas de bitongo que no se faja por ser el dueño de los guantes), ha optado por espaciar sus declaraciones, acercándolas todo lo posible a los viernes, día en que salen los nuevos números de “Librínsula”. Confía en que así tengamos menos tiempo para responderle, pero olvida que para nosotros es transparente y predecible, de manera tal que podemos darnos el lujo, y nos lo damos, de tener listas, por adelantado, una media docena de respuestas a lo que todavía no sabe que va a escribir. Agradecemos semejante automatismo mediocre de su pensamiento que nos ha dado la victoria, más de una vez, en las apuestas que sobre el articular acordamos en “Librínsula”.

Su último mensaje es, al parecer, una despedida, o mejor, otra deserción. Abrumado por los gaznatones propinados y las verdades del barquero que le cantamos cada semana, los que si le sabemos y no somos suecos que se creen, o fingen creer lo que dice, levanta ahora bandera blanca e insinúa que el diálogo, tan caro en la mitología de su coach Gaínza Solenzal, ha terminado porque lo no lo estamos tomando en serio. Y sabiendo que nos consta su historia personal de traiciones y retractaciones, de rajaduras y desplomes, todavía se muestra ofendido y sorprendido de que lo estemos vacilando.

¿Sería la vedette de los periódicos de las aldeas suecas, como es hoy, si se tradujeran al sueco y se publicaran las verdades de su pasado? ¿Lo entrevistarían las emisoras radiales de los pescadores de bacalao y de los guardabosques después de entrevistar en La Habana a quienes traicionó y vendió, en el momento de la verdad? ¿Los liberales suecos continuarían tirándole un cabo ¡oh, el inmenso corazón misericordioso de Mae Liz Orrego!) si ciertos funcionarios de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana pudiesen explicar por qué le comunicaron, a través de la que fue su esposa, que no era “bienvenido” en USA, ni merecedor de un mojito, tan siquiera, en las fiestas donde agasajan a sus lacayos disidentes?

La semana termina: Fidel se recupera, y mejor aún, el pueblo ha fortalecido su unidad junto a la Revolución. Los agoreros han sido lastimosamente desmentidos. Más de 12 300 intelectuales de todo mundo, entre ellos 10 Premios Nóbel, han firmado una declaración de apoyo a la defensa de la soberanía de Cuba, en algo más de una semana. Ningún estratega de café con leche de Miami o Suecia ha pasado de sollozar en la distancia. Bush da vueltas, como el tiburón sangriento, pero escarmentado por el carnaval diario de bombazos con el que los iraquíes le agradecen la democracia que les regaló, a cambio de más de cien mil vidas inocentes. Israel fue vergonzosamente derrotado por una guerrilla en el Líbano, y la amiga de los misceláneos, “Stefanía, activista italiana”, tan decidida sionista y agentota americana, llora, como la Zarzamora, por los rincones. Y como colofón, que ni mandado a hacer, un Osvaldo Iscariote Alfonso, tan inteligente como Cafunga, y tan modesto como Betty Davis en “Jezabel, la Tempestuosa” se postula como futuro presidente de Cuba, como si la competencia de Miami, los propios yanquis, ni el pueblo cubano, con su historial, se lo fuesen a permitir:

“Nunca ha sido mi ambición-declaró este estafador a la Radio Nacional Sueca-la de apuntar hacia altas posiciones políticas, pero si recibiera el respaldo necesario en el futuro, ello no está descartado.”

Despidamos a este muñecón de carnaval sueco con la trompetilla cubana que tanto intrigase a Jorge Mañach en su inolvidable “Indagación del choteo”.

No da para más.

Haciendo de tripas corazón, y superando el asco, el diálogo continúa. ¿Verdad, querido Alexis?

Ángel de la Guardia




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938