..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.127, Viernes, 9 de junio del 2006

Libro de visitas

 

Cumple 30 años la principal organización de los periodistas latinoamericanos

LA FELAP: NI AJENA, NI CALLADA, NI NEUTRAL

Debates, jornadas, encuentros, presentación de libros y la premiación a periodistas por su trayectoria, son parte de las actividades previstas por la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP), para celebrar sus 30 años de fundación ocurrido el 7 de junio de 1976, en México, país que en esta oportunidad será el anfitrión. La semana de celebración se desarrollará bajo la consigna”Ni ajena, ni callada, ni neutral”.

Los actos de la principal organización de los periodistas de América Latina y el Caribe, comenzarán el sábado 3 con un brindis de bienvenida a todas las delegaciones de las Asociaciones, Federaciones, Uniones, Círculos, Colegios y Sindicatos de la región, las de España y de Portugal.

En el marco de las múltiples actividades profesionales y culturales que se extenderán hasta el domingo 11, se destacan las mesas sobre “Ética y despenalización de los delitos contra la prensa: injuria, calumnia y difamación”, que tendrá lugar el lunes 5 y la de “Uso y abuso de las nuevas tecnologías en el periodismo normativo”, el martes 6.

El lunes 5 también se presentará el libro “Globalización, comunicación e integración latinoamericana”. El II Encuentro de Salud de los Periodistas de Latinoamérica y el Caribe se desarrollará el miércoles 7, para dar continuidad al realizado en diciembre de 2004 en La Habana, Cuba, y en el que se expondrán las experiencias que se vienen realizando en los distintos países de la región (ver aparte).

El acto central del aniversario de la FELAP será el jueves 8, donde se presentará el libro el libro “FELAP, treinta años de principios ”, se recordará a Luis Suárez, uno de los fundadores de la organización, y se entregará el premio a la trayectoria periodística que lleva su nombre a los periodistas Hernán Uribe, de Chile; Ernesto Vera, de Cuba; Norma Núñez Montoto, de Panamá; Stella Calloni, de Argentina -y miembro de conducción de la UTPBA-; Danilo Aguirre, de Nicaragua, y Eleazar Díaz Rangel, de Venezuela.

La FELAP es una organización no gubernamental asociada a la UNESCO, integrada por organizaciones de periodistas -Asociaciones, Federaciones, Uniones, Círculos, Colegios, y Sindicatos- de América Latina y el Caribe, representando a más de 90 mil periodistas de la región.

También alberga -como organizaciones asociadas- a más de 50 instituciones ligadas al estudio y la práctica de la comunicación y el periodismo como Centros de Investigación, Escuelas de Periodismo, Bibliotecas especializadas, Agencias de Noticias y Publicaciones.

Desde su creación, la FELAP ha mantenido una línea de acción coherente con los postulados que le dio su razón de ser que son, entre otros, “la lucha por un periodismo al servicio de las mayorías populares, los trabajadores en general, la independencia de nuestros países, y por una profesión comprometida con la libertad de prensa y expresión: en tanto derechos de todos y no de sectores privilegiados”, tal como recordaba su actual presidente, el periodista argentino Juan Carlos Camaño.

La FELAP es una organización solidaria y fraternal, que brega por la unidad de los periodistas-trabajadores de prensa de toda la región, en el marco de la pluralidad, el debate y la construcción de instancias organizativas profesionales y sindicales enfrentadas a los atropellos del poder.

La preocupación en torno de la seguridad y protección de los periodistas en la región que cuenta con el mayor número de muertes, agresiones, atentados y violaciones a los derechos humanos en el ejercicio de la profesión periodística, es otro de los aspectos tenidos en cuenta por la organización, que en febrero de 1993, creó la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP), por mandato de su VI Congreso, realizado en 1991 en Brasil.

La CIAP está presidida por el periodista chileno Hernán Uribe, y tiene entre sus miembros a dos Premios Nobel de la Paz, la guatemalteca Rigoberto Menchú y el argentino Adolfo Pérez Esquivel.

La defensa de los periodistas de la región también es asumida por la FELAP, a través de las organizaciones que la componen, en la lucha por mejorar los salarios, las condiciones laborales y el impulso de la capacitación y el desarrollo profesional.

“Nuestra historia y nuestras luchas son ahora el alimento para encarar próximos retos contra la lógica impuesta. De ahí, entonces, que nos convocamos todos y convocamos a todos a un amplio debate por la construcción de un nuevo periodismo”, afirma la FELAP en uno de los párrafos del “Manifiesto para un Nuevo Periodismo”.

El Manifiesto, aprobado durante su VIII Congreso realizado en 1999 en La Habana, Cuba, también señala que “que es impensable disociar el origen de nuestros problemas como corporación de los graves problemas que asolan a la gran mayoría de la humanidad. En el marco de esta nueva guerra están los peligros y riesgos de la profesión periodística. Ahí, también, los padecimientos, los compañeros asesinados, miles de colegas amenazados; perseguidos gremialmente; desempleados; precarizados laboralmente. A la par que se extienden la corrupción, el accionar mafioso, los escuadrones de la muerte y la arbitrariedad patronal. Todo ello en la más absoluta impunidad”.


FELAP: Treinta años de dignidad
Por Juan Carlos Camaño (*).-

De muchas cosas pueden sentirse honrados los periodistas nucleados en la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP), y de una por sobre todas: de la dignidad con que la organización continental de los trabajadores de prensa, se enfrentó, y se enfrenta, a la ferocidad de un sistema que, bajo la máscara neoliberal, ha intentado –y lo intenta-, quebrar la resistencia de quienes no se resignan a la injusticia en sus más variadas expresiones.

Los treinta años que cumplirá el próximo 7 de junio la FELAP, están impregnados de esa dignidad y del consecuente compromiso en defensa de la libertad de expresión para todos y no para un grupo de privilegiados. Un compromiso que siempre excedió las concepciones corporativas, entendiéndose en la lucha política, social y cultural. Se trata, entonces, de los treinta años de dignidad de una organización de periodistas convencida de que en la lucha, y sólo en la lucha, está la posibilidad cierta de que otro mundo mejor sea posible.

El programa de actividades -a realizarse en México, país en el que la FELAP naciera el 7 de junio de 1976- se iniciará con un brindis de bienvenida a todas las delegaciones de periodistas de Latinoamérica, el Caribe, España y Portugal, el 3 de junio.

El calendario general, que culminará el día 10 de junio, contempla jornadas de debate profesional, encuentros culturales y, específicamente, el día 8 de junio, un acto en el que se presentará el libro sobre los Treinta Años, se reconocerá la trayectoria de periodistas fundadores de la organización y se entregará el Premio Luis Suárez a la Trayectoria Periodística a los periodistas Hernán Uribe , de Chile; Ernesto Vera , de Cuba; Norma Núñez Montoto , de Panamá; Stella Calloni , de Argentina -y miembro de conducción de la UTPBA-; Danilo Aguirre , de Nicaragua, y Eleazar Díaz Rangel , de Venezuela.

Uno de los temas que formará parte del debate será “Nuevas Tecnologías e Inequidades” y, como dato destacado del total del programa, se llevará a cabo el II Encuentro de Salud de los Periodistas de América Latina y el Caribe .

Esta experiencia, que viene integrando progresivamente a distintas organizaciones miembros de la FELAP alrededor de la importancia de abordar la salud en términos preventivos, tiene prevista –antes de las actividades a realizarse en México-, una reunión especial con los periodistas panameños y sus familias.

Allí la FELAP, junto al Sindicato de Periodistas de de Panamá , pondrá en práctica chequeos de salud y encuestas referidas al tema, tal cual se realizaran, en su momento, en la Argentina. Todos los días, la FELAP da un paso adelante.

*Presidente de la FELAP.


30 años de la FELAP: ORGANIZACIONES DE PERIODISTAS DE TODOS LOS PAÍSES DE LA REGIÓN

La FELAP es una organización no gubernamental asociada a la UNESCO, integrada por organizaciones de periodistas -Asociaciones, Federaciones, Uniones, Círculos, Colegios, y Sindicatos- de América Latina y el Caribe, representando a más de 90 mil periodistas de la región.

Las organizaciones que la componen son: Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA); Unión Nacional de Periodistas de Bolivia. Federación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (FTPB); Federación Nacional dos Jornalistas Professionais (FENAJ), Brasil; Colegio Nacional de Periodistas de Chile; Círculo de Periodistas de Bogotá y Colegio Nacional de Periodistas de Colombia; Sindicato Nacional de Periodistas de Costa Rica; Unión de Periodistas Cubanos (UPEC); Unión Nacional de Periodistas de Ecuador (UNP) y Federación Nacional de Periodistas de Ecuador (FENAPE);

Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) y Colegio de Periodistas de El Salvador; Asociación de Periodistas de Guatemala; Unión Guyanesa de Periodistas; Unión de Periodistas de Honduras; Unión de Periodistas Democráticos y Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, México; Unión de Periodistas de Nicaragua; Sindicato de Periodistas de Panamá; Federación de Trabajadores de la Prensa y Colegio de Periodistas del Perú; Asociación de Periodistas de Puerto Rico; Asociación de Periodistas Profesionales (APP) y Colegio de Periodistas de República Dominicana; Asociación de la Prensa Uruguaya; Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela y Sindicato de Trabajadores de la Prensa.

Viernes 2 de junio de 2006

Enviado por lared, infovia, Argentina


Treinta años de principios
Por Ernesto Vera

El 7 de junio de 1976 comenzó su vida pujante y combativa la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).

Si en nuestra región las dictaduras militares y las supuestas y corruptas democracias —todas con sello USA— tienen en el periodista un testigo incómodo, lo que le ha representado ejercer la profesión más peligrosa —alrededor de 800 han sido asesinados desde hace tres décadas—, también se ha demostrado históricamente que es una función ejercida por hombres y mujeres con un trabajo orientado a asumir actitudes a favor de la justicia, de la dignidad, de la ética. No existe otra en la que se pretenda aplicar todo tipo de sobornos, sea más amenazada, se le reconozca menos como profesión colegiada y se le paguen salarios menores. Es más, se trata de la única profesión universitaria totalmente distorsionada, alejada en la formación académica de la elevada responsabilidad social de su ejercicio.

El fondo del problema es que el poder mediático del imperio no quiere a profesionales de la prensa que piensen con cabeza propia, además de tener la capacidad para discernir dónde está lo justo en cada fenómeno conocido, y mucho menos, el expresarlo en sus trabajos periodísticos. En ninguna otra profesión los empresarios capitalistas son tan opuestos a la ética. Ella, su práctica, es la aliada insustituible de la verdad y del derecho a que ambas den contenido a la información periodística.

Esos principios y otros, hasta 17, fueron proclamados al finalizar el Congreso constitutivo de la FELAP, con el emblema fundador de Periodismo libre en patrias libres, aportado por Genaro Carnero Checa, primero en ser secretario general de la FELAP. Él y Luis Suárez, el inolvidable gran mexicano nacido en Sevilla, quien fue su timonel principal casi 20 años, hasta el último aliento, representan las figuras más ejemplares de una obra tan colectiva que está presente en cada periodista leal a los valores nacionales y populares de la Patria grande, agigantada más en nuestros días.

La FELAP llega a esta fecha vencedora de todas las maniobras que han pretendido su división y desaparición, donde se han invertido grandes sumas de dinero. Sobre todo en los intentos de crear organizaciones paralelas con las bases falsas del apoliticismo, de reducir las luchas de los profesionales de la prensa solo a demandas salariales, que es la expresión concreta del falso concepto de la imparcialidad, con el nombre de objetividad, proclamado por los que temen la opinión de los que enfrentan cada día muchas señales de injusticia en todas las esferas de la sociedad del dinero y la ganancia.

Ningún poder, menos aún el del periodismo amarillista, fundador del negocio de la mentira, ha podido ni podrá desviar el rumbo certero, antimperialista y por ello amplio, de todo profesional decente que ejerza el periodismo en tierras donde José Martí elevó el periodismo a la soberanía mayor de las profesiones en la sociedad. Su pensamiento magistral de "No hay monarca como un periodista honrado", se ha multiplicado por miles de colegas dignos y aumentan su número en las filas de la organización con menos recursos materiales y más elevado sentido de la función periodística.

El carácter subversivo que se le ha dado al periodismo de investigación, junto a los sin tierra, sin techo y piqueteros, en la nueva modalidad actual de la operación Cóndor, denunciada recientemente por Martín Almada, es el equivalente, reconocido por los militares represivos, de que la verdad es revolucionaria. Al ejercerla esta adquiere esa condición, ese riesgo, ese honor, le da sentido a una muy noble profesión.

Es por ello que hoy celebramos 30 años de principios en una FELAP que sostiene el hermoso compromiso de defender toda causa justa, por siempre.

http://www.granma.cubaweb.cu/2006/06/07/interna/artic01.html





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938