..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.155, Viernes, 22 de diciembre del 2006

 

Publican “Los niños de Cuba” en respuesta a “Vamos a Cuba”

Interesante esta resurrección mediática de Valladares, ahora convertido en el Andersen de la contra cubana, dedicado en cuerpo y alma a demostrar que los niños cubanos viven en un entorno diferente al de los niños de Estados Unidos. Lo asombroso es que tiene razón, al menos en este punto, y aunque la comparación no favorece precisamente al gobierno que debería velar por los niños norteamericanos, curiosamente, el mismo que asesina a los niños iraquíes; quiero ahora recordar a quienes lean esta nota tan bucólica, que Valladares fue policía del tirano Batista, más o menos el Pinochet cubano de los años 50, culpable de la tortura, muerte y desaparición de miles de jóvenes cubanos, entre ellos, William Soler, de 15 años. Desde este ángulo debo reconocer que Valladares puede muy bien ubicarse en la percepción de sus lectores potenciales, ya que todo buen policía torturador y represivo -como él lo fue jubilosamente-, trata de ponerse en el lugar de sus victimas para reprimirlas mejor.

Agreguemos que no debe costarle trabajo fabular para los niños, pues durante años en prisión, adonde fue a parar por pertenecer a un grupo terrorista contrarrevolucionario en La Habana, acostumbrado a jugar inocentemente con petacas explosivas que regaban por tiendas y cines, Valladares se disfrazó de pobre parapléjico en sillas de ruedas, acosado por raptos de inspiración poética y ansias de libertad, con lo que logró engañar a muchos incautos, hasta que unas cámaras escondidas lo mostraron en sesiones de sana calistenia escondido en un baño, y que casi voló sobre sus piernas, emulando con Peter Pan, cuando el gobierno cubano lo liberó y autorizó su salida del país. Esta es la catadura moral de este camaján, el mismo que ahora escribe para niños.

Nota: Si Usted ha adquirido el librillo de Valladares para sus hijos, revíselo bien primero, no vaya a ser que luego sorprenda al muchacho aplicando la picana eléctrica al gato, o vapuleando hasta la muerte a la muñeca por no revelar dónde esconde los caramelos. Eliades Acosta Matos

Publican “Los niños de Cuba” en respuesta a “Vamos a Cuba”
Está escrito por Armando Valladares

Por Ariel Remos
DIARIO LAS AMERICAS

Fresca en la mente de los residentes de Miami la controversia por la presencia en las bibliotecas escolares de los libros “Vamos a Cuba” y “Cuban Kids”, por lo que se estimaron por exiliados cubanos inexactitudes sobre la vida escolar en Cuba y su pretendida equivalencia entre el sistema en Cuba y en EE.UU., acaba de ser publicado el libro-respuesta “Los niños de Cuba”, escrito por una personalidad del exilio altamente reconocida, el expreso político y exembajador de EE.UU. en la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Armando Valladares.

En la mañana del martes, Emilio Izquierdo, presidente del “Comité Cubano de Padres Preocupados” anunció el lanzamiento del libro. Valladares calificó “Vamos a Cuba” y “Cuban Kids” de mentirosos y desinformativos, ya que tratan de hacer ver que los niños en edad escolar en Cuba, viven, estudian comen y trabajan igual que los niños en edad escolar de Miami-Dade, y “nada más lejos de la verdad”.

“Por eso, por sugerencia y animación del representante estatal David Rivera, me di a la tarea de escribir una respuesta a ´Vamos a Cuba´, dijo Valladares, “que es precisamente este libro que se da a conocer hoy, un libro breve, muy sencillo, que dice de verdad cuál es la realidad de Cuba”.

Valladares dijo también que “así como nosotros tenemos argumentos para rebatir cualquier mentira sobre Cuba, pero no los niños, que no tienen como rebatirlas, dándose el caso de que los padres les dicen una cosa a los hijos, y en la escuela le dicen otra distinta”.

“Por esa razón estamos aquí hoy presentando este libro”, continuó diciendo Valladares, “que tiene como objeto que esté en todos los hogares, que todos los niños tengan acceso a él, y que los padres puedan utilizarlo cuando los ayuden en la tarea. Asimismo, dos miembros de la Junta Escolar de Miami-Dade, la Dra. Martha Pérez y Rainier Díaz de la Portilla, apuntaron como posibilidad que los libros pudieran ser adquiridos por la Junta.

En las 24 páginas de este libro –realmente un cuaderno 8 1/2 por 11—escritas en forma nítida y atractiva a sus lectores, ilustrada con fotografías tomadas en Cuba, Valladares demuestra que la vida de los niños en Cuba y la vida de los niños en EE.UU., “es muy diferente...Ni viven, ni trabajan, ni estudian ni comen igual”. Informa asimismo a los niños que en EE.UU. hay una democracia, y en Cuba una dictadura y lo que son ambos sistemas. Subraya asimismo que lo primero que le dicen a los niños (en la escuela) es que Dios no existe. Los ilustra también de que en las escuelas en Cuba el entrenamiento militar es obligatorio, y que el lema de los llamados pioneros, es: “Pioneros por el Comunismo, seremos como el Che, explicando a continuación que el Che Guevara fue un comunista que mató sin juicio a cientos de cubanos muchos de los cuales eran inocentes, y también fue a otros países a matar gente para imponer una dictadura comunista..

El costo del libro es de $5, y, por ejemplo, la librería “La moderna poesía”, renuncia a su utilidad.

Armando Valladares es el autor del libro “Contra toda esperanza”, que conmovió al mundo con su vívido relato de sus experiencias durante 22 años en las cárceles de la tiranía. Fue asimismo como embajador en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, factor importante en que se condenara a Fidel Castro como violador de los derechos humanos del pueblo cubano.

Foto Tony Joaquín

http://www.diariolasamericas.com/news.php?nid=18834&pag=0


**

Armando Valladares Pérez

Nació en Cuba.

Miembro de los cuerpos represivos de la tiranía de Fulgencio Batista y Zaldívar.
Fue detenido y sancionado por acciones terroristas en cines y otras instalaciones sociales e integró organizaciones contrarrevolucionarias. Se hizo pasar por un poeta inválido, para lo cual recabó de la ayuda de organizaciones y personalidades en el exterior, quienes solicitaron su liberación aduciendo causas humanitarias. Finalmente viajó hacia los Estados Unidos, luego de haberse hecho pública su farsa.
Fue utilizado por el Gobierno norteamericano, en contubernio con la mafia de Miami, en acciones provocativas contra la Revolución Cubana durante las sesiones de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

http://www.terrorfileonline.org/es/index.php/Armando_Valladares_P%C3%A9rez

**

Fragmentos de la Conferencia de prensa ofrecida por Felipe Pérez Roque, Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, a la prensa nacional y extranjera, en la sede del MINREX, el 25 de marzo de 2004

[…] Ahora, ¿es esta la primera campaña que se ha lanzado contra Cuba sobre presos contrarrevolucionarios en prisión? No, no, no, ésta no es la primera campaña, Cuba está acostumbrada a eso.

Como botón de muestra he decidido recordar esto que voy a poner ahora. Esta no es la primera vez que Cuba enfrenta una campaña, no, no, no, qué va; de esto nosotros sabemos, llevamos 45 años resistiendo campañas mediáticas (Muestra video).

¿Se sabe quién es ese personaje? Ese es el policía de la dictadura batistiana Armando Valladares, arrestado —ahí está la prensa de la época— por poner en lugares públicos de La Habana, bombas metidas en cajetillas de cigarro; miembro de una célula terrorista en la que participó también Carlos Alberto Montaner. Fueron condenados y por esa razón Armando Valladares fue a prisión en Cuba.

Sin embargo, miren cómo empezó a reflejarse en la prensa: "Un poeta inválido está preso en Cuba"; "Piden la libertad de Armando Valladares"; "Preso en Cuba Armando Valladares"; "Libertad para Valladares"; "Preso en su silla de ruedas"; "Un poeta que en las cárceles cubanas languidece"; "Desde mi silla de ruedas", el libro de poemas de Armando Valladares, tercera edición; "El corazón con que vivo". Miren, ilustración de un importante periódico internacional: "Un poeta inválido"; sin embargo, miren las imágenes que un día se conocieron sobre el supuesto poeta inválido en su celda de la prisión, helo ahí, haciendo ejercicios de calistenia. (Se muestra video.)

Profesor Álvarez Cambra.- La junta médica de profesores de alto nivel, formada, como decíamos, por los compañeros de más prestigio de las cuatro especialidades, neurología, cirugía, ortopedia y rehabilitación, concluyó que el paciente Armando Valladares era un simulador, es decir, era un farsante que quería sacar ganancias de esa apariencia de inválido y que, en realidad, en ningún momento desde que ingresó a nuestro hospital era inválido. Esas son las conclusiones de esta comisión.

Felipe Pérez.- Ahí está corriendo el "poeta inválido", antes de salir de Cuba. Se le dijo: "Bueno, tienes que dar la prueba, porque Cuba tiene que probar que efectivamente tú no eres inválido." (Se muestra video.)

Locutor: En octubre de 1982 el ex miembro de los cuerpos represivos del general Batista y connotado terrorista, Armando Valladares, partió del aeropuerto de La Habana con destino a París, luego de haber devenido protagonista de una campaña internacional que más parecía dirigida a dañar la imagen de un país, que a establecer rigurosamente la verdad.

Felipe Pérez.- Ocurrió como en la Biblia: "Levántate y anda." Hizo como Lázaro: la verdad lo hizo caminar (Risas). Ahora miren (muestra video), mírenlo ahí, el "poeta inválido", ya recibido en la Casa Blanca por Reagan. Después fue el Jefe de la delegación norteamericana ante la Comisión de Derechos Humanos; como el otro terrorista que está ahora sentado en el escaño de Estados Unidos, arrestado en Cuba en una lancha cargada de explosivos y fusiles de asalto, Luis Zúñiga Rey, dicen que es un "luchador por los derechos humanos".

http://www.cuba.cu/gobierno/documentos/2004/esp/r250304e.html




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938