..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.128, Viernes, 16 de junio del 2006

 

Los Que Empujan No Se Dan Golpes
por Max Lesnik

En Miami sobran los "empujadores". Son como los que en Cuba le decíamos "cranqueros", esa clase de personaje de nuestra fauna criolla que nunca se presenta en la primera fila de avanzada, sino que se quedan muy bien resguardados en la retaguardia, en cómoda espera para que sean otros los que les saquen las castañas del fuego.

La administración Republicana del gobierno de Bush está prisionera de una retórica sobre Cuba de tiempos de la "guerra fría" y atada a un compromiso con la extrema derecha del exilio cubano que no marcha de acuerdo a los mejores intereses del propio pueblo norteamericano, y por supuesto que va en perjuicio de todos los cubanos, de los de la isla y de los de acá, aunque algunos en Miami piensen lo contrario.

La lógica "cranquera" imagina este escenario catastrófico ilusorio. Empujamos
-piensan ellos- a través de los llamados "Disidentes" a que se agudicen las contradicciones entre los gobiernos de Cuba y el de Estados Unidos. Para eso está el dinero que de Washington viene destinando a la ayuda a los grupos de la oposición interna, oposición fabricada a través de los años por los diplomáticos norteamericanos acreditados en la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana. En respuesta a eso, el gobierno cubano toma medidas restrictivas contra la representación diplomática norteamericana en Cuba y en esa batalla del "dale y el toma", la situación se torna más tensa y al final se cierran en La Habana y Washington las Secciones de Intereses de ambas naciones y queda sin efecto como consecuencia, el Tratado Migratorio entre los dos países que garantiza una emigración ordenada de 20 mil cubanos de la isla a Estados Unidos.

A partir de ahí, esa es la esperanza de los "cranqueros", Cuba abre sus puertos a un nuevo éxodo de cubanos como el del Mariel, en la isla se forma un caos general en todo el territorio, con los opositores y disidentes combatiendo y muriendo en las calles, en medio de una guerra civil y entonces el Presidente Bush, en nombre de la paz y los Derechos Humanos, da la orden de invadir a Cuba con el ejercito norteamericano para que entonces, derrocado el gobierno revolucionario,
-como si eso fuera tan fácil-, los "cranqueros" y los "empujadores" del exilio, ir ellos tan frescos como una lechuga, a formar parte de un gobierno en La Habana a la imagen y semejanza como el de la Cuba de la Enmienda Platt con un nuevo Estrada Palma en la presidencia, igual que en el año 1902.

Pero los que por viejos y sabios conocen de historia, saben que ese escenario no pasa de ser un sueño de una noche de verano. ¿Que qué va a pasar si a partir de esta crisis entre Cuba y Estados Unidos se cierran ambas Secciones de Intereses? Pues lo mismo que ya sucedió una vez. Que de nuevo se cortan las comunicaciones con Cuba, que se acaban los viajes a la isla, que se divide de nuevo la familia cubana y que se quedan sin venir para Estados Unidos los 20 mil cubanos que vienen para acá todos los años de acuerdo a lo que estipula el Tratado Migratorio entre las dos naciones. Así de malo se pondrán las cosas.

Por lo demás, sin novedad en el frente, con Fidel allá gobernando hasta el último día de su existencia mientras que los "cranqueros" de Miami inventan aquí otro "cuento chino" para embaucar a los exilados mientras acusan de traición a los americanos. No es la primera. Ni será la última vez que se repita esta comedia cubana que sus actores quieren que se convierta en tragedia.

Así de malvados son los "Cranqueros".




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938