..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.113, Viernes, 3 de marzo del 2006

 

Los Tilingos Contra Cuba
Por Miguel del Padrón

La campaña de Estados Unidos contra Cuba, es constante, sistemática, cruel y mentirosa y a esta se suma la que emplean algunos de los corresponsales de la prensa extranjera en La Habana que tergiversan las situaciones, eventos, acontecimientos y declaraciones, de las que no se escapa ni el Papa.

El Sumo Pontífice Benedicto XVI envió un mensaje público a Cuba, evocando entre otras cosas la petición que hizo su predecesor Juan Pablo II de una apertura del mundo hacia Cuba y que esa actitud fuera recíproca. Algunas agencias de noticias destacaron: "EL PAPA EXIGIÓ A CUBA QUE SE ABRA AL MUNDO".

Los observadores recordaron que Cuba no ha bloqueado a Estados Unidos, ni agredido, invadido, ni prohibido que los ciudadanos norteamericanos y los residentes cubanos en ese país viajen a la Isla, ni ha bloqueado cultural, económica y humanamente a Europa.

Parece que el concepto de la palabra mundo es reducido para los corresponsales extranjeros en La Habana, porque el mundo no es Europa. Cuba mantiene excelentes relaciones con Japón, La República Popular China y la India y estos tres países suman más de dos mil millones de habitantes. Las relaciones con los países No Alineados es intensa, especialmente con África y el mundo musulmán. ¿Acaso estos países no forman parte del mundo?. También con El Caribe y América Latina, pero al parecer esa región no existe.

Para los corresponsales extranjeros, el mundo es Estados Unidos y Europa, precisamente la parte del mundo que trata de cerrar las puertas y bloquear a Cuba.

Hace pocos días leí como los corresponsales extranjeros en La Habana manipularon el sentido de las palabras del Papa. Su Santidad se refirió a Cuba con gran respeto y la catalogó como: “querida nación”. Expresó su cercanía espiritual con los obispos, sacerdotes y fieles católicos de ese país y subrayó que Dios caminaba con todos los cubanos, creyentes o no y destacó el amor que sienten por la Virgen de la Caridad del Cobre a quien encomendó para que intercediera ante Dios por ellos.

¡Ojalá esa apreciada Virgen escuche al Sumo Pontifice y que logre enamorar al Todopoderoso para que le ordene a Bush eliminar el bloqueo genocida impuesto a los cubanos por más de 40 años y los dejen vivir en Paz!

Esa Virgen también debería influir en el Supremo para que ilumine a los mandatarios europeos para no inmiscuirse en los asuntos internos de la Isla.

La política de desinformación contra Cuba es descomunal, por eso en medios extranjeros en La Habana causaron gran impacto las revelaciones de Erasmo Magoulas, importante periodista de varias emisoras radiales de la provincia de Ontario, en Canadá y que fuera corresponsal en La Habana, quien declaró al llegar a su país:

"Conocí al cuerpo de periodistas extranjeros acreditados en Cuba. Dentro de ese conjunto estaba el grupo de periodistas y trabajadores (cámaras, técnicos de sonido, reporteros gráficos) de la llamada “prensa seria”. En las habituales esperas, antes de una conferencia de prensa o inclusive durante la misma, en los intervalos de un evento especial o en la sala de espera del centro que nuclea a los corresponsales extranjeros en La Habana (el Centro de Prensa Internacional) pude escuchar de que hablaban, sus intereses, sus chistes, de que se reían, de que se preocupaban, sus visiones sobre Cuba, sus valoraciones políticas, sus formas de ver el mundo, sus formas de ver al otro, en definitiva una radiografía de un grupo muy particular dentro de una sociedad muy peculiar, como lo es la cubana.

"El corresponsal de la BBC, Fernando Ravsberg formaba parte de ese grupo. No digo que no existieran diferencias, peculiaridades, entre estos periodistas de la “prensa seria”, pero lo que es para mi indiscutible, después de decenas de horas de escucharlos y verlos, es el denominador común que los identifica: EL CINISMO, la burla con mala sangre, la malinchería, el menosprecio a todo lo cubano, el esmero por ridiculizar lo criollo, el snobismo, el regocijo cuando las cosas no salen bien (para la revolución) lo que significa una noticia bien pagada, el deslumbramiento con la llegada a la Isla de algún gurú de los 7 mandamientos, la entrevista dura, la pregunta punzante contra todo aquello “oficial”, ese aire de sobrados, de periodistas duros con el oficialismo, en un país donde desde hace 47 años no hay un periodista amenazado, ni golpeado, ni torturado ni asesinado..."

El corresponsal canadiense señaló: "Ese brillante sociólogo y antropólogo cultural argentino que fue Arturo Jauretche, bautizó a esa fauna de pseudos intelectuales con el nombre de “tilingos”. Fidel Castro los llamó mentirosos y a Ravsberg “el más mentiroso”. Del otro lado Juan González Febles, columnistas de uno de los medios de prensa de la terroristas Fundación Nacional Cubano Americana, halagó al corresponsal de la BBC y dijo: “Enhorabuena Fernando”. Aunque según fuentes en La Habana, Ravsberg no es el peor de todos, ni el único.

En cualquier país del mundo las autoridades no están obligadas a soportar a personas de tan baja catadura como corresponsales de prensa. En la ocupada Bagdad ya les hubieran incrustado varios balazos en la cabeza. En otros países les cancelan los contratos o le dan un punta pié... sí por ahí mismo... donde usted esta pensando.

Algunos se preguntan por qué los cubanos no los lanzan directo para la Base Naval de Guantánamo para que comprueben que en el primer reportaje sobre las brutales torturas que allí se practican, si es que se atreven, los meten en una celda y les hacen comer sus propios excrementos.

Cualquiera puede preguntarse qué gana Cuba con la presencia de estos corresponsales en La Habana. Es razonable pensar que lo que merecen es que se vayan a ganar sus salarios en las arenas calientes de Bagdad o Kabul, a reportar las urnas robadas en los basureros de Haití, a convivir con los desalojados del Katrina o a correr los riesgos de los mexicanos que cruzan el muro y el desierto de Arizona.

Mientras estos corresponsales tergiversan las palabras de Benedicto XVI, Cuba recibió el año pasado más de dos millones trescientos mil turistas y acaba de romper el récord de visitantes cuando el 15 de febrero, llegaron 65 mil 280 turistas.

Fuente: Cubarte

Tomado de Por Cuba, Boletín especial de CUBARTE
Año 4 Número 15, 24 de Febrero del 2006




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938