..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.116, Viernes, 24 de marzo del 2006

Libro de visitas

 

José Martí. Autor intelectual de la batalla de ideas

INTRODUCCION.

La motivación por el tema del trabajo seleccionado se explica, a partir de la admiración y amor que sentimos hacia José Martí y Fidel Castro – próceres de nuestra historia, paradigmas de patriotismo y valores humanos, símbolos de justicia y amor.

Desde hace varios años sentíamos la necesidad de escribir algún trabajo sobre la espiritualidad de José Martí, por eso al demostrar por qué nuestro Apóstol constituye el autor intelectual de la Batalla de ideas, damos realización a este sueño, al reflexionar sobre el tema.

Por su esencia el pensamiento martiano se caracteriza, además del antiimperialismo y patriotismo, por su humanismo y elevadísima espiritualidad, lo cual se demuestra a través toda su vida y obra. Por ejemplo en el trabajo: "Cartas familiares" José Martí se autodefine como un excelente médico de almas. Además reconoce:

- Que no son inútiles la verdad y la ternura.
- Que no puede ser feliz, pero sí sabe la manera de hacer feliz a los otros.
- Que el cariño es la más correcta y elocuente de todas las gramáticas.
- Que es necesario saber para poder, - querer con la voluntad, y querer con el cariño.
- Que va regalando almas buenas, y nota como les crece a veces el alma a los que le oyen.
- Que el honor es la dicha y la fuerza.
- Que el bien que en una parte se siembra, es semilla que en todas partes fructifica.
- Que no se puede guiar a un pueblo contra el alma que lo mueve, o sin ella, y sé cómo se encienden los corazones, y cómo se aprovecha para el revuelo incesante y la acometida el estado fogoso y satisfecho de los corazones.

También en el libro Ideario Pedagógico de José Martí, se destaca que:

"Los hombres necesitan quien les mueva a menudo la compasión en el pecho, y las lágrimas en los ojos, y les haga el supremo bien de sentirse generosos: que por maravillosa compensación de la naturaleza aquel que se da , crece; y el que se repliega en sí, y vive de pequeños goces, y teme partirlos con los demás, y solo piensa avariciosamente en beneficiar sus apetitos, se va trocando en hombre en soledad, y llega a ser por dentro , y a parecer por fuera, insecto".

"Los hombres crecen, crecen físicamente; de una manera visible crecen, cuando aprenden algo, cuando entran a poseer algo, y cuando han hecho algún bien.

"Ser bueno es el único modo de ser dichoso. Ser culto es el único modo de ser libre. Pero, en lo común de de la naturaleza humana, se necesita ser próspero para ser bueno. Y el único camino abierto a la prosperidad constante y fácil es el de conocer, cultivar y aprovechar los elementos inagotables e infatigables de la naturaleza.”

A nuestro modo de ver, es por ello que Armando Hart, se refiere en los últimos tiempos al papel que deben cada vez más desempeñar nuestra educación y la cultura en general en la formación de la virtud en los hombres.

"El alma tiene su aire: y lo echan de sí los objetos bellos".

"Cada ser humano lleva en sí un hombre ideal, lo mismo que cada trozo de mármol contiene en bruto una estatua tan bella como la que el griego Praxitelen hizo del dios Apolo. La educación empieza con la vida y no acaba sino con la muerte. …."

"En el mismo hombre suelen ir unidos un corazón pequeño y un talento grande. Pero todo hombre tiene el deber de cultivar su inteligencia, por respeto a sí mismo y al mundo. …"

"El ser bueno da gusto, y lo hace a uno fuerte y feliz. …."…. Eso es mejor que ser príncipe: ser útil".

"Son las almas como las rosas, y han menester de sol ardiente, y que caiga en ellas, con cada alba, rocío nuevo". Este nuevo rocío para José Martí son los conocimientos y la preparación científico- técnica y cultural – lo cual constituye hoy el eje central de la Batalla de ideas de nuestro pueblo.

A Fidel lo vemos como el alma de la Revolución Cubana y de su pueblo y a Martí – como su gran guía espiritual, su gran redentor. En 1955- afirmó Fidel: "es el Apóstol el guía de mi vida y en 1980 – aseguraba ya la victoria del Maestro en Cuba, e iniciada irreversiblemente en nuestra América .Afirmó Fidel que "Martí es y será guía eterno de nuestro pueblo. Su legado no caducará jamás".

Consideramos a Fidel, una de las personalidades que con mayor profundidad ha estudiado la obra martiana y plasmado su ideario a través de la historia de la Revolución Cubana. Al respecto el destacado escritor y amigo de Cuba, Gabriel García Márquez ha señalado que José Martí es el autor de cabecera de Fidel Castro, el cual ha tenido el talento de incorporar su ideario al torrente sanguíneo de una revolución marxista.

Con relación al significado de la figura de José Martí, Fidel ha planteado que nuestra patria cuenta con el privilegio de poder disponer de uno de los más ricos tesoros políticos, una de las más valiosas fuentes de educación y de conocimientos políticos, en el pensamiento, en los escritos, en los libros, en los discursos y en toda la extraordinaria obra de José Martí. Y a los revolucionarios cubanos más que a nadie nos hace falta tanto cuanto sea posible ahondar en esas ideas, ahondar en ese manantial inagotable de sabiduría política, revolucionaria y humana. Según nuestro criterio, en Martí encontramos las raíces, el alma de la actual Batalla de ideas.

Fidel señala: "admiramos infinitamente a Martí por su gigantesca tarea, formando una conciencia revolucionaria en el seno de nuestro pueblo. Admiramos a Martí porque era un intelectual brillante, un hombre de extraordinaria inteligencia, poeta de exquisita sensibilidad, que consagró su talento a la lucha revolucionaria. Que consagró su vida y su pluma a esa lucha, que fue hombre de palabra y de acción. Le agradecemos y le agradeceremos eternamente lo que significó y lo que simbolizó". [1]

FIDEL define a Martí como el más genial y el más universal de los políticos cubanos. Plantea que Martí nos enseñó su ardiente patriotismo, su amor apasionado a la libertad, su repudio al despotismo y su fe ilimitada en el pueblo. En su predica revolucionaria estaba el fundamento moral y la legitimidad histórica de nuestra acción armada. Por eso es el autor intelectual del 26 de julio. La Revolución Cubana ha cumplido ese apotegma martiano de que la patria era de todos y para el bien de todos, lo cual constituye un ejemplo para el resto de los países.

Podemos interpretar el significado y contenido de las Batallas de Ideas como la obra cumbre de la espiritualidad de la Revolución Cubana, por cuanto forma parte de una importantísima estrategia de la Revolución en defensa y profundización de su política de justicia social y equidad, cuyas raíces históricas se encuentran en las anunciadas medidas en el Alegato de Fidel "La Historia me Absolverá" en el año 1953.( El problema de la tierra, la industrialización, la vivienda, del desempleo, la educación y la salud del pueblo).

A lo largo de la historia ha quedado demostrado, que de las grandes crisis han salido las grandes soluciones y de ellas han surgidos los líderes. En este caso la Batalla de Ideas surge ante el reto de perfeccionar nuestro socialismo bajo la certera guía y espíritu creativo en la búsqueda de alternativas a la solución de los problemas, de nuestro querido Fidel.

El pensamiento vivo de José Martí en cuanto al valor que este le concede a las ideas, a la lucha por el logro del bien de todos y par el bien de todos, alcanza su mayor encarnación en la vida y obra de Fidel- principal artífice de la Batalla de Ideas.
Es importante destacar que en la obra martiana consultada, no encontramos que nuestro Apóstol se haya referido al término de Batalla de ideas, Martí solamente enuncia los conceptos siguientes:

- armas para la batalla.
- batalla de la vida.
- batallas del espíritu. [18]

Este gran mérito corresponde precisamente a Fidel, quien en la Clausura del séptimo congreso de la UJC octubre 1997 definió por primera vez detalladamente lo que sería la Batalla de ideas, la cual abarca ya a más de 170 Programas de la Revolución y la integran cinco direcciones principales (Que se definen como las cinco Batallas):

- Batalla por la libertad de los héroes cubanos prisioneros en Estados Unidos por luchar contra el terrorismo.
- Batalla por todos los objetivos del Juramento de Baraguá: el fin de la Ley Helms-Burton, Torricelli y de Ajuste Cubano; el cese del bloqueo y la guerra económica entre otras medidas contra Cuba.
- Batalla contra las consecuencias de las crisis económicas que azotan a la humanidad.
- Batalla por la paz.
- Batalla por la educación y la cultura.

El objetivo principal del trabajo consiste en destacar el valor y vigencia del pensamiento martiano al demostrar por qué José Martí constituye el autor intelectual de la Batalla de ideas, a partir de la esencia de su pensamiento, vida y obra, reflejado en la propia existencia de la Revolución Cubana y su principal líder Fidel Castro. Para el cumplimiento de este objetivo, en el trabajo se destacan los siguientes problemas:

- Significado de la Batalla de ideas. (Conceptualizaciòn).
- Contenido principal de la Batalla de ideas.
- Vigencia del pensamiento martiano-alma espiritual de la Batalla de ideas (Martí en Fidel).

DESARROLLO

Existen diferentes interpretaciones respecto al significado del término de Batalla de ideas (VER ANEXO Nro 1). Los principales aportes al respecto han sido expuestos por Fidel a través de sus intervenciones a partir de mediados de la década de los 90ta.

Según su concepción se trataba de sembrar ideas, argumentos, de persuadir con la fuerza que estos suelen tener cuando son auténticos y verdaderos y de crear conciencia sobre la posibilidad de producir - mediante la lucha, el compromiso y la mancomunidad de esfuerzos - un vuelco que permitiese a los sectores más esclarecidos comprender que sí era posible retomar el rumbo que conduce a mayores niveles de justicia, equidad y dignidad para las mayorías oprimidas de hoy.

Entre las jornadas de diseminación de ideas protagonizadas a lo largo de esta década por el Presidente Fidel Castro Ruz figuran sus magistrales intervenciones en las Naciones Unidas, ante estudiantes y profesores de las Universidad Central de Venezuela y la Universidad de República Dominicana, sus valiosas contribuciones en las Cumbres Iberoamericanas, la Cumbre Sur y otros importantes eventos internacionales del más alto nivel que siempre encontraron oídos receptivos. Se destacan también las magistrales intervenciones en los Actos de Clausura de los seis Encuentros Internacionales sobre Globalización y Problemas del Desarrollo y en las Conferencias de Ciencias Sociales de América Latina y el Caribe y otros importantes eventos.

Es a raíz del secuestro del niño Elián González que la Batalla de ideas emprendida por Fidel se adueña de todos los cubanos, de sus fibras más sensibles, muy especialmente, de las jóvenes generaciones de la isla, adquiriendo nuevas dimensiones y deviniendo elemento estratégico de la lucha raigalmente comprometida de toda una nación que en el Juramento de Baraguá, sintetizó sus más caros objetivos políticos y su irrevocable decisión de conquistarlos.

La batalla librada por la devolución de nuestro niño Elián, reveló las potencialidades y las reservas morales del pueblo cubano, sitiado y bloqueado por más de cuatro décadas. Entonces se abrió definitivamente el camino para revertir los efectos de la crisis económica en nuestras normas y valores sociales, que sin dudas se vieron deterioradas, ante las duras realidades de la subsistencia.

El proceso designado por Fidel como la Batalla de ideas, tiene un incalculable alcance para la experiencia de la construcción del socialismo en medio de la peor crisis que atraviesa la humanidad. La batalla se sustenta en varios principios cardinales, tales como: En el socialismo debe haber pleno empleo, nadie sobra, y no debe haber presos a cuenta de la marginalidad. Para el triunfo del Proyecto Social Socialista es imprescindible el crecimiento de la cultura política y de la cultura integral general. La realización del contenido de la Ley Económica Fundamental del Socialismo debe facilitar el incremento del bienestar popular y la elevación de la calidad de vida de todos sus miembros, donde se incluya como afirmara Fidel la elevación de la autoestima de todos los ciudadanos.

En el transcurso de estos cuatro años de bregar por la Batalla de ideas, a pesar del período especial y del bloqueo, se aprecian cambios cualitativos en el pueblo cubano , debido a la elevación de su educación y cultura en forma masiva e integral, y su permanente movilización y participación en todos los Programas de la Revolución, ha sido la respuesta de todo un pueblo unido y guiado en forma ejemplar en busca de garantizar la consecución histórica de sus irrenunciables metas, animado por la máxima martiana de " Ser cultos para ser libres" enriquecida por Fidel recientemente, mediante el sabio aserto de que " Sin cultura no hay libertad posible".

Hoy, Cuba se encuentra entrando en una etapa, como afirmara Fidel, de una sociedad nueva : más justa y mucho más humana que se haya conocido en la historia, a nuestro modo de ver, Fidel se refiere a una nueva etapa dentro del perfeccionamiento de nuestro socialismo y su fundamento económico- social. Hoy Cuba cuenta con mejores posibilidades para la realización de la Ley Económica Fundamental del Socialismo en sus dos aspectos esenciales: el objetivo supremo de la producción y los medios para alcanzar este objetivo.

Para las autoras de este trabajo, la Batalla de ideas se entiende como un conjunto de medidas, transformaciones y proyectos contemplados en los diferentes Programas de la Revolución, los cuales tienen como objetivo principal salvar las conquistas sociales de la Revolución, lograr el perfeccionamiento del Proyecto Social Socialista Cubano, a partir de las tendencias actuales del Sistema de Economía Mundial, el impacto del derrumbe del modelo de Socialismo Euro -soviético y la agudización del bloqueo económico, financiero y comercial de los Estados Unidos contra Cuba.

Consideramos la Batalla de ideas, como una obra de infinito amor y espiritualidad. Coincidimos totalmente con José Martí, cuando afirma que: "El amor es el lazo de los hombres, el modo de enseñar y el centro del mundo. ….! No sabe de la delicia del mundo el que desconoce la realidad de la idea y la fruición espiritual que viene del constante ejercicio del amor".

Según nuestra interpretación, espiritualidad es amor al prójimo y a sí mismo, es respeto, consideración y solidaridad con sus semejantes, es humanismo. Significa resaltar el valor de los mejores sentimientos espirituales, valores ético- morales, la sensibilidad humana, las virtudes…

Entendemos por espiritualidad a todo aquello que se relaciona con la necesidad de potenciar, revelar a la luz , exaltar los valores que le están dados a los hombres por su propia condición humana y que el medio social, la familia y la escuela pueden facilitar que estos de manifiesten en una u otra dirección, de una u otra forma.

Espiritualidad es entregar lo mejor de sí, es amar lo mejor del hombre y de nuestro trabajo- como fuente de la felicidad. La espiritualidad es una cualidad hermana del humanismo, púes se refiere a lo mejor del hombre como ser social, a su calidad humana. Representa los valores más esenciales que rigen el comportamiento humano, los cuales son invisibles a los ojos y solamente se ven bien a través del corazón, como se plantea en el conocido libro "El Principito".

Compartimos el criterio emitido por algunos psicólogos, que definen a la espiritualidad como aquella capacidad que nos permite entender lo que no necesitamos para vivir. Por supuesto, ello depende del sentido de la vida y de la formación de cada individuo.

La Batalla de ideas persigue lograr la elevación del nivel de vida y calidad de vida del pueblo cubano, aún en situación crítica de desarrollo económico, por cuanto como nos definiera recientemente Fidel: "los valores sí constituyen la verdadera calidad de vida, la suprema calidad de vida, aún por encima de alimento, techo y ropa. …, sin disminuir, ni mucho menos, la importancia de las necesidades materiales, siempre hay que colocarlas en primer lugar, porque para poder estudiar, para adquirir esa otra calidad de vida hay que satisfacer determinadas necesidades que son físicas, que son materiales; pero la calidad de vida está en los conocimientos, en la cultura." (Que son precisamente, pilares de la Batalla de ideas). …"la calidad de vida es otra cosa, calidad de vida es patriotismo, calidad de vida es dignidad, calidad de vida es honor….., calidad de vida es la autoestima a la que tienen derecho a disfrutar todos los seres humanos." [2].

Sobre lo anterior, Gabriel García Márquez, en su trabajo: "El Fidel Castro que conozco" plantea que Fidel tiene la convicción de que el logro mayor del ser humano es la buena formación de su conciencia y que los estímulos morales, más que los materiales, son capaces de cambiar el mundo y empujar la historia. Precisamente es en este aspecto que consideramos que se encuentra el hilo conductor del pensamiento político- económico del Che, Martí y de Fidel Castro.

Es objetivo fundamental de la Batalla de ideas lograr esparcir al mundo la luz de la verdad de la Revolución Cubana frente al dominio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, donde las transnacionales de la información se encuentran al servicio del imperio, en un mundo cada vez más unipolar. Con relación a este problema, Fidel nos ha reiterado: … Nosotros tenemos que ir hacia delante con ese propósito de que la verdad de Cuba se abra paso, y haciendo, como decía Martí, porque Martí dio un gran consejo cuando dijo que "Hay que hacer lo que en cada momento corresponde hacer". Y nosotros iremos haciendo en cada momento lo que en cada momento corresponda hacer.

La proeza realizada en estos cuatro años de Batalla de ideas la hemos hecho con nuestros recursos exclusivamente. Viene a ser apenas el 1% del gasto anual en divisas, y realmente se ha producido una profunda revolución en muchos aspectos de la vida que tendrán gran trascendencia.

La Batalla de ideas, consiste en el desarrollo de un Programa de más de cien tareas u objetivos entre los que figuran la construcción y remodelación de escuelas, hospitales, hogares de ancianos, informatización de la enseñanza, creación de bibliotecas, impresión de libros y literatura para ampliar los conocimientos de la población, creación de nuevos canales educativos y otros muchos empeños.
José Martí defendió la necesidad de ser cultos para garantizar la libertad. Ante las campañas tendenciosas del enemigo el pueblo cubano se prepara, aumenta su instrucción y su cultura para enfrentar los desafíos que le presenta un imperio que mediante un bloqueo criminal se ha propuesto rendirlo por hambre y enfermedades mediante un bloqueo genocida.

La batalla de ideas que hoy libra nuestro pueblo es expresión del profundo humanismo que históricamente ha caracterizado a la Revolución Cubana y a sus líderes. El humanismo se determina como el sistema de criterios que reconoce al hombre como valor supremo y postula su libertad y desarrollo multifacético. El humanismo se ha concretado en la pràctica de las conquistas del socialismo que proclamó el principio:

"Todo en nombre del hombre, todo en bien del hombre". [2]
Fidel de forma insistente se ha apoyado en el valor de las ideas para difundir su mensaje referido a la necesidad de que cada ciudadano de nuestro pueblo vea en sí mismo a la Revolución, en ello precisamente radica a nuestro juicio la clave de su exitoso desempeñó como líder histórico de la Revolución Cubana, por el apoyo ganado, el cariño y la confianza del pueblo hacia su figura.

.."… Si hay un país en el mundo donde se puede de verdad ser humano, ese es Cuba,…..Cuba es un estado del espíritu…" Así afirmó José Saramago – Premio Novel de Literatura en 1998. [4]

Para Cuba la realización de la Ley Económica Fundamental del socialismo, en cuanto a sus dos elementos componentes – ha sido el fundamento para la elaboración de su política económico-.social a través de toda la historia de la Revolución, desde el 1 de enero de 1959.

_Según la concepción de los clásicos del M-L, y como lo confirma la obra de la Revolución Cubana, el socialismo es una sociedad de hombres libres en el
orden económico, político y espiritual. Al respecto señala Fidel: El secreto de la atención al hombre es clave en la construcción del socialismo. …..Si se confía en el hombre se pueden ver los milagros de que él es capaz. …

No se puede hablar de socialismo si no se les da todo el peso que tienen el factor moral y la conciencia. [5]. Esto nos explica por qué la atención al hombre aparece como principio y subsistema dentro del Sistema de Perfeccionamiento Empresarial en Cuba.

A continuación destacaremos un conjunto de consideraciones de José Martí, que constituyen, a nuestro modo de ver, su principal aporte a la Batalla de ideas, lo cual demuestra la vigencia de su pensamiento en este proceso.

En su Ensayo Nuestra América, publicado en 1891, Martí señala: "Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras. No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados".

…¡Los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento y de la marcha unida y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.

…Gobernante, en pueblo nuevo quiere decir creador…

…Conocer es resolver. Conocer al país y gobernarlo conforme al conocimiento es el único modo de librarlo de tiranías. La universidad europea ha de ceder a la Universidad americana…injértese en nuestras repúblicas del mundo pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas…

…La salvación está en crear. Crear es la palabra de pase de esta generación. El vino, de plátano; y si sale agrio ¡Es nuestro vino!...

…Estrategia es política… (Al respecto Martí también destaca que Política…es el arte por excelencia de convertir las ideas en realidades operantes. Hay políticas con alas de poesía).

…Se ha de tener fe en lo mejor del hombre y desconfiar de lo peor de el. Hay que dar ocasión a lo mejor para que se revele y prevalezca sobre lo peor si no, lo peor prevalece.

…Pensar es servir.

En el discurso pronunciado por Fidel en el aula magna de la Universidad de Venezuela el 3 de febrero de 1999 se aprecia la continuidad en el hilo conductor del pensamiento martiano expresado en su ensayo Nuestra América. En este magistral discurso Fidel se detiene, con énfasis especial en el valor de las ideas, tácticas y estrategias de lucha y la confianza plena en la capacidad humana para sobrevivir. Es en este discurso donde Fidel pronuncia su célebre frase también martiana por su esencia: Una Revolución solo puede ser hija de la Cultura y las ideas. Ningún pueblo se hace revolucionario por la fuerza. Quienes siembran ideas no necesitan jamás reprimir al pueblo.

En este discurso Fidel reflexiona sobre la experiencia vivida, que le demostró cuanto valían las ideas, cuanto valía la fe en el hombre, cuanto valía la confianza en los pueblos, lo cual es sumamente importante en una época en que la humanidad se enfrenta a tiempos tan complicados y difíciles.

…Resistimos todo lo que hemos resistido y estamos dispuestos a resistir todo el tiempo que haga falta resistir, por las semillas que se habían sembrado a lo largo de aquellas décadas, por las ideas y las conciencias que se desarrollaron en ese tiempo. Fue nuestra mejor arma y nuestra principal arma.

…Siempre la inteligencia del hombre será superior a cualquiera de esas armas sofisticadas.

…Una batalla más difícil ha sido necesario librar y habrá que seguir librando contra ese poderosísimo imperio, es la lucha ideológica, sobre todo después del derrumbe del campo socialista.

…A partir de la etapa de período especial nuestro primer deber internacionalista en este momento es defender esta trinchera de la que habló Martí.

…La Batalla de ideas la estamos ganando; sin embargo el campo de batallas no es nuestra sola islita, aunque en la islita hay que luchar. El campo de batallas hoy es el mundo, está en todas partes, en todos los continentes, en todas las instituciones, en todas las tribunas. Eso es lo bueno que tiene la batalla globalizada.

Con anterioridad, en julio de 1975, en la inauguración del Campamento de Pioneros José Martí, Fidel destacó: …Pero ninguna idea triunfa así, fácilmente. Para que una idea triunfe hay que empezar a pensarla bien, hay que predicarla, hay que defenderla, hay que persuadir a mucha gente, y entonces al final la idea triunfa…

…Los imperialistas descubrieron armas muy inteligentes; pero los revolucionarios descubrimos un arma más poderosa, ¡mucho más poderosa!: que el hombre piensa y siente.

…No todos los hombres somos iguales en nuestros rasgos físicos, pero todos los hombres somos iguales en cuanto a talento, sentimientos y las demás virtudes necesarias para demostrar que en la capacidad moral, intelectual y humana todos somos genéticamente iguales.

…Si las computadoras y máquinas automáticas pueden obrar milagros en la creación de bienes materiales y servicios, por qué el hombre no se podría servir de la ciencia que ha creado con su inteligencia para el bienestar humano.

…Hay un capital que vale mucho más que todos sus millones el capital humano.

…Al hombre es mucho mas fácil conquistarlo que comprarlo.

…Nosotros tenemos que pensar como Martí: ¡Patria es Humanidad!

…Fidel destaca, como en la concepción y desarrollo de la Revolución cubana, actuamos como dijo Martí al hablar del gran objetivo antiimperialista de sus luchas, próximo a morir en combate: "En silencio ha tenido que ser y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin".

…Las ideas no se matan, nuestras ideas no murieron, nadie pudo matarlas; y las ideas que sembramos y desarrollamos a lo largo de esos treinta y tantos años, hasta 1991, más o menos, cuando se inicia el período especial, fueron las que nos dieron las fuerzas para resistir. Sin esos años que dispusimos para educar, sembrar ideas, conciencia, sentimientos de profundada solidaridad en el seno del pueblo y un generoso espíritu internacionalista, nuestro pueblo no habría tenido fuerzas para resistir. (Fidel se refiere a cuestiones de estrategia política).

…Hoy mismo nosotros estamos envueltos en una gran lucha de ideas, de transmisión de ideas a todas partes, es nuestro trabajo.
Lo que se aplica se logra por consenso, mediante el máximo apoyo y cooperación del pueblo. ..Hace falta unidad, cultura política y apoyo consciente y militante del pueblo. Nosotros pudimos crear eso en mucho tiempo de trabajo.

…En la vida nadie nace revolucionario, ni poeta, ni guerrero, ni mucho menos, son las circunstancias las que hacen al hombre, y le dan la oportunidad de ser una cosa u otra. Martí en versos de profundo alcance filosófico señaló: Todo es hermoso y constante, / Todo es música y razón, / Y todo, como el diamante, / Antes que luz es carbón.

En el Ensayo: Martí y Marx en el socialismo de Cuba de los autores Armando Hart Dávalos y Raúl Valdés Vivó se destaca la interrelación dialéctica que existe entre el pensamiento martiano y de Fidel Castro en torno al contenido y significado de la Batalla de ideas. Con relación a esto Fidel plantea:

"El gran caudal hacia el futuro de la mente humana consiste en el enorme potencial de inteligencia genéticamente recibidos que no somos capaces de utilizar. Ahí está lo que disponemos, ahí está el porvenir…." [6]. Pensamiento, acción, sentimiento y vocación de servicio están presentes en la naturaleza humana.

…La inteligencia se orienta hacia una ética superior y en ella están protegidos todos sin excepción. De esta forma considera Martí que la inteligencia se vincula con la bondad y la brutalidad con la maldad. (…) por cuanto el espíritu humano tiene tendencia natural a la bondad y a la cultura, y en presencia de lo alto, se alza, y en la de lo limpio, se limpia (…) [7]

…Resulta muy interesante la tesis de Armando Hart referida a que el propósito de la liberación humana requiere objetivamente de la cultura. Hoy la batalla por el logro de la cultura general integral de la población cubana responde a los presupuestos éticos de la lucha por la injusticia y la solidaridad humana. Esta es la revolución humanista, socialista y martiana que Fidel esta promoviendo.
Hoy Fidel traza una nueva visión de nuestro socialismo que convalida la reflexión martiana que el arte es el camino de la verdad.

…Escribió Martí que la poesía es indispensable a los pueblos dado que congrega o disgrega, fortalece o angustia, apunta o derriba a las almas y si la industria proporciona el modo de subsistir, la poesía otorga el deseo y la fuerza de la vida. Naturalmente por poesía Martí quiere decir, no solo el arte, si no toda la cultura. Fidel le llama cultura general – integral.

…El arte tiene de complemento a la ciencia. Ambas conforman el alma humana. La Revolución Cubana ahora más que nunca va forjando un hombre nuevo en el marco del pueblo por ella creado, destinado a unir en sí la cultura y la virtud.
En la intervención de Armando Hart, Director de la Oficina del Programa Martiano, en la apertura de la Conferencia por el Equilibrio del Mundo señaló:" Hay una expresión del Apóstol a la que es necesario extraer todas las consecuencias que encierra: Ser culto es el único modo de ser libres.

…Hoy se ha convertido en una apremiante necesidad definir qué es cultura…el valor primigenio esencial de la cultura es la justicia, afirma Hart partiendo del análisis del pensamiento martiano que aparece anteriormente en el trabajo…

… Ha llegado el momento de asumir, en todo su alcance, que la cultura constituye el factor y el motor más importante en el desarrollo de la economía y de la sociedad (precisamente este es uno de los principales problemas causantes, según Hart, del derrumbe del modelo de socialismo euro soviético).

…El desarrollo de los diferentes Programas de la Revolución en el transcurso de los cuatro años de la Batalla de ideas, nos demuestran el papel que en el país se le asigna a la educación (Tercera Gran Revolución Educacional) y a las relaciones entre cultura y economía. Sobre la educación el Apóstol nos habló de la necesidad de desarrollar la inteligencia a partir de la instrucción y de la formación de sentimientos de solidaridad humana.

En ocasión de la celebración del el acto por el Día Internacional de los Trabajadores, efectuado en la Plaza de la Revolución, el 1º de mayo de 2003 Fidel destacó:

…"Cualquier ciudadano hoy en Cuba, tiene la posibilidad de realizar estudios que lo conduzcan desde el preescolar hasta la obtención del título de Doctor en Ciencias sin gastar un sólo centavo.

La nación cuenta hoy con más de 30 graduados universitarios, intelectuales y artistas profesionales por cada uno de los que existían antes de la Revolución.
El nivel promedio de conocimientos de un ciudadano cubano alcanza ya no menos de 9 grados.

No existe en Cuba ni siquiera el analfabetismo funcional.

Las sedes universitarias se extienden ya progresivamente a todos los municipios del país. Jamás se produjo en ninguna otra parte tan colosal revolución educativa y cultural, que convertirá a Cuba, por amplio margen, en el país con más conocimientos y más cultura del mundo, aferrada a la profunda convicción martiana de que "sin cultura no hay libertad posible".

En la intervención de Armando Hart, en la apertura de la Conferencia por el Equilibrio del Mundo, también destaca el siguiente pensamiento de Fidel:

El gran caudal hacia el futuro de la mente humana consiste en el enorme potencial de inteligencia genéticamente recibido que no somos capaces de utilizar. Aspiramos a exaltar a los planos más altos la inteligencia y a relacionarla como señaló Martí con la bondad para el logro de la felicidad. Lo hacemos sobre el fundamento de estimular el espíritu asociativo en el que el Apóstol veía el secreto de lo humano. Proclamamos como Martí lo hizo en el poemario dedicado a su hijo, nuestra fe en el mejoramiento humano, en la vida futura y en la utilidad de la virtud.

Discurso de Fidel en la inauguración del curso 2003-2004.

Entre todos los países, grandes o pequeños, ricos o pobres, Cuba, en el campo de la educación, ocupa ya el primer lugar.

En medio de la batalla de ideas nos esforzábamos en buscar soluciones (alternativas). Como destaca Fidel: "hasta en nuestra propia patria, tardamos en descubrir que por muchas leyes que se hagan, por muchas escuelas que se construyan, muchos maestros que se formen, siempre habrá, por una razón o por otra mucho más que hacer por la educación de los hombres. En nuestra sociedad, porque hay cientos de miles de profesionales universitarios e intelectuales, la influencia del núcleo familiar es decisiva". …"sin una revolución educacional, bien profunda, la injusticia y la desigualdad continuarán prevaleciendo aún por encima de las satisfacciones materiales de todos los ciudadanos del país…"

En el libro: "Diálogo sobre Martí-El Apóstol de Cuba", de los autores Daisaku Ikeda y Cintio Vitier, por parte del autor japonés se destaca que .para llevar a cabo una revolución, es imprescindible unificar el corazón del pueblo, plantea que tal vez lo que Martí aspiraba a realizar, aún a costa de soportar infinidad de amarguras y de penurias, era una profunda transformación espiritual de la vida de la ciudadanía… A este proceso Ikeda lo llama "revolución humana".

…Cintio Vitier plantea: Martí es nuestro mayor "modelo de vida". Hoy es nuestro aliado en lo que llamamos una campaña nacional de espiritualidad y de conciencia".

…Nuestro Apóstol, en efecto no fue solo un líder político, sino también, un líder espiritual.

Según José Martí: "Solo las virtudes producen en los pueblos un bienestar constante y serio" [8].

……El pueblo más feliz es el que tenga mejor educado a sus hijos en la instrucción del pensamiento y en la dirección de los sentimientos [9]. La Tercera Gran Revolución Educacional en Cuba tiene como objetivo lograr que nuestro país se convierta en los próximos años en el país más culto y preparado sobre la faz de la tierra.

….Es importante cultivar alimentos para nutrir al pueblo. Pero no sólo hay que nutrir al cuerpo, sino también al espíritu. Como bien dice Martí, "no solo de pan vive el hombre". La poesía es un alimento imprescindible.

"..…El arte no es más que la naturaleza creada por el hombre…."J. Martí.
Por todo lo anteriormente expuesto, coincidimos con el destacado profesor japonés Ikeda, estudioso de la obra martiana – el cual con razón plantea que el pensamiento martiano es el pilar espiritual de la vida cubana. En el centro del pensamiento martiano se encuentra su concepción acerca del valor de la educación de las nuevas generaciones: "Educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido: es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive: es ponerlo al nivel de su tiempo, para que flote sobre él, y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no podría salir a flote: es preparar al hombre para la vida". [10] Es sumamente interesante la interrelación que establece José Martí entre la inteligencia intelectual y la inteligencia emocional, problema que hoy se debate en los círculos académicos.

"JOSE MARTI - EL AUTOR INTELECTUAL"- FIDEL CASTRO.

Para José Martí - La ley primera de nuestra República es "el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre."[11] Hoy a la luz de la batalla de ideas, Fidel señala:

"Desde los primeros meses de la Revolución no quedó en pie una sola de las formas de expresión racistas copiadas del sur de Estados Unidos. En los últimos años, la Revolución se esmera especialmente en el esfuerzo por desaparecer las huellas que la pobreza y la falta de acceso a los conocimientos dejaron en los descendientes de los que fueron esclavizados durante siglos, y que crearon diferencias objetivas que tienden a reproducirse. Pronto no quedará ni sombra de las consecuencias de aquella terrible injusticia."[12]

Dentro de la compilación de escritos y discursos de Fidel Castro: José Martí el Autor Intelectual, se destaca el contenido de: "La historia me Absolverá" donde Fidel plantea que "Los revolucionarios han de proclamar sus ideas valientemente, definir sus principios y expresar sus intenciones para que nadie se engañe, ni amigos ni enemigos".

En este trabajo, también se observa la formación martiana de Fidel por las siguientes razones:

-La definición que ofrece sobre el concepto de pueblo.
-Por su autodefinición: – "Porque soy cubano que desea el bien de todos y no el de un grupo, porque queremos una patria con todos y para el bien de todos eduqué mi mente en el pensamiento martiano que predica el amor y no odio y es el Apóstol el guía de mi vida…"

-Por su firmeza al plantear: "Quien siente un ideal no le importa el obstáculo que tenga por delante. Hay algo que está por encima de todas las razones: es la razón del corazón, es la razón de la fe, es la convicción de que el derecho y la justicia están con uno. Y son esos ideales los que logran prender la llama de los pueblos, de la rebeldía de los pueblos".

- Aquí estamos levantando las trincheras de ideas, pero levantando también las trincheras de piedras.

>> continúa


© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Tel*fonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938