..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.116, Viernes, 24 de marzo del 2006

Libro de visitas

 

Onu: El Nuevo Consejo Derechos Humanos será otro tribunal inquisidor de EEUU

Cuba advirtió que la resolución aprobada sobre el Consejo de Derechos Humanos, no impedirá que se repitan las tradicionales maniobras de las potencias del Norte contra el Tercer Mundo.

(Prensa Latina – 15/03/06) El embajador de Cuba ante Naciones Unidas, Rodrigo Malmierca, señaló que se aspiraba al establecimiento de un organismo que contribuyera al fortalecimiento del sistema internacional de promoción y protección de los derechos humanos, mediante una genuina cooperación.

Dijo que "pese a sus serias reservas y teniendo en cuenta, sobre todo, las solicitudes que ha estado recibiendo por parte de las delegaciones amigas, Cuba votará a favor ".

Malmierca señaló que Estados Unidos y sus aliados se empeñan en que en el nuevo Consejo de Derechos Humanos siga prevaleciendo el enfoque punitivo y sancionador.

Ese enfoque, puntualizó, está agravado ahora "por la capacidad de suspender los derechos de aquellos que cuestionen, molesten o tan solo disientan de los proyectos de dominación hegemónica del Imperio".

El embajador dijo que el texto, aprobado por 170 votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones, no representa un punto de balance de las posiciones negociadoras, como muchos quisieran hacer creer.

"Es el negativo reflejo del peligroso mundo unipolar que la administración (del presidente estadounidense, George W.) Bush, pretende legitimar; un mundo sometido a la fuerza del poder, en el que la razón y la justicia carecerían de todo valor", agregó.

Aseguró que Cuba no fue engañada por las vociferantes protestas de Estados Unidos.

El hecho de que ese país haya solicitado el voto del texto, "no significa que el mismo no haya sido concebido y negociado tras bambalinas para acomodar sus principales exigencias, sacrificándose intereses vitales de los países del Sur", precisó.

Al explicar las reservas ante el contenido del texto, Malmierca apuntó que disminuye el número de miembros en comparación con la Comisión, en detrimento de la representatividad del órgano.

También refrenda una cláusula de suspensión de sus miembros que podrá ser activada con el apoyo de los dos tercios de los presentes y votantes, sin establecer un límite mínimo de votos requeridos.

"Nada limita la perniciosa y socorrida práctica de imponer resoluciones políticamente motivadas contra los países del Sur, sin sujeción o respeto a criterio alguno", aseveró.

Añadió que el derecho al desarrollo, una reivindicación principal de las grandes mayorías del planeta, quedó relegado y que se obvió de modo negligente "la lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia".

Un Consejo con estas características no solo permitirá a Estados Unidos y sus aliados contar con un fortalecido tribunal inquisidor contra los pueblos del Sur, seguirá también asegurándoles la impunidad que ya disfrutaban en la CDH, precisó el embajador de Cuba.

Denunció que la actual administración de Estados Unidos busca imponer sus espurios intereses en el proceso actual de reforma y rediseño de Naciones Unidas.

Malmierca alertó a "los que piensan erróneamente que una política de apaciguamiento y concesiones sistemáticas nos permitirá ganar tiempo y saciar las apetencias de los neoconservadores que han usurpado la Casa Blanca".

Añadió que "deben estudiar las experiencias del pasado y valorar las lecciones aprendidas de aquellos casos en que la comunidad internacional toleró de modo conciliador y negligente las acciones agresivas de un poder con pretensiones hegemónicas".

Cuba, precisó, cumple su deber de denunciar estos hechos.

El embajador aseguró que su país trabajará en el nuevo Consejo porque se abran paso la justicia, el derecho internacional, el diálogo genuino y la tan necesaria cooperación internacional a favor de promover y proteger todos los derechos humanos para todos los pueblos y personas.

Recibido por correo electrónico

**

Aprueba la ONU crear otro Consejo de Derechos Humanos

En forma discreta pero unánime, la Asamblea General de la ONU aprobó por mayoría abrumadora una resolución para crear un nuevo Consejo de Derechos Humanos, que vendrá a reemplazar a la desprestigiada Comisión de Ginebra.

Con 170 votos a favor, cuatro en contra (Estados Unidos, Israel, Islas Marshall y Palau) y tres abstenciones (Venezuela, Irán y Bielorrusia), los países de la ONU avalaron la propuesta de compromiso presentada por el presidente de la Asamblea General, el sueco Jan Eliasson, después de cinco meses de intensas negociaciones con los Estados miembros.

Tras la votación, el embajador de EU ante la ONU, John Bolton, dijo “lamentablemente no hemos podido unirnos al consenso, porque no tenemos la suficiente confianza en esta propuesta”. “De todas maneras —agregó— vamos a colaborar para que este nuevo mecanismo de defensa de los derechos humanos sea fuerte y efectivo, aunque esperamos que su mandato y estructura pueda revisarse en un futuro”.

Washington puso objeciones al proyecto porque considera que los miembros deben ser elegidos por dos terceras partes de la mayoría, para evitar que países con un historial de abusos a los derechos humanos obtengan un asiento en este nuevo órgano.

También quería que en el texto se expresara de forma más explícita que países que están sometidos a regímenes de sanciones por parte de la ONU no puedan ser elegidos.

POLÉMICA. La sexagenaria comisión había entrado en descrédito por su inoperatividad en los últimos tiempos ante graves violaciones, que precipitaron su reemplazo por el Consejo, un nuevo cuerpo que pronto ha confortado a los principales actores del sistema internacional de derechos humanos.

La Comisión debía sostener su 62 período de sesiones del 13 de marzo al 21 de abril, pero el lunes pasado se decidió suspender las deliberaciones por una semana en espera de la decisión que la ONU lucubraba en Nueva York.

Algunos países integrantes de ésta prefieren que el organismo ejerza sus funciones a plenitud hasta el próximo 16 de junio, cuando debe entrar en actividades el Consejo de 47 Estados miembros.

Naciones Unidas

* Operatividad

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Jan Eliasson, aseguró ayer que el próximo Consejo de Derechos Humanos, que sustituirá a la desacreditada Comisión de Ginebra, promoverá el diálogo internacional, imparcial, objetivo y no selectivo.

El nuevo órgano estará formado por 47 Estados miembros, que serán elegidos por mayoría simple en la Asamblea General, y podrán ser suspendidos una vez electos si cometen abusos sistemáticos a los derechos humanos.

A diferencia de la Comisión de Ginebra, formada por 53 países, el nuevo Consejo dependerá de la Asamblea General y no del Consejo Económico y Social (ECOSOC).

Además, se reunirá periódicamente durante todo el año, mientras que la Comisión sólo celebraba un periodo de sesiones anuales, que duraban seis meses en la primavera.




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938