..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.133, Viernes, 21 de julio del 2006

Libro de visitas


DOSSIER_Puestos a prohibir…

Parece que protestar por libros que presentan a sonrientes niños cubanos es la última moda, y además, les resulta beneficioso a la hora de acumular méritos… Entonces, puestos a prohibir, sigue el acápite Cuban Kids dando que hablar:

Protestan contra otro libro escolar sobre Cuba
MATTHEW I. PINZUR
The Miami Herald

La queja contra un controversial libro infantil adquirió fuerza de nuevo ayer, cuando un activista anticastrista y su hija pidieron que retiren de las escuelas el libro Cuban Kids.

El ex preso político Emilio Izquierdo planteó la queja en el Bob Graham Education Center de Miami Lakes, una de seis escuelas en Miami que tienen el libro. Su hija adulta Dalila Rodríguez, planteó una queja similar en Christina Eve Elementary, en el SW de Miami-Dade.

Dos quejas anteriores sobre el libro han sido sumariamente descartadas. Rodríguez había planteado una en una escuela en la que se había perdido la copia del libro, y la otra la planteó un activista que vive en Broward. En ambos casos, los abogados de distrito dijeron que no había base para iniciar el largo proceso de apelaciones relacionado con libros.

Ni Izquierdo ni Rodríguez tienen niños en las escuelas donde plantearon las quejas, pero las reglas del distrito permiten que cualquier ciudadano las presente.

Cuando la queja de David Rosenthal, un residente de Broward, fue desestimada este mes, JulieAnn Rico, abogada de la junta escolar, dijo a los miembros que la regla sólo se aplica a los que viven en el Condado Miami-Dade.

Izquierdo y su hija viven en Miami-Dade.

El proceso comienza con una reunión informal con el director de la escuela. Después procede a un comité de revisión escolar, cuya decisión puede apelarse ante un comité de todo el distrito.

Esa decisión puede apelarse ante el superintendente Rudy Crew, y después, finalmente, ante la junta escolar de nueve miembros.

Esa junta retiró otro controversial libro el mes pasado. La decisión de la junta escolar de retirar Vamos a Cuba y otros 23 títulos de la misma serie dio lugar a una demanda de la Unión de Libertades Civiles (ACLU) y de la Student Government Association de Miami-Dade. Hay una audiencia preliminar programada en ese caso para el viernes.

Izquierdo se indignó especialmente con una foto de niños escolares vestidos con el uniforme de la organización comunista cubana infantil Pioneros y saludando la bandera al recitar la frase ``seremos como el Che''.

Según Izquierdo, la referencia al revolucionario Che Guevara es dolorosa para muchos exiliados.

'Nunca voy a aceptar un libro en mi Miami que diga `voy a ser como el Che'. Eso va contra mi moral, mi dignidad, los principios de EEUU'', dijo. 'No creo que los judíos aceptarían `voy a ser como Hitler', o que se aceptaría 'voy a ser como el Ku Klux Klan' en escuelas de alumnos negros''.

http://www.miami.com/mld/elnuevo/15060378.htm


Otro libro sobre Cuba vuelve a encender polémica
MATTHEW I. PINZUR
The Miami Herald

Otro libro infantil sobre Cuba se debatirá en las escuelas del Condado Miami-Dade, al tiempo que se cree que será presentada una queja formal en los tribunales, según pudo saber The Miami Herald.

El activista político David Rosenthal señaló que el libro Cuban Kids “no es más que una serie de falsedades y de información distorsionada, publicado con la única intención de confundir a los niños, a sus padres, así como a sus familiares y amigos, sobre la realidad del régimen totalitario cubano''.

El autor del libro, disponible en las bibliotecas de seis escuelas primarias de Miami-Dade, declaró que escuchar la noticia sobre la queja lo sorprendió agradablemente.

''Nunca me he sentido más halagado'', expresó George Ancona, fotógrafo de Santa Fe. “De seguro que esto hará aumentar las ventas del libro. Déles las gracias de mi parte''.

El libro de Ancona, de 40 páginas, dirigido a estudiantes de tercer grado, hace un retrato positivo de la vida bajo el gobierno de Fidel Castro. Algunas pocas fotos y algunos textos dejan ver que en el país existe la pobreza, pero la mayoría del libro destaca la salud pública, la vivienda y la educación gratuitas.

Un hombre que aparece entrevistado en el libro dijo que antes del triunfo de la revolución castrista de 1959, en Cuba ''las mejores casas'' pertenecían a los ''jefes americanos''. ''Después de la revolución, las casas se les entregaron a los trabajadores'', indicó el entrevistado. ``Esta es mi casa y cuando me muera mi familia puede seguir viviendo aquí''.

La primera vez que Ancona visitó Cuba fue en 1955. En 1999, regresó y permaneció durante tres semanas como periodista.

''Estuve allí antes de que Castro tomara el poder, y quería volver'', apuntó Ancona. “Algunas cosas me impresionaron y otras me ofendieron, pero mi objetivo era destacar las cosas positivas''.

Rosenthal --que no es cubano, pero ha sido un gran defensor de las causas de los exiliados cubanos-- fue un ferviente partidario de que se retirara de las escuelas otro libro para niños, Vamos a Cuba, y su versión en inglés, A Visit to Cuba. Rosenthal provocó la ira de algunos cuando publicó un panfleto titulado Una visita con Adolfo Hitler (''A Visit With Adolf Hitler'') en el que hacía un retrato satírico del líder alemán para así demostrar cómo un libro sin errores podría ser, sin embargo, ofensivamente falso.

Rosenthal vive en el Condado Broward pero las regulaciones de la junta escolar de Miami-Dade sobre los libros de la biblioteca permiten que cualquier ''ciudadano'' presente una queja. También pudiera cuestionar Cuban Kids en Broward, que tiene el libro en 22 escuelas.

Los bibliotecarios de las escuelas tienen autoridad para decidir qué libros comprar y rara vez los leen antes de ponerlos en los anaqueles. En vez de eso, se apoyan en las breves revisiones que aparecen en las revistas bibliotecarias como School Libray Journal. Esa publicación describió a Cuban Kids como ''un animado y positivo ensayo fotográfico'' en el que ``el texto sólo sugiere una vida con pocos problemas. Las fotos añaden balance, mostrando algunos de los retos que afronta el pueblo cubano''.

Otra revista, Booklist, describió el libro como “un excelente retrato de la Cuba moderna''.

''Ningún comentarista señaló que estuviera prejuiciado hacia Castro'', expresó Richard Farley, vicepresidente del editor neoyorquino Marshall Cavendish, que publicó el libro en el 2000. ``Ellos están alertas ante este tipo de cosa, pero nunca fue criticado por eso''.

Ancona dijo no haber usado ninguna investigación externa para su libro, sólo sus interacciones con los cubanos que conoció en su viaje de tres semanas. Describe a niños trabajando después de clases ''en granjas orgánicas para ganar créditos extra'', y dijo no haber oído nunca alegaciones de trabajo forzado infantil.

''No recibí esa impresión de los niños que conocí, esto fue lo que me dijeron'', manifestó Ancona.El libro también contiene algunas informaciones inexactas sobre José Martí, el padre de la independencia cubana, señalando que Martí se exilió en 1880 a los 17 años. Según la Enclopedia Británica, Martí se exilió en 1871 y de nuevo en 1879, cuando tenía 26 años.

''No soy un académico, soy un fotógrafo'', dijo Ancona.

http://www.penhacubana.com/exibeNoticia.php?cod=4967


Libro sobre Cuba enciende polémica en escuelas de Miami

Un libro infantil sobre Cuba se debatirá en las escuelas del Condado Miami-Dade, al tiempo que se cree que hoy será presentada una queja formal en los tribunales, reseña The Miami Herald.

El activista político David Rosenthal señaló que el libro Cuban Kids "no es más que una serie de falsedades y de información distorsionada, publicado con la única intención de confundir a los niños, a sus padres, así como a sus familiares y amigos, sobre la realidad del régimen totalitario cubano”.

El autor del libro, disponible en las bibliotecas de seis escuelas primarias de Miami-Dade, declaró que escuchar la noticia sobre la queja lo sorprendió agradablemente.
"Nunca me he sentido más halagado", expresó George Ancona, fotógrafo de Santa Fe. "De seguro que esto hará aumentar las ventas del libro. Déles las gracias de mi parte”.

El libro de Ancona, de 40 páginas, dirigido a estudiantes de tercer grado, hace un retrato positivo de la vida bajo el gobierno de Fidel Castro. Algunas pocas fotos y algunos textos dejan ver que en el país existe la pobreza, pero la mayoría del libro destaca la salud pública, la vivienda y la educación gratuitas. Un hombre que aparece entrevistado en el libro dijo que antes del triunfo de la revolución castrista de 1959, en Cuba "las mejores casas" pertenecían a los "jefes americanos... Después de la revolución, las casas se les entregaron a los trabajadores", indicó el entrevistado.

La primera vez que Ancona visitó Cuba fue en 1955. En 1999, regresó y permaneció durante tres semanas como periodista.

Rosenthal -que no es cubano, pero ha sido un gran defensor de las causas de los exiliados cubanos- fue un ferviente partidario de que se retirara de las escuelas otro libro para niños, Vamos a Cuba, y su versión en inglés, A Visit to Cuba. Rosenthal provocó la ira de algunos cuando publicó un panfleto titulado Una visita con Adolfo Hitler (A Visit With Adolf Hitler) en el que hacía un retrato satírico del líder alemán para así demostrar cómo un libro sin errores podría ser, sin embargo, ofensivamente falso.

Rosenthal vive en el Condado Broward pero las regulaciones de la junta escolar de Miami-Dade sobre los libros de la biblioteca permiten que cualquier "ciudadano" presente una queja. También pudiera cuestionar Cuban Kids en Broward, que tiene el libro en 22 escuelas.

http://www.talcualdigital.com/Avances/SeccionAvances.asp?idAvance=19172


Condenado a la hoguera otro libro sobre Cuba
Por Ángel Rodríguez Álvarez

Tras los ecos del reciente escándalo provocado en Miami por el intento de las autoridades escolares de prohibir el libro infantil "Vamos a Cuba", aparece en ese escenario de la Florida otro debate de idéntico corte.

Esta vez el texto condenado a la hoguera por el encendido odio anticubano de funcionarios oficiales y los elementos más recalcitrantes y cavernícolas del llamado exilio anticastrista, es un breve volumen de 40 páginas titulado Cuban Kids, dedicado a infantes de tercer grado.

Según especialistas no contaminados con la fanática hostilidad de quienes han protestado la existencia de ejemplares en seis escuelas primarias del Condado, el título "hace un retrato positivo de la vida bajo el gobierno de Fidel Castro. Algunas pocas fotos y algunos textos dejan ver que en el país existe la pobreza, pero la mayoría del libro destaca la salud pública, la vivienda y la educación gratuitas”.

Todo parece indicar, sin embargo, que la parte del contenido de Cuban Kids intolerable para sus airados censores resulta aquella donde un cubano residente en la Isla afirma: "Antes del triunfo de la Revolución en Cuba las mejores casas pertenecían a los jefes americanos, después del 59 las casas se las entregaron a los trabajadores. Esta es mi casa y cuando me muera mi familia puede seguir viviendo aquí”. Evidentemente la expresión del criollo deviene una especie de grave herejía para los mafiosos fundamentalistas miamenses, quienes estimulados por el plan injerencista aprobado por Bush en mayo del 2004 y ratificado y recrudecido ahora, esperan iniciar la "transición en Cuba", con la recuperación de todas sus propiedades, incluidos edificios de apartamentos, viviendas, fincas y comercios.

Sin duda en eso han estado pensando para calificar el contenido gráfico y escrito elaborado por George Ancona, fotógrafo de Santa Fe, California, como "una serie de falsedades y de información distorsionada, publicado con la única intención de confundir a los niños, a sus padres, así como a sus familiares y amigos”.

Ni pensar, por supuesto, que tomaran en cuenta para nada, antes de hacer tan tremendista acusación, la razonada opinión de la revista School Library Journal, publicación guía para los encargados de comprar libros para las bibliotecas de las escuelas y nada sospechosa de izquierdismo, que describió a Cuban Kids como "un animado y positivo ensayo fotográfico cuyo texto solo sugiere una vida con pocos problemas. Las fotos añaden balance, mostrando algunos retos que afronta el pueblo cubano”.

Otra revista, Booklist, de igual corte que la anterior, describió el libro como "un excelente retrato de la Cuba moderna”.

Valga este nuevo episodio, que tanto recuerda los tristes y trágicos días de la Alemania nazi, para revelar algo sobre el tipo de transición que ha prometido Bush a los cubanos en los planes regenteados, primero por Colin Powell, y ahora el nuevo engendro de Condoleezza Rice.

http://www.cnctv.cubasi.cu/noticia.php?idn=3516

 




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938