..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.123, Viernes, 12 de mayo del 2006

Libro de visitas

 

Dossier: ¿Asunto? Sobre Cuba

Partiendo de un artículo que el colega y amigo Edgardo Civallero presentara en su blog “Bitácora de un bibliotecario” y que re enviara algunas listas de la Profesión, se produjo en la Lista de Bibliotecarios de Costa Rica, (Bibliotecólogos-cr) este intercambio de mensajes. Invitamos a los colegas de todas las latitudes a que paren mientes en el mensaje de la colega Valentina Santa Cruz, y al de la bibliotecaria Silvia Fois, que cierra el debate.

 

Estimadas/os...

A partir de la visita de dos colegas cordobesas a tierras cubanas, más medio centenar de contactos hechos en torno al tema (dado una problemática planteada en el seno de la IFLA), publico en mi weblog algunos datos y varios puntos de vista (personales) acerca de la situación en Cuba. Hay mucho para decir, mucho para leer y mucho para hacer.
Se esperan y agradecen comentarios: como siempre, serán bienvenidos.
Saludos cordiales desde Córdoba, Argentina

Lic. Edgardo Civallero
www.bitacoradeunbibliotecario.blogspot.com


Querido Colega: Al leer sus palabras sobre Cuba, no me queda otra que maravillarme de su agradable prosa y del rico análisis (su versión) de la realidad latinoamericana y especialmente del Sur donde vives Pero ¡¡qué lástima!!, no comparto su opinión, sabes?, de Cuba nunca opines sin vivirla tu mismo (Aquello es verdadero realismo mágico).

La realidad vivida de Sylvia es de ella, y ella vivió una quincena de vacaciones a la cubana, pero NO ES CUBANA. ¡¡Vivir en Cuba, es otra cosa amigo!!. Yo viví; 27 años en la Isla, y tengo 10 en Costa Rica (experiencia en ambos mundos) y te digo que prefiero poder elegir mi modo de vida, mi gobierno y al menos tener derecho a criticar mi sistema de salud, mis carreteras y mi corrupción que no poder hacerlo, claro también tengo el deber de actuar para mejorarlo. ¿Entiendes?, el derecho a hablar a decidir y a escoger, es el que no tenemos en Cuba. De nada sirve Tener salud (bueno, sin medicinas), Educación (sin salarios) y Cultura, (sin conocer otro mundo, ni por TV). Y los libros, hablando de libros, no se compra nada discutible políticamente y se piratean, fusilan y clonan libros. ¿Donde está lo bueno en ello? Y los libros, la música, los films prohibidos, se pasan por el mercado negro y los Lees o ves en una madrugada, para devolverlos, en la mañana. ¿Qué opinas que eso? Si, un habano es maravilloso (dicen, pues yo soy de la tierra del tabaco y no fumo), la isla es bella, la gente es linda, alegre, trabajadora y desinhibida. Pero tiene 45 años de dictadura, sabes ¡¡dictadura!! Y un habano y una cerveza no te deberían hacerte olvidar eso. Con todo aprecio,

Aylin Valdivia Bibliotecóloga Cubano-Costarricense


Querida Aylin

Gracias por tu comentario, que abre puertas a otras campanas. En principio te cuento que el hecho de que fume o beba mientras pienso no afecta al resultado (aunque lo parezca). Tanto da pensar sobre dictaduras, matanzas, censuras y penas en un monasterio como en un bar. Lo principal es que pensemos.

En segundo lugar, en mi texto no defiendo ni condeno la dictadura que pueda estar sufriendo Cuba. Simplemente les digo al resto de los habitantes de este continente que dejen de alzar el dedo contra Cuba (no contra Castro: contra Cuba) y sus problemas porque en sus respectivos países los tienen, y peores. Y, si has leído bien el artículo, encontrarás que invito a la reflexión y a contactar con colegas cubanos (de donde sean) para aprender más sobre la realidad de la isla.

Los problemas que padeciste tú en tu isla los padecemos todos en nuestros países. ¿O realmente crees que acá, en Argentina, estamos tan informados como pretendemos, o podemos comprar todo lo que queremos, o los maestros y los médicos tienen buenos sueldos? Pero nadie levanta el dedo contra las matanzas, los excesos, la corrupción y la mierda del resto de Latinoamérica. Todos levantan el dedo contra Cuba, que NO ES Castro (repito), sino un pueblo: el cubano.

Que lo que haga Castro esté bien o mal no está en discusión. En realidad, no hay nada en discusión. Con mi artículo pretendo señalar que hay muchas situaciones que deberían ser analizadas de otra forma. Porque, como tú misma ves en este momento, hay muchas opiniones sobre un mismo tema.

Y si cité la opinión de Silvia (que NO vivió como una turista, precisamente) fue porque la tipa viajó a Cuba para enterarse de cómo era la realidad y se esforzó en comparar la situación cubana con la argentina. Y no encontró ninguna diferencia. Evidentemente, no analizó la política. Pero sí los aspectos humanos. A ellos me refiero.

Y si hago demasiada referencia al contexto de la charla, es porque no escribo en un libro, sino en un blog personal en el cual, por política propia, comparto mi vida y mis opiniones particulares, y mis gustos y mis actos, para todo aquel que quiera compartir conmigo ese espacio (algo al que nadie está obligado). Todo es discutible (como bien lo ves) siempre que se entiende que parto de un marco personal.

Confío en visitar tu isla natal durante este año. No creo que mi opinión vaya a cambiar demasiado. Pero, ya en se caso, podré hablar con voz propia, como voz recomendás, algo que no deja de ser un buen consejo.

Y no olvido lo que es una dictadura. En estas tierras aún lloramos 30.000 desaparecidos (declarados) en 9 años de gobierno militar, algo que no muchos otros países deben lamentar de sus "dictaduras".

Saludos cordiales desde Argentina, y, nuevamente, gracias por hacerme/nos llegar tu opinión.

Edgardo Civallero


Cerrando la charla (de mi parte) y dejando de importunar a los colegas amigos (de mi parte nuevamente)… qué bueno que vayas a Cuba y que la conozcas.

Verás lo bueno y lo malo, pero aunque creas poder entenderlo, y vivirlo como cubano, a la semana, al la quincena o al mes…. Podrás salir de allí y volar nuevamente a tu linda Argentina… por eso ni Silvia, ni nadie (incluso yo con mis 10 años de vida de inmigrante) puedo ver la situación con los ojos y el corazón de un cubano que vive allí. A eso me refiero.

En mi tierra se suelen decir, que un cubano con una cerveza o un trago de ron arregla el mundo… (¡¡Pero no puede arreglar su tierra!!!)

Fumar y beber son solo una alegoría, puede ser otra… es la razón para abrirte en tu “diario” y fue el pie para mi comentario (no lo tomes muy a pecho, me encanta una buena michelada con Corona mexicana y unos buenos chicharrones de cerdo a lo tico, pues son pura masas, los cubanos son puro pellejo frito!!)

Saludos a todos,

Aylin Valdivia


Bueno, pues se comprueba que las cosas son de acuerdo al color con el cristal que se quiera ver. Yo no soy cubana de nacimiento, soy cubana por convencimiento y amor a su pueblo y a su revolución, y puedo jactarme, como tu Aylin de conocer las dos cosas, aquello y esto, y aunque quieras cerrar la conversación, cosa que siempre hacen los que se van de Cuba, solo argumentado la falta de libertad para expresarte, por no afrontar su egoísmo, o mejor dicho su incapacidad de ver mas allá de sus narices, yo puedo decirte que cambiaría mil veces las cosas que pasan en Cuba por las que pasan aquí. Siempre dije que era más fácil afrontar las dificultades del socialismo cubano que las del capitalismo en mi caso Guatemalteco. Yo viví en Cuba por mas de 12 años, llegue en el 82 y salí por que no tenía otra opción (o talvez sí), en el 95.

Viví las duras y las maduras, aguante como cualquier cubano el PERIODO ESPECIAL, que seguramente nadie podrá entender lo que fue eso, pero en resumidas cuentas fue el periodo más duro, más deficiente en todo sentido dentro del proceso cubano, pero lo aguante y me siento orgullosa de haber salido adelante como la mayoría del pueblo, y no estar resentida. Sé y no niego que existen muchos problemas en Cuba, cosas que no nos gustan, pero que cuando piensas en macro, en lo que representa el sacrificio y el por qué pasan las cosa, entonces, apechugas y asumes como la gran mayoría. Si, puede haber mucho de realismo mágico, pero es compartido y hay esperanza. Saliste a los veintisiete años, una edad en la que APENAS empiezas a ser productivo por lo tanto, no creo que hayas pasado mucho trabajo, pues si eres una cubana media, saliste de la Universidad a los 23, vale decir que si eres universitaria, todo te lo dio el Estado GRATIS, y tienes la profesión que tienes porque Cuba es Cuba, por lo tanto, tuviste que rajarte sólo 4 años para saber qué era trabajar por algo o para algo, TE ENTIENDO, a los 27 uno quiere todo en la mano, pero en fin: fue tu opción. Lo único que no aguanto yo de las personas que deciden irse de Cuba es que despotriquen contra ella para avalar su decisión egoísta. Derecho a emigrar tienen todos, pero yo nunca he visto despotricar a ningún guatemalteco que vive en los Estados Unidos contra Guatemala, a pesar de que somos un paisito de m…, aunque lo amo. Por eso y por mi compromiso con ese pueblo cubano que admiro y quiero, decidí escribir estas líneas, sin afán de polemizar, pero en el tema CUBA, siempre hay polémica.

Saludos atentos.

Lic. Valentina Santa Cruz Molina
Centro de Documentación en Alimentación y Nutrición, CEDIAN, INCAP


Como ves Edgardo, hablar de Cuba es un tema difícil, provoca y enardece, le respondo en esta ocasión a Valentina, Lic en Bibliotecología, graduada de las mismas aulas que mi persona y conocedora de la realidad Cubana, pero con la que en algunas cosas, estoy de acuerdo!

Y respondo:

Si, te entiendo muy bien, Valentina, lástima... tu me conoces y me viste comenzar mi vida profesional en Costa Rica... Me parece bien y atinado tu comentario: Pude hacer más! Quizá; irse fue egoísta… Quizá...

Pero tu también te fuiste de Cuba, viviste en Costa Rica y no te adaptaste, y ahora hablas de una Guatemala de m…? ¡¡Perdón!! No se debe hablar con techo de vidrio. Tienes un buen trabajo ahora, en Costa Rica tuviste un buen trabajo también.

Yo quiero a Cuba y quiero a mi gente, solo que no quiero la dictadura que hay en mi tierra, no la quiero allí ni en ningún lugar de este mundo. El derecho a elegir es un derecho humano (No trabajaste tú en la Biblioteca de la Corte Interamericana de Derechos humanos?)

"Lucharla" eso fue lo vivimos todos, que bien!! no es un merito es la realidad allá;. Lástima: no soy comunista, de hecho no tengo adherencia a ningún partido político, ni acá; ni allá; solo creo que cada país tiene buenas y malas cosas, TODOS, sin excepción, solo que algunas son de las inadmisibles.

Y sí soy emigrante ¿y qué? Ahora soy tica por decisión propia y muy orgullosa de mis dos nacionalidades. Trabajo duro y soy parte activa del país al que sirvo.

Fin de mis palabras por 2da vez, prometo no responder más. A las listas, ¡¡mis disculpas!!

En particular Valentina, puedes escribirme directamente y nos hacemos, si deseas un debate personal, ¿no crees?

Mba. Aylin Valdivia Azze
Directora CRAI
Universidad Interamericana de Costa Rica y Vicepresidente del Colegio de Bibliotecarios de Costa Rica.


Como dije, fue tu opción, yo hablare mal de mi país, pero estoy dentro, luchando por cambiar lo que no me gusta, de hecho casi di la vida por cambiarlo totalmente y hay quienes piensa que no sirvió para nada, yo no pienso así, por eso volví, y por eso estoy aquí. ¿¿De dictaduras dices?? Tú no sabes lo que es eso....pero en fin, yo tampoco quiero perder el tiempo convenciéndote de lo que no te convenceré.

Si tú estas feliz y satisfecha con tu doble nacionalidad, bien por ti, me alegro y te felicito. Pero por favor, hazte el flaco favor de dejar en paz a Cuba y a los cubanos que dentro están luchando por su país y sus condiciones. Si hasta ahora no has entendido nada del por qué algunas cosas pasan en Cuba, lo siento por ti, pero entonces, quédate callada y no ayudes a azuzar a aquellos que "con buenas intenciones" quieren cambiar las cosas en Cuba.

Creo que no desearías ver a tu país en un baño de sangre como el de IRAK para establecer un "gobierno democrático" ¿O sí? Yo también pongo punto final.

PD: yo no me fui ni de Cuba ni de Costa Rica porque no me adaptara, de Cuba me fui por problemas absolutamente personales, y de Costa Rica, por que en realidad no es un país con el que me identificaría. Si me dieran a escoger y tuviese cómo, yo viviría en Cuba, esa sería mi opción. Vale. Muchos éxitos.

Lic. Valentina Santa Cruz Molina
Centro de Documentación en Alimentación y Nutrición, CEDIAN, INCAP


Queridos amigos:

Con perdón de Aylin, que quiere terminar el debate, preciso integrarme a esta cadena de mensajes.

Aylin: en diversas oportunidades hemos compartido correos, incluso puedo decirte que formas parte de lo que había dado en llamar "mailing de solidarios", un pequeño doc. excel en que listé hace ya algunos años a amigos que me habían enviado mensajes de apoyo, pues no quería olvidarlos en mi gratitud y mi afecto.

Es por ello que con asombro leo tu respuesta al hermoso comentario que mi hermano Edgardo Civallero dejara en su blog, modelo al que intento adherirme en mis recientes pasos por ese mundo.

Tuve la enorme dicha de compartir parte de la estadía de esa otra hermana, enorme y solidaria que es Silvia Fois, que nos hizo la galanura y el honor de querer venir a celebrar su luna de miel, después de 23 años de fructífero amor junto a ese enorme poeta, fotógrafo, y hombre especial que es Alberto Ortiz. Y no fue en plan turista que vino Silvia a esta tierra. No se hospedó en hoteles 5 estrellas, si no que compartió el amor de una familia cubana. No viajó en carros de alquiler, si no que desando junto a mí cuadras y cuadras, compartiendo la solidaridad y también, quien lo niega, los fallidos intentos de quienes no conocen el país donde viven.

Realmente, leo con asombro tu mensaje, y me avergüenzo de el. Dices que viviste 27 años en Cuba: yo hace 54 que recorro sus puntos cardinales.

Te cito: "Entiendes?, el derecho a hablar a decidir y a escoger, es el que no tenemos en Cuba. De nada sirve Tener salud (bueno, sin medicinas), Educación (sin salarios) y Cultura, (sin conocer otro mundo, ni por TV)."

Dices no tener derecho a hablar, a decidir en Cuba. Sin embargo decidiste abandonar tu patria, la tierra que te vio nacer, después como bien dice Valentina, de exprimir los pobres beneficios que pudo darte: una educación que ahora utilizas, al parecer con provecho, en la querida tierra costarricense, donde tan buenos amigos, felizmente, tiene mí patria (y mí Revolución)

Sí, efectivamente, no hay medicinas. Pero las que hay, se le dan al que las necesite, sin costo alguno. Y no tengo que ir muy lejos, pues tengo 2 nietos y ambos desgraciadamente, han sufrido enfermedades que los han llevado al quirófano y han recibido un tratamiento (incluso una cirugía estética) sin costo alguno. Sí, no hay medicinas. Ahora mismo yo estoy necesitando 6 inyecciones de gamma globulina que no he podido conseguir. Sin embargo, en los hospitales infantiles, dicha medicina se trata de garantizar para los pequeños enfermos. ¿Voy por ello a renegar de mi país, de su medicina que permitió a la pequeña Vicky, una pequeña niña que radica en Buenos Aires aunque no es argentina, sordo muda y que comenzaba a perder la visión, le permitió, repito ser operada completamente gratis de una retinosis pigmentaria que se lo provocaba? ¿Puedes entender eso, Aylin? NO, al parecer no. Tú preferirías tus 6 gamma globulinas, por lo visto...

Educación sin salarios... ¿Oíste tú alguna vez mientras vivías en Cuba de los maestros normalistas? Supiste que existían lo que se llamaba "maestros suplentes", graduados de las Escuelas normalistas, que tenían que esperar a que un maestro enfermara, para hacer la "suplencia"... y que después seguían en "tiempo muerto" hasta que otro nuevo espacio de un par de meses se le ofreciera... eran como carroñeros de su profesión.

Por supuesto, en esos 27 años, nunca viviste el tiempo muerto de antes de 1959. Ni trabajaste en una casa de socorros donde una perseguidora escupía a tus pies un joven sangrante y un casquito de Batista te decía: “mira ver que le pueden “componer a ese", entre carcajadas, como le sucedió a mi padre...

Y si, cuando tenemos un par de dólares, no compramos nada "discutible políticamente" Pero no como insinúas, porque temamos a lo que dice, si no porque es mas importante para nosotros un libro como "Un Golpe a los Libros" de J. Gociol y H. Invernizzi -que te recomiendo encarecidamente leas- que La nada cotidiana, de la "Soez" Valdés...

Porque es una lástima, Aylin, que lleves 10 años en Costa Rica, y no hayas conocido los planes de municipalización de la Universidad, ni la Universidad en TV, ni las aulas hasta en las montañas, Aylin, donde un solo alumnos posee computadora y video, porque no se excluye de los mismos beneficios que tienen los otros estudiantes por el simple hecho de no vivir en la ciudad.

Y no sé si conoces de los planes que permiten a las madres de niños con graves problemas de salud, recibir integro su salario, mientras se dedican a cuidar a sus pequeños enfermitos...

Si Aylin, efectivamente. No tenemos medicinas... porque no podemos comprar en numerosos países por las restricciones del bloqueo. Pero ningún enfermo de SIDA en este país ha dejado de recibir sus medicamentos, completamente gratis en los sanatorios especializados… ¿y sabes cuanto cuesta cualquiera de ellos? ¿Y sabes que los trabajadores del turismo donan la mayoría de las propinas que reciben a los niños de los hospitales oncológicos?

Si, clonamos libros. Aquellos famosos batiblancos, aquellas ediciones R que la Revolución, R-E-V-O-L-U-C-I-O-N-A-R-I-A-M-E-N-T-E, "fusilo" para entregarlos gratis a los estudiantes de las carreras universitarias, en aquella feliz "universalización" de la Universidad que me permitió a mí, graduada de técnico medio en bibliotecas, continuar estudios en la Universidad mientras en mi trabajo me permitían horarios flexibles, días de exámenes pagos, y después de graduada como Lic. en Información científico-técnica, asistir a post grados y eventos...

Sí, mi salario es de quizás 10 o 20 dólares... Pero soy mucho más rica que tu, pequeña Aylin de 37 años, que perdió a su Patria hace 10, que renunció al derecho de construir junto a sus hermanos, de errar, de equivocarse, de luchar por rehacer lo erróneo, de compartir lo poco, de repartir lo mucho: el amor, la solidaridad. Porque en estos 34 años de trabajadora, en estos 54 años de cubana, nunca vi en mi Patria lo que hizo brotar mis lágrimas en ese Buenos Aires que aprendí a amar, como dije hace 2 años, con "sus luces y sus sombras": Nunca vi a niños andrajosos haciendo malabares como los vi en medio de la 9 de julio por una monedita de 10 centavos, ni un joven como vimos mi hermana Marcela Scondrass y yo liando un pitillo de marihuana o algo así a las 12 del día en un puente cerca de la Universidad Kennedy... Por ello, mi mano siempre estará tendida hacia mis hermanos argentinos, y haría cualquier cosa por junto a ellos paliar esos canceres de su sociedad... mientras pienso en los planes de la revolución para evitar la proliferación de la droga entre nuestros jóvenes, mientras la revolución se vio compelida a aceptar el cáncer del dólar en nuestra sociedad para sobrevivir, mientras mi Patria "lucha y se desangra por la fe que lo empecina", como dijo el maestro Gardel...

No, Aylin, no te envidio. Más bien, ¿sabes?, siento pena por ti. Pena por todo lo que has perdido. Pena por todo lo que has dejado de hacer por tu PATRIA. Pena por que no compartes este inmenso orgullo que nos alimenta y nos da fuerza.

Aunque no tengamos medicinas, Aylin, o nuestros salarios sean bajos para tus marcos de referencia.

Una vez más, gracias a ti, Valentina, mucho más cubana que Aylin. Y gracias a ti, Edgardo, que tal vez no seas "pro castrista", pero que estoy segura que lo escogerías antes que a muchos de los gobernantes que te ha tocado padecer y conocer.

Y perdonen la extensión. Ya lo dijo otra hermana porteña: soy pasional, pero abierta al dialogo... Y no admito que denigren a mi patria, a mi revolución, a toda la sangre, la fe y el empeño que hemos puesto en hacer un mundo mejor. Que no será perfecto, pero que, como dijera Silvio Rodríguez, luchamos por hacer perfectible.

Un saludo cordial

Lic. Rosa C. Báez
J´ Redacción Boletín LIBRÍNSULA
Biblioteca Nacional José Martí, Cuba


Amigos:

No entiendo mucho de Cuba. Lo único que se es lo que les relataré que a su vez me lo dijeron, una muchacha cubana de unos 20 y tantos años y una argentina de posición acomodada y otra señora también de posición acomodada.

1) la muchacha cubana: Mira, cuando salí de Cuba el capitán del avión de Cubana de Aviación me retuvo el pasaporte que me devolvió ni bien llegué a la Argentina. Cuando amagué a decirle, dentro de una conversación mucho más grande, que el Che Guevara era muy popular en toda América y que podría comprobarlo de solo mirar a los hinchas de los diferentes partidos por la Copa Libertadores de América, se paró desorbitada. Me asustó

2) La argentina posición acomodada: Contextualizo. Es además de ideas conservadoras. Mirá, me dijo. En Cuba la generación que nació alrededor del año 1945 está con la Revolución, no así la juventud que está en contra

3) La otra señora: Me comentó que fue de viaje a Cuba y que olvidó la cartera en el restaurante del hotel y que cuando volvió estaba.

En fin, se pueden decir muchas cosas, buenas malas, de las otras. Creo que es un país coherente, que hace muchos años que piensa igual y se mantiene, que ello tiene un precio. Que tal postura puede gustar o disgustar, pero es cosa de ellos. Lo que si se, es por gente que yo sé que es comunista, de Jujuy que me contó que faltan aspirinas y que cuando una de ellas tuvo que ir al servicio, luego de orinar alguien llegó con una jarrita de agua ya que por el bloqueo no hay repuestos y todo tiene que ser artesanal. Por lo demás, es un país pequeño, con un monocultivo y con otras cosas latinoamericanas.

Gracias por escucharme
Pedro Dimitri


Julissa Mendez

Les agradecería, formar un foro propio.


Comparto el comentario de Julissa Mendez.

No sé el resto de los integrantes de la lista, pero yo reviso los mensajes esperando encontrar aportes positivos para el desarrollo de mi profesión, y definitivamente NO tengo tiempo y la institución a la cual represento NO tiene los recursos económicos para estar desperdiciándolos en una conexión a Internet para estar viendo si a alguien le gustó o no le gustó Cuba, y si alguien está o no está de acuerdo con el "alguien" anterior y todo eso multiplicándose con otros comentarios.

Es muy buena la idea de que tengan su propio foro, por que no dudo que para ellos sea un tema de importancia, pero para mi NO lo es.

Espero que se ponga orden a esto, pues sería para mi muy lamentable que se convierta en una mejor opción salirme de la lista, por todos los aportes valiosos que he podido recuperar de ella.

Hasta pronto

Carlos A. Ramírez M., Bibliotecólogo
Biblioteca Enrique Guier Sáenz
Museo D. Rafael Angel Calderón Guardia


Colegas:

Opino que, aunque parezca algo muy particular o concerniente a solo un grupo de personas, creo que la lista de interés a la que pertenecemos se convierte de manera circunstancial en el ambiente propicio para este tipo de discusiones siempre y cuando sean alturadas como la intervención de la colega Méndez. Esta es nuestra Latinoamérica y no podemos vivir ajenos a esta realidad. Gracias,

Eva Flores Noriega
Universidad del Pacífico
Biblioteca - Sala de Referencia


Estoy absolutamente de acuerdo con Eva.
Saludos

Nelva Quevedo P.
Jefa Área de Textos y Colección General
Biblioteca de la Universidad de Lima


Con el fin de aportar en forma constructiva. Quiero manifestar mi opinión:

La realidad Cubana y otros pueblos de nuestra América pasa por esos estadios. La libertad no es libertinaje. Democracia no es ir a votar y Justicia va mas allá del bien.

Dice el dicho popular. “Donde todos opinan igual muy pocos piensan”. El tener posiciones diferentes es una fortaleza en esta lista y no debe existir resentidos ni exclusiones por que no opinan igual. O no compartimos su visión del mundo.

Con el nuevo funcionamiento de la lista se eliminó algo muy importante: la censura previa. Algunos temas simplemente no pasaban. Por ejemplo, temas fuera de contexto y otros que podían generar conflicto. Sólo espero que esta posibilidad del ejercicio de las letras y las palabras no se convierta en una trinchera de unos y otros.

La tolerancia y el respeto a la discrepancia deben prevalecer. Para mi la realidad cubana es el producto de una estrategia de dominación política ideológica que ha sumido a los cubano a una situación difícil de llevar. Pero llena de contradicciones totalmente sin sentido.

Por ejemplo me pregunto. El país bandera de la democracia y el libre comercio, que promueve el libre intercambio de mercancías en todo el mundo, los Estados Unidos cómo pueden tener un bloqueo económico al mejor estilo de las cruzadas cristianas que efectivamente es uno de los principales problemas de bienes y servicios en la Isla. También es la justificación del estado para restringir y racionalizar los pocos recursos. No podemos olvidar que no existe un solo país en el mundo que sea autosuficiente en todo. La división Internacional del Trabajo es una realidad desde la revolución industrial.

Otra pregunta. Que me planteo desde la duda metódica Cartesiana que sustenta [¿mi?] posición: ¿Que hay en Cuba que atenta contra la idea de libertad, democracia y justicia?

La lucha por la ley de inmigración de los Estados Unidos… los únicos ausentes son lo cubanos que tiene un estatuto de protección especial de refugiado. Cuando el resto de los latinoamericanos son casi delincuentes. Si todos los latinos pudieran acceder a ese derechos de cuantos inmigrantes se llenaría el país bandera de los respeto de los derechos humanos.

La otra realidad es que todos en alguno momento hablamos mal de nuestros gobiernos. Por ejemplo en el traspaso de poderes en Costa Rica este 8 de mayo. A 5.000 personas que no creen en el Tratado de Libre Comercio no se les permitió llegar hasta el Estadio Nacional para que su nuevo mandatario “Nóbel de Paz” escuchara su opinión. Ser democrático es en las buenas y en las malas.

Solución a esta situación con relación a la Isla es difícil. Las conquistas de la Revolución Cubana se encuentran consolidadas. La apertura traería muchos beneficios a todos y de ejemplo la Federación Rusa. Todavía pese a la liberación de la economía las conquistas Bolcheviques se mantienen. China es una potencia económica que la fusión de Hong Kong no trajo conflicto, logrando sumar sus ventajas competitivas.

Saludos.
José Pablo Meza.
(sin otros datos)

Desde mi muy querida Costa Rica. Con su tristezas y bellezas.
No es perfecta que te quiero como es...


Concuerdo con esto [que dice Eva]; como bibliotecarios no podemos abstraernos de las cosas que afectan a nuestro continente.

Además, la intención de Edgardo Civallero va en el sentido de que este año en IFLA se intentará meter un documento tratando de condenar a CUBA por razones muy cuestionables, y si los bibliotecarios que vayan y participen en IFLA no están claros de las cosas no podrán ponerse a favor o en contra de esta moción, cosa que debiera importarnos porque hoy puede ser Cuba y mañana cualquier otro país que no quiera alinearse a los designios norteamericanos.

Verbigracia, MIS FELICITACIONES al pueblo costarricense por la demostración de ayer de rechazo al TLC, le siguen dando una lección de democracia y dignidad a Centroamérica. Saludos.

Lic. Valentina Santa Cruz Molina
Centro de Documentación en Alimentación y Nutrición, CEDIAN, INCAP


Estimados colegas y compañeros de la lista:

Se ha producido un debate en otras listas respecto a comentarios que hiciera nuestro compañero Civallero respecto a mi viaje a Cuba y el de otra colega cordobesa, Silvia Nataloni.

He leído algunos de los cuestionamientos de la colega Aylin... y con toda humildad y respeto me gustaría contarle:

Si bien es cierto que 15 días no alcanzan para conocer a fondo la realidad de un país, si alcanzan unos minutos de acuerdo a los ojos, oídos y cabeza que pongamos para darnos cuenta de algunas mentiras y mitos en relación a nuestro país hermano Cuba.
Sobre todo si vamos argentinos que sabemos MUY BIEN LO QUE ES UNA DICTADURA: (décadas de golpes militares, censura, persecución y genocidio como en el último) y conocemos como sistemáticamente con la ayudita del Gran Hermano EEUU destruyeron un país al cual se lo llamaba en la década del 40 el "granero del mundo".

Los que conocemos lo que una DEMOCRATURA (como dicen los jóvenes) o sea una democracia donde la ciudadanía no conoce casi a sus candidatos, donde la política se ha convertido en un "negocio" para algunos, donde los políticos son cuestionados por corrupción y que opinar y decir lo que se nos cante no nos garantiza ninguna libertad. Porque la dictadura de los medios, verdaderos monopolios que digitan lo que el ciudadano debe ver, idiotizando de la manera más perversa a la comunidad es fiel reflejo de una censura encubierta...

Puedo seguir citando muchas cosas más como dijo el compañero Edgardo.
Me llama la atención que en ningún momento plantee Aylin que las dificultades mayores son producto de un bloqueo infame y que las restricciones tienen que ver con la seguridad para garantizar los derechos conseguidos a pesar de todo y no a censura... ¿Cómo cuidaría ella a sus hijos de los violadores, asesinos y ladrones?

No conozco Costa Rica, pero sí conozco bien a Argentina y la realidad de mi gente para tener una mirada bastante amplia y rescatar algunas cuestiones muy importantes de Cuba...

Mi viaje no tuvo nada que ver con un viaje turístico...hemos parado en casas de familia, viajado en colectivo [ver foto] y caminado, caminado, caminado...hablado con mucha gente de distintos sectores, edades, pueblos y todos dieron su punto de vista: escuchamos a muchos cubanos quejarse, opinar, reclamar sin ningún miedo ni paranoia...Muchas veces al contarles nosotros cuestiones respecto a Educación, Salud, Seguridad, etc. de Argentina abrían los ojos enormes y no podían creer que en algunos lugares no sean normales ciertas cuestiones que el cubano tiene resueltas desde antes de nacer.

Invito a Aylin a Argentina para que comprenda por qué podemos dar nuestra opinión respecto a Cuba a pesar de los pocos días que estuvimos allí.

Estoy a disposición de todos mis colegas para responder cualquier consulta respecto a nuestro viaje.

Y les cuento que estamos planificando un ahorro muy intensivo para volver, esta vez por más tiempo...

Bib. Silvia Graciela Fois
Responsable de Sección Estudios Americanistas
"Monseñor Pablo Cabrera"
Biblioteca Central de la Facultad de Filosofía y Humanidades
"Elma K. de Estrabou"
Universidad Nacional de Córdoba

 




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938