..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.117, Viernes, 31 de marzo del 2006

Libro de visitas

 

Dos Pilares De La Revolución

Dos aniversarios se celebran, por todo lo alto, este fin de semana en la Plaza de la Revolución; según asegura hoy el diario Juventud Rebelde: “Un regalo para todo el pueblo y muy especialmente para los pioneros y jóvenes será la fiesta deportiva y cultural que podrá disfrutarse este sábado a todo lo largo y ancho del país, en saludo a los aniversarios 45 de la Organización de Pioneros José Martí y 44 de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Rindamos homenaje, entonces, a estas dos organizaciones, formadoras del futuro de nuestra nación:

El movimiento infantil comunista de los Pioneros

La Unión Soviética creó una de las organizaciones más amplias para la educación política de los niños. Los Jóvenes Pioneros fueron fundados al mismo tiempo que el Partido Comunista para garantizar la integración de los niños a la sociedad. Bajo la responsabilidad de líderes de la Juventud Comunista (Komsomol), en sus estructuras se aplicaba la pedagogía comunista preconizada por Antón Makarenko, sintetizada en la frase: "La mejor forma de educar es el ejemplo". El Pionero es la mejor representación del "hombre nuevo" socialista.

En la Unión Soviética, cada niño de 9 a 15 años, con pocas excepciones, pertenecía a la Organización de Pioneros Lenin. Había campamentos en todo el país, donde los Jóvenes Pioneros pasaban los veranos y días festivos. La mayoría de Pioneros eran promovidos al Komsomol, la organización hermana para jóvenes entre 14 y 28 años.

En los años 30, el sistema educativo se responsabilizó de los Pioneros, y cada escuela asignó un salón para la mayoría de actividades y reuniones de Pioneros. Veinte años después, se crearon Palacios de Pioneros y Palacios de la Cultura en cada distrito y cada ciudad, ofreciendo instrucción en temas tales como música, arte, literatura, deportes y actividades militares.

La sangrienta lucha de clases durante la colectivización agraria convirtió a Pavel Morozov en mártir y ejemplo de los Jóvenes Pioneros soviéticos. Tras denunciar las actividades contrarrevolucionarias de su padre, fue asesinado brutalmente por los terratenientes (kulaks). La generación de Pioneros de la Segunda Guerra Mundial escribió también páginas heroicas en la resistencia antifascista, colaborando para diferentes tareas con las guerrillas partisanas.

El movimiento pioneril tuvo su dimensión internacional dentro de la estrategia de la Internacional Comunista. Por ejemplo en Alemania se crearon los Rote Pfadfinder. En Francia, desde la fundación del Partido Comunista (PCF), aparecen los grupos comunistas de niños. En junio de 1922 tenían 3.000 alumnos de 8 a 14 años. A partir de 1925, se organizan según el modelo soviético de los Pioneros. Aparecen así los uniformes, la promesa, la bandera, así como la competencia con los movimientos Scouts. La línea de "clase contra clase" del PCF aísla la organización de los niños, que se reestructura en 1930. En 1932 hay mil Pioneros en Francia y 5.000 niños en los programas patrocinados por los comunistas. A partir de 1933 se publica el periódico comunista para niños Mon Camarade (mi camarada), que contenía historietas, cuentos para niños, etc.

Después de tomar el poder en Europa oriental, el Partido Comunista estableció los Jóvenes Pioneros en cada país. Los Pioneros soviéticos fueron el modelo para los grupos establecidos en los países socialistas de Europa oriental y en otros países bajo control comunista, desde Mongolia hasta Cuba.

En Holanda existió el Uilenspiegelclub, la organización infantil comunista, de 1953 a 1964. En su aspecto, estilo y actividades (acampadas, canciones, bailes), el club se parecía mucho a los Scouts o a las organizaciones juveniles socialdemócratas. Por otra parte, su ideología y estructura estaban inspiradas en los Pioneros soviéticos.

El Movimiento de Liberación Nacional Vasco creó también una organización dirigida a los niños: Kimuak (brotes), cuyo modelo fueron los Pioneros, y que estaban bajo la dirección de jóvenes militantes de Jarrai. En Colombia la organización de Pioneros llevaba el nombre de José Antonio Galán, y estaba al cuidado de la Juventud Comunista.

[…]

La disolución de la Unión Soviética y la crisis económica después de 1991 produjo el cierre de casi todos los Palacios infantiles, el final de la actividad pioneril en las escuelas, y el cierre de los otros pocos clubes existentes.

Este antiguo estado de los Pioneros, donde los jóvenes eran el orgullo y alegría de la sociedad, se ha convertido en la dictadura de los pseudodemócratas y la abolición de la educación gratuita, el cierre de escuelas y la privatización del sistema educativo. La educación superior es muy costosa. Esto es lo que la presente "democracia" le ha traído a la joven generación: niños abandonados, delincuencia, drogas y prostitución.

[…]

Existe un marcado crecimiento de la actividad política entre los Pioneros. En Donetsk, en la región de Rostov (Rusia), el Primero de Mayo de 1999, los Pioneros y otros jóvenes marcharon junto a sus padres llevando banderas rojas de la URSS.

Los Pioneros continúan, sin embargo, en China, Corea del Norte, Vietnam y Cuba.

En Cuba, la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) agrupa a todos los jóvenes menores de 14 años. A través de sus comités de base, se celebran actividades infantiles cuyo propósito principal lo constituye el inculcar en ellos el amor hacia el Comunismo y la Revolución y que rechacen firmemente todo cuanto pueda rebatir dichos principios. La educación comunista en los niños y jóvenes, no es solamente una disposición gubernamental que se ha aplicado siempre en todos los centros educacionales del país a través del programa único nacional de enseñanza, sino que también forma parte de la metodología que toda familia cubana está obligada a utilizar en la guía y educación de sus hijos.

La Organización de Pioneros es atendida directamente por un Secretario General, quien a su vez es miembro activo de la Unión de Jóvenes Comunistas.

La Liga de los Pioneros se creó en 1931 por orientación del Primer Partido Marxista Leninista. Los Pioneros eran atendidos por los jóvenes de la Liga Juvenil Comunista. Eran tiempos muy difíciles, por eso las actividades fundamentales de los niños estaban relacionadas con la lucha revolucionaria: distribuir propaganda, ayudar a los presos políticos, participar en mítines y manifestaciones, pintar en las paredes consignas revolucionarias; así como otras misiones.

El único atributo de la Liga de los Pioneros era un brazalete rojo con las iniciales LPC y lo usaron en contadas ocasiones, como por ejemplo en el entierro de las cenizas de Julio Antonio Mella. Ese día 29 de septiembre de 1933 fue asesinado el pionero Paquito González Cueto quien no había cumplido los 14 años de edad, convirtiéndose en el primer Pionero mártir de la Organización.

La Liga de los Pioneros no pudo alcanzar una gran masividad por las condiciones de clandestinidad y persecución en que vivía el pueblo bajo la tiranía machadista, y se disolvió en 1936 ante el aumento represivo de la dictadura y el grave peligro que corrían los niños.

Cuando triunfa la Revolución se crea en 1961 la Unión de Pioneros Rebeldes (UPR) y en 1962 al fundarse la Unión de Jóvenes Comunistas, la UPR cambió su nombre por el de Unión de Pioneros de Cuba (UPC). En aquella época sólo podían ser pioneros aquellos niños que cumplieran una serie de requisitos.

En 1966 la UJC decidió que la Unión de Pioneros de Cuba fuera masiva, es decir que todos los niños que quisieran podían ser miembros de esta Organización.

Las actividades que desarrollaban los pioneros eran muy diferentes a las que realizaban los de la Liga, pues ya nadie los perseguía, ni los maltrataba, realizaban planes de la calle, desfiles, excursiones, fogatas, trabajos socialmente útiles, recogían materia prima y colaboraban en muchas tareas de la Revolución.

En 1968 se cambió el lema de Pioneros "Siempre Listos" por el de: "Pioneros por el Comunismo ¡Seremos como el Che!", atendiendo el deseo expresado por Fidel de que las jóvenes generaciones siguieran el ejemplo del Guerrillero Heroico.

Durante todo este tiempo los pioneros continuaron desarrollando múltiples actividades, en las que demostraron que con ellos se podía contar.

En 1969 se efectuó el Primer Encuentro Nacional de Destacamentos, los cuales expresaron sus opiniones acerca de su Organización y aportaron ideas que contribuyeron a consolidar ésta.

En 1977 el Tercer Congreso de la UJC determinó convertir la UPC en Organización de Pioneros "José Martí" y que se extendiera hasta 9no grado. Desde entonces comenzaron a desarrollarse varios movimientos dentro de la Organización, entre ellos el Movimiento de Pioneros Exploradores que tiene una gran aceptación y es muy importante porque desarrolla en los niños el amor y cuidado por la naturaleza y los prepara para la defensa de la Patria.

En 1986 se efectuó la Asamblea Pioneril XXV Aniversario donde los pioneros plantearon una serie de deficiencias en el proceso docente - educativo y del trabajo de la Organización, lo cual fue valorado por el Comandante en Jefe como una valiosa muestra de la madurez y espíritu crítico de los pioneros cubanos, que los hacía merecedores de celebrar sus congresos. El primero se celebró en 1991, el segundo en 1996, y el tercero en 2001. Dichos eventos se desarrollaron exitosamente y han contribuido de forma positiva al trabajo de la Organización.

A pesar de las dificultades del período especial, los pioneros continúan participando en todas las tareas que así lo han requerido. Las FAPI, los Festivales Deportivos y Culturales, el Movimiento de Exploradores, los clubes, las movilizaciones de la escuela al campo, las actividades de solidaridad, el aporte sistemático a las MTT, su participación en desfiles y marchas patrióticas, en el Movimiento de Pioneros Creadores, son sólo algunos ejemplos de la actitud que muestran los pioneros de hoy, y que los convierten en dignos herederos de la gloriosa historia de su Organización.

Esta pequeña historia del movimiento pioneril nos enseña que debemos luchar por la felicidad de nuestros niños y por su futuro. Esta es la principal tarea de todos los marxistas-leninistas, de todas las organizaciones comunistas y de todos los revolucionarios que actuamos por el triunfo del pueblo trabajador sobre el capitalismo.

http://www.45-rpm.net/palante/pioneros.htm


Unión de Jóvenes Comunistas

La Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) fue fundada el 4 de Abril de 1962 y es la organización política de la juventud cubana. El ingreso a ella es de carácter voluntario y selectivo. Su objetivo principal está en la continua preparación cultural, política e ideológica de nuestros jóvenes en función de seguir consolidando las conquistas de nuestra Revolución, así como la formación integral y multifacética de las nuevas generaciones, por lo que nuestras actividades están dirigidas a toda la población joven del país.

http://www.jrebelde.cubaweb.cu/secciones/org_juveniles/org_juveniles.html

Organización de Pioneros José Martí (OPJM)

La Organización de Pioneros José Martí (OPJM), es la organización que trabaja en forma priorizada para desarrollar en los niños y adolescentes el interés por el estudio y el sentido de responsabilidad social, así como el amor a la patria y a los pueblos del mundo. Se esfuerza por desarrollar, en ellos hábitos de trabajo, que conozcan y puedan sentir orgullo por los hechos relevantes de la historia cubana y admiración por nuestros héroes y mártires. Otra de sus misiones es desarrollar actividades deportivas, culturales y recreativas; además de promover cualidades morales tales como el sentido del honor, la modestia, el valor y la solidaridad. Los niños están agrupados, en la organización, por edades son Moncadistas los que estudian del primero al tercer grado, primer nivel "José Martí" los que cursan de cuarto a sexto grado y segundo nivel "José Martí" de séptimo a noveno grado.

Su lema: Pioneros por el Comunismo ¡Seremos como el Ché! expresa su deseo de ser valientes, combativos, honrados, modestos, disciplinados, estudiosos, trabajadores, buenos compañeros, defensores de la Patria, y solidarios con los pueblos del mundo.

Su emblema es un importante atributo que está formado por dos triángulos: uno rojo sobre otro azul y en el centro del triángulo se destaca la estrella solitaria.

El triángulo rojo representa la sangre derramada en la lucha por la libertad. La estrella, significa que esta bella isla llamada Cuba es un país libre y soberano. El triángulo azul, representa el cielo de la Patria. Los tres vértices del triángulo significan: estudiar, trabajar y luchar par la patria socialista. Atraviesa el triángulo, por su parte inferior, una banda de color azul con el nombre de la asociación a la cual aspira un revolucionario, la mayor el PCC, la mediana, la UJC y la menor, la OPJM.

El saludo pioneril se ejecuta uniendo los dedos de la mano derecha y alzando ésta por encima de la cabeza. Significa la unidad indestructible de 105 pueblos de los cinco continentes y que los intereses de la colectividad están por encima de 105 intereses personales.

La pañoleta es el símbolo que identifica a los niños, como miembros de la organización. Los pioneros Moncadistas la usan de color azul y representa el cielo de la Patria. Los pioneros José Martí de 1 nivel, usan la pañoleta roja como símbolo de la sangre derramada para lograr las conquistas de la Revolución y desde séptimo hasta noveno grado se identifican por un distintivo.

HISTORIA DE LA OPJM.

Esta organización comenzó su historia cuando en 1931 surgió la Liga de Pioneros de Cuba (LPC), la cual duró 5 años. El atributo que los identificaba era un brazalete rojo con las letras LPC.

Después del triunfo revolucionario del 1ro de enero de 1959, se realizaron varios intentos de agrupaciones. Así el 4 de abril de 1961, se funda la Unión de Pioneros Rebeldes (UPR), quienes tenían el lema ¡Venceremos!

Un año después esta organización se convirtió en la Unión de Pioneros de Cuba (UPC), su lema era: ¡Siempre listos!

A partir de este momento el movimiento pioneril comienza una nueva etapa donde se crean las bases para hacerlo masivo, pues hasta 1966 los pioneros se seleccionaban, por lo que era muy reducida su membresía. En 1977, en el Tercer Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, se determinó convertirla en Organización de Pioneros José Martí, extendiéndose hasta los niños y niñas de secundaria básica y así se produjeron grandes cambios en su estructura y funcionamiento.

Se determinó entonces que agruparía a los niños cubanos que estudiaran desde el primero hasta el noveno grados, quienes se iniciaban en la vida revolucionaria por esta vía.

Las múltiples actividades que se han realizado a lo largo de la historia de esta organización ha contribuido a formarlos como futuros hombres y mujeres que tendrán la responsabilidad de continuar la obra de la Revolución.

La OPJM trabaja en forma priorizada para desarrollar entre los niños el interés por el estudio y el sentido de responsabilidad social, así como el amor a la patria y a los pueblos del mundo.

Se esfuerza por contribuir a la formación en los niños de hábitos de trabajo y porque conozcan y sientan orgullo por los hechos relevantes de la historia cubana y admiración por nuestros héroes y mártires.

Otra de sus misiones es desarrollar actividades deportivas, culturales y recreativas y promover cualidades morales como el sentido del honor, la modestia, el valor y la confraternidad.

Los niños están agrupados por edades: Moncadistas (para los que estudian del primer al tercer grado), primer nivel "José Martí" (para los que cursan de cuarto a sexto grado) y segundo nivel "José Martí" también(de séptimo a noveno grado).

Más de un millón y medio de niños y adolescentes cubanos, comprendidos entre los cinco y quince años de edad forman parte de la Organización de Pioneros José Martí la que durante cuarenta años ha sabido escribir una admirable historia de trabajo en la formación de la más joven generación.

Un memorable encuentro en el año 1986 les dio la posibilidad de tener su propio Congreso.

Los símbolos que los identifican en estos momentos son:

El lema: Pioneros por el comunismo ¡Seremos como el Che!

Su bandera, y dentro de ella, el emblema.

http://www.jrebelde.cubaweb.cu/secciones/ujc/htm/jovenes_cubanos/opjm.htm


UNION DE JOVENES COMUNISTAS (UJC)

Es la organización política de la juventud cubana. El ingreso es de carácter voluntario y selectivo. En ella militan más de 500 000 jóvenes y la proyección de su trabajo va más allá de sus miembros, está dirigida a toda la población joven del país. Su principal objetivo es la formación integral y multifacética de las nuevas generaciones.

La organización está estructurada a lo largo del país, y para dirigir los trabajos entre congreso y congreso cuenta con un Comité Nacional y un Buró Nacional , esté último integrado por 26 personas. La organización fue fundada el 4 de abril de 1962.

La Unión de Jóvenes Comunistas mantiene relaciones con 218 organizaciones de diferentes partes del mundo y está afiliada a la Federación Mundial de Juventudes Democráticas; a su vez desarrolla vínculos con otras 14 organizaciones internacionales.

http://www.pcc.cu/pccweb/organizaciones/ujc.php


La Unión de Jóvenes Comunistas es el fruto inmediato de la unidad cimentada entre los jóvenes..que combatieron a la tiranía desde las filas de las diferentes organizaciones revolucionarias, integradas en la Asociación de Jóvenes Rebeldes, surgida por iniciativa del Che, y que devino el 4 de abril de 1962, a propuesta de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en la organización marxista leninista de la juventud cubana. Nuestra organización es resultado, sobre todo, de los que han realizado innumerables jornadas por la defensa de la Revolución; jóvenes 'cinco picos', alfabetizadores, milicianos, combatientes de Girón, de la lucha contra bandidos, columnistas del Centenario, de macheteros, constructores, estudiantes, maestros, deportistas, científicos, médicos, combatientes y trabajadores internacionalistas, además de otros exponentes surgidos de la clase obrera y el pueblo.

La Unión de Jóvenes Comunistas es la vanguardia de la juventud cubana, orgánicamente independiente y tiene un carácter selectivo, agrupando a los jóvenes más revolucionados de todos los sectores de la sociedad. Se rige por los principios del centralismo democrático, la dirección colectiva y la responsabilidad individual, el ejercicio de la crítica y la autocrítica, la disciplina consciente y férrea, y encamina su labor a partir de una estrecha vinculación con las masas juveniles, a las cuales se debe y representa.

http://intranet.upr.edu.cu/ujc/pages/estatutos.htm


Los miembros de la juventud comunista cubana han estado presente en todas las movilizaciones para la defensa del país, los cortes de cana, en las brigadas estudiantiles de trabajo, en columnas juveniles empleadas en el desarrollo agrícola o constructivo nacional y realizaron un trabajo transformador tan meritorio en la antigua Isla de Pinos, que les fue premiado poniéndole el nombre de Isla de la Juventud.

Las columnas juveniles de trabajo productivo se transformaron con el tiempo y su desarrollo en el actual Ejercito Juvenil del Trabajo, que cumple el doble carácter de formar a los jóvenes y prepararlos para la defensa de la Patria.

También los jóvenes asumieron directamente la construcción de decenas de obras, como fabricas de cemento o fertilizantes, crearon un Destacamento Pedagógico como apoyo a la formación del personal docente necesitado en el país y Brigadas Técnicas Juveniles, con gran respaldo al desarrollo científico y técnico de la nación.
Asimismo, la Unión de Jóvenes Comunistas organizo y preparo la celebración del XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, realizado en La Habana en el verano de 1978 con la participación de dos mil organizaciones de diferentes posiciones políticas y más de 20 mil jóvenes de 145 países. Tambien, desde el 28 de julio hasta el 5 de agosto de 1997 sesiono en La Habana el XIV Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, al cual asistieron 12 335 jóvenes de 132 países, que representaban a mas de 2 000 organizaciones nacionales.

El 28 de enero de 1998, en las celebraciones por el 145 aniversario del natalicio de José Martì, la UJC convoco a su VII Congreso que, como un recuento y la marcha unida de la juventud cubana y su vanguardia, se realizara en diciembre del mismo ano.

La Unión de Jóvenes Comunistas tiene un órgano de prensa propio, el periódico Juventud Rebelde (semanario), y agrupaciones culturales como la Brigada Hermanos Saíz y la Raúl Gómez García.
En su trabajo Ideológico, se apoya en organizaciones estudiantiles, como la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media y la Federación Estudiantil Universitaria, e infantiles, como la Organización de Pioneros José Martì.

Organizada en todo el territorio nacional, con una estructura similar a la del Partido Comunista, pero con miembros de hasta 30 anos de edad, la Unión de Jóvenes Comunistas tenia en 1997 unos 530 000 mil militantes y 37 856 comités de base.

La UJC tiene un Buró Nacional, presidido por Otto Rivero Torres, como primer secretario, y Julio Martínez Ramírez, como segundo secretario, un Comité Nacional, comités provinciales, municipales y locales en cada centro de trabajo o unidad militar.

Relevantes tareas han cumplido los jóvenes cubanos, a lo largo de todos los años de Revolución. Algunos ejemplos de ellas han sido:

- La Campaña de alfabetización.
- La lucha contra las bandas contrarrevolucionarias.
- Las Columnas Juveniles Agropecuarias.
- La Columna Juvenil del Centenario.
- Los Seguidores de Camilo y Che.
- El Ejército Juvenil del Trabajo.
- El Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech".
- Los contingentes agrícolas y de la construcción.

Las tareas de choque y de avanzada, en esferas priorizadas del desarrollo del país. La juventud también ha estado presente, en la defensa de la patria, la colaboración y solidaridad internacional, entre otras.




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938