..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.153, Viernes, 8 de diciembre del 2006

Libro de visitas

 

Amigos que nos visitan

Se torna diciembre mes de amigos que nos traen aires de solidaridad: las amigas Aline Castro, de Brasil y Anna Causaran, italiana; Eva Björklund, de Suecia y Silvana Ojeda, de Argentina, han visitado nuestros predios en estos días, cada una de ellas trayendo su amistad y su apoyo a nuestro país.

Aline y Anna han conformado, junto a otros amigos una página web de la que hablaremos en próximos números, y una lista de distribución donde defiende nuestro proyecto social. En estos momentos forma parte junto a Anna, una italiana alegre y solidaria, de la Brigada 50 Aniversario del Desembarco del Granma.

Silvana es bibliotecaria coordinadora de la Red de Bibliotecas de la UNNE, de la Provincia del Chaco, ha dado un recorrido por nuestro país, y ha visitado algunas de nuestras bibliotecas. Pronto tendremos noticias de este recorrido y podremos valorar la opinión de Silvana sobre Cuba.

Eva es una antigua conocida de nuestro Boletín, donde hemos publicado, entre otros, su artículo “¿Están Pippa medias largas y Harry Potter prohibidos en Cuba?”. Arquitecta de profesión, forma parte de la Sociedad de Solidaridad Sueco Cubana, con la que ha visitado varias veces nuestro país. Eva nos ha hecho entrega de un llamado que los intelectuales nórdicos han hecho público, a favor de los derechos de todos los humanos que les traemos a continuación:

Llamado de artistas e intelectuales nórdicos a la Defensa de la Humanidad, en tiempos inhumanos

Hace cinco años atrás una ola de compasión y solidaridad le llegaba al pueblo de los Estados Unidos y a los familiares de las víctimas de los horribles ataques de terror contra las torres gemelas en Nueva York y contra el Pentágono. Pero el presidente de los Estados Unidos se aprovechó de estos crímenes como pretexto para una ofensiva por el control de los recursos del planeta, convirtiendo así la simpatía en repudio y temor.

Todos estamos profundamente espantados por las frecuentes denuncias que ponen al descubierto la tortura física y psíquica practicada por los Estados Unidos en cárceles y campamentos de terror, ubicados en diferentes partes del mundo, como enlaces en la llamada "Guerra contra el terrorismo". Igualmente terrible es la participación de 14 gobiernos europeos, entre ellos Suecia, en secuestros, violaciones del derecho judicial, traslados ilegales de prisioneros y maltratos físicos.

Desde hacía mucho tiempo una potencia mundial no mostraba de manera tan abierta y flagrante su desprecio tanto por su propia Constitución, como por la Carta de la ONU, el derecho internacional y los derechos humanos, como lo hacen hoy los Estados Unidos. Si esto ocurriera de parte de las naciones más pequeñas, inmediatamente hubieran sido condenados por tales guerras de agresión, ocupaciones y terror masivo hacia la población civil. Pero cuando se trata de los Estados Unidos e Israel, la Unión Europea mira hacia otro lado y algunos estados miembros hasta participan en sus agresiones, o los excusan.

Con los Estados Unidos a la cabeza, cada vez más países limitan los derechos ciudadanos en sus propios territorios. Por todo el mundo se intenta imponer un nuevo orden, rompiendo las normas del estado de derecho que exige que nadie sea encarcelado sin juicio previo, que nadie sea juzgado sin derecho a la defensa, y que todos sean tratados con igualdad ante la ley. El campo de concentración en la ocupada base naval de Guantánamo es una de las peores expresiones de esta política.

Nos recuerda a aquella política que durante décadas fue aplicada en Latinoamérica, cuando cientos de miles de personas fueron desaparecidas, torturadas y asesinadas por los comandos especiales, escuadrones de la muerte y las guerras de terror de las dictaduras aliadas a los Estados Unidos. La definición "contra el terrorismo" que los Estados Unidos dan a sus guerras en el siglo XXI, pierde toda credibilidad cuando ellos mismos albergan a varios de los activistas más destacados del sistema transnacional de terrorismo de estado del siglo pasado en América Latina. Y más aun cuando al mismo tiempo condenan a hasta dos cadenas perpetuas a aquellos que desenmascaran y luchan en contra de este todavía vigente terrorismo.

Poniéndole el sello de terrorista a "los otros" y aplicándole sanciones al gobierno democráticamente electo de Palestina, los Estados Unidos y la Unión Europea abrieron fa puerta a la escalada de la guerra israelita contra los palestinos y libaneses. La fe de los Estados Unidos e Israel en su maquinaria superior de violencia para aplastar al enemigo en vez de buscar soluciones justas a décadas de opresión e injusticias, debía haberse atenuado después de su experiencia anterior en el mismo Líbano y en Afganistán e Irak. Pero no, una vez más intentaron a exterminar al enemigo, con el peligro de conducir a una escalada de guerra en toda la región.

Cuando el régimen de Bush lanzó su Estrategia de Seguridad Nacional con "Lightning war" contra posibles amenazas hacia "The American way of life" y su espacio vital, despertó recuerdos aterradoras. Y en el mundo entero ahora crece la resistencia contra esta política de guerra, contra el saqueo económico y contra una destrucción del medio ambiente que amenaza la supervivencia de la Humanidad. Mujeres y hombres, jóvenes y ancianos, pueblos aborígenes, inmigrantes, trabajadores, desempleados, comunidades religiosas y otros, se organizan para construir otro mundo y globalizar la solidaridad.
De la misma forma que artistas e intelectuales se reunieron en Valencia en 1936 en defensa de la República Española, en el 2004 en Caracas, Venezuela, se dieron cita alrededor de 500 de sus sucesores para construir una red internacional para la información, para acciones culturales, para la solidaridad, la coordinación y la movilización que enlazan a los artistas e intelectuales con los foros sociales y la lucha popular, para fortalecer los esfuerzos comunes "En Defensa de la de Humanidad".

Llamamos a los artistas e intelectuales en los países nórdicos, a que junto con nosotros se sumen a esta red internacional en Defensa de la Humanidad.

A partir del 11 de Septiembre de 2006:

América Vera Zavala, escritora
Andres Boukas, escritor
Anita Persson, escritora
Ann Kristin Hedmark, cantante
Ann Marie Engel, trabajadora cultural
Ame Mellberg, professor
Birgit Assarson, escritora
Birgitta Holm, escritora
Bjórn Kumm, escritor
Bo Andér, trabajador cultural
Christer Themptander, artista gráfico
Claes Andersson, poeta
Dror Feiler, músico, compositor
Enel Mellberg, escritora
Estoardo Barrios, pintor
Etienne Gfaser, actor
Eva Björklund, arquitecto
Farnaz Arbibi, directora de teatro
Gonzalo Del Río, músico
Gull Akerblolm, escritora
Gunilla Palmstierna-Weiss, escenógrafo
Inger Fredriksson, editora
Ingibjörg Haraldsdóttir, escritora
Jan Hammarlund, cantautor
Jórgen Dicander, escritor
Kerstin Backman, escritora
Lasse Söderberg, poeta
Lotta Lagercrantz, pintora
Luis E Villalobos Castillo, actor
Marcos Vargas Nuñez, pintor
María Adlercreutz, artista textil
María Fregidou-Malama, profesora
María Sandblad, escritora
Mellika Melini, directora de teatro
Mikael Wiehe, cantautor
Nabila Abdul Fattah, cantautor
Nina Malinovski, escritora
Pepe Viñoles, editor, artista plástico
Ruben Marín, socióloga
Siv Widerberg, escritora
Sven-Ake Gustafsson, diseñador
Ulf Hultberg, cineasta
Ulrika Hembjer, pintora
Wilhelm Östberg, antropólogo
Ylva Karlston, escritora
Asa Linderborg, escritor





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938