..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.115, Viernes, 17 de marzo del 2006

Libro de visitas

 

Agradecidos los cubanos por la solidaridad de Puerto Rico
Por Elliott Castro Tirado

CLARIDAD
Cita Histórica:
«Yo sabía que aquí nos querían, pero no tanto…»
Yuliesky Gurriel
Integrante Equipo Nacional de Béisbol de Cuba

“Agradecemos al pueblo puertorriqueño por su solidaridad. El béisbol y el pueblo de Cuba tenían una deuda de gratitud con Puerto Rico, porque si Cuba está participando en este Clásico fue por la defensa que hicieran los dirigentes deportivos puertorriqueños, que a su vez desencadenó amplia solidaridad mundial, que finalmente logró que el gobierno de Estados Unidos nos otorgara las visas para poder participar”.

En entrevista exclusiva concedida a CLARIDAD, el presidente de la Federación de Béisbol de Cuba, Carlos Rodríguez, se refería al planteamiento hecho por su homólogo en Puerto Rico, Israel Roldán y el de nuestro Comité Olímpico, Héctor Cardona, quienes plantearon que si Cuba no participaba, Puerto Rico no sería sede de las primeras dos etapas del Clásico Mundial de Béisbol. Rodríguez insistió en apuntar la solidaridad tradicional del anterior presidente del béisbol en Puerto Rico, Osvaldo Gil.

“Nuestros peloteros sabían del cariño, respeto y admiración de los puertorriqueños por los cubanos, pero jamás pensamos que sería de la magnitud que ha sido. Son lazos históricos de amistad y hermandad”, expresó Rodríguez.

Por su parte, los peloteros Yuliesky Gurriel, Pedro Luis Lazo y Yadel Martí, coincidieron por separado. “Agradezco el apoyo del público”, dijo Lazo, un veterano lanzador de mil combates. Martí, por su parte, quien ganó el juego contra Venezuela, se sintió “como si estuviera en casa”. Gurriel insistió en que se expresara públicamente su agradecimiento por todas “las muestras de cariño” recibidas.

“Por todos los medios hemos tratado de evitar la politización del evento y por eso no hemos querido ni hacer declaraciones públicas que sean ofensivas para nadie. Los que han hecho manifestaciones son una ínfima minoría, incluso entre el exilio, y sus actos desesperados lo que demuestran es su impotencia. Lo mejor fue la reacción del público, que los rechazó de forma espontánea. Este es su evento y no quieren que nada ni nadie se lo dañe. Sabíamos que cosas como ésas podrían pasar. En Asia y Europa no suceden, pero aquí sí y se lo habíamos advertido a los muchachos”, señaló Rodríguez.

“Hemos recibido un apoyo decidido del público boricua, obviamente excepto cuando jugamos contra Puerto Rico y aun en ese caso, no había hostilidad”.

El tema de las deserciones de atletas cubanos no podía estar ausente. “Nosotros no le tememos a las deserciones. Eso es decisión personal y el que se quiera ir, que se vaya”, dice Rodríguez, mientras el dirigente Higinio Vélez fue más lejos aun cuando detalló todas las formas en que el que quisiera podría desertar y nada ni nadie lo podría evitar.

De acuerdo a Rodríguez “para Cuba era inaceptable que atletas formados por la Revolución jugaran por otros países (como intentó hacer Liván Hernández). Pero tampoco permitiremos que ningún desertor o ningún traidor nos represente. A Cuba solo la representan los que son fieles al país, a su pueblo y a su Revolución”. Rodríguez respondió así a la pregunta hipotética de la posible participación de atletas como el lanzador José Ariel Contreras, quien previo al Clásico dijo que sólo participaría si pudiera hacerlo por Cuba. Liván Hernández, por su parte, dijo que quería jugar por Puerto Rico, aunque más tarde expresó su deseo de hacerlo por un equipo integrado por cubanos exiliados.

“A Contreras no lo criticamos por haber salido, sino por la forma en que lo hizo. Él abandonó el equipo en una competencia en México. Pudo haber cumplido, regresar a Cuba y pedir una visa… a ver si el gobierno de Estados Unidos se la daba”.

Higinio Vélez ocupa una de las posiciones más difíciles en su país. Es que todos los cubanos, sin excepción, saben de béisbol y todos opinan, aun cuando no se lo pregunten.

“Nosotros conocemos a todos los peloteros de Grandes Ligas, pues en Cuba se sigue el béisbol de Grandes Ligas. Nuestros peloteros conocen las estadísticas, saben de sus chismes y cuánto dinero ganan. Los respetamos y hasta los admiramos, pero hasta ahí, pues en última instancia, son hombres igual que nosotros”. Esa fue su contestación a la pregunta de si lo habían impresionado los peloteros de Grandes Ligas a los que se ha enfrentado en el Clásico.

“No nos ha sorprendido la calidad que hemos visto al jugar contra ellos, aunque hay que reconocer que muchos de ellos no están en su mejor condición, pues están en etapas de tránsito en su preparación para la temporada. Pero tampoco me ha sorprendido la calidad de los nuestros, pues la han probado en diversos torneos internacionales.”

“Posiblemente la mayor diferencia está en el profesionalismo del picheo, que aquí es más físico y con mejor ubicación en sus lanzamientos. Algunos de nuestros jóvenes han tenido problemas con el control, posiblemente por la falta de experiencia y madurez, pero no por miedo”, añadió.

Como todos los cubanos, Higinio no teme expresar sus opiniones y lo hace con franqueza. “Lo único que me ha molestado un poco del Clásico es que en el evento no están todos los mejores. En un torneo como éste, todos los peloteros deben estar disponibles. Como en la Copa Mundial de Fútbol, donde ningún club puede impedirlo.”, señaló.

¿Cómo es posible que aun durante el periodo especial, las deserciones y las ofertas millonarias a los mejores peloteros, Cuba se mantenga como una potencia mundial?, le pregunté a Rodríguez. “Es que para los cubanos el béisbol es algo vital. El béisbol es el deporte nacional en Cuba. Nosotros tenemos gran tradición, una gran fuerza técnica y una amplia base de donde seleccionar. En esa pirámide hay más de cien mil cubanos que practican el béisbol de forma organizada y muchísimos más de forma recreativa. De la masividad sale la calidad”, dice Rodríguez.

Por su parte, el dirigente del equipo explicó la importancia que tiene ese deporte para su pueblo. “Nosotros somos embajadores de nuestro pueblo ante el Mundo y ésa es una gran responsabilidad, especialmente cuando se trata de un pueblo tan apasionado por el béisbol como es el nuestro. Cada vez que salimos al terreno pensamos en la gente que dejamos allá, que está pendiente, que quiere que ganemos siempre, pero que sabe aceptar derrotas y reconocer cuando el contrario juega mejor. Nosotros jugamos por ese pueblo que se sacrifica todos los días para que nosotros estemos aquí y que nos espera de regreso”.

De hecho, Cuba es el único país que está transmitiendo todos los partidos del Clásico, incluyendo los del otro grupo. Desde Puerto Rico están transmitiendo en vivo, por radio y televisión, todos los partidos, aunque Cuba no participe.

Y sobre el efecto del periodo especial, el Presidente de la Federación Cubana de Béisbol dijo, “Aun con el periodo especial, el estado ha sido su principal auspiciador. Es que se trata de un mandato de la población y un compromiso del gobierno, ya que el deporte en general es un derecho del pueblo. Es cierto que ha habido que hacer ajustes por los efectos del periodo especial. Hemos hecho cambios de itinerario y previsiones, pero nunca se ha suspendido un partido de béisbol por los apagones, que tanto afectaron a la población y que ya tenemos prácticamente superados.

“Los peloteros que están en el equipo actualmente se criaron durante el periodo especial en el que hubo más limitaciones. Los de la próxima generación, los que vienen detrás, serán más corpulentos aun”, contestó al señalamiento que muchos de los peloteros cubanos son flacos fibrosos, pero no tan corpulentos como sus rivales. Obviamente no quiso meterse en el tema de los esteroides, que es una posible explicación para la musculatura y fortaleza física de muchos peloteros de Grandes Ligas.

Finalmente, el presidente de la Federación Cubana de Béisbol expresó que Cuba está preparada para ser sede de alguna de las etapas del próximo Clásico, mientras el dirigente del equipo pidió que sea más a menudo y no cada cuatro años como está planificado.

http://www.claridadpuertorico.com/articulo.php?id=3596




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938