..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.131, Viernes, 7de julio del 2006

Libro de visitas


DOSSIER_ 4 libres y un discurso

Uno de los cuatro jinetes del Apocalipsis (¡Oh, perdón!), uno de los de los cuatro amigos del sitio 4freadom, ha enviado a algunos bibliotecarios cubanos mensajes sobre algunos eventos relacionados con Cuba. Gracias a su solicitud extrema, hemos conseguido el poco difundido discurso de la Sra. Madeleine Albright... Traemos acá algunos puntos de este discurso del que ya comentamos en este boletín

A continuación los fragmentos del discurso de la Sra. Albright publicados en freadom que el Sr. Wojciech Siemaszkiewicz enviara a listas de distribución y a los bibliotecarios cubanos.

FREADOM se complace en presentar a la comunidad bibliotecaria los primeros pasajes de envergadura del discurso que Madeleine Albright dio en Nueva Orleáns a los miembros de ALA, aparecido en la prensa de bibliotecas:

“Desde la época de Benjamin Franklin la biblioteca se ha desempeñado como un símbolo y un centro de la comunidad.... Son laboratorios de libertad… la dirección de las bibliotecas, no es solamente otro trabajo. El préstamo de libros y la transmisión de las ideas están en el corazón del concepto querido por todos nuestros corazones, que es la libertad humana. Sabemos por el pasado propio de nuestra nación que las palabras tienen poder. Considere la tesis de Thomas Jefferson que todos los hombres son creados iguales, y la promesa de Abraham Lincoln del gobierno del pueblo por el pueblo y para las personas no fallecer en la tierra, o la advertencia de Franklin Roosevelt de que no tenemos nada que tener que el temor propio, y la declaración de Martin Luther King de que también tengo un sueño.

Las palabras y las ideas que los formularon y los libros que los contienen pueden transformar la historia, y es por eso que es tan célebre la libertad de expresión y también tan temida.

Como fue mencionado, cuando era una niña pequeña mi familia tuvo que huir de su casa dos veces en Checoslovaquia. Primero debido a los Nazi y entonces, luego, debido a la Unión Soviética. Sabíamos que cada dictadura, fuera fascista o comunista, luchaba por disponer del control total de la información y limitar lo que puede ser impreso o pensado, y es por eso que mi familia aprecia tan profundamente la libertad que encontramos aquí en América

… mientras tanto, mi padre escribió libros maravillado de la habilidad de los estadounidenses de criticar a su propio gobierno y sugiriendo la necesidad de la vigilancia para defender la democracia. Esta experiencia me llevó a creer que la libertad nunca se debe dar por sentada. Como Secretaria de Estado, ayudé a organizar la comunidad de democracias que constaban de más de cien países con gobiernos electos. Nuestra primera reunión tuvo lugar en Polonia, cuyo movimiento de la Solidaridad provocó la revolución que hizo caer el muro de Berlín. Una siguiente sesión fue convocada en Corea del Sur y Chile, donde los dictadores habían usado el anticomunismo como un medio de justificar la anterior opresión. Aunque la democracia ha ganado mucho terreno en décadas recientes, aún quedan muchos países donde las libertad fundamentales son negadas, incluidos China y Corea del Norte, Birmania y Bielorrusia, Siria y Zimbabwe, y más cercano a nosotros Cuba.

Un siglo atrás, el patriota cubano José Martí reconoció que la libertad fundamental y la base para todo lo demás era la libertad de pensamiento. Usted puede sentir orgullo de que en el pasado la ALA ha instado al gobierno de Cuba a que elimine los obstáculos al acceso a la información. Hace tres años, la asociación expresó las profundas preocupaciones con respecto a los arrestos, los juicios, y las largas condenas a prisión dictadas a disidentes políticos cubanos. Usted se ha manifestado a favor del final de las restricciones de viajar entre los Estados Unidos y Cuba y también al levantamiento del bloqueo económico contra esa nación. Estoy de acuerdo en que después de cuarenta y cinco años de ese bloqueo es tiempo de pensar en algo nuevo.

Nuestra política hacia Cuba debe estar basada en los enfoques del siglo XI que pone a las personas por encima de la ideología y hace hincapié en la franqueza sobre el aislamiento. Debemos mirar más allá del bloqueo a una nueva era de viajes y comercio, la erudición verdadera y el intercambio libre de la información. Debemos promover la libertad de expresión y la justicia, la democracia y el respeto para las normas universales. Debemos dejar clara nuestra solidaridad con nuestros vecinos cubanos, que han sido encarcelados, acosado o impedido de viajar debido a la expresión pacifica de sus puntos de vista políticos, por poseer y prestar revistas y libros políticamente incorrectos. Debemos denunciar tales abusos en Cuba y donde quiera que puedan ocurrir. La tesis de que abrir una biblioteca independiente es cometer un pecado o defender los derechos humanos es ser de algún modo subversivo.

Y lo que predicamos afuera también debemos practicarlo en casa... ya sea que en casa o en el exterior, no debemos vacilar y hablar claro y debemos ser persistentes y continuar nuestra protesta mientras las necesidades existan. Cuando José Martí declaró que no es suficiente venir a la defensa de la libertad con esfuerzos intermitentes, cada momento es crucial en la defensa de la libertad.......

Ningún principio solo es correcto todo el tiempo. Ninguna verdad evidente está sin diluir por la duda. Pero esto no quiere decir que debemos navegar sin estrellas en el cielo. Hace varias décadas cuando George Kennan estaba argumentando que debemos operar con el concepto de poder directamente, otro experto sobre el comunismo escribió que la dignidad humana y el respeto por el individuo debían ser el enfoque de todo. El enfoque de todo es una declaración muy grande pero me parece correcta, como le hizo al escritor de esta declaración, un catedrático y ex diplomático que vino a este país de Checoslovaquia y quien era también mi padre. El respeto por la dignidad de los seres humanos es el lugar para la fe religiosa y el empleo fatídico de la libertad política para su conexión más cercana.


Nuestro Director, en respuesta a este envío, ha enviado este mensaje al Sr. Siemaszkiewicz

Estimado Sr.:

Mucho le agradezco el envío del texto completo del discurso de la Sra. Albraight. Me ahorra mucho tiempo de búsqueda, pues, al parecer, no tuvo mayor repercusión en la prensa de su país, pues lo busqué, infructuosamente. Lo necesitaba para hacer un escrito más detallado y crítico acerca de cómo la política de los círculos más reaccionario de los Estados Unidos anula sus diferencias tácticas , cuando se trata de obtener objetivos estratégicos. Cuba, evidentemente, es un objetivo moral estratégico de dichos círculos. Recuerdo que un ex Embajador de los Estados Unidos en La Habana afirmaba que Cuba actuaba sobre los políticos norteamericanos como la luna llena sobre el hombre lobo. Aprovecho para anunciarle que mi artículo sobre esta desdichada intervención de la Sra Albrigth ha sido traducido a varios idiomas y está siendo publicado en importantes medios de prensa de Cuba y el resto del mundo.

Pronto les enviaré otras noticias que encantarán a sus amigos de Freadom, a los que saludo por su mediación. Librínsula publicará los textos del discurso de la Sra. Albrigth esta semana. No desperdiciamos ninguna ocasión para que nuestros lectores, que son más de 40 mil cada mes, tengan ocasión para reír:

Cordialmente:

Eliades Acosta

Los “buenos y desinteresados deseos del Sr. Siemaszkiewicz se ponen de manifiesto en su respuesta

Una de las ventajas de la información gratis y el acceso libre a la información es que tal información es o puede ser compartida entre personas interesadas. Ese es el propósito de mis correos (a usted) y a sus colegas. La manera en que usted usa esta información es elección suya. Sin embargo, estoy decepcionado de que usted pretenda usarla con propósitos de propaganda comunista para denigrar a personas como yo mismo y mis colegas. El único propósito que tenemos es mantenerlo a usted y nuestros colegas cubanos al día en el desarrollo, en un mundo libre sin la tendencia expresada por los colegas del ala izquierda en los que usted confía para obtener su información muy a menudo.

Desearía que usted nos diera la misma oportunidad de responder a sus artículos y denuncias en los mismos medios de comunicación a los que su gobierno le ha dado acceso.

Espero por su correspondencia.

Wojciech Siemaszkiewicz

A este “chantaje intelectual”, da cabal respuesta este mensaje

Estimado Sr:

Usted y sus amigos tendrán acceso a los medios donde publico y publicaré en la misma medida que los bibliotecarios cubanos podamos recibir visas para decir en una convención de ALA, ante la Sr. Albraight, por ejemplo, lo que pensamos de su discurso y las citas falsas de José Martí, usadas por alguien que, evidentemente, jamás lo ha leído. Cuando un bibliotecario cubano revolucionario pueda publicar en los grandes medios de su país, cuando le publique allá sus libros o sea entrevistado por las grandes cadenas de televisión, entonces atenderemos su reclamo. No merece la pena comentar su anticomunismo visceral: es lo que lo hace militar en el círculo donde milita, y eso no requiere comentarios, sino un análisis freudiano acerca de la represión del subconsciente. Cordialmente:

Eliades Acosta

A continuación el original en inglés. Traducción para LIBRINSULA de Juan Carlos Fernández Borroto

FREADOM is pleased to present to the library community with the first extensive excerpts in the library press from the keynote speech that Madeleine Albright gave to the ALA in New Orleans:

Since the times of Benjamin Franklin the library has served as a symbol and a center of community ... they are laboratory of freedom … the management of the libraries, it is just not another job. The lending of books and the transmission of ideas are in the heart of the concept dear to all our hearts, which is human liberty. We know from our nation’s own past that words have power. Consider Thomas Jefferson’s theses that all men are created equal, and Abraham Lincoln’s vow that government of the people by the people and for the people shall not perish from the earth, or Franklin Roosevelt warning that we have nothing to fear but fear itself, and Martin Luther King’s declaration that I have dream too.

Words and the ideas that shaped them and the books that contain them can transform history, and that’s why the free expression is so celebrated and also why it is feared.

As it was mentioned, when I was a little girl my family had to flee its home twice in Czechoslovakia. First because of the Nazis and then because of the Soviet Union. We knew that every dictatorship, whether fascist or communist, strives to command total control of information and to limit what can be printed or thought, and that’s why my family cherish so deeply the liberty we found here in America

… meanwhile, my father wrote books marveling at the ability of Americans to criticize their own government and arguing the need for vigilance in defending democracy. This experience thought me to believe that freedom should never be taken for granted. As Secretary of State, I helped organize the community of democracies consisting of over one hundred countries with elected governments. Our first meeting was held in Poland, whose Solidarity movement sparked the revolution that brought down the Berlin Wall. Follow up session were convened in South Korea and Chile, where dictators had earlier used anticommunism to justify the oppression. Although democracy has gained much ground in recent decades, there remain many countries where fundamental freedoms are denied including China and North Korea, Burma and Belarus, Syria and Zimbabwe, and closer to our own shores Cuba.

A century ago, Cuban patriot Jose Marti surveyed that the fundamental freedom and the basis for all others is freedom of the mind. You may be proud that in the past the ALA has urged Cuba’s government to eliminate obstacles to access to information. Three years ago, the association expressed deep concerns about the arrests, trials, and long prison sentences given to Cuban political dissidents. You have also argued for the end to travel restrictions between the United States and Cuba and the lifting of the economic embargo against that island nation. I agree that after forty-five years of that embargo is time we thought about something new.

Our policy towards Cuba should be based on the twenty first century approach that places people above the ideology and stresses openness over isolation. We should look beyond the embargo to a new era of travel and commerce, true scholarship and free exchange of information. We should promote freedom of expression and justice, democracy and respect for universal norms. We should make clear our solidarity with our Cuban neighbors, who have been imprisoned, harassed or prevented from traveling because of the peaceful expression of political views of possessing and lending politically incorrect magazines and books. We should denounce in Cuba and whenever else such abuses occur. The thesis that to open an independent library is to commit a crime or that to advocate for the human rights is somehow subversive.

And what we preach abroad we should also practice at home … whether at home or overseas, we should not to hesitate and speak out and we should be persistent and continue our protest as long as the need exists. As Jose Marti declared it is not enough to come to defense of freedom with intermittent efforts, every moment is critical in defense of freedom …
No single principle is right every time. No apparent truth is undiluted by doubt. But this does mean that we must navigate with no stars in the sky. Decades ago when George Kennan was arguing that we must deal in straight power concept, another expert on communism wrote that human dignity and respect for individual must be the focus of everything. The focus of everything is a pretty big statement but it seems right to me, just as it did to this statement author, a professor and former diplomat who came to this country from Czechoslovakia and who also was my father. Respect for the dignity of human being is the place for religious faith and fateful employment of the political liberty for their closest connection.

**

Dear Mr. Acosta,

You wrote the following:

Dear Sir:

I greatly appreciate your sending the complete text of Ms. Albright's speech. It saves me much time in searching, as it seems it had little impact in your nation's press, because I searched for it without result. I needed it to write a more detailed analysis and criticism regarding the way the most reactionary U.S. political circles cancel out each others tactical differences, when they try to obtain strategic objectives. Cuba, evidently, is a moral strategic objective of such circles. I remember how an ex-ambassador of the U.S. [RK's note: Wayne Smith] affirmed that Cuba acted upon American politicians the way the moon does upon werewolves. I take advantage of this letter to inform you that my article on the unfortunate intervention of Ms. Albright is being published by important press media in Cuba and the rest of the world. Soon I will send you other news that will delight the friends of Freadom, whom I salute for their involvement. Librinsula will publish the entire text of Ms. Albright's speech this week. We do not pass up any occasion for our readers, who number more than 40,000 every month, to have an opportunity to laugh.

Cordially,

Eliades Acosta

One of the advantages of the free information and free access to information is that such information is or could be shared among interested people. Such is a purpose of my e-mails to you and your colleagues. The way you use this information is up to you. However, I am disappointed that you intend to use it for the purpose of communist propaganda in order to denigrate people like myself and my colleagues. The only purpose that we have is to keep you and our Cuban colleagues abreast of developments in a free world without bias so often expressed by left wing colleagues who you rely on for your information. I wish that you gave us the same opportunity to answer your articles and denunciations in the same media that your government has given you access to.

I am looking forward to our further correspondence.

Wojciech Siemaszkiewicz




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938