..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.122, Viernes, 5 de mayo del 2006

 

Desarmando la noticia

Esperamos, de vez en vez, “desarmar” noticias para poner, en su justo lugar, algunas de las patrañas elaboradas por los acólitos de Mr. Bush y su desgobierno:

La "disidente" Martha Beatriz Roque, dice que fue golpeada por un grupo de personas en La Habana

inSurGente (Inti Tumaini).- Según El Nuevo Herald de Miami, Martha Beatriz Roque- que ha manifestado públicamente no sentirse preocupada ante la posibilidad de que EEUU invada Cuba, a pesar de ser consciente del genocidio que el régimen fascista de Washington está cometiendo en Iraq- fue "violentamente golpeada y arrastrada hacia el interior de su casa por turbas progubernamentales que trataban de impedir su asistencia a una teleconferencia, convocada por el jefe de la diplomacia estadounidense en La Habana".

En conversación telefónica con El Nuevo Herald la dirigente de la etérea Asamblea para Promover la Sociedad Civil (APSC), afirmó que fue agredida por un grupo de manifestantes que estaban apostados frente a su apartamento y agregó que, a pesar de todo, decidió salir de la casa "en nombre de los presos políticos y la libertad que quiero para el pueblo cubano'' (sic) ¿Se referirá a esa misma libertad que Washington ha instalado en Iraq y que se lleva cobradas las vidas de más de cien mil personas inocentes?

La cortesana de George Bush, dijo que estaba en cama, con la presión arterial alta, los brazos amoratados, un ojo a la virulé y algunos golpes en el estómago.

Curiosamente Martha Beatriz Roque no informó a su patrón Michael Parmly, jefe de la Oficina de Intereses de EEUU en La Habana, quien se habría apresurado en avisar a los periodistas y agencias de noticias extranjeras que suspiran por conseguir imágenes de situaciones como esa. Tampoco convocó a la prensa para mostrar (por si acaso) sus ”heridas de guerra”. En lugar de eso, llamó por teléfono- demostrando, sin querer, que las comunicaciones telefónicas en Cuba son tan libres como el viento- a sus amigotes del pasquín de Miami. Su actitud es lógica si tenemos en cuenta que desde esa ciudad la banda terrorista, Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) la abastece de los dólares necesarios para efectuar sus pantomimas.

Cada cierto tiempo, los servidores del Imperio recurren a numeritos como estos, que sirven para llamar la atención, engrosar un poco más la cartera y, de paso, a orondos estómagos agradecidos como el de Martha.

Véanla en la foto, “votando” a favor de la reelección del genocida George Bush, en la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana. Y después dice que lucha por la "democracia".

http://www.redasociativa.org/elinsurgente/modules.php?name=News&file=
article&sid=4805


Por fin Marta Beatriz Roque, la disidente cubana que denunció haber sido objeto de una agresión, ha mostrado sus graves heridas

inSurGente (Inti Tumaini).- Hace unos días recogíamos la noticia de que Martha Beatriz Roque denunció en el periódico El Nuevo Herald de Miami haber sido objeto de una “salvaje” agresión por parte de unos vecinos. Como la disidencia cubana suele ser sinónimo de mentira y, además, conocemos el talante de la señora, pusimos en duda la mayor parte de sus manifestaciones. Resultaba bastante sospechoso que la “agredida” no hubiera convocado inmediatamente a la prensa extranjera para enseñar sus hematomas. Si hacen clic en Leer más, verán la fotografía del “día después” -en la que Martha muestra al mundo sus heridas- y podrán conocer otra versión de los hechos.

Si bien no podía descartarse que Martha -provocadora donde las haya- hubiera sufrido algún percance, la historia de la paliza era harina de otro costal. Recordarán que ella misma afirmó tener los brazos amoratados, un ojo afectado y golpes en general por todo el cuerpo. Pues bien, ahí tienen la foto de la “víctima” pocas horas después del suceso. Como verán el ojo a la virulé brilla por su ausencia, así como las marcas y hematomas en los brazos ¿Será por desventura una de las "heridas" esa postillita, o pequeño rasguño, del codo izquierdo que, puestos a pensar mal, pudo ser provocado por cualquier cosa? Desde luego, es cierto que una imagen vale más que mil palabras.

Por otra parte, en declaraciones efectuadas a la BBC, uno de los vecinos que participó en la gresca, niega que Martha fuera golpeada. "Nosotros lo tenemos todo filmado. Ella se lanzó contra los vecinos que estábamos aquí, le dio una galleta (bofetada) a una muchacha que vive aquí al fondo y le rompió el pulóver. Ese día nosotros entendimos que no podía salir porque se iba a reunir con los norteamericanos. No queremos contrarrevolución, somos un pueblo que estamos organizados para defender lo que hemos logrado después de 1959”.

Es lógico que traten de impedir la salida de una persona que, con todo descaro, anuncia que va a reunirse con terroristas criminales para conspirar contra su propio pueblo. ¿Quizás no ocurriría lo mismo en España? Martha Beatriz Roque, como cualquier ciudadana cubana, tiene derecho a transitar libremente por Cuba, pero sus movimientos son controlados porque lleva a cabo repetidos contactos con representantes de Estados Unidos, un país que permite que desde su territorio se financien actos terroristas contra Cuba, además de proteger asesinos como Posada Carriles.

Y a todo esto, Oswaldo Payá -otro que tal baila- emitió un comunicado en el que definió lo sucedido como una “agresión” ¿Habrá visto Payá la fotografía? Por supuesto que sí. Lo que ocurre es que no le interesa que la Roque le robe el protagonismo ya que entre ambos personajes existe una gran rivalidad y competencia en torno a los dólares que remiten las bandas terroristas ubicadas en Miami.

http://www.redasociativa.org/elinsurgente/modules.php?name=News&file=
article&sid=4856




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938