..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.129, Viernes, 23 de junio del 2006

Libro de visitas


Dossier: Nuevo escándalo en Miami / Una lista y una nota reveladoras

El pasado 2 de abril, en la conocida página de periodismo alternativo Rebelión, escribía Raúl Gómez en su artículo “Lobos de una misma camada”:

“Si los datos manejados por la USAID y la NED son ciertos, Ramón Humberto Colás, recibió en el 2005 la suma de 1 millón 520.700 USD de la USAID a través de la Pan American Development Foundation1 (PADF) y el Mississippi Consortium for International Development2 (MCID). También recibió de la NED –en el mismo período— 257.061 USD a través del Center for Internacional Private Enterprise3 (CIPE) y el llamado proyecto de Bibliotecas independientes.

Como dice un popular adagio al uso en Cuba… “verde y con espinas… ¡¡guanábana!! Si esta es una de las principales organizaciones del exilio que apoya a Colás y a los “bibliotecarios” “independientes”… ¿qué puede esperarse de ellos???

Terrorismo y negocios sucios, ingredientes de la Fundación Nacional Cubano Americana
Por Reinaldo Taladrid Herrero

La opinión publica cubana y alguna de Miami ya ha tenido oportunidad de conocer los primeros detalles de un nuevo escándalo que ha estallado en la guarida de la mafia anticubana y que promete dar mucho de qué hablar.

José Antonio Llamas, conocido por Toñín, quien fuera uno de los principales directivos de la Fundación Nacional Cubano Americana y, además, un muy cercano colaborador de su ex presidente Jorge Mas Canosa, ha elaborado una denuncia por estafa contra algunos de sus ex socios de la citada organización, donde revela que en una reunión secreta de la FNCA celebrada en 1993 en la ciudad de Naples, Florida, se creó el grupo bélico o paramilitar de la Fundación y que él puso la cara para pedir un préstamo de casi dos millones de dólares destinados a comprar ocho barcos artillados, un helicóptero, una moderna lancha rápida y 10 aviones para actos terroristas contra Cuba.

Las acciones terroristas contra Cuba, tenían entre sus objetivos principales destruir la entonces creciente industria turística cubana, hoy una realidad.

No es ocioso recordar algo que ya dijimos en la televisión el lunes pasado en la tarde, y es que el motivo que lleva a José Antonio Llamas a realizar esta denuncia no es nada altruista ni tiene absolutamente nada que ver con la lucha contra el terrorismo.
Tal y como se explicó en el programa Radio Miami, que se transmite por las mañanas en la emisora Union Radio de la ciudad floridana y que dirige el veterano periodista cubano Max Lesnik, "Toñín" Llamas puso la cara y su nombre para pedir el préstamo, los millonarios terroristas de la FNCA le prometieron que entre todos devolverían el dinero y no lo hicieron.

Al no poder cumplir con el banco, "Toñín" quebró como empresario, y ahora, por pura venganza, presenta esta denuncia por estafa.

Pero si queda alguna duda de lo anterior, hoy les presentamos la lista de los acusados y los testigos citados en la demanda y una nota que aparece anexa al final de la misma y que hemos obtenido de fuentes confiables.

Una prueba de que esta acción judicial es puro pase de cuentas entre mafiosos, se nos revela cuando se analiza la lista de los acusados y testigos en esta demanda que revelara ayer en la mañana el programa Radio Miami, donde resaltan nombres interesantes y curiosas ausencias.

Aznar seguro perdona cualquier pecado a sus socios de la mafia miamense.

Por ejemplo, se mencionan como acusados o testigos a José Francisco "Pepe" Hernández, el más cercano colaborador de Mas Canosa en todas sus aventuras terroristas desde los tiempos de Fort Bening, uno de los jefes de este grupo bélico o paramilitar secreto de la Fundación, uno de los financistas y cómplices de Luis Posada Carriles en todas las acciones terroristas que desarrolló desde Centroamérica y el dueño de uno de los fusiles Barrett calibre 50 que se ocuparon a bordo del yate La Esperanza, cuando transportaba un comando del grupo paramilitar de la FNCA en camino a la Isla de Margarita en un nuevo intento de asesinar al Presidente cubano.

Pepe Hernández gusta de presentarse como un "cabildero" ante políticos en Washington a los que entregan contribuciones financieras para sus campañas. Sería interesante saber qué dirán estos congresistas con los que se ha reunido cuando conozcan ahora que es uno de los jefes de un grupo paramilitar, según consta en esta denuncia.

Está mencionado en la demanda Luis Zúñiga, un curioso terrorista que al mismo tiempo organizaba acciones con armas y explosivos contra Cuba y participaba en las sesiones de la desaparecida Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, "defendiendo" los derechos humanos de los cubanos "víctimas del comunismo", los mismos que iba a matar con sus acciones terroristas. Si no es así, que responda Zúñiga qué hacía "un defensor de los derechos humanos" en una reunión secreta de la FNCA para crear un grupo paramilitar.

Y qué decir de Arnaldo Monzón Plascencia, otro de los mencionados, uno de los jefes de la mafia de Union City en New Jersey, ya fallecido, pero que en vida financió numerosos actos de terrorismo, incluyendo la actividad de Posada Carriles en Centroamérica, lo que según la "Doctrina Bush" lo hace tan terrorista como el que los ejecuta y que, como mafioso, tuvo que huir de Estados Unidos acosado por problemas de narcotráfico, algo qué parece explicar el misterio de qué significa realmente "la causa de la liberación de Cuba".

Otros nombres que aparecen mencionados en la ya famosa demanda son: Luis Prieto, Erelio Pena, Elpidio Núñez, Horacio García, Miguel Ángel Martínez, Domingo Sadurni, Fernando Ojeda, Ángel Alfonso Alemán, Fermín Pernas y el banquero Luis Botifoll, de todos se pudiera hablar.

Solo agregar que al mencionar al actual presidente de la FNCA Jorge Mas Santos, "Toñín" Llamas lo describe como: "el velador de la cueva de Alí Babá". Pero curiosamente no aparecen mencionados en la lista nombres como los de Roberto Martín Pérez y su ex esposa Ninoska Pérez Castellón, cuando se ha denunciado por testigos presenciales que este fue el principal jefe del grupo paramilitar, cosa que era físicamente imposible que ignorara su ex esposa, la primera dama del terrorismo radial anticubano.

Tampoco se menciona a Alberto Hernández, encargado entre otras cosas en la FNCA de llevar dinero a Luis Posada Carriles, según confesó este en su libro autobiográfico, de la misma manera que era el empleador legal de Gaspar Eugenio Jiménez Escobedo, quien se fugó de una cárcel en México donde cumplía sanción por el asesinato de un funcionario cubano, para terminar siendo miembro del comando terrorista de Posada que fue capturado en Panamá en el año 2000.

Curiosas ausencias, pero todo esto solo está empezando.

Y finalmente está la nota que Llamas redactó y anexó al final de la demanda y que hemos obtenido de fuentes confiables y con acceso. La nota realmente habla por sí sola. Solo les comento que para mí queda claro que "Toñín" Llamas es un terrorista convencido de lo que ha hecho, pero mafioso al fin no le gusta que lo hayan estafado y que únicamente la más pura venganza entre pandilleros lo lleva a presentar esta acusación, donde el lenguaje de mafia, de bajo mundo, aflora por todas partes.

No obstante, creo que el valor de esta nota anexa es que vuelve a dejar bien claro que la famosa "causa" de la "liberación de Cuba" no es más que un gran negocio para enriquecerse y vivir de ello, no lo digo yo, lo dice el propio Llamas, el hombre del yate La Esperanza, el hombre del dinero para Aznar, el suministrador de los medios para el terrorismo anticubano, en esta nota que anexó al final de su denuncia y que hoy les presentamos en exclusiva:

Junio 3 del 2006.

"Todo lo que digo aquí es verdad, faltan más documentos devastadores, cheques cobrados devueltos por el Banco con el débito endorso, etc.

"Eso lo guardo para ver si estos sujetos tienen lo que a los hombres se les requiere tener. Apuesto a que ninguno protestará. No tienen lo que se requiere. Ya lo probaron durante el operativo que llevé a cabo y que pagué solo.

"La causa de Cuba les ha venido como anillo al dedo para enriquecerse. Igual harán cuando lleguemos, si los dejamos."

Firmado.

Toñín.

Como siempre le pido, saque usted sus propias conclusiones.

Courtesy of Attorney José Pertierra


Exile: We plotted attacks on Cuba
A former board member for a prominent anti-Castro group went public with accusations that leaders of the Cuban American National Foundation plotted attacks in Cuba.

BY WILFREDO CANCIO ISLA

A former board member of the Cuban American National Foundation says he and other CANF leaders created a paramilitary group to carry out destabilizing acts in Cuba and do away with Cuban ruler Fidel Castro.

Jose Antonio Llama, known as Toñin, told El Nuevo Herald that the arsenal to carry out these plans included a cargo helicopter, 10 ultralight radio-controlled planes, seven vessels and abundant explosive materials.

''We were impatient with the survival of Castro's regime after the fall of the Soviet Union and the socialist camp,'' said Llama, a key financial backer of the plot in the early 1990s. ``We wanted to accelerate the democratization of Cuba using any possible means to achieve it.''

The plans failed after Llama and four other exiles were arrested in Puerto Rico in 1997 on charges of conspiracy to assassinate Castro during the Ibero-American Summit on Margarita Island, Venezuela. A jury acquitted them after a federal judge threw out one of the defendants' self-incriminating statements.

Llama, a close associate of the late CANF leader Jorge Mas Canosa, left the group's board in 1999. He said he quit CANF because it refused to pay his codefendants' legal defense costs after the trial. Llama also went bankrupt.

CANF spokesman Alfredo Mesa -- speaking for members and leaders -- told El Nuevo Herald: ``In this case, we consider that it is extremely irresponsible for a press organization to echo what clearly represents an extortion and defamation attempt.''

CUBA'S CLAIMS

The Cuban government has long claimed CANF planned armed attacks on the island, but up until now, none of its claims have been documented. Llama has been handing out pamphlets in Miami detailing the purported plot. On Wednesday, Granma -- Cuba's government newspaper -- published a story on the pamphlets.

Llama -- who says he made his fortune building air conditioners for Soviet vehicles -- said he's going public because he contributed $1.4 million of his own money to the cause and several CANF members bilked him.

He is currently writing his memoirs, titled De la Fundacion a la fundicion: historia de una gran estafa (From the Foundation to Meltdown: Story of a Big Swindle).

''This is the truth -- The only thing I have left at this point in life is the truth,'' said Llama, 75. ``I am asking for what's due to me, nothing more and nothing less, to take it to bankruptcy court. Where are the vessels and planes I financed with my money? Where did they end up? Who has the original titles?''

Llama said he is also going public because his statements don't affect old friends who are implicated in the plot, such as exiles Arnaldo Monzon Plasencia, Raul Lopez and Manuel ''Nolo'' Garcia, who have died.

PERSONAL FUNDS

According to Llama, between 1994 and 1997 he personally spent more than $1.4 million to finance the purchase of radio-controlled planes and other supplies, under the cover of Florida-registered Nautical Sports Inc. and Dominican Republic-based Refri Auto.

Llama showed El Nuevo Herald financial records used to buy the equipment.
Llamas paid Nautical Sports $869,811. The purchase of the seven vessels equipped with satellite radio and phones, including the Midnight Express fast boat, was guaranteed through this front corporation, created in 1993, he said. That 40-foot motorboat was meant to take Mas Canosa to Cuba if Castro died or there was a sudden change of power, he added.

Another vessel, La Esperanza, was confiscated by the Treasury Department in Aguadilla, Puerto Rico, after the 1997 federal indictments against its crew.

Llama remembers that the project started to take shape during CANF's annual meeting in Naples in June 1992. He said businessman Miguel Angel Martinez of Puerto Rico proposed the idea of ''doing more than lobbying in Washington'' to overthrow Castro. About 20 of the foundation's most trusted leaders agreed and designated Jose ''Pepe'' Hernandez, the current CANF president, and Mas Canosa to choose the armed group.

''It was agreed that since this was a delicate matter, details about the paramilitary group would be discussed in petit comite [a small committee],'' Llama said. ``At the meeting that board members and trustees held the following year [1993] in Puerto Rico, the chosen ones started to meet and consider everything that needed to be bought.''

The foundation's general board of directors didn't know the details of the paramilitary group, which acted autonomously, Llama said. He added that current CANF board chairman Jorge Mas Santos was never told of the plan.

''It was debated whether the group should be led by Miguel A. Martinez or Pepe Hernandez,'' the activist said. "We chose Pepe for his known record as a fighter in the 2506 Brigade and the Marines.''

Among the group members, Llama said: Elpidio Nuñez, Horacio Garcia and Luis Zuñiga, who left the Foundation in 2001 to establish the Consejo por la Libertad de Cuba (Council for the Liberation of Cuba, or CLC); Erelio Peña and Raul Martinez, all of Miami; Fernando Ojeda, Fernando Canto and Domingo Sadurni of Puerto Rico; and Arnaldo Monzon Plasencia and Angel Alfonso Aleman of New Jersey.

Former CANF members Garcia, Zuñiga and Nuñez declined to comment. Ninoska Pérez Castellón, a CLC spokeswoman, said the three men have referred the matter to attorneys.

Llama also gave this account of the operation:

The 10 small remote-control planes were financed by Llama for $210,000 through the International Finance Bank of Miami, which paid Flight Rescue Systems, a company owned by Luis Prieto and Rafael Montalvo. The equipment was stored in a Miami-Dade warehouse to be used against Cuban economic targets or against Castro. Llama said Pepe Hernandez sold them after 1997.

Sadurni donated the cargo helicopter, but Llama said he financed $85,360 for it through Republic National Bank, per instructions from Hernandez. The helicopter would be used as an operation base for the small planes and was parked at the International Flight Center in southwestern Miami-Dade.

EXPLOSIVES

To buy explosives, the group used businessman Raul Lopez, an anti-Castro exile involved in infiltration operations in Cuba in the 1960s, Llama said. Lopez owned a company authorized to purchase explosives to open up sewage canals for South Florida's sugar industry.

Eulogio Amado Reyes, alias ''Papo,'' a retired car mechanic, said he assembled the ultralights in a Miami-Dade warehouse with the help of a Texas instructor whose last name was Graham.

''All that was said was that it was a foundation project,'' said Reyes, 73.
Jose Pujol, a veteran sailor, said that in 1993 the foundation started using him as an advisor to purchase vessels.

''El Pelican [a vessel] was put in my name,'' said Pujol, 76. ``The procedure was that I would look for vessels, Toñin made the down payment and Elpidio Nuñez was the backer.''

According to Llama, most of the explosives were kept in Miami, but late in 1996 they were dropped to the ocean bottom from a vessel at a reef near the Bahamas. The shipment was being transported by ''Nolo'' Garcia in Nuñez's yacht when a Bahamian patrol boat approached them so they feared a search.

''For logical reasons, they threw the shipment into the ocean,'' Llama said. ``Soon after we went there to recover it but didn't find it.''

Recibido por correo electrónico


Las conexiones del tesorero de la Fundación Nacional Cubano-AmericanaPor Jane Franklin

La Fundación Nacional Cubano-Americana [CANF – sigla en inglés, N.d.T.] está bien representada en la lista de electores presidenciales del Partido Republicano de Florida, por su tesorero, Feliciano M. Foyo, quien por simple casualidad es un buen amigo del Gobernador de Florida, Jeb Bush [hermano de George W. Bush, N.d.T.] Foyo tiene otro amigo que se llama Luis Posada Carriles, uno de los terroristas más conocidos entre los expatriados cubanos. En una autobiografía publicada en Honduras en 1994, Posada nombra a Feliciano Foyo como uno de sus patrocinadores financieros. ¿Qué significa ser uno de los financistas de Posada?

Posada, junto con otros tres terroristas conocidos, fue detenido por las autoridades panameñas el 17 de noviembre por un presunto plan para asesinar al Presidente Fidel Castro mientras el dirigente cubano hablaba a miles de estudiantes en la Universidad de Panamá. Si el explosivo plástico descubierto en Panamá hubiera sido utilizado, cientos de personas podrían haber muerto o resultado heridas. Pero Posada no parece preocupado por los "daños colaterales"

Posada había tratado previamente de asesinar a Castro en varios países, incluyendo a Chile, Colombia, la República Dominicana, Ecuador y Perú. Después de ser un vendedor para la Firestone Tire and Rubber en Cuba, Posada comenzó a trabajar para la CIA por lo menos desde 1960. Desenmascarado y obligado a huir, dirigió durante años las incursiones realizadas por Alpha 66, una organización terrorista que sigue realizando asaltos similares hasta la fecha, con toda impunidad.

En junio de 1976, cuando George H.W. Bush (el patriarca), era jefe de la CIA, un agente de la CIA, el expatriado cubano Orlando Bosch, fundó y dirigió a los Comandantes de las Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU). Posada fue uno de esos "comandantes." Como fuera revelado más adelante en documentos del FBI y de la CIA, el CORU se involucró pronto en más de 50 ataques con bombas y, seguramente, en asesinatos políticos. Las autoridades venezolanas y de los EE.UU. informaron que una red de terroristas realizó un "vasto" número de ataques en siete países contra Cuba y contra países e individuos que eran considerados favorables a Cuba. Este reino del terror llegó a su cumbre en octubre de 1976 cuando un avión de pasajeros de Cubana de Aviación fue volado en pleno vuelo, después que despegó de Barbados hacia Cuba, matando a todos los 73 pasajeros y tripulación, incluyendo a 57 cubanos.

Con pruebas abrumadoras contra ellos, Posada, Bosch y dos venezolanos, fueron arrestados y detenidos en Venezuela. Las cortes militares en Venezuela los absolvieron, lo que no sorprendió a nadie ya que la CIA había transferido a Posada a Venezuela en 1967, usándolo como dirigente de las actividades terroristas contra Cuba en América Latina y el Caribe. En el Ministerio del Interior, dirigía la División de Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), que perseguía, interrogaba y torturaba a ciudadanos venezolanos. A la espera de la revisión de la causa, en 1985, Posada salió de la prisión.

Según el mismo Posada, sus guardias fueron sobornados con dinero de Miami. Uno de los correos de este financiamiento fue Gaspar Jiménez Escobedo, uno de los terroristas detenidos actualmente en Panamá. Desde Venezuela, el expatriado cubano Félix Rodríguez, otro conocido terrorista, llevó a Posada a El Salvador, donde Rodríguez trabajaba con el coronel Oliver North en el suministro para los Contras que atacaban al gobierno Sandinista de Nicaragua. La revelación de esta operación llevó a las audiencias del escándalo Irán-Contra de 1987. En esas audiencias ante el Congreso [de los EE.UU., N.d.T.], se le preguntó a Rodríguez acerca de "Ramón Medina." Respondió que Medina era un alias que utilizaba Posada en El Salvador, un "buen amigo mío," un "hombre honorable." Testificó que había llevado a Posada a El Salvador desde Venezuela, pretendiendo que Posada "merecía estar en libertad." No se le pregunto más sobre Posada. En cambio el representante Bill McCollum (republicano de Florida), uno de sus interrogadores, lo felicitó por su papel, y el representante Peter Rodino (demócrata de New Jersey), también le dijo que "todos apreciamos su lucha contra el comunismo."

Dos años más tarde, en un discurso en el Senado, el senador Tom Harkin (demócrata de Iowa) dijo que el pueblo estadounidense "merece una explicación detallada de Bush (entonces Vice-Presidente) y de la oficina del vicepresidente sobre su conocimiento del papel de Luis Posada en la operación secreta de suministro de la contra." En su testimonio ante el Congreso, Rodríguez se había vanagloriado sobre su reunión con el vicepresidente Bush (le mostró a Bush una foto de sí mismo con el prisionero Che Guevara horas antes de que el Che fuera ejecutado). El senador Harkin se preguntaba "por qué Bush nunca se preocupó de utilizar sus buenos oficios para investigar las acusaciones sobre los lazos de Posada con la operación de suministro y Félix Rodríguez incluso después de que la prensa informó al respecto a fines de 1986."

Después de El Salvador, Posada pasó un tiempo en actividades terroristas en Guatemala, Honduras y El Salvador. Se utilizó dinero de Miami, dijo Posada, para financiar los atentados con bombas de 1997 contra la industria del turismo en La Habana – atentados en los que murió un turista italiano, Fabio di Celmo, y resultaron heridas varias personas. Posada admitió que había pagado a salvadoreños para que fueran a Cuba para colocar esas bombas. Después que Posada y sus tres ayudantes fueran detenidos en Panamá, Justino di Celmo, padre del turista muerto, apareció en la televisión cubana para pedir a la Presidente panameña Mireya Moscoso que no liberara a Luis Posada. Las familias de los 57 cubanos asesinados en la explosión del avión de pasajeros de 1976 están exigiendo justicia. El tiempo dirá si los patrocinadores de Posada pueden costear una manera de sacarlo de su actual situación.

Jane Franklin es autora de "Cuba y Los Estados Unidos: Una Historia Cronológica."

http://www.zmag.org/Spanish/0301canf.htm


Fundación Nacional Cubana Americana (FNCA)

Surge en septiembre de 1981. Falange de cubanos nostálgicos adinerados. Su surgimiento respondió a concepciones políticas de la administración Reagan, interesada en modificar las reglas de juego imperantes desde el gobierno de Eisenhower hasta el de Carter en sus relaciones con Cuba.

Se quiso entonces dar vida a una agrupación que diera la imagen de cubanos emigrados que hablaban "con una sola voz", al frente de la cual se ubicó Jorge Más Canosa, teniendo en cuenta que las figuras más conocidas entonces estaban muy involucradas en acciones terroristas.

La mentalidad entreguista de la FNCA influye grandemente en la visión que tiene la organización anticubana del pueblo cubano, al pretender anexar a Cuba a Estados Unidos.

Los más connotados miembros y ejecutores de planes terroristas en Cuba y otros países como Jorge Mas Canosa, muy arraigado al régimen de Batista, formaban la junta directiva de esta Fundación, que después de su muerte fue sustituido por su hijo Jorge Más Santos.

El modus operandi de la Fundación Cubano Americana es la compra de políticos, aunque otras veces recurre a la intimidación y a otros métodos más represivos como el asesinato. El abstencionismo electoral en Estados Unidos, es la coyuntura aprovechada por la Fundación para imponer su poder económico y político.

En la FNCA se advierten síntomas evidentes de que ya resulta difícil funcionar sin oposición. El secuestro del niño Elián González, hundió en el descrédito a la organización.

Su brazo armado ha tenido dentro de su jefatura a personas como Roberto Martín Pérez y los hermanos Novo Sampoll, Alberto Hernández y José (Pepe Hernández).

Después de la muerte de Mas Canosa, en 1997, asume la presidencia alberto Hernández, su médico de cabecera. Jorge Mas Santos asume la presidencia en julio de 2001, durante el congreso Anual de la FNCA en Puerto Rico.

http://www.lademajagua.co.cu/fnca.htm




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938