..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.127, Viernes, 9 de junio del 2006

 

Mafia anticubana, en su sentido exacto
Por Ángel Rodríguez Álvarez

Políticos, analistas y comentaristas nacionales e internacionales suelen emplear el término mafia para identificar a quienes desde Miami, organizan y ejecutan planes y campañas subversivas de todo tipo con la finalidad de desestabilizar y derrocar a la Revolución.

Algunos en el exterior pueden pensar que se trata de un modo peyorativo, una especie de insulto mal intencionado, utilizado por los 'seguidores de Fidel Castro' para desacreditar a los enemigos más activos asociados a la Casa Blanca.

¡Nada de eso!: Existen elementos y pruebas suficientes para llenar varios tomos con las extrañas y complejas conexiones establecidas y formas de operar, de instituciones reales y públicas unas, enmascaradas otras y hasta ficticias algunas, alrededor de las cuales actúan, con métodos típicamente mafiosos, decenas de singulares personajes.

Esta red cuenta con centros operativos, pues más allá de la capital floridana, con varias 'familias' en acción, se extiende por otras urbes norteamericanas y posee, con mayor o menor vida pública, numerosas ramificaciones en Francia, España y otros países de la vieja Europa.

El centro verdadero de donde emana la estrategia y, por supuesto, la parte más voluminosa del abundante financiamiento, es Washington, punto de partida y final de todos los hilos conspirativos.

Frank Calzón, Carlos Alberto Montaner, José María Aznar, Mariano Rajoy, Robert Menard y Caleb McKarry, por mencionar solo media docena, están estrechamente unidos por un cordón umbilical común, cuyos lazos sanguíneos no siempre resulta fácil descubrir.

En este caso, como en el más depurado estilo de la mafia siciliana clásica, se trata solamente de las cabezas visibles de una bien tejida madeja de organizaciones e instituciones creadas “ad hoc”, presentadas a la luz pública como defensoras de los más puros ideales de los principios democráticos y los intereses del mundo libre.

Vinculadas de una manera u otra a los personajes citados actúan y cumplen su parte en la estrategia general, entre otras, Freedom House, la Sociedad Interamericana de Prensa, Reporteros sin Fronteras, la Nacional Endowen Democracy, el Internacional Republican Institute, la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), El Nuevo Herald, la revista Forbes y varias decenas más.

Todas tienen el denominador idéntico de presentar una fachada en nada relacionada con sus funciones reales, pues en unos casos aparecen destinadas a investigaciones científicas, labores humanitarias y otras.

¿Acaso el buque Santrina, en el cual ingresó el terrorista internacional Luis Posada Carriles a Estados Unidos no pertenece a una Fundación dedicada a investigaciones sobre la ecología y el medio marino?

Por supuesto que Cuba solo resulta el blanco más antiguo en el centro de la mirilla, pero no el único. Mafia clásica, al fin y al cabo, amplía su radio de acción en la medida en que aparecen nuevos focos de interés.

Un buen ejemplo reciente es la creación en Madrid del 'Indice de Libertad Económica', a cargo del FAES, administrado por José María Aznar. Este instituto tiene la potestad de asignar a cada gobierno latinoamericano la calificación que considere oportuna, y cuyos dardos venenosos también apuntan ya a Venezuela y Bolivia.

¿De dónde se alimenta?: De las subvenciones millonarias ofrecidas por administraciones regionales controladas por el Partido Popular (PP), empresas e instituciones públicas españolas y fondos estatales enmascarados con fines de cooperación.

No demoró en presentar cartas credenciales en su desaforada intención de recabar la atención y la subvención, de la Casa Blanca. Ya han llamado a la unidad de acción en el acoso a la izquierda latinoamericana, y como para no dejar dudas, los representantes del PP se negaron a recibir en la capital española, a principios de año, al presidente boliviano Evo Morales, a quien consideran un elemento indigenista no deseado.

Larga sería la relación de los fondos monetarios dirigidos a fabricar este 'pastel subversivo', donde a los 'ingredientes' públicos se suman constantemente partidas secretas del presupuesto estatal norteamericano, gastadas alegremente y sin control, pues en fin de cuentas así lo amerita 'la lucha contra el terrorismo y en defensa de la libertad y la democracia'.

Fuente: Argenpress

Recibido por correo electrónico
PorCuba, Boletín especial de CUBARTE
Año 4 Número 43, 02 de Junio del 2006




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938