..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.152, Viernes, 1 de diciembre del 2006

 

Saddam Hussein, ¿por qué no Bush?
Por Luis Oviedo

Después de una parodia de juicio, Sadam Hussein fue condenado a muerte por los ocupantes de Irak. Aunque la condena estaba escrita desde antes de que comenzaran las deliberaciones del tribunal, los jueces tuvieron el cuidado de darla a conocer apenas unas horas antes de las elecciones norteamericanas. En la mente de los publicistas de Bush, el fallo debería acercarle algunos votos a los alicaídos candidatos republicanos.

Antes de la lectura del fallo, Ramsey Clark, ex procurador norteamericano y uno de los abogados defensores, calificó el juicio como una parodia. Efectivamente, el juicio se desarrolló en el cuartel general de las tropas ocupantes; los acusadores y los jueces son empleados de los ocupantes. En el curso del proceso, varios de los defensores de Saddam fueron asesinados.

Se trató de una farsa jurídica de principio a fin. Saddam no fue acusado por sus peores crímenes: la salvaje represión de los levantamientos de los shiítas y los kurdos en 1991. Tampoco por los crímenes cometidos durante la guerra contra Irán. La razón es que sacar a la luz estos episodios hubiera desnudado la complicidad del propio imperialismo norteamericano con Saddam.

Saddam ha sido condenado por “crímenes contra el pueblo iraquí” por los masacradores del pueblo de Irak. Desde el comienzo de la invasión, más de 600.000 iraquíes han muerto como consecuencia de la acción de los ocupantes y de la guerra civil que ha desatado la impasse de la ocupación. Bush debería ser juzgado por todos estos crímenes, y todos los demás, desde Afganistán, Líbano o Gaza.

Varios países europeos y el Vaticano rechazaron la condena porque, dicen, agrava la división del país y amenaza con profundizar la guerra civil que hoy desangra a Irak. Varios reclaman un acuerdo con el partido Baas, cuyo jefe es Saddam Hussein.

http://po.org.ar/po/2006/po971/po971106.htm




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938