..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.152, Viernes, 1 de diciembre del 2006

 

Señores cartoneros
Por Mex Urtizberea

Un texto que desde la ironía, resulta estremecedor…

Señores cartoneros, no se paseen frente a nuestros ojos cuando estamos paseando. Arruinan el paisaje. Asustan a los niños. Escóndanse.

Dan una mala imagen frente a los turistas extranjeros.

Espantan a los inversionistas. Hacen subir el riesgo país. Métanse debajo de alguna alfombra.

No están bien aseados. Nos sacan cosas de nuestra basura. Dejan papeles tirados.

Señores cartoneros, que no se los note. Molestan el tránsito de vehículos. Molestan cuando un vehículo quiere estacionar. Háganse invisibles.

Es lo mejor para todos.

No nos obliguen a tener que comprender que sus necesidades son mucho más importantes que cualquier molestia que puedan ocasionar.

No nos recuerden todo el tiempo con sus carros repletos y empujados con esfuerzo que en el país hay personas que quieren trabajar y sólo pueden trabajar de eso.

No queremos saber si es justo lo que les pagan por los cartones recogidos después de diez horas de un trabajo insalubre.

Preferimos no enterarnos de que no lo hacen porque quieren, sino porque es su única forma de subsistencia.

Señores cartoneros, no nos importa que existan, solamente nos importa que no se vean. Escóndanse.

Métanse debajo de alguna alfombra. Vuélvanse invisibles. No se hagan notar. Sean comprensivos, entiéndannos ustedes a nosotros.

A los que no tenemos que viajar cargados de papeles en vagones inflamables.

A los que no tenemos un trabajo que pone sistemáticamente en riesgo nuestra salud.

A los que no realizamos una de las tareas peor pagas que existen y que además está siempre al borde de la ilegalidad, aun cuando no se le está robando nada a nadie.

Tengan contemplación con nuestra situación. Entiendan que preferimos que no se vean, porque dan una mala imagen frente a los turistas extranjeros y espantan a los inversionistas, asustan a los niños, dejan cosas tiradas, arruinan el paisaje, hacen subir el riesgo país.

Señores cartoneros, es lo mejor para todos. Escóndanse.

Métanse debajo de alguna alfombra.

Vuélvanse invisibles.

No se hagan notar.

No nos obliguen a tener que ponernos a pensar que no es justo que alguien deba realizar la tarea que ustedes realizan para poder vivir.

No nos lleven a reflexionar que ustedes son ciudadanos como los demás y no pueden ser abandonados en el olvido. No nos hagan replantearnos todo el sistema en el que vivimos, cuando los vemos pasar bajo la lluvia empujando el carro de cartones mojados.

No queremos que los cartoneros dejen de existir. No pretendemos tanto. Simplemente, queremos que no se vean.

Que se escondan.

Que se metan debajo de alguna alfombra.

Que se vuelvan invisibles.

Que no se noten.

Así podemos pasear tranquilos.


Link corto: http://www.lanacion.com.ar/861497




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938