..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.154, Viernes, 15 de diciembre del 2006
Libro de visitas
 

Una imagen, un recuerdo, una fecha

“Coopere con el artista cubano”… Como un escopetazo del recuerdo, la frase surge de mi memoria al contemplar la carátula de la Revista Bohemia de Julio 22 de 1951: insertados en una imagen de la vieja Habana, dos músicos hacían resonar sus instrumentos mientras uno de ellos tendía su sombrero, tal vez soñando verlo convertido en rebosante cuerno de la abundancia.

“Pasar el cepillo”, le llamaban a ese recorrer esperanzado alrededor de los oyentes, tan macilentos y necesitados la mayoría de las veces como los artistas… Desde un olvidado rincón de mi memoria de 5 o 6 años, resurge la visión de aquellos “músicos del asfalto y el transporte público”, sosteniéndose a duras penas en los pasillos de las vetustas General Motors que, sofocadas, intentaban subir por las malamente asfaltadas calles de mi barrio natal, dándonos con su arte su propia vida y recibiendo generalmente aquel: “Perdone, hermano, y prosiga”

Y esta imagen me trae de la mano hasta la fecha que celebramos en este 14 de diciembre… el Día del Trabajador de la Cultura -poco reflejada este año en los principales órganos de la Prensa escrita-, fecha de la que escribiría la periodista Ada Oramas en el fraterno Tribuna de la Habana:

“Protagonistas de una obra infinita que trasciende lo soñado, los afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, en nuestra capital festejarán su día, hoy 14 de diciembre, inmersos en su diario bregar como hacedores de prodigios, en este siglo que comienza con victorias de resonancia mundial para Alicia y el Ballet Nacional de Cuba, Chucho Valdés, Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Danza Contemporánea de Cuba, el Conjunto Folklórico Nacional, la Schola Cantorum Coralina y La Colmenita.

Momentos en que las artes plásticas cubanas se imponen en el panorama internacional, en salones, subastas, exposiciones personales y colectivas de quienes ya han inmortalizado sus firmas, como Roberto Fabelo, Nelson Domínguez, Zaida del Río, Alfredo Sosabravo, Flora Fong, Kcho, Choco, Juan Moreira, Alicia Leal y Vicente Bonachea.”

Recordemos también en esta fecha, a aquel que naciera un día como hoy y en cuyo homenaje celebramos esta fecha: a Raúl Gómez García, el Poeta de la Generación del Centenario:

Raúl Gómez García: figura del ámbito cultural cubano
Por Raynor Rivera Licea y Gislania Tamayo Cedeño

Ya estamos en combate......
En nombre de las madres y de los hijos de nuestra tierra heroica
En nombre del honor y del decoro que construyó su historia
Por la estrofa magnífica del himno
“Que morir por la patria es vivir” (…)

Así expresa su sentimiento patriótico Raúl Gómez García, el llamado “Poeta de la Generación del Centenario”, nacido el 14 de diciembre de 1928, en La Habana, fecha escogida anualmente para celebrar el día del Trabajador de la Cultura.

Amante apasionado de la obra de José Martí, Héroe Nacional de Cuba, desde muy joven Raúl escudriña las páginas de los textos del Apóstol.

Con sólo 12 años compone sus primeros poemas y a partir de aquí su pluma se escurre entre los pergaminos en pos de la creación artística.

Incursiona en el periodismo con artículos en los que denuncia los atropellos y vejámenes a los que era sometido el pueblo cubano. Fustiga a las administraciones de la neocolonia.

Al concluir el bachillerato milita en el Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo). Comienza a ejercer como maestro sustituto y abandona la carrera de abogacía para estudiar magisterio.

Ante el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, encabezado por Fulgencio Batista, redacta el artículo ¿Revolución sin juventud?, condenándolo. Se incorpora al movimiento revolucionario en la labor de propaganda clandestina en los periódicos Son los mismos y El acusador.

Participa en los preparativos del ataque a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo, el 26 de julio de 1953 y redacta el Manifiesto del Moncada, que leería el Comandante en Jefe Fidel Castro en la Granjita Siboney, momentos antes de la acción.

También compone el poema Ya estamos en combate, arenga a la lucha, al valor y patriotismo, exponente del ideal revolucionario de una juventud dispuesta a inmolarse por la libertad de la Patria.

Sus ideales reviven hoy en la firme decisión de un pueblo a no claudicar jamás frente a las amenazas del gobierno norteamericano y, en el compromiso de los trabajadores de la cultura de fortalecer el acervo de los habitantes de la ínsula caribeña y un poco más allá.

http://www.lademajagua.co.cu/infgran5504.htm





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938