..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.122, Viernes, 5 de mayo del 2006

Libro de visitas

 

La Información: El Más Universal De Los Instrumentos De Desarrollo
Por Ledys Camacho Casado

Con el privilegio de participar simultáneamente en dos eventos y la convicción de que las tecnologías de la información son un bien imprescindible a todos, retornaron a sus países de origen los más de 400 asistentes a INFO e IntEMPRES 2006, sendos encuentros efectuados en la capital cubana.

Si habláramos en términos financieros para calificar al IX Congreso Internacional de Información efectuado la semana última en el Palacio de Convenciones de La Habana, el balance general indica un saldo a favor de la edificación de la sociedad del conocimiento a partir de que se debe cerrar la llamada brecha digital para que haya desarrollo humano.

Y la única manera de lograrlo verdaderamente mediante la sociedad de la información es poniendo al alcance de todos el conocimiento generado por todos, según coincidieron muchos de los más de 400 expertos provenientes de veinte países, reunidos para intercambiar sobre lo más actual en la materia.

Pero, más que de las ciencias y las tecnologías, esa aspiración depende de la buena voluntad de los hacedores de políticas, de quienes toman decisiones y de la aproximación ética apropiada para facilitar el acceso y el intercambio, así como de las regulaciones adecuadas para que ello sea posible.

Una reflexión al respecto realizó la viceministra cubana de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, América Santos, cuando afirmó en la apertura de INFO 2006, que cada día hay más información, para analizar y poner al alcance de otros y cada vez los productos y servicios deben poseer mayor valor añadido.

Al abundar sobre la necesidad de los profesionales de la información, explicó que el compromiso de estos con la sociedad es creciente, aunque hace apenas unos años hubo cuestionamientos sobre su futuro papel.

La preocupación respondía al crecimiento de los índices de conexión entre computadoras y del número de bases de datos disponibles comercialmente, sin obviar la presencia de Internet y hasta la baja de los precios de equipos de computación, que determinó una mayor información en diferentes ámbitos y al alcance de la mano de quienes contaran con los recursos financieros-.

Para entender que lo verdaderamente importante es el conocimiento que se adquiere, bastaría con examinar el informe de la UNESCO a la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, celebrada en noviembre de 2005 en Túnez, en la que se reconoce que con solo crear la sociedad de la información a partir de un enfoque dirigido a los elementos productivos y de infraestructura, sin enfatizar en lo social, no se garantiza el logro del desarrollo humano a escala global.

Según precisa la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, se requiere de una visión más completa y compleja y de una perspectiva de desarrollo para lograr la sociedad del conocimiento, en lugar de la visión más parcial que se ofrece.

Solo así se podría garantizar el acceso de todos a los recursos intelectuales y de información, y sobrepasar los obstáculos sociales, culturales y hasta linguísticos, además de promover la publicación en línea de cada vez más diversificados contenidos para que sean una fuente de enriquecimiento humano.

Se daría respuesta también a la crucial interrogante sobre cómo se debe actuar para que esa revolución de las mentes y las tecnologías no sea meramente el privilegio de un pequeño grupo de países altamente desarrollados.

Hasta ahora es evidente que la sociedad de la información ha sido excluyente por naturaleza por lo cual la sociedad del conocimiento que se pretende construir debe ser incluyente, tal como sostuvo en el encuentro la especialista Margarita Almada de Ascencio, del Centro Universitario de Investigación Bibliotecológica, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Mientras, el presidente del Comité Organizador de INFO, Eduardo Orozco Silva, remarcó que la información como el más universal de los instrumentos de desarrollo, posibilita una integración con otras ramas del saber, desde las llamadas ciencias básicas a las tecnologías, pasando por las ciencias sociales.

Este Congreso dio la oportunidad de participar simultáneamente en dos eventos pues, a la par de INFO sesionó el VII Taller Internacional de Inteligencia Empresarial y Gestión del Conocimiento en la Empresa, IntEMPRES 2006.

En el foro se debatió sobre el impacto de los servicios de inteligencia empresarial de la consultoría BIOMUNDI en Cuba, Las experiencias en la implantación de un Sistema de Gestión del Conocimiento en un centro de Información y Tecnología en la provincia de Granma, así como La vigilancia tecnológica como instrumento de integración estratégica entre grupos de investigación a nivel internacional.

Esta última conferencia es resultado de un estudio del Grupo de Investigación Biogestión de la Universidad Nacional de Colombia en coordinación con la Facultad de Química de la Universidad de Moscú. Con ello se demostró a partir de la interpretación de un mapa tecnológico de la transformación fermentiva de polímeros, cómo con el uso de herramientas -entre estos el bechmarking, la prospectiva o la vigilancia tecnológica, en interacción-, las nuevas tecnologías de la información pueden estar en función del desarrollo de la ciencia y la innovación.

Vistas desde todas las dimensiones posibles, la inteligencia empresarial y la gestión del conocimiento fueron examinadas profusamente en IntEMPRES e INFO, donde hubo novedades como la mesa redonda Una Web para todos, con participación de expertos de Canadá, España, Chile y Cuba, en la que se evidenció que la nación antillana, incluso con las limitaciones que le impone el férreo bloqueo estadounidense, está en una posición muy favorable y cercana a la de países del primer mundo en cuanto al uso y aplicación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Fuente: Opciones

Recibido por correo electrónico




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938