..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.156, Viernes, 29 de diciembre del 2006

Libro de visitas

 

Cuarenta y cinco años en un laberinto de libros
Por Diego Guerrero, Redactor de El tiempo

"Los libros son como los espermatozoides:
millones salen en busca de su meta
pero solamente uno lo logra".
Felipe Ossa, librero de la Libreria Nacional durante 45 años.

Una hermosa entrevista a un librero colombiano, nos parece un regalo en estos días de amistad, solidaridad y confraternidad:

[Un hombre delgado, con canas y de gafas grandes camina hace 45 años entre los estantes de la Librería Nacional, a la que mañana, la Cámara Colombiana del Libro le entregará el Libro de Plata, por los 65 años de su fundación.

Los 95 mil títulos que ofrecen sus sucursales en el país han pasado, en algún momento, por sus ojos. De hecho, el librero Felipe Ossa ojea cerca de 600 o 700 nuevos cada mes.

Ossa es un sobreviviente de un oficio muy raro en Colombia y que cada vez se ve menos. Una actividad que lo convierte a veces en confidente de desconocidos o tutor de principiantes en la lectura.
Un guía que lleva, al que le pregunte, por los laberintos de libros que pueden ser de literatura, matemáticas o de autoayuda.

Su oficio empezó a los 18 años, cuando acosado por la necesidad, se ofreció a trabajar en lo único de lo que sabía algo: los libros. Al fin y al cabo, era hijo de un librero. Por estos días publicó Leer para vivir, memorias de un librero (Planeta), sobre su experiencia en el oficio. Antes había hecho su gran aporte al mundo de los comics con La historieta y su historia y Héroes de papel, entre otros libros:

¿Qué es un libro?

Es un cofre donde está el espíritu del hombre que lo escribió.

¿Se escriben demasiados libros?

Todo el mundo quiere escribir y que su obra parta la historia en dos, pero no pasa así. Se han destruido muchos bosques con libros que no era necesario que existieran.

Si se quemara su biblioteca (8.000 títulos clasificados) y pudiera salvar unos pocos libros, ¿cuáles serían?

Las obras completas de Borges, Las mil y una noches, toda la obra de Elías Canetti, la de George Steiner y la poesía de Verlaine y Rimbaud.

Si fuera a morir de frío, ¿qué libro quemaría?

Quemar libros es auspiciar un nuevo Auschwitz. Mejor quemaría los muebles.

¿Con qué autor vivo o muerto tomaría un café, si pudiera?

Con Elias Canetti.

Si fuera escritor, ¿cuál le gustaría ser?

Uno de novelas policíacas.

¿Cómo se vende un libro?

El camino por el que se venden los libros es misterioso. Unos se venden de boca en boca. Otros, con mucha publicidad, no se venden, pero de pronto pasa algo y empiezan a pedirlos.

¿Qué es un librero?

El último eslabón de la cadena que forma con el escritor, el impresor, el editor y que va hasta el lector. Si no hace bien su obra, se puede perder la de todos.

¿Un libro para enamorar?

Siguen siendo 'Inventario', de Mario Benedetti, o 'Veinte poemas de amor y una canción desesperada', de Neruda. También 'La insoportable levedad del ser', de Kundera.

¿Algunos para leer en esta Navidad?

“El olvido que seremos”, de Héctor Abad, por su emoción contenida, el uso del lenguaje y la dignidad al escribir sobre la muerte de su padre.

“El despertar del sueño”, de Juan Gossaín, por su narrativa, y cualquiera de Orhan Pamuk (el premio Nobel).

<< Foto David Osorio / EL TIEMPO

http://www.eltiempo.com/tiempoimpreso/edicionimpresa/cultura/2006-12-
13/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR-3363130.html




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938