..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.132, Viernes, 14 de julio del 2006

Libro de visitas

 

Urge diagnosticar el estado actual de la alienación, sus efectos, sus alcances… sus reductos.
¿En la UNESCO, cómo se mide la alienación?
Informe Mundial sobre la Cultura
Por Fernando Buen Abad Domínguez

“No se puede medir la cultura sin medir las condiciones objetivas de su producción, no hay medida que valga si no se explican los parámetros y no se cuestionan los paradigmas.”

“El modo de pensar de la clase dominante es el modo de pensar dominante en cada época. En otras palabras, la clase que detenta el poder material dominante en la sociedad también detenta el poder espiritual. La clase que tiene a su disposición los medios de producción material, tiene a su disposición, por este mismo hecho, los medios de la producción intelectual; de suerte que, de modo similar, el modo de pensar de aquellos a quienes se rehúsan los medios de producción intelectual se hallan sometidos, por eso mismo, a aquella clase dominante. El modo de pensar dominante no es sino la expresión ideal de las relaciones materiales dominantes: son estas mismas relaciones materiales dominantes, tomadas en la forma de ideas...1”

A veces, contra su voluntad, los estudios internacionales sobre la “Cultura2” dejan a la vista las manías del capitalismo. Y viceversa. Manías del capitalismo que quedan al desnudo en los estudios que se financian no inocentemente. Manías “intelectuales”, burguesas, plagadas con moralejas y eufemismos progres... Bajo el nombre genérico de “Cultura” (manejado con no poca, ni infrecuente, ambigüedad) el capitalismo hace aparecer como problema light la destrucción de las fuerzas productivas, algunos ocultan lo que frena desarrollo libre de los seres humanos y no faltan los que suavizan la corrupción de esos empresarios y burócratas que han sido históricamente, de forma material y concreta, agentes destructores de la Cultura misma. De la lucha de clases ni se habla. ¿O si? Hay que recordar siempre en manos de quién están las concesiones eternas de los espectros radioeléctricos para la comunicación social en todo el mundo, la propiedad privada de las industrias culturales de masas… la educación, las herramientas de producción cultural, los medios de distribución, la tecnología, los sistemas de exhibición, los créditos, los prestamos, los presupuestos, las inversiones. El debate capital-trabajo se ignora voluntaristamente. Hay que recordar todas las guerras, recordar el saqueo de patrimonios culturales, la destrucción en Irak. La miseria, la muerte, la barbarie. La alienación.

Bajo el Capitalismo: “…el trabajo es exterior (ajeno) al trabajador, es decir, que no forma parte de su esencia, que, por consiguiente, el hombre no se consolida por su trabajo, sino que se niega a sí mismo, no se siente a su agrado, sino desdichado; no despliega una actividad física e intelectual libre, sino que tortura su cuerpo y destruye su espíritu3...” El trabajo que debiera ser fuente de riqueza y realización creativa, individual y colectiva en simultáneo, es bajo el capitalismo, vertedero de amargura y degeneración, calamidad y miseria. Bajo el capitalismo cuanto más se trabaja más se contribuye a la explotación propia y colectiva. El trabajador no es dueño de la riqueza que produce. Eso incluye, desde luego, al trabajador de la cultura. Es como un extraño de su propia producción. Es alienado.

En su informe Mundial sobre la Cultura4 la UNESCO dice interesarse, entre otras cosas, por la “diversidad cultural” y el “pluralismo”. Mientras la unidad económica une a la mitad de la población mundial debajo de la línea de la pobreza5 y los diferentes ocupan el 20 % de la población6 y la casi totalidad de las riquezas, producto del trabajo campesino y obrero. Cultura de la explotación7. Diversidad no implica atomización y pluralismo no es sinónimo de “tolerancia” (algunos predican la “tolerancia” como dádiva democrático-burguesa) Pero la alienación8 no admite eufemismos. Tampoco la lucha de clases. “La historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases. Hombres libres esclavos, patricios y plebeyos, señores y siervos, maestros y oficiales, en una palabra: opresores y oprimidos se enfrentaron siempre, mantuvieron una lucha constante, velada unas veces y otras franca y abierta; lucha que terminó siempre con la transformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las clases en pugna9”.

En su ascenso imperialista el capitalismo, monopólico-neofascista, ha creado una “Cultura” de la alienación que ideó tácticas y estrategias usureras para adueñarse del mundo adueñándose, también, de las conciencias. Quebrándolas, desgarrándolas, separándolas de su producción material y concreta. La UNESCO hace cuentas10. Será imperativo incluir a su perspectiva cómo se somete la Cultura a los mandatos de mercado global, de los monopolios, cómo se esclaviza a la Ciencia y a los científicos, sus métodos y resultados en Química, Física, Matemáticas… Será interesante ver con qué marco teórico y metodológico la UNESCO estudia la realidad laboral de los trabajadores de la Cultura cuando la producción creadora sus novelas, dramas, películas… son usufructuados por los comerciantes que fabrican invasiones, genocidios, guerras ideológicas. Cultura de exterminio…. A estas alturas el capitalismo es repulsivo. Asesinato, degeneración, miseria... se han vuelto sus notas esenciales. ¿Lo sabe la UNESCO? ¿Tomará esto en cuenta para su Informe próximo? A la hora de redactar estas líneas hay ente 38,839 y 43,26911 muertes por la invasión yanqui para saquear el petróleo de Irak. El consenso Balir-Bush para la Cultura del exterminio. ¿Compete a la UNESCO? ¿Qué lugar ocupa en la cultura la moraleja imperialista que estalló en Hiroshima? ¿Qué hacemos con Guantánamo… influye en la medición de la “Cultura”?

“La alienación del obrero en su trabajo, según las leyes de la economía, (capitalista) se expresa de esta manera: mientras más trabaja el obrero, tiene menos para consumir; mientras más valores crea, más se deprecia y disminuye su dignidad; mientras lo que produce toma más forma, él se deforma; mientras más a tono con la civilización es el objeto de su trabajo, más bárbaro se torna el obrero... No hay duda que el trabajo produce maravillas para los ricos, pero significa el despojo del obrero12”.

No se puede medir la cultura sin medir las condiciones objetivas de su producción, no hay medida que valga si no se explican los parámetros y no se cuestionan los paradigmas. De nada sirve medir la cultura sólo para contemplarla, de nada sirve medirla si se mide con reglas abstractas o con medidas extraterrestres por mucho que se cuide el lenguaje y los adjetivos sean políticamente (diplomáticamente) correctos. La medición por la medición misma es tan insuficiente como innecesaria. ¿Con respecto a qué se mide? ¿los que tienen mucho frente a los que tienen poco… los que hacen mucho, los que hacen menos? ¿Medición cuantitativa… cualitativa… ambas? ¿Cómo hacen (culturalmente hablando) aquellos que hacen algo, para quién, con qué herramientas, en beneficio de quién? La medición exige marco de referencia. ¿Cuál será? ¿Cómo se eligió? ¿Quién cuenta, quién no? ¿Qué lugar ocupan los trabajadores de la Cultura a la hora de medir? ¿Se medirán también los salarios de los empresarios culturales y los funcionarios gubernamentales, se contrastarán con los de los trabajadores? ¿Sus casas, sus prestaciones sociales, sus condiciones laborales? ¿Cómo se mide la inoculación ideológica impune de la publicidad a población abierta? ¿Cómo se mide, dónde, la cultura de la sobre-producción de imágenes y el hartazgo medio sedimentado? Todo lo que no deje mirar y comprender objetivamente este paisaje actual y clasista de la “Cultura”, todo lo que impida, física e intelectualmente, la acción para transformarlo, está relacionado, de algún modo, con la alienación.

La alienación ha impuesto matrices ideológicas de miseria y corrupción que andan por el mundo como moralejas fatalistas y discursos de violencia amedrentadora donde el papel de los pueblos se reduce a mostrar resignación y poner las otras mejillas. Dejarse robar mansamente el producto de su trabajo. Reina una “Cultura” para que los esclavos (tal como los ve la cultura burguesa) se entretengan con “diversión” vulgar, superflua, banal y obscena. “Cultura” para adaptarse a lo que hay y sólo para quien puede pagar en universidades o en salas de espectáculos. Ciencia a la orden de las billeteras, arte a la orden mercenaria. “Cultura” clasista que prevé para los pobres una instrucción limitada a la servidumbre y un adiestramiento para que aprenda a rechazar su papel como dirección de cualquier cambio. O cultura para que lideren su propia explotación. Muy rentable. Cultura para que los explotados se cultiven, crean que así ya no hay diferencias con los amos y se diviertan alienándose. Hasta la industria del turismo se hace pasar como “Cultura” de los pueblos. Y llenan estadísticas con eso.

¿Cómo se mide en la UNESCO la alienación? ¿Qué lugar le dan? ¿Cuándo convocaron a estas tareas, cómo, a quiénes? Hay una gran tarea política y semiótica que debe realizarse, con o sin organismos internacionales “aceptados”, para diagnosticar el estado actual de la alienación. Sus efectos y fuentes, sus armas y réditos de clase. Tarea de lucha que dibuja escenarios nuevos y contendientes, nuevos y no tanto. Tarea de lucha en el que aparecen, por ejemplo, las industrias de “turismo” que necesitan “Cultura” de ornato y que ¿UNESCO contabiliza como desarrollo sustentable?. Aparecen los escenarios plenos de pastores museísticos urgidos de privatizar las colecciones a como de lugar y eso se informa como “desarrollo”… Aparecen en el escenarios cientos de funcionarios urgidos de llenar informes y justificar sus gastos de “representación”... aparecen algunos zánganos con sueldos prebendarios… aparecen los mercachifles con bisutería erudita para santificar los informes gubernamentales internacionales que se venden como “desarrollo cultural”... fauna y flora de la decadencia “Cultural” mientras los pueblos se hunden en la ignorancia y la alienación entre vahos de telenovelas. Ya salió la “ley televisa”13. ¿Qué dirá ahora la UNESCO? “Del mismo modo que no se puede juzgar a un individuo por lo que él se imagina ser, así tampoco es posible juzgar una tal época de transformación por su conciencia, sino que hay que explicar esa conciencia por las contradicciones de la vida material, por el conflicto existente entre las fuerzas productivas sociales y las relaciones de producción”.

La alienación no repara en gastos. Hay un aparato burocrático, con jet set internacional, para controlar y explotar el trabajo de creadores culturales, artistas, científicos… más de una vez la burguesía ordena a sus lacayos que se apropien de la riqueza y del poder de los trabajadores, a cualquier costo, se arman con soldados, policías y funcionarios amaestrados para que se subordine a sus controles, de manera rentable, el saqueo y la explotación. Aunque haya que disfrazarse de “progres”. Y no pocos lo lamenten.

Esta a la vista un escenario de luchas urgentes. Se trata de conocer el estado actual de la alienación sus intersticios y sus entrañas, su sello de clase… una lucha que comprende la tarea de consenso hacia una política en Cultura, política Cultural, Cultura política. Esta vez sin patrones, sin clérigos y sin burócratas. Sin aparatos Internacionales especialistas en eufemismos. “el obrero viene a convertirse en una mercancía, tanto más envilecida cuanto mejores son las mercaderías que él crea14”.

Se trata de una lucha que debemos librar los trabajadores todos… hay que censar, intervenir, evaluar el patrimonio Cultural y evaluar el estado actual de la alienación junto a los deterioros, los fraudes, las falsificaciones, los robos y la persecución, incluso la indiferencia… Hay que abrir los libros, mirar las cuentas de las burocracias y de los patrones para ver cómo se han manoseado los recursos “Culturales”, la fuerza de nuestro trabajo y cómo se ha hecho de eso un enjambre de corrupción y humillación impune, indecente e injusto. Rebajar los sueldos de los funcionarios al nivel de los obreros. Nadie mejor que los trabajadores organizados y revolucionarios podrá esclarecer esto. Nadie mejor que los trabajadores que logren sacudirse, de una vez por todas, los engaños y las ilusiones patronales y gubernamentales. Nada como hacerlo organizadamente.

El estado actual de la alienación no es un problema menor y debe ser una lucha revolucionaria impulsado desde los movimientos sociales de base, desde la voluntad de los trabajadores mismos, para contribuir a la emancipación de todas las herramientas de producción cultural. Contra toda forma de alienación, contra todo lo que estrangule a los trabajadores victimados por sus necesidades elementales. Un proyecto de Cultura que se impulse con la fuerza de los trabajadores hacia el desarrollo de las fuerzas productivas, que nos libere de la alienación y permita ejercer un trabajo razonado y cuidadoso para beneficiarnos de los recursos naturales y culturales sin aniquilarlos. Cultura es mucho más que “espectáculos”.

Necesitamos disponer de la totalidad de los conocimientos, incluso científicos y todas las técnicas creadas por la Humanidad para mejorar nuestra calidad de vida y elevar la conciencia sobre nuestras fuerzas: cambiar el curso de la historia. Sin propiedad privada, sin “derechos de autor” mezquinos y usureros. Sin patrones. Hay que abrir los libros de las burocracias, de las empresas de “cultura”, de los monasterios de la inteligencia. Revelar a todas luces cuanto dinero poseen, cómo se lo agencian. Sueldos, premios, prebendas y canonjías15…Abrir los libros, exhibir cuanto hay y cuánto hay, porqué y para qué, abrir los libros del dinero y los libros de los conceptos con que se justifican y con qué se justifican los gastos.

“La producción de ideas, de representaciones y de la conciencia está ligada directa e íntimamente a la actividad inmaterial y a la material intercomunicación entre los hombres; también constituye el lenguaje material de la vida real. Las representaciones, el pensamiento, la comunicación intelectual entre los hombres se nos representan aquí como el producto directo de su comportamiento material. Acontece lo

mismo con la producción intelectual, tal como se presenta en el lenguaje de la política, de las leyes, de la moral, de la religión, de la metafísica, etc. Son los hombres los que producen sus representaciones, sus ideas, etc. Eso sí, que hombres reales, operantes, tal como están condicionados por su desarrollo determinado de sus fuerzas productivas yde sus correspondientes relaciones. Nunca la conciencia podrá ser algo distinto del ser consciente, y el ser de los hombres no es sino el proceso mismo de su vida real16”.

Que el trabajo de la cultura no se use para someter y explotar más a los trabajadores que apenas ganan para vivir. Que los trabajadores de la cultura tengan asistencia médica, posibilidad de jubilarse, vacaciones, capacitación, materiales de trabajo, herramientas de trabajo… que no dependan de caprichos políticos y empresariales, que no estén cercados en circuitos de distribución cada vez más mafiosos, que la materia prima no sea cada vez más cara, que no se les someta a un besamanos infernal donde hay que caerle “bien” al burócrata que programa salas, galerías, muestras, equipos de ayuda, becas, financiamientos… que pensar en congresos, reuniones, capacitación, libros, tecnología no suene ridículo ni utópico… que pensar en abrir espacios de docencia crítica y activa, espacios de creación libre y experimentación conciente no sea una ridiculez o un delirio inalcanzable. Que pensar en debates políticos sobre la producción de cultura no sea causa de persecución, despido o sanciones.

Una Cultura sin alienación nacerá dialécticamente de lo que somos hoy. Nos guste o no. Por eso debemos aprovechar (expropiar) las tecnologías, las fábricas mejor equipadas por la burguesía, los mejores sistemas de cultivo, los mejores laboratorios, la mejor medicina, las casas más cómodas, las escuelas, centros de arte, museos... todo nos sirve mientras sirva para la superación permanente y para la destrucción de las hegemonías capitalistas. Eso mismo hay que hacer con la “identidad”, el “folclore”, las “tradiciones” y los “hábitos” heredados, la “herencia Cultural” usada por los patrones para vanagloriarse a espaldas de los productores. Hace tanta falta mirar, críticamente, todo “tesoro de la cultura” someterlo a un debate profundo a una valoración abierta y aquello que impida el desarrollo de la humanidad… superarlo.

Por culpa de la alienación los pueblos han perdido una gran parte de sus capacidades para administrar sus propias organizaciones. Por culpa de la alienación padecemos costumbres y tradiciones viciadas, padecemos la alienación que nos impide gozar de todos los bienes posibles, las comodidades y el “poder” nuestro, la riqueza que producimos con nuestro trabajo. Por culpa de la alienación, incluso, los trabajadores viven en la miseria y ven postergados sus urgencias. Derrotar la alienación implica también que los trabajadores asuman el control de sus organizaciones y trabajo con independencia política absoluta y dejen de seguir sometidos a los caprichos elites patronales o burocráticas. No repetir el discurso, los ejemplos ni las manís de los patrones. Derrotemos toda forma de alienación. Hay que decirlo en los talleres de artesanos, en los laboratorios científicos, en los centros de investigación, en las panaderías… hay que decirlo a los albañiles y en las escuelas, institutos de dramaturgia y teatro, escuelas de arte, cine, atriles, caballetes, muros… a los profes, a los espectadores y a todo mundo. Derrotemos toda forma de alienación.

“… la globalización económica no conlleva una disminución de los problemas, sino, al contrario, una enorme intensificación de las contradicciones… dos tercios de la humanidad viven al borde de la barbarie…, la mayoría sufre paro, falta de educación básica y servicios médicos elementales, superpoblación y malas condiciones de vida…La principal razón de la creciente pobreza del Tercer Mundo es el saqueo a gran escala de sus recursos a través del intercambio comercial y los tres billones de dólares de deuda externa con los grandes bancos occidentales. Sólo para poder pagar los intereses de la deuda, estos países tienen que exportar la comida que su propia población necesita y sacrificar su educación y salud. Según UNICEF, los pagos de la deuda han provocado que los ingresos del Tercer Mundo hayan caído un 25%; el gasto sanitario, un 50% y el gasto educativo, un 25%...La financiación de estos proyectos de exportaciones proviene del Banco Mundial y otros organismos financieros internacionales. En el sentido literal de la palabra, la humanidad está en una encrucijada. Por una parte, existe el potencial para construir un paraíso en este mundo. Por otra, elementos de barbarie amenazan con inundar el planeta. Y además tenemos las amenazas para el medio ambiente. En su loca búsqueda de beneficios, las grandes multinacionales están arrasando el planeta... Se puede especular sobre la causa de la extinción de los dinosaurios, pero no hay duda de las causas de la actual catástrofe: el ansia incontrolada de beneficios y la anarquía de la producción capitalista17”.

Por culpa de la alienación los trabajadores del arte y la Cultura viven casi totalmente desorganizados o algunos se organizan sólo por demandas economicistas o negociaciones esporádicas. De debate político y conciencia de su fuerza como trabajadores… de unidad con el conjunto de los explotados… casi no se habla. Por culpa de la alienación muchos creen que “queda mal” quejarse, organizares y luchar, otros sienten que “eso no es arte”. Y muchas personas caen en el juego, muerden el anzuelo, algunas son buenas personas, que en el mejor de los casos son víctimas de su ingenuidad. Se prestan y “engordan el caldo” de las burocracias sin haber librado un debate político de fondo, sin poner el claro el lugar principal del trabajador, su obra y aporte por encima de los administradores… se prestan y hacen comparsa sin debate político que haga entender que la cosa es exactamente al revés, que nos son los burócratas, que no deben ser ellos, quienes deben gobernar o dirigir la producción Cultura, y ninguna otra, con el control extorsivo del dinero, con el control extorsivo de las herramientas y los espacios de producción y exhibición… que no, que ¡ya basta!, que la cosa es exactamente al revés, que son los trabajadores los que han de organizarse sobre sus tiempos y premisas y que los administradores están para obedecer los acuerdos de base, las necesidades y estrategias de los que producen la riqueza Cultural… es al revés. Por culpa de la alienación.

¿Y qué tal si se lo ve de otro modo? Por ejemplo luchar para la organización abierta, para la creación de un programa de transición, un acuerdo abierto entre las organizaciones de trabajadores, todas, incluso las de los trabajadores de la cultura, de igual a igual, junto a los movimientos sociales de base, discutiendo en conjunto la manera de expropiar los bienes del estado y de la burguesía pero no para beneficio de un sector, una pandilla de vivos, o una secta de iluminados, que se autoproclaman vanguardia de sus intereses sectarios, sino un proceso firme y amplio de expropiación total de las herramientas de producción, incluidas claro, las de la producción intelectual, artística y cultural y hacia la destrucción definitiva del capitalismo.

Qué tal la organización de los trabajadores, todos, rumbo al huelga general, con independencia política absoluta, para que en el seno de semejante movida los trabajadores de la cultura, el arte y la intelectualidad refunden sus principios y sus medios, sus modos e ideas inspirados por la revolución permanente y no por el arribismo diletante.

Hay que luchar organizadamente contra la alienación. Diagnosticar los daños y los alcances, las tácticas y las estrategias. Los pasos cortos, medianos y largos contra la moralina cultural de los intelectuales globalizados y su servidumbre a la alienación en alianza con clérigos empresariales y los burócratas sabihondos, hay que organizarse y movilizarnos, desde las bases, con independencia política y con los dictámenes necesarios para definir los rumbos de la Cultura socialista que deseamos y requerimos. Asumirnos y potenciarnos creativamente. Movernos organizadamente con delegaciones abiertas e interdisciplinarias que admitan una intervención renovadora con un programa de transición en revolución permanente sobre la Cultura toda. Cerrarle el paso a la alienación de una vez por todas, el paso a sus diletantes y a sus francotiradores. Organizarnos para derrotar a la alienación con acción cultural socialista y directa, con objetivos revolucionarios permanentes. Las instituciones del Estado, ministerios, alcaldías, gobernaciones etcétera; las herramientas de producción material y espiritual, todas, deben estar bajo el control de los trabajadores. No nos libraremos de la alienación sin librarnos del capitalismo imperialista y viceversa. Es preciso derrotarlo desde las infraestructuras hasta las superestructuras. Y esto no es el dilema de la gallina o el huevo.


Notas

1 - C. MARX: Manifiesto comunista.

2.- Leòn Trotsky: Cultura y socialismo http://peru.elmilitante.org/index.asp?id=muestra_cat&cat=15

3.- MARX, C: Manuscritos Económico Filosóficos 1844

4.- Informe Mundial sobre la Cultura: Diversidad cultural, conflicto y pluralismo (2000) Colección Informes mundiales de la UNESCO 30,50 € Book, 416 p tablas, cuadros, estadísticas 29,7 x 21 cm 2001, 92-3-303751-7 Ediciones UNESCO / Mundi-Prensa Also available in English, French, Russian El fenómeno de la globalización contiene elementos sociales y éticos que llevan inexorablemente a problemas relacionados con la cultura. Este segundo Informe mundial sobre la cultura trata de analizar estos problemas. Especialistas, estadísticos y artistas intercambian sus opiniones y sus experiencias y proponen recomendaciones en las que puedan basarse las nuevas políticas culturales. http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php-URL_ID=13977&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

5.- 3.000 millones de personas, la mitad de la población mundial, vive en la pobreza con ingresos inferiores a dos dólares diarios, Organización Internacional del Trabajo (OIT). De esa cantidad, 1.000 millones, casi un cuarto de toda la población de los países en desarrollo, sobrevive con un dólar al día, ONU. El desempleo está en su punto más elevado y sigue aumentado, a 180 millones de personas en todo el planeta... El planeta tendrá que crear 500 millones de nuevos empleos para reducir el desempleo.
Desempleo Mundial 2001, 398 páginas. Más de 1.000 millones de personas están subempleadas o semiempleadas. La pobreza no se limita a los países en desarrollo. Más del 10 por ciento de la población de las 20 naciones más industrializadas del mundo vive con menos de la mitad del salario promedio en sus países... Dos tercios de los puestos de trabajo serán requeridos en Asia, mientras que sólo 3 por ciento se necesitará en Europa Occidental y Estados Unidos, juntos, señala el reporte.
http://portal.montevideo.com.uy/NewsPortal/hnnoticiaj1.cgi?3859

6.- ONU señalan que 54 países ahora son más pobres de lo que eran en 1990, el 80% de la riqueza de todo el planeta está controlada por el 20% de la población; http://www.voltairenet.org/article128902.html

7.- Hambre: 840 millones castigados por hambre; 25 mil víctimas diarias; en las naciones donde la situación es más trágica, un pequeño tiene una expectativa de vida sana de apenas 38 años; uno de cada siete niños nacidos en los países pobres morirá antes de completar su primer lustro de existencia; más de 2 mil millones de personas sufren falta de micro nutrientes, con los infantes y las mujeres como los grupos más vulnerables. ONU y (FAO) alrededor de 30 países hacen frente en la actualidad a situaciones de emergencia alimentaria, 67 millones de personas necesitan ayuda urgente. El dato es conservador, según la propia fuente. África presenta el cuadro más crítico -las cifras más recientes revelan que aproximadamente 200 millones de personas (el 28 por ciento de la población africana) están crónicamente hambrientas. Pero, hasta dentro de los propios países industrializados, se contabilizan 11 millones de personas con déficit nutricional. ...será preciso reducir cada mes 2 millones de hambrientos de las cifras mundiales, un ritmo insospechado a partir de las estrategias actuales, que necesariamente deben rebasar el principio de las ayudas internacionales.

8.- http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_la_alienaci%C3%B3n

9.- MARX, C. Manifiesto comunista.

10.- “…El interés emergente del Banco Mundial sobre los aspectos económicos del impacto de la cultura sobre el desarrollo sostenible y su posible contribución para aliviar la pobreza, es una tendencia muy positiva. Al mismo tiempo, sin embargo, existe el riesgo de que los programas de acción sobre la cultura y el desarrollo lleguen a dispersarse en proyectos menores, sin conexión entre ellos. ... Con el fin de reforzar el proceso de ampliación de los aspectos medibles de la cultura en el mundo, UNESCO, en colaboración con el Banco Mundial, el PNUD y las organizaciones gubernamentales responsables, tiene previsto llevar a cabo un amplio programa de investigación, que se centrará en la creación de datos nuevos y muy relevantes sobre las relaciones entre cultura y desarrollo. El objetivo debería ser desarrollar un sistema internacional muy completo de información estadística sobre la cultura, en el que se pueda comprender, medir y evaluar el comportamiento político a nivel local, comparándolo con el de otras localidades, y el comportamiento a nivel nacional, comparándolo entre países y regiones diferentes. La UNESCO por tanto reforzará su capacidad institucional y su excelencia científica con una agenda de investigación centrada en tres áreas principales: 1. Alentar el trabajo de generar indicadores de cultura y desarrollo en los países y entre ellos con la ayuda necesaria de los estados miembros.2. Reforzar la noción de que los indicadores culturales son una herramienta para el diálogo político y el gobierno que su creación debería fomentarse.3. Puesto que la cultura abarca realidades con múltiples facetas que no se pueden sintetizar en una única dimensión compuesta, desarrollar un marco internacional que se inicie con unas pocas dimensiones críticas de cultura y desarrollo, tanto en términos cuantitativos como cualitativos. Estas dimensiones podrían incluir la diversidad cultural; la creatividad o vitalidad cultural; los ingresos, gastos y mano de obra culturales; la identidad cultural; la ética mundial; y la participación y el acceso culturales”. http://www.crim.unam.mx/cultura/informe/informe%20mund2/Int2.htm

11.- Civilians reported killed by military intervention in Iraq http://www.iraqbodycount.org/

12.- MARX, C. Manuscritos Económico Filosóficos 1844.

13.- El gasto mundial en publicidad, según las estimaciones más prudentes, asciende ahora a 435 mil millones de dólares. Su crecimiento ha sido particularmente rápido en los países en desarrollo: en la República de Corea casi se triplicó en el periodo 1986-1996 y en Filipinas aumentó un 39% al año en 1987-1992. En 1986 había sólo tres países en desarrollo entre los veinte que más gastaban en publicidad. Un decenio más tarde eran nueve. Por relación entre gasto e ingreso, Colombia ocupa el primer lugar con 1.400 millones de dólares, el 2,6% de su PIB. CONSUMO GLOBAL Existen los adolescentes mundiales -unos 270 millones de 15 a 18 años de edad en 40 países- que habitan un espacio mundial, un mundo único de cultura pop, empapándose de los mismos vídeos y música y constituyendo un mercado enorme para las zapatillas, las camisetas y los pantalones de mezclilla
fabricados por diseñadores. http://www.manosunidas.org/folletos/n5/n5p09_.htm

14.- MARX, C. Manuscritos Económico Filosóficos 1844.

15.- Sólo en educación primaria, los países ricos invirtieron más de 4.000 dólares por estudiante el último año, contra 400 dólares en América Latina y 38 dólares en el sur de Asia. El reporte del organismo señala que "la caída en el gasto público en salud y educación llega en momentos en que el gasto militar mundial está estimado en 2,3% del ingreso global, es decir, más de 800.000 millones de dólares al año. En términos más humanos, el gasto militar es de unos 137 dólares por persona en el mundo". (AFP/DPA) El gasto mundial en educación supera los 2 billones. Hace diez años, en Estados Unidos, el informe FAST II sobre el empleo había ya mostrado que, a la cabeza de las profesiones con mayor tasa de crecimiento se encontraban: los limpiadores, auxiliares de clínica, vendedores, cajeros y camareros: El único empleo de carácter tecnológico, el de mecánico, llegaba en vigésima y última posición.

16.- MARX: La ideología alemana

17.- Alan Woods: http://www.engelsmexico.org/node/41?PHPSESSID=
2a6a74961b7c38a53ccb200c0470ec0c

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=34380


© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Tel*fonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938