..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.129, Viernes, 23 de junio del 2006

Libro de visitas

 

Entrevista A Fernando Báez, Para El Boletín Librínsula De La Biblioteca Nacional
Por Rosa C. Báez

Con enorme placer, hemos recibido en la semana que transcurre, la visita del intelectual venezolano, el Dr. Fernando Báez.

Desde una juventud que no deja de asombrarnos, nos ha llevado Fernando, con palabras cargadas de pasión, para mostrarnos todo el dolor del pueblo iraquí, sus llagas… nos ha convocado a la acción. Hemos compartido con él en conferencias, entrevistas, hemos atendido absortos a las imágenes que nos mostrara en la Mesa Redonda Informativa que cada día lleva a nuestro pueblo la actualidad mundial.

Duras han sido sus palabras, con la certeza que da el involucrarse con pasión en la lucha por defender lo que se ama:

“Irak ha sido una lección histórica para todos los pueblos del mundo que el gobierno de los Estados Unidos considera un obstáculo” […] “Viet Nam es Disneylandia al lado de lo que significa Irak hoy día”

“Bush ha convertido a Guantánamo en la vergüenza más grande de los Estados Unidos”

“La manera de detener a los hombres que estamos en esto no es matándonos, por que ya esta lucha está andando y continuará andando”

Ha calado hondo, en esta corta visita, que desde ya augura que no será la última. Ya estamos junto a él, divulgando, enseñando, alertando.

Dispuestos a la lucha.]

En el blog* que el bonaerense Alejandro Zerpa te dedicara leíamos que en un viaje que éste realizara a Venezuela para conocer más de ti, algunos le decían que eras agente de la CIA y otros que eras “un hombre al servicio de Chávez”: ¿cómo definiría el propio Fernando Báez su, por llamarle de algún modo, “filiación política”?

Mira, yo me considero un hombre de izquierda, para comenzar por eso y Alejandro, que es un estudioso, Alejandro Zerpa, un escritor argentino, señalaba en sus investigaciones que una de las cosas que le llamaba poderosamente la atención era los dos extremos que se habían asumido con relación a mi trabajo, a mi obra, ¿no? Por un lado la burda ridiculización de decir entonces que era un agente de la CIA, cosa que cada vez que algún intelectual trata de hacer algo se le endilga, pero sería el primer agente de la CIA que escribe, contra Bush, porque a Vargas Llosa lo pueden acusar de alguna forma se opone a la izquierda, se opone a una serie de cosas pero en el caso mío tiene este rasgo paradójico, y por otro lado, también acusarme de ser “un hombre de Hugo Chávez”, como si recibiera un sueldo de Hugo Chávez, sencillamente por atacar lo que son las políticas culturales de Bush, que en este momento son políticas para imponer una hegemonía en el planeta.

Este tipo de infamia, son parte de una campaña sucia, de una campaña completamente bien dirigida por ciertos sectores, algunos de ellos de oposición en Venezuela, pero también sobre todo, “bushistas”, gente que tiene mucho interés en desacreditar la investigación principal que esta en esos libros, y que ya resulta sumamente imposible para ellos dañarla, por que tu revisas Internet y probablemente te encuentres una gran cantidad desinformación: esto se ha expandido, esto ha pasado de mis manos a manos de mucha gente! Ya yo no trabajo sólo; esto se lo quiero advertir siempre a la gente que esta detrás de estas campañas de descrédito, ya yo trabajo solo, ya yo ni incluso me defiendo, llego el momento de crear lo que en estos momentos estoy tratando de estimular en todas partes, una enorme barrera de resistencia contra el principio de hegemonía estadounidense y un enorme principio de apoyo al concepto de la diversidad cultural, que es fundamental. El año 2005, en octubre, en la 33ava Asamblea General de la UNESCO, recibimos un espaldarazo importante porque todos los países, excepto Estados Unidos, apoyaron la Convención para la protección a la Diversidad Cultural. La Diversidad Cultural es fundamental: proteger nuestro Patrimonio, proteger nuestra memoria, en una forma incluso de reafirmar nuestra identidad en un momento en el que se quiere imponer un pensamiento único.

En entrevista a El Periódico, de Barcelona, publicada en este mismo blog, comentabas que la pérdida tras la crecida del Río Orinoco de la Biblioteca que acostumbrabas visitar en tu infancia, podría ser la semilla que fructificara en tus actuales investigaciones sobre los bibliocaustos. ¿Cuándo, de manera consciente, se determinó Fernando Báez a iniciar estas investigaciones?

Mira, ciertamente fue un episodio de la infancia el que marcó yo creo que toda mi vida porque yo me crié en una biblioteca, no porque mi padre la tuviera, no era un hombre rico, al contrario, era un abogado muy honesto, por tanto siempre estaba desempleado en todas partes; y yo pasé muchas necesidades cuando niño, muchas penurias cuando niño, en San Félix de Guayana, el estado donde yo nací en Venezuela, y me crié en la Biblioteca Municipal del sitio, que la destruyó una crecida del Río Orinoco. Lamentablemente pues, este episodio fue el que me marcó por que la Biblioteca era mi refugio, desde entonces siempre he estado muy ligado a lo que significa la destrucción cultural, destrucción de bibliotecas. Y lo siento como un tema vocacional, un tema ligado a mí; y mucha gente me pregunta: Fernando, ¿cómo haces tú, si tú no estas recibiendo fondos, cómo haces tú para seguir esas investigaciones? Bueno, en primer lugar soy académico, tengo la fortuna de asesorar a muchos gobiernos, Instituciones, Fundaciones, y mucha gente que ya cree en esto, la mejor demostración está en que uno de los libros “La Historia Universal de la destrucción de libros”, fue vendido en 250 000 ejemplares; en España ya han salido varios libros, varias ediciones, ahora vemos que estas ediciones se expanden por América Latina, ahora vemos que aquí en Cuba se presenta “La destrucción cultural de Irak”, lo cual me llena de mucho orgullo, porque demuestra que aquí hay un interés inmenso por divulgar ese tema, que ha sido un tema muy solapado, y muy poco comentado porque de alguna forma no hay, digamos, hasta ahora, demasiados libros al respecto. De hecho, cualquier persona que haga una búsqueda, sólo conseguirá dos o tres libros sobre el tema: el primero, la versión de Matthew Bogdanos que fue el Coronel que envió Estados Unidos a Irak a tratar de investigar la destrucción cultural y que concluye que fueron los iraquíes los que destruyeron su propio patrimonio. Y está la versión mía, que, lamentablemente en este momento, a pesar de estar traducida a diecisiete idiomas no puede ser traducida al inglés porque todas las editoriales en Estados Unidos que han intentado traducir mi libro, inmediatamente reciben una carta del Departamento de Estado, alertándolos sobre la posibilidad de que si traducen eso sufran algunas consecuencias en el sentido de restricciones al respecto, comerciales, basándose en el Acta Patriótica y basándose en asuntos de seguridad nacional. Yo no puedo entrar a Irak, no puedo entrar tampoco a Estados Unidos, para divulgar ni para investigar. Y veo que hoy día lo que sufro es un acoso, una cacería humana sin precedentes… Y como intelectual tengo que denunciarla de manera abierta, tengo que denunciar que yo mismo hoy día, soy víctima de aquellas cosa que he denunciado, porque veo que en muchos espacios, de gobiernos a los que trato de visitar, inmediatamente sale una carta del Departamento de Estado alertando sobre mi presencia: que debo tener cuidado porque mis informaciones de alguna forma están manipulando a la opinión pública, que ellos realmente están en Irak para asegurar la democracia –cosa que yo, la verdad, pongo en duda desde todo punto de vista: no creo que haya democracia sin justicia y en Irak no hay justicia- entonces, pues con eso, Rosa, te puedo decir, las cosas que yo he logrado saber!!

Has comparado lo sucedido en Irak antes de la invasión norteamericana, con la labor de zapa de los grupúsculos que en Cuba han dado en denominarse “bibliotecarios independientes”. ¿Qué opinas de estos individuos y su supuesta defensa de la “libertad de expresión” en nuestro país?

Fíjate lo siguiente: yo creo que se le ha dado demasiada importancia a este tema. Yo pienso que aquí lo que tiene que resaltarse, es que hay una Biblioteca que es la Biblioteca Nacional José Martí, esa es la Biblioteca: cuando yo reciba denuncias de BIBLIOTECARIOS yo puedo ocuparme de ese tema, es decir, puedo hablar de bibliotecas. Si a mi me presentan denuncias bibliotecarios independientes que de verdad sean bibliotecarios de profesión yo puedo ejercer acciones, puedo comprender lo que tienen como denuncias; eso, como tal, no esta hecho por bibliotecarios: no se puede considerar como bibliotecas. Ese es el problema que tenemos aquí.

Con relación a esto, yo apoyo el crecimiento de las bibliotecas en Cuba, apoyo sobre todo este trabajo que viene realizando actualmente Eliades Acosta, y yo personalmente estaba muy desinformado, porque te imaginarás en el correo electrónico recibo mucha información sobre esto que tu denuncias, que me comentas en tu pregunta de las bibliotecas independientes, y estaba sumamente, digamos atiborrado de información pero no tenía –como ahora la tengo- una, digamos perspectiva de la realidad, porque he podido aquí, en la propia Cuba, constatar una serie de hechos que, bueno, en conversaciones con el propio Eliades Acosta, de carácter privado, ya serán parte [de algunas acciones].

En junio del año 2003 y como un acuerdo del Foro 8 realizado en el III Congreso “Cultura y Desarrollo”, los bibliotecarios cubanos propusimos fuera promulgado el 14 de abril (fecha en que fue destruida la Biblioteca Nacional de Iraq) como "Día Mundial de la lucha por la defensa y preservación del Patrimonio Bibliográfico de los Pueblos", solicitud que podría ser retomada en el próximo Congreso de IFLA a celebrarse próximamente en Seúl. ¿Qué opinas de esta propuesta? ¿Serías difusor de esta idea?

Yo sería un gran difusor de esa idea, y creo que sería muy importante que se creara ese día, porque de hecho no existe; creo sobre todo que sería muy importante que IFLA se abra a este tipo de perspectiva, que la UNESCO se abra a ese tipo de perspectiva… quiero aclarar: yo no soy funcionario de la UNESCO, soy un experto internacional que ha sido contratado por UNESCO por ejemplo para hacer investigaciones en el tema del cual yo me ocupo, que es destrucción cultural en particular, y creo que tengo el deber como intelectual, como escritor, el deber sobre todo como ciudadano de este planeta, de tener una posición a favor del Patrimonio; creo que es fundamental porque el Patrimonio es el eje vertebral de la identidad de los pueblos, está muy ligado a la memoria histórica; no hay identidad sin memoria, no hay cultura sin memoria, y es imposible que pretendamos asumir, dentro del proceso de globalización, ninguna opción sin tener una identidad firme, porque después las consecuencias que vamos a ver van a ser falta de autonomía, la falta de criterio y sobre todo algo muy peligroso que es la dependencia: hay que tener muchísimo cuidado en este tipo de iniciativa sin una identidad firme, por tanto el Patrimonio hay que defenderlo y me parece muy bien que la Biblioteca Nacional de Cuba sea la que encabece este tipo de propuesta y tienen todo mi apoyo para que se dé.

Te agradecemos este tiempo que nos has dedicado, Fernando y esperamos que continúes tu batallar por la preservación del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Bueno, muchas gracias a ti, y mira, dentro de lo más hondo espero que seamos familia porque me alegraría saber que tengo familia aquí en Cuba, aparte de las familias espirituales que uno crea, y te quiero insistir, sobre todo en este punto, que a mí me ha resultado una sorpresa este viaje a Cuba porque yo recibo numerosa información que, realmente, se contradice con muchas de las cosas que yo he encontrado acá, hoy en día para mí es una experiencia muy interesante que me va a permitir incluso escribir o reescribir cosas, cosas que yo escribí sin conocer este tipo de realidades, y además me van a permitir abrir los ojos a las dimensiones de un programa tan interesante como el programa de las bibliotecas que están realizando aquí en Cuba. Se han cometido errores, debe admitirse que se han hecho cosas que, a lo mejor en el pasado, no son las mejores, pero yo puedo decir en este momento que estamos hablando, que estoy asombrado con lo que significa este trabajo de Eliades Acosta, del equipo donde tú misma estás, Rosa, y donde están todos ustedes llevando adelante este tipo de principios.

Entonces, yo invito a cualquier otra persona que en Cuba sea bibliotecario, profesional, y que de verdad tenga, si crea una biblioteca, siendo bibliotecario, a que realmente se una a este esfuerzo de ustedes, para que, de alguna forma, se consolide.

Muchas gracias, Fernando

* [http://fernando-baez.blogspot.com]




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938