..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.130, Viernes, 30 de junio del 2006

Libro de visitas

 

Google "sacará del limbo" los libros olvidados

Canarias Ahora

EFE

Un 75% de los 13 millones de libros que se producen al año en el mundo se olvidan o desaparecen, ni quedan para el dominio público ni se vuelven a imprimir, y Google puede “sacarlos de ese limbo”, aclara Marco Marinucci, director de Desarrollo Internacional de Google Books.

Este genovés, que fue editor en EEUU y hoy es responsable del proyecto de gran escaparate global o fichero inteligente para localizar libros en Internet, habló este miércoles coincidiendo con el Foro de Debate sobre el futuro del libro, que él promueve en Madrid, con expertos internacionales.

El encuentro abordó Los modelos digitales para editores y se celebra en la Universidad Pontifica (ICAI-ICADE), con ponencias y un debate final.

“La idea consiste en hacerse con todos los canales posibles de información para dar relevancia a los libros y que los usuarios se enteren no sólo de que lo que buscan existe, sino de dónde pueden encontrarlo”, indica Marinucci sobre un proyecto que “puede cambiar en el futuro todo el mundo de la edición”.

Tras observar que “la industria editorial empieza a comprender que tiene herramientas digitales para manejar ese futuro”, Marinucci recalca que Google es “una empresa pública y global que respeta las leyes y los derechos de autor de cada país” y puntualiza que el negocio editorial no pierde nada, pues las empresas editoras mantienen el control de sus catálogos.

Miles de editoriales están ya en la base de datos del mayor buscador en la red que, con este proyecto, empieza a reorganizar su distribución dando una visibilidad al libro en los mercados que antes no podía alcanzar.

La base de datos de Google tiene ya miles de libros en dos canales distintos: el de editoriales -que son ya más de diez mil- y autores que se han dado de alta en el sistema, y el de bibliotecas, infraestructuras con las que se ha empezado a trabajar en la última línea de proyectos.

Sea un grupo internacional como Randon House Mondadori, incorporado ya, así como el Grupo Editorial Norma, o una oficina local, son las propias editoriales las que manejan el contenido que, en lengua española es el segundo después del inglés, explica.

Google Book empezó en EEUU a finales de 2004, pero en Europa sólo el año pasado en la feria de Frankfurt se dieron los primeros pasos y Marinucci señala que “aún estamos en la primera fase, educativa”, de lo que supondrá “hacer visible el patrimonio de conocimientos de la humanidad y salvaguardarlo”.

“Sólo queremos mirar por el usuario que es, según la cantidad de tráfico que vaya marcando, el que dará la relevancia al libro”, destaca para subrayar el espíritu “democrático” que inspira el proyecto.

Un ejemplo que pone sobre el material de dominio público, que les llega de las bibliotecas -en lo que trabajan con la Unesco “por pura filantropía”, dice, ayudando a desarrollar proyectos de digitalización de libros que se van perdiendo- es cómo pueden resurgir libros olvidados si el usuario los reclama.

Y asegura que con este proyecto todos ganan: las editoriales porque se da visibilidad a los libros, los autores porque su libro se pone al alcance de más usuarios, y Google porque aumenta el tráfico, “que es de lo que vivimos”.

La idea de Google Book es “integrar y compartir el conocimiento de la humanidad” al digitalizarlo y ponerlo a disposición del usuario. Ello mediante un motor de búsqueda inteligente y que, en función de miles de variables, sometido a un proceso de mejora constante, irá poniendo orden en todo el material.

“Lo más importante es saber qué piensan los 350 millones de usuarios que hoy hacen miles y miles de búsquedas cada día”, recalcó Marinucci que dejó su trabajo en la filial estadounidense de la editora italiana más antigua, “Giunti”, la editora de Leonardo de Vinci, para afrontar “un sueño que -dijo- merece hacerse realidad”.

Tomado de http://www.bibliotecaris.org/index.php/binews/ampliacio2/anyo-
del-libro-y-la-lectura/




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938