..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.125, Viernes, 26 de mayo del 2006

Libro de visitas

 

DOSSIER_ Nuestra verdad los hace claudicar

Durante más de una semana, los medios de difusión masiva del mundo, han recogido informaciones sobre la campaña mediática orquestada por el imperialismo, sobre la supuesta fortuna millonaria de nuestro comandante en Jefe.

Muchos han sido los amigos que se han manifestado sobre ello. Pero tan importante como esta solidaridad, este reconocer que la gran fortuna de Fidel es este pueblo que lo sigue y lo seguirá siempre, es lo que expresa en estas palabras de nuestro canciller Felipe Pérez Roque:

“El haber puesto al descubierto ante la opinión pública esta manera diferente de ver el mundo, con unos ideales y actitudes opuestas a las de Forbes y compañía, constituye otro de los aciertos de este debate, apuntó.

Pero a mi juicio, continuó diciendo, lo más importante es que ni Bush, ni la CIA, ni las 33 agencias de Inteligencia, ni nadie, ha podido responder al emplazamiento de Fidel, han pasado diez días, y no dicen una sola palabra. Nuestra verdad los hace claudicar.”

Presentamos a ustedes, a modo de resumen, algunos textos sobre este tema:

CASTRO QUINTUPLICÓ SU FORTUNA EN DOS AÑOS, SEGÚN LA REVISTA FORBES
Fuente: Diario La Nación

Ranking anual de monarcas y gobernantes: Afirma que tiene unos US$ 550 millones

NUEVA YORK (EFE).- La revista Forbes, famosa por sus listas sobre los millonarios más ricos del mundo, acaba de dar a conocer su ranking anual dedicado sólo a monarcas y gobernantes. La nueva nómina -encabezada por viejos conocidos como el sultán de Brunei y el rey de Arabia Saudita- trae una sorpresa: en el sexto lugar figura el líder cubano, Fidel Castro, quien, según la publicación, quintuplicó su fortuna en los dos últimos años, estimada hoy en 550 millones de dólares.

Forbes atribuye la fortuna de Castro a las ganancias derivadas de una especie de "red de negocios públicos". Así, entre las operaciones más lucrativas para el mandatario cubano, la revista cita la construcción del Palacio de Convenciones, un centro de conferencias y reuniones levantado cerca de La Habana.

También, el conglomerado de tiendas minoristas Cimex y Medicuba, la empresa que vende vacunas y otros artículos farmacéuticos producidos en la isla.

La revista recuerda, además, que Castro -que "se mueve exclusivamente en un convoy de automóviles Mercedes-Benz negros"- vendió en 1993 la empresa estatal de ron Havana Club al gigante francés de bebidas y licores Pernod Ricard por 50 millones de dólares.

Pese a la impresionante cifra en dólares que Forbes le atribuye a Fidel Castro, el líder cubano, de 78 años, no califica entre los 691 miembros de la lista general, que arranca con aquellas personalidades que poseen, por lo menos, 1000 millones de dólares y no incluye a los jefes de Estado.

http://www.porcubalibre.org.ar/prensa/nota.asp?id_nota=2079&org=rkn

La revista Forbes es publicada en Estados Unidos y está especializada en el mundo de los negocios y las finanzas.
Fundada en 1917 por B.C Forbes. Cada año publica listas que despiertan gran interés en el medio de los negocios como Forbes 400, Forbes 500 y Fortune 500.
Su sede central se encuentra en la Quinta Avenida de Nueva York.
Anualmente, desde 1986, la revista Forbes publica su lista de las personas más acaudaladas del mundo (The World's Richest People).

http://es.wikipedia.org/wiki/Forbes


Fidel: "Los desafío, los emplazo: si Forbes demuestra que tengo esa fortuna, renuncio a mi cargo"

Cubadebate, 2006-05-15

El presidente Fidel Castro afirmó hoy sentir asco y repugnancia por las calumnias contra su persona publicadas por la revista estadounidense Forbes, pero dijo que su respuesta tiene el propósito de ilustrar al pueblo cubano.

"El objetivo es que el pueblo se ilustre", subrayó el mandatario, al comparecer ante la radio y la televisión cubanas, junto a varios dirigentes del gobierno.

Forbes, alineada a los grupos de poder estadounidenses, difundió en un número reciente un artículo en el que sitúa a Fidel entre los 10 gobernantes más acaudalados del orbe

Comentó que por tratarse de una campaña dirigida a desacreditar a la Revolución y a sus líderes, pensó en que respondieran a lo que calificó de libelo personalidades como el ministro presidente del Banco Central de Cuba, Francisco Soberón.

Igualmente, agregó el jefe de Estado, se decidió que intervinieran el ministro de Cultura, Abel Prieto, y el historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal, quienes en el ámbito de la cultura han movilizado la solidaridad de intelectuales foráneos con la isla.

En tanto el artículo de Forbes insinúa que la supuesta fortuna del presidente cubano proviene de los ingresos del sector biotecnológico, comparecen también los científicos Concepción Campa y Agustín Lage.

Campa, de reconocido prestigio profesional dentro y fuera de la isla, se destaca en la producción de vacunas y otros fármacos, y es presidenta-directora general del Instituto "Finlay" (Centro de Investigación y Producción de Vacunas y Sueros), desde 1989.

Lage, por su lado, dirige el Centro de Inmunología Molecular de Cuba, también dedicado a la producción científica, en particular de diversos fármacos para combatir el cáncer.

El mandatario manifestó que meditó bastante sobre la conveniencia o no de salir al paso a las mentiras difundidas por el libelo, y en 2004 decidió posponer la respuesta pues tenía asuntos más importantes y no podía distraerse.

"Asco me da, me repugnaba", comentó el líder cubano, al indicar que no pensó en defenderse "de la basura y porquería que digan".

Sin embargo, insistió en que la Revolución no le hace caso a las calumnias y las mentiras, pero era necesario desenmascarar la esencia y los propósitos de la publicación estadounidense.

Fidel utilizó un término beisbolero para asegurar que "me han puesto una pelotita de esa que voy a sacar por el center field".

El presidente cubano marcó distancia de figuras como el ya fallecido ex presidente zairense Mobutu Sese Seko, a quien se le atribuyó una fortuna de 40 mil millones de dólares, y de "los tantos millonarios de esos, ladrones y saqueadores que el imperio ha amamantado y ha protegido por ahí".

Recordó que él no nació totalmente pobre, pues su padre poseía tierras que al triunfo de la Revolución, en 1959, fueron entregadas a campesinos. "Toda mi fortuna, señor (George W.) Bush cabe en el bolsillo de su camisa", remarcó.

FORBES

Forbes, el dueño de la revista que ha calumniado a Fidel Castro, es un magnate de los medios, vinculado orgánicamente al grupo fascista que está en el poder en Estados Unidos y a la Agencia Central de Inteligencia, afirmó hoy el ministro cubano de Cultura, Abel Prieto.

Aseguró que es un ejemplo de manipulación de la opinión pública y de
desinformación, "Forbes es uno de esos que manejan influencia en la opinión pública, no solo tiene dinero, sino ideas derechistas y seguidor de la tradición fascistoide y neoconservadora que tiene su máxima expresión en Bush y su camarilla", aseguró.

Explicó el ministro que realizó una búsqueda de información y encontró "cientos de ejemplos de mentiras que han sido utilizadas con propósitos políticos para satanizar al adversario o lavar la imagen de las barbaridades que hace el
imperio".

"Hay un circuito donde se mueve la mentira para legitimarla", reflexionó Prieto, quien habló de la forma en que los medios de información son usados para manipular a la gente en el mundo y pretender desprestigiar a la isla. "No hay nada en la historia de Fidel de apego por lo material... escogieron mal al millonario", dijo Abel Prieto.

NINGÚN FUNCIONARIO CUBANO PUEDE TENER CUENTAS PERSONALES EN EL EXTERIOR

La revista no tiene constancia de la supuesta fortuna de Fidel. Se trata de una "falta de profesionalidad y escrúpulos" de Forbes, señaló Francisco Soberón. El presidente del Banco Central de Cuba dudó de la seriedad del método para estimar la fortuna de Fidel Castro.

"Se trata de una evidente acción de los servicios de inteligencia de Estados Unidos", manifestó. Soberón explicó los mecanismos de control internos de la isla, por ejemplo, la imposibilidad de que las empresas (CIMEX o cualquier otro) tengan acceso a dólares.

"Es totalmente improbable que alguien de la alta dirección de la Revolución... pueda disponer de cuentas personales en el exterior", aseguró. Fidel es "un ejemplo de honestidad y pulcritud", destacó Soberón.

CUBA VENDIÓ BONOS EN LA BOLSA DE LONDRES POR 400 MILLONES DE EURO

El Banco Central de Cuba colocó una emisión de bonos por valor de 400 millones de dólares en la Bolsa de Londres que fueron vendidos íntegramente en la fecha de su emisión.

El presidente del Banco Central de Cuba, Francisco Soberón, informó que "recientemente el Banco Central de Cuba logró colocar en la Bolsa Profesional de Valores de Londres una emisión de bonos por un total de 400 millones de euros (512 millones de dólares) pagaderos en un año al 7 por ciento de interés."

Los bonos "fueron comprados en un cien por cien por bancos extranjeros y cubanos en la misma fecha de su emisión", agregó.

Soberón aseguró que "a fin de cumplimentar los requisitos establecidos para admitir la cotización de sus bonos en la Bolsa de Londres, el Banco Central de Cuba tuvo que cumplir rigurosas y detalladas solicitudes de información".

Entre ellas, comentó, la presentación de sus estados financieros tanto a las autoridades reguladoras de la Bolsa de Londres como a los bancos que adquirieron los bonos.

"Es una prueba irrefutable de la creciente confianza por parte de la comunidad económica internacional en la honradez y seriedad del gobierno cubano", afirmó.

Fidel reconoció que era la primera vez que se hablaba del asunto en un programa de televisión y comentó que "es irrefutable la confianza, casi asombrosa" por el éxito de la operación.

"Con absoluta autoridad moral y mirando de frente a nuestro pueblo y a la opinión publica internacional" se puede afirmar "que la revolución cubana y su máximo dirigente constituyen un ejemplo de honestidad y pulcritud en este mundo caótico y corrupto en que el imperio ha sumido a la humanidad", aseguró Fidel.

http://www.cubadebate.cu/index.php?tpl=especiales-show&noticiaid=6833
&noticiafecha=2006-05-24


Refutación de Fidel a Forbes repercute en el mundo
Por Orlando Rodríguez

Una amplia repercusión mundial desencadenó la viril y digna respuesta del Comandante en Jefe Fidel Castro a las escandalosas patrañas de la revista norteamericana Forbes.

Ha sido fuerte el impacto causado en la prensa y círculos internacionales las denuncias y emplazamientos formulados por Fidel durante la comparecencia radiotelevisada especial del lunes, en la que también intervinieron otros dirigentes,

Numerosos medios de prensa, escrita, radial, televisadas y de Internet de EE.UU. y otros países publicaron reseñas de la intervención de Fidel y su emplazamiento de que renunciaría a todos sus cargos en si encontraban, aunque fuera un dólar, en cualquiera de los miles de bancos del mundo.

Forbes reincidió en su último número al intentar desacreditar al Mandatario cubano, a quien atribuyó falsamente una fortuna de 900 millones de dólares, que lo incluiría entre los siete gobernantes más ricos del planeta, lo que provocó el pedido del Comandante en Jefe a la publicación para que probara sus infundios.

Refieren agencias y otros medios de prensa internacionales que Fidel también retó a George W. Bush, presidente de EE.UU., a sus agencias de inteligencia y a los bancos para que prueben que él posee un solo dólar en cuentas bancarias, con lo cual ha quedado al desnudo la mala intención de los difamadores.

El periódico en Internet El Mundo, de España, destaca que el líder cubano rechazó terminantemente la información de la revista, a la que calificó como un libelo y a su Director como un bandido.

La primera vez que Forbes habló de la presunta fortuna atribuida a Fidel dijo que consideraba propiedad del Mandatario el uno por ciento del Producto Interno Bruto de Cuba, lo que es totalmente arbitrario, y después basó sus cálculos en que las empresas cubanas eran propiedad de Castro.

Sin el más mínimo rigor, actualmente la misma publicación explica que posee una fórmula compleja para descontar las entradas de dinero líquido y evaluar un grupo de compañías cubanas, más la presunta venta de la empresa Havana Club, y asume gratuitamente que una parte de esos beneficios se los apropia Fidel.

Evidentemente Forbes ha incumplido elementales procedimientos de investigación periodística, al igual que otros supuestos 'analistas económicos' que afirman que la revista se quedó corta en sus cálculos.

Hasta Radio Miami denunció que el periódico El Nuevo Herald, que se edita en español en esa ciudad, manipuló la información ofrecida por Fidel y ocultó la respuesta que este dio a Forbes, lo que demuestra su mala intención.

El señor Steve Forbes -propietario de la revista homónima- está vinculado con la mafia terrorista anticubana, la extrema derecha estadounidense y participa en las campañas de desinformación contra Cuba, que incluye el gasto de 600 millones de dólares en emisiones contra la Isla, violatorias de todas las normas establecidas internacionalmente.

Forbes heredó más de mil millones de dólares, y gastó casi 100 millones en dos campañas electorales, en las que aspiró a ser candidato a Presidente en EE.UU. y para las que recaudó cifras multimillonarias.

Además, Forbes es fundador del llamado Proyecto Nuevo Siglo Americano, creado en junio de 1997 y considerado el más importante grupo de presión de derecha estadounidense, cuyo objetivo es retomar el liderazgo global y la política del ex presidente Reagan y continuar la llamada 'guerra preventiva'.

Al igual que hizo en su día el actual presidente George W. Bush, el magnate Forbes evadió su participación en la guerra contra Viet Nam y el 17 de abril último declaró abiertamente que 'cuando tengamos la confrontación con Irán, que vamos a tener, el precio del petróleo bajará', lo que expresa claramente su pensamiento guerrerista.

Resulta altamente sospechoso que la revista Forbes no trate la realidad de 30 presidentes del área latinoamericana condenados por fraude y corrupción, ni de los bandidos conocidos que se refugian en EE.UU., pero se dedica a difamar a Cuba y al presidente Fidel Castro, como parte del juego de los que no desean que exista la nación cubana y el ejemplo de su Revolución.

http://www.ahora.cu/SECCIONES/nacional/2006/mayo/17-05-2006a.htm


La revista norteamericana le asigna un patrimonio de 550 millones de dólares
Forbes y la fortuna de Fidel Castro

Pascual Serrano

Rebelión

La revista norteamericana Forbes ha vuelto a situar al presidente cubano Fidel Castro entre los gobernantes más ricos del planeta. Le adjudica un patrimonio personal de 550 millones de dólares y afirma que su fortuna procede de “una red de negocios estatales”. Veamos cómo realizan la valoración del patrimonio. Comienzan considerando de su propiedad el Palacio de Convenciones, un edificio que está censado en el patrimonio estatal del país como tantos otros y que tiene un uso público como en cualquier país. No solo no es propiedad de Fidel Castro sino que tampoco supondría ninguna riqueza tener un Palacio de Convenciones que, como su nombre indica, su uso es para ese fin. Sólo en los dos últimos meses ahí se han celebrado la conmemoración del Día de la Mujer, el Congreso de Economistas y Globalización y el Congreso Internacional de Pedagogía.

Forbes también afirma que entre las propiedades del presidente cubano está la empresa Medicuba. Esta última es una empresa pública que comercializa las vacunas y productos farmacéuticos producidos en la isla, en ningún registro o documento se refleja que sea propiedad del gobernante, todos los países tienen empresas públicas. Le acusan de viajar en un exclusivo Mercedes Benz, nada tiene de excepcional que un presidente viaje en un Mercedes, menos si el vehículo tiene más de veinte años. En la mayoría de los países lo hacen también los ministros y los altos cargos. Continúa la revista acusando a Fidel Castro de vender la empresa estatal Havana-Club al gigante licorero francés Pernod Ricard. Lo que tienen ambas empresas en una distribución del accionariado al cincuenta por cien por el cual la parte cubana produce el ron y la francesa lo comercializa y distribuye en todo el mundo, un acuerdo comercial como tantos otros que hay en el mundo.

El informe de Forbes acusa al presidente cubano de continuar “su furia contra Estados Unidos”. Importante es recordar que quien establece la prohibición de comercializar con Cuba y sanciona a las empresas de todo el mundo que lo hacen es el gobierno norteamericano. Quien prohíbe a sus ciudadanos visitar Cuba es Estados Unidos y quien promueve todo tipo de sanciones y resoluciones contra la isla es el presidente Bush.

Y termina la revista poniendo como ejemplo de esa furia cubana que el gobierno de la isla “el pasado año prohibió el uso de dólares americanos en Cuba e impuso un 10 % de impuesto en el cambio de los turistas”. Los dólares no están prohibidos en Cuba, simplemente no se puede pagar con ellos en los comercios porque no es la moneda del país. En Europa sucede lo mismo porque pagamos en euros. Se cambian por la moneda local y ya está. La aplicación de un impuesto gubernamental de un diez por ciento por un cambio de divisas forma parte de una decisión financiera legítima de un gobierno soberano. En cambio EEUU no reconoce los pesos cubanos ni permite cambiarlos.

Y es que la revista Forbes tiene por costumbre elucubrar cualquier excusa para incluir a Fidel Castro entre su lista de gobernantes millonarios como método para desautorizarlo. Sin ir más lejos, hace dos años afirmó que su patrimonio era de 110 millones de dólares. Si uno leía la letra pequeña de la página web de Forbes entonces descubría el método utilizado entonces. Admitían que "la estimación de estas fortunas es un asunto muy complicado", indicando que para calcular la riqueza personal del presidente cubano se ha incluido un porcentaje del producto interior bruto (PIB) del país, así de sencillo.

Por cierto, quienes sí tienen un patrimonio personal contante y sonante y a su nombre son los “democráticos” príncipe de Liechtenstein y su familia con 3.200 millones de dólares, la reina Isabel II de Inglaterra con 720 millones y el presidente italiano Silvio Berlusconi con 12.000 millones de dólares.

Sin olvidar a otros amigos de occidente como el rey Fahd de Arabia Saudí tan aclamado en la Costa del Sol por sus 22.000 millones, el sultán de Brunei con 20.000 millones o la familia del primer ministro tailandés con 1.900 millones. Eso sí, ninguno de ellos “continúa con su furia contra Estados Unidos”. ¿Viajarán también en un Mercedes de veinte años y cederán su patrimonio para las convenciones internacionales?

www.pascualserrano.net

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=12800


Forbes, la “fortuna” de Fidel Castro y su repercusión mediática
Por Salim Lamrani

El 4 de mayo de 2006, la revista Forbes publicó la lista de los gobernantes más adinerados del mundo. Como el año anterior, Forbes incluye en su clasificación al presidente Fidel Castro, a quien atribuye una fortuna personal de 900 millones de dólares. Así, el jefe del Estado cubano sería el séptimo dirigente más rico del planeta. La prensa internacional agarró inmediatamente la información para divulgarla de manera estrepitosa y desproporcionada [1].

En 2003, Forbes atribuía ya a Fidel Castro un botín personal de 110 millones de dólares. Dos años después, en 2005, la suma era multiplicada súbitamente por cinco para alcanzar los 550 millones de dólares. Ahora, sería de 900 millones de dólares.

La prensa internacional no se dignó a detenerse en la manera, muy reveladora, en que se efectúa el cálculo de la supuesta fortuna del presidente cubano, legitimando de facto las afirmaciones de la revista estadounidense. Forbes en persona confiesa descaradamente que su cálculo es “más arte que ciencia”. En efecto, hasta el informe de 2003, Forbes se contentaba con atribuir, de forma arbitraria, una parte del PIB cubano, alrededor de un 10%, a Fidel Castro [2].

En cuanto al informe de 2006, Forbes “asume que [Fidel Castro] ejerce un control económico sobre una red de empresas del Estado, incluso el Palacio de Convenciones, un centro de convención cerca de La Habana; Cimex, un conglomerado de ventas al por menor y Medicuba, que vende vacunas y otras medicinas producidas en Cuba. Antiguos altos funcionarios cubanos insisten en que Castro, que viaja únicamente con un cortejo de Mercedes negros, sacó beneficios de estos comercios durante años. Para conseguir una cifra concreta, utilizamos un método que calcula las entradas de dinero líquido para valorar estas empresas, y luego hemos asumido que una parte de este flujo de beneficios va a Castro”[3].

La presentación de Forbes no resiste el análisis y está salpicada de torpezas burdas. Primero, el Palacio de Convenciones es un edificio público donde se desarrollan las reuniones de la Asamblea Nacional, los diferentes congresos internacionales, y no genera ningún ingreso al Estado Cubano. Luego, Cimex y Medicuba son monopolios del Estado. Conviene señalar que la legislación cubana no permite a los particulares ser propietarios de empresas de este tamaño. Entonces, si se sigue el razonamiento de la revista, el presidente francés, Jacques Chirac, sería multimillonario pues poseería las empresas nacionales tales como La Poste, Air France, EDF-GDF y France Télécoms. Por fin, la revista se asombra de que el presidente cubano viaje con un cortejo de Mercedes que, dicho sea de paso, datan de los años 80. Quizás asuma que el presidente Bush viaja en taxi y que el presidente Chirac utiliza el metro.

La revista admite que no dispone de ninguna prueba en cuanto a eventuales cuentas bancarias del presidente cubano en el exterior [4]. Forbes reconoce también que la fortuna que atribuye a Fidel Castro se calcula de manera fantasiosa y por eso pasó de 110 a 900 millones de dólares en apenas cuatro años. Seguramente alcanzará nuevas cumbres en 2007 [5]. No obstante, la prensa internacional no vaciló en divulgar la información a pesar de su flagrante falta de credibilidad.

En cuanto a Forbes, quien sí es multimillonario, vale la pena recordar que es íntimo de los neoconservadores estadounidenses en general y del presidente Bush en particular. Fue candidato a la presidencia del partido republicano dos veces, en 1996 y en 2000. También es presidente de honor de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), una organización creada por Ronald Reagan en los años 1980 y dirigida por los descendientes de la oligarquía cubana prerrevolucionaria. Ésta no tiene otro objetivo que derrocar al gobierno cubano por todos los medios, incluso el terrorismo. Pero estos detalles, aparentemente, escaparon a la sagacidad de los periodistas internacionales que avalaron el informe de Forbes sin ninguna reserva [6].

Por su parte el presidente cubano respondió a estos ataques lanzando un reto: “Los desafío, los emplazo al presidente Bush, a la CIA, a los 33 organismos de inteligencia de Estados Unidos, a los miles de bancos que hay en el mundo y a los criados de la revista Forbes que me atribuyen una fortuna de 900 millones de pesos a que prueben que tengo aunque sea un solo dólar en el exterior [...]. Si prueban que tengo un solo dólar, renuncio a mi cargo y a las funciones que estoy desempeñando, ya no le harían falta ni planes ni transiciones [para matarme]. Les ofrezco toda esta supuesta fortuna si encuentran una sola prueba. ¿Para qué quiero dinero, si voy a cumplir 80 años y no lo quise antes? [...] No nací totalmente pobre. Mi padre poseía miles de hectáreas de tierra. Al triunfo de la Revolución, esas tierras fueron entregadas a obreros y campesinos”[7].

Esta nueva campaña mediática se inscribe en la estrategia de desinformación de la Casa Blanca. La prensa internacional tiene su responsabilidad. Por ejemplo, en vez de participar en esta histeria colectiva, hubiera podido informar a la opinión pública de que el Estado de Florida acaba de prohibir a sus universidades financiar intercambios académicos con Cuba al adoptar una ley que muchos consideran ilegal [8].

En la misma línea de actuación, la ciudad de Miami quiere prohibir la presencia de un libro de fotos de niños cubanos, realizado por George Acona, en las bibliotecas municipales y escolares, pues sería ideológicamente orientado. En efecto, el libro se atreve a retratar a niños sonriendo, subraya que la educación y la salud son gratuitas en Cuba, y denuncia que las sanciones económicas estadounidenses perjudican el bienestar de los cubanos. Por si fuera poco, comete el espantoso crimen de mostrar a una joven sonriendo ante su pastel de cumpleaños cuando “ni siquiera hay caramelos, ni harina para hacer el cake” en Cuba, según los detractores del libro. Pero este tipo de censura no interesa la prensa. En efecto, la escena se desarrolla en el país equivocado, es decir en los Estados Unidos y no en Cuba [9].

Otro hecho notable, los Estados Unidos prohibieron a sus boxeadores que participaran en la tercera Olimpiada del Deporte que se celebró en Cuba en abril de 2006, mientras que 153 atletas de once países estuvieron presentes en La Habana. Esta flagrante violación de la libertad de viajar de jóvenes ciudadanos estadounidenses tampoco conmovió a nadie en el seno de la prensa “democrática” del planeta [10].

El ministro de Salud de Pakistán, Nazim Khan, declaró que el terremoto del 18 de octubre de 2005, que causó la muerte de más de 75.000 personas, hubiera sido mucho más devastador sin la presencia de los médicos cubanos. Efectivamente, cerca de 2.500 médicos y otro personal de salud que mandó el gobierno de La Habana, permitieron atender a más de 1.700.000 víctimas pakistaníes golpeadas por el seísmo. El presidente pakistaní, Pervez Musharraf se lo agradeció a Fidel Castro y a los médicos que ejercieron su oficio en condiciones climáticas terribles (en invierno, las temperaturas rozan los 50° bajo cero). La presencia de los profesionales cubanos en este país duró hasta el 18 de mayo de 2006, en el más absoluto anonimato. Las misiones humanitarias cubanas, únicas en el mundo, nunca han merecido la atención de la prensa internacional [11].

Que un aliado de la Casa Blanca como Forbes, vinculado a la extrema derecha y cuyo anhelo más caro es la aniquilación del proyecto socialista cubano estigmatice a Fidel Castro, es poco sorprendente. En cambio, que todas las transnacionales de la información entonen a coro, con un manifiesto júbilo, una invención de cabo a rabo, sólo para desacreditar a las autoridades cubanas y correr un tupido velo sobre la realidad de la Isla, indica hasta qué punto la deontología periodística ha caído en el olvido.

Notas
1 EFE, «Castro es el séptimo gobernante más rico», 5 de mayo de 2006.
2 Luisa Kroll, «Fortunes of Kings, Queens and Dictators», Forbes, 5 de mayo de 2006.
3 Ibid.
4 Gerardo Reyes, «Castro: un millonario detrás de la fachada», El Nuevo Herald, 21 de mayo de 2006.
5 Luisa Kroll, op. cit.
6 Cuba Debate, «Cinco personalidades contra las infamias de la Revista Forbes: ‘Las verdades reales son los hechos’», 18 de mayo de 2006.
7 María Julia Mayoral, Pedro de la Hoz & José A. de la Osa, «Fidel desmiente a Forbes. ¡Los emplazo a que prueben que tengo un solo dólar!», Granma, 16 de mayo de 2006.
8 Joaquim Utset, «Prohiben a universidades de Florida financiar viajes a Cuba», El Nuevo Herald, 4 de mayo de 2006.
9 Ketty Rodríguez, «Nuevo libro escolar enciende más la polémica», El Nuevo Herald, 2 de mayo de 2006.
10 Granma, «EE.UU. niega permiso a sus boxeadores para asistir a Olimpiada cubana», 25 de abril de 2006.
11 Granma, «Médicos cubanos impidieron en Paquistán una segunda ola de muertes», 19 de mayo de 2006.

Revisado por Caty R.


Forbes puede terminar en la ruina ante estocadas de Fidel Castro
Danny Gutiérrez

La revista Forbes puede terminar en la ruina, luego de reiteradas denuncias hechas por el presidente cubano, Fidel Castro, que han dejado muda a esa publicación norteamericana y desvelado su falta de credibilidad.

Según coinciden fuentes periodísticas y políticas europeas, ese hasta ahora medio influyente estadounidense ya de hecho ha perdido prestigio, después que Fidel Castro le reto a demostrar con pruebas concretas que él figura entre las personas más ricas del mundo.

La publicación Forbes incluyó recientemente en sus páginas otro infundado artículo en el que señaló al Jefe de Estado cubano como uno de los 10 gobernantes con mayor fortuna.

Ni corto, ni perezoso, el líder de la isla caribeña desmintió con sólidos argumentos las falsas revelaciones de esa revista, que hasta el momento no ha podido responder al contundente contraataque de Fidel Castro.

Las mismas fuentes opinaron que el presidente cubano le ha preparado una “emboscada guerrillera” a Forbes, de la cual –auguraron- de seguro no saldrá bien parado ese medio norteamericano, conocido por sus estrechos vínculos con las administraciones de la Casa Blanca del ex mandatario Ronald Reagan, y la actual que encabeza George W. Bush.

Concordaron en que las estocadas de Fidel Castro, quien prometió que “Cuba seguirá el tema insistentemente hasta que el libelo estadounidense reconozca sus mentiras”, pueden ser nefastas y mortales para la referida revista.

Los medios periodísticos y políticos europeos recordaron que el máximo dirigente de la mayor de las Antillas, con el apoyo mayoritario de su pueblo, ha sepultado a una decena de presidentes norteamericanos, y sobrevivido a 50 años de agresiones y bloqueo impuestos por las sucesivas administraciones de Washington.

Igual ha hecho temblar a regimenes de otros países que se han prestado para servir a los frustrados intentos de Estados Unidos de destruir a la Revolución Cubana, resaltaron los citados analistas.

Concluyeron que a pesar de las continuas y agresivas campañas mediáticas para intentar demonizarlo, Fidel Castro goza de suficiente prestigio moral y también autoridad internacional para si se lo propone llevar a la revista Forbes hasta la sepultura.

http://www.cubadebate.cu/index.php?tpl=especiales-show&noticiaid=6846&
noticiafecha=2006-05-25


Seguiremos pulverizando la mentira

La mentira volvió a ser pulverizada en la comparecencia de ayer, en la que el Comandante en Jefe Fidel Castro afirmó que la administración Bush recibió un no hit no run al quedar sin respuesta ni defensa alguna frente a las irrebatibles verdades de la Revolución cubana.

Durante siete horas Fidel y varios invitados pusieron al descubierto la maniobra con la que desde la revista Forbes se trató de enlodar el prestigio de Cuba, en momentos en que el país conquista nuevas victorias y extiende su ayuda y potencial a otros pueblos del mundo.

Yo conozco este pueblo, su estado de ánimo en cada una de las batallas, y nunca estuvo tan alto, es resultado de la obra de la Revolución, afirmó el líder de la Revolución al explicar las razones para salir al paso a la conjura de Washington por la cual Forbes le atribuye una fortuna de 900 millones de dólares.

Hay que seguir pulverizando la mentira. Es la batalla ideológica, todo esto es Batalla de Ideas. No tienen nada, no tienen una palabra. No tienen defensa alguna, enfatizó.

Explicó que la comparecencia estuvo dirigida fundamentalmente a la opinión pública internacional, porque el pueblo cubano no se deja engañar ni manipular, pues su conciencia se ha multiplicado. Ese es el pueblo que defiende la Revolución, que se da cuenta de las mentiras y las rechaza, apuntó.

Se mantienen en silencio, acotó, en referencia al emplazamiento hecho en la comparecencia anterior, en la que instó a la administración Bush y a sus órganos de Inteligencia a probar su infamia.

Bush calla, como también lo hacen el Departamento de Estado, el Congreso, la CIA. Sólo lo defiende el Nuevo Herald, libelo de la mafia terrorista de Miami. Vean si es débil y enclenque la administración Bush que no ha podido decir una palabra.

Así fue cuando los emplazamos a decir por dónde ingresó ilegalmente Posada Carriles se mantuvieron en silencio también, agregó.

TODOS LOS INGRESOS DEL PAÍS PARA LA REVOLUCIÓN

Fidel subrayó que todos los ingresos del país, vengan de donde vengan, se utilizan para apoyar el desarrollo de la Revolución, en un país bloqueado que llevó la educación y la salud a todo el pueblo, que ha formado el capital humano por el cual se pudo resistir el período especial y la caída del campo socialista, en particular de la URSS.

Esa es una razón fundamental que no entienden quienes preconizaban nuestro fin cuando perdimos los mercados y se recrudeció el bloqueo de Estados Unidos.

Recordó que en aquellos momentos habían casi 30 000 estudiantes en las escuelas de Medicina, de los cuales casi todos se graduaron. Hoy el país forma 40 000 programadores de computación, además de otros miles de especialistas en servicios que el país oferta a otras naciones y marcan un nuevo rumbo económico.

Afirmó que los ingresos del turismo, de las tiendas recaudadoras de divisas y de otras miles de empresas en todos estos años se utilizaron para comprar combustible, alimentos y otras cosas imprescindibles con las que se pudo resistir primero y luego avanzar hacia nuevas cotas de desarrollo.

El sistema bancario ahora administra lo que antes hacían unas tres mil entidades que operaban en divisas. Es el que recibe, ingresa y aprueba todas las inversiones, explicó. Aquí se lleva la cuenta de los gastos y cada vez más con más disciplina.

UN CUBO EN LA CABEZA

Fidel afirmó que tanto Forbes como el Nuevo Herald deberían ponerse un cubo en la cabeza, para cubrir el descrédito de sus falacias. Respecto al diario miamense comentó un artículo en el que lo llaman asesino, terrorista y genocida.

El escritor y diputado británico George Galloway fue invitado a intervenir en la Mesa Redonda.

Búsquese una guerra en la historia de la humanidad, en la historia de las revoluciones en que un ejército como el Rebelde haya hecho miles de prisioneros y ni un golpe, y en Girón fue lo mismo, ni un golpe, ni un culatazo a un mercenario.

Sí hemos castigado ejemplarmente a quienes torturaron y asesinaron al pueblo. Prometimos que habría justicia y se hizo justicia y se aplicó la pena máxima a esos criminales, con apego a la ley, ejercida por un país que no tenía escuadrones de la muerte, que incluso suspendió la pena de muerte, sometido a una guerra sucia por la que murieron miles de sus ciudadanos, argumentó.

Indicó que genocidas y criminales son quienes impusieron las leyes Torricelli y Helms-Burton contra el pueblo cubano, quienes pagaron a Posada Carriles por sus actos criminales y no han dejado de hacer atentados durante todos estos años de Revolución.

Sabíamos que tenía listo el atentado en Panamá y lo denunciamos allí, porque no podíamos violar la soberanía de ese país capturándolo o eliminándolo. No lo habríamos hecho nunca. Pero sí hemos ayudado a los angolanos, a los namibios, a otros muchos pueblos, combatimos al apartheid y contribuimos a otras causas revolucionarias, algunas de las cuales llegaron al poder.

NO PUEDEN HACER LO QUE HACE CUBA

Sabemos exactamente cada centavo de lo que ha costado el contingente Henry Reeve en Paquistán, cada vuelo, cada hospital, yo no habría hablado nunca si el Presidente, el Canciller y el Primer ministro no hubieran hablado y pedido ayuda al mundo. Para nosotros fue un cumplimiento del deber, como los 1 600 médicos que les ofrecimos a EE.UU. cuando el Katrina, o los cientos que ofrecimos a Guatemala, a México, tras la tormenta Stan, expresó Fidel más adelante.

Si no tuviésemos los médicos no podríamos haber ayudado a Paquistán con anestesistas, cirujanos, intensivistas, y sostengo que Estados Unidos y Europa juntos no podrían haber hecho lo que Cuba, porque los médicos allí son propiedad privada.

En tal sentido refirió cómo nuestro país contribuye a la formación de médicos y otros profesionales de diversas partes del mundo, y puso como ejemplo los 1 600 bolivianos que estudian Medicina en Holguín, o los 700 galenos de la Isla que prestan servicios en la tierra de Evo Morales o los que convierten en universidades sus puestos de trabajo en remotas localidades del África Subsahariana, donde 700 millones de personas disponen de menos médicos que los que tiene la mayor de las Antillas.

Ante estas realidades, y por el extendido prestigio de la Revolución, se hizo la conspiración por la cual Forbes repite su mentira. Y este era el momento oportuno para la respuesta, en momentos en que además salió el libro de Ignacio Ramonet, que ha tenido gran repercusión, dijo.

Hoy el descrédito del imperio es mayor que nunca, hacen guerras en nombre de la democracia, son unos mentirosos, unos descarados.

Estamos ante el desafío de un mundo más complicado que el que existió nunca, cuando hay peligros que ponen en peligro la vida de la especie humana, con decenas de miles de armas nucleares y cambios climáticos asociados a un mundo desorganizado donde una minoría controla la riqueza, domina la tecnología y los avances científicos.

Muchas de esas ideas —continuó— están en el libro de Ramonet, donde no hay una mentira, ni una exageración. Estaríamos traicionando nuestra conciencia si así fuera.

Respecto a las calumnias de Forbes y sus emplazamientos a Estados Unidos dijo Fidel que tal vez creyeron que no se les iba a responder. Debieron ser más prudentes y callar y tener un poco más de cuidado, porque estamos viviendo un momento excepcional.

Y concluyó: La revista de basura esa debería darle una excusa a la opinión pública mundial. No tengo cuenta en dólares en ningún banco cubano, ni tengo un dólar. Los seguimos emplazando y estamos seguros de que muchos en el mundo se van a pronunciar contra estas mentiras.

Forbes debería pedir excusas al mundo por sus mentiras e infamias, enfatizó Fidel.

DECORO Y MORAL CONTRA MENTIRAS DEL IMPERIO

La ronda de intervenciones la inició Francisco Soberón Valdés, presidente del Banco Central de Cuba. Indicó que había seguido atentamente la repercusión internacional de la comparecencia de Fidel, el pasado 14 de mayo, sobre el conocido tema de la "venenosa lista" publicada por la revista Forbes, que le atribuye una supuesta fortuna de 900 millones.

A partir de ese análisis dijo que se confirmaba una vez más la increíble incapacidad de nuestros adversarios para prever la colosal fuerza moral de nuestro pueblo y señaló que tan burda y ridícula fue la insidia que trataron de usar como arma contra nuestro país y su máximo dirigente, que convertirla en polvo ha sido una tarea relativamente sencilla.

Reconoció que fue de tal contundencia el golpe asestado y el digno emplazamiento de Fidel, que las agencias cablegráficas "tuvieron que emplearse a fondo" en la búsqueda de voceros de Forbes, y haciéndose eco de auxiliares de "quinta categoría" apenas se aventuraron a hacer tímidos comentarios sobre el tema.

Afortunadamente, mientras que a Forbes no le queda otra alternativa que tratar de escudarse en el olvido para escapar desesperadamente de su propia torpeza y perfidia, nuestro país conquista cada día mayores simpatías y apoyo en todo el mundo.

Como una expresión actual de ese creciente reconocimiento en la actividad financiera internacional es que en el día de mañana (hoy) se inaugura en Ciudad de La Habana la reunión anual de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo, en la cual participarán más de 40 instituciones financieras de 21 países, con el fin de debatir sobre las opciones para la América Latina y el Caribe en el actual escenario económico internacional y la función de la banca de desarrollo, concluyó.

LA OTRA CARA DE LA LISTA DE FORBES

El Ministro de Cultura, Abel Prieto, hizo un análisis de artículos de opinión de intelectuales y periodistas que trabajaron sobre el tema de la mentira de Forbes y, asimismo, comentaron el emplazamiento que hizo Fidel a Bush, a la CIA y a los organismos de Inteligencia de Estados Unidos que, planteó, pueden dar las claves de todo este proceso.

Inicialmente comentó el artículo de un periodista argentino, Manuel Freitas, aparecido en una agencia alternativa de noticias, quien analiza la lista de Forbes desde "la otra cara de la moneda": de ese espectáculo de las elites adineradas, de los afortunados del planeta, desde ese abismo de horror que existe para que se publiquen las listas de Forbes.

En el artículo, Freitas comenta la lista de los 587 multimillonarios del año 2005 y señala que "en el otro extremo de la pirámide" hay 840 millones de personas que carecen de alimentos básicos, y ofrece cifras escalofriantes sobre el número de indigentes en América Latina, porcentajes verdaderamente pavorosos de la población infantil de América Latina, con desnutrición aguda y crónica, y sus secuelas en el desarrollo y la inteligencia de los niños.

Es útil que exista una revista que de una manera tan grosera exhiba a las elites millonarias del planeta, indica, porque cuando se contrastan con las cifras terribles de la marginación, del hambre, la pobreza, eso puede permitir que la gente tome conciencia y se dé cuenta de la crueldad de ese sistema.

El articulista insiste en que es muy importante que la gente vea el modelo capitalista, el sistema, vea su ferocidad.

Abel precisó que Freitas había hecho una lectura muy valiosa de la revista Forbes desde las víctimas, desde los llamados perdedores, y dirigiéndose a Fidel comentó que "a usted lo han incluido en esa lista porque representa una victoria importantísima para los perdedores".

Haciendo alusión ahora al contenido de un artículo de Carlos Martí, Abel Prieto indicó que Forbes apoya al sistema de salud de EE.UU., cuya gestión está totalmente privatizada, los precios de los tratamientos médicos y los seguros de salud tienen un costo elevadísimo y existe un sector amplio de población que está desprotegida en términos de salud. Sigue diciendo que EE.UU. es un ejemplo de desigualdad extrema en lo que respecta al derecho a la salud, que es el primero de los derechos humanos.

Y el artículo de Martí termina con esta reflexión: No muy lejos de EE.UU. encontramos un pequeño país en el que este primer derecho humano a la vida y a la salud se garantiza a todos los ciudadanos por igual. Haría bien esta revista (Forbes) en lugar de mentir sobre el supuesto patrimonio de Fidel, añadir otro párrafo a sus consejos: si eres pobre y quieres tener asistencia médica, mejor naces en Cuba.

Otro intelectual, Emilio Marín, se pregunta: ¿Por qué atacan a Fidel? Y responde: porque no pudieron matarlo pese a los 637 intentos de asesinato. Y otra clave hay que buscarla en las victorias de la Isla, y cita, entre otras, los crecimientos económicos, la firma del ALBA (Alternativa Bolivariana para las Américas), la denuncia de la entrada del terrorista Posada Carriles a los EE.UU. con el conocimiento del gobierno de ese país, la votación de 135 países en la ONU para que Cuba integre el Consejo de Derechos Humanos.

Fidel y Forbes son dos mundos contrapuestos, y por eso el interés del imperio en tratar de manchar, sin ninguna posibilidad de éxito, la figura de Fidel.

PRESTIGIO MUNDIAL DE FIDEL

El escritor y diputado británico George Galloway, de visita en nuestro país, al intervenir en la Mesa dijo que durante muchos años ha defendido a Cuba de todo tipo de difamaciones e indicó que estos nuevos ataques contra Fidel carecen de toda credibilidad.

Al referirse al prestigio mundial de la Revolución cubana y de Fidel, dijo que los imperialistas no resisten vivir con ella, que Fidel pudiera caminar por los principales bulevares de cualquier país del mundo y tener millones de personas marchando a su lado.

Galloway comentó que ello es algo que el pueblo debe aquilatar plenamente, porque los cubanos cuentan con un líder que puede decir que no posee un solo dólar a nombre suyo.

Indicó que los líderes que están llegando al escenario político y retan al imperialismo, a su dominación, lo están haciendo muy conscientemente sustentados en el ejemplo de Fidel Castro.

El escritor británico puso de relieve que Forbes no es un observador imparcial, es un enemigo de Cuba que toma partido en contra de este país. Planteó seguidamente que Forbes es Presidente Honorario de la Fundación Nacional Cubano-Americana, la que ha estado durante decenios realizando actos de terrorismo y forma parte de la pandilla de Reagan y de Bush.

Mostró su seguridad de que no hay ninguna persona seria en el mundo que crea que Fidel Castro cuente con una fortuna personal de 900 millones de dólares, y destacó que ningún otro líder en el mundo podría decir que renunciaría a todas sus funciones si se demuestra que tiene una cuenta en un banco. Esto ha sido un golpe de muerte contra estos ataques, reconoció.

Valoró que ahora habría que contraatacar y hablar de las fortunas de ellos, de la pandilla de Reagan y de Bush, de la de Anthony Blair que vive en una casa de 10 millones de dólares.

Galloway calificó a esos multimillonarios como chacales porque están alimentándose del producto del trabajo y la sangre de otras personas.

EL SILENCIO NO DETENDRÁ NUESTRA DENUNCIA

El que calla, otorga, dice el refrán popular. Steve Forbes ha callado, Bush y sus voceros no han dicho ni esta boca es mía.

El golpe certero de Fidel los ha dejado mudos.

Con estas palabras inició su intervención el colega Randy Alonso, habitual conductor del espacio de la Mesa Redonda Informativa.

Dijo que los cálculos del dueño de la revista Forbes sobre la supuesta fortuna de Fidel ascendente a 900 millones de dólares, son más arte que ciencia; de ciencia no tienen nada, y el arte que practican es el de la calumnia y la mala fe, aseveró.

Refutó la tendenciosa afirmación de que el Palacio de las Convenciones es una fuente de ingresos para el mandatario cubano, pues al margen de que muchos eventos son de exclusiva participación nacional, los cobros en divisas sirven para financiar la propia presencia de delegados nuestros en los foros internacionales celebrados allí, además de utilizarse en las reparaciones del inmueble.

Al preguntarse hasta cuándo durará la mentira, Randy indicó que esta se vuelve noticia en todo el circuito de la gran prensa si sirve a los intereses del imperio.

Calificó a Forbes como hombre de ultraderecha, socio de la mafia anticubana y uno de los promotores de las transmisiones de las mal llamadas Radio y TV Martí, muy vinculado a los ex presidentes de Estados Unidos Ronald Reagan y George Bush, padre.

El nuevo invento de este multimillonario, explicó, llega ahora en momentos en que la mafia anticubana y la actual administración republicana, buscan torpedear el creciente prestigio de la Revolución y redoblar el bloqueo.

Denunció las malas intenciones de la revista Forbes al tratar de denigrar la integridad del Comandante en Jefe, mientras no publica nada sobre los éxitos de Cuba como país libre de desnutrición infantil, de los dos millones de latinoamericanos alfabetizados con el método cubano Yo sí puedo, las decenas de miles de pacientes beneficiados con la Operación Milagro, ni hace referencia a que Estados Unidos tiene la segunda peor tasa de mortalidad infantil del mundo desarrollado, o que el número de reclusos supera los dos millones.

Randy hizo alusión a las más de 1 200 noches de encuentros sostenidos por los dirigentes de la UJC con Fidel desde 1999 a la fecha, en cuyas largas madrugadas jamás se habló de mover dinero hacia los bancos e incrementar las cuentas de nadie, sino de mejorar las condiciones de vida del pueblo, priorizar la atención a los discapacitados, ofertar más empleos a los jóvenes, impulsar el arte, la cultura, graduar más médicos, sembrar valores.

Si Forbes fuera una publicación seria, tendría que reflejar el milagro logrado por Cuba. Ni Forbes, ni Bush, ni la CIA, podrán jamás con esa fuerza insuperable del ejemplo que emana de la conducta de Fidel. El silencio del adversario a la demanda hecha por el Jefe de la Revolución de que le demuestren si tiene un solo dólar en el exterior, no detendrá nuestra denuncia. Más bien multiplicará nuestro emplazamiento, sentenció Alonso.

Minutos antes, Rogelio Polanco, director del diario Juventud Rebelde, señaló que quizás muchos pensaron que Cuba podría demandar a la publicación por difamación, pero no; una vez más apeló al tribunal moral de la verdad y al sentido de justicia del pueblo. Lo hizo de frente, en la persona de Fidel ante el pueblo cubano y la humanidad toda.

Tras apuntar que no han podido ni podrán presentar una prueba, y denunciar que mucho más que la cifra que citan es lo que han dedicado a la contrarrevolución y el crimen en casi cinco décadas, Polanco aseveró que la gran fortuna de nuestro pueblo es contar con un líder de la estatura de Fidel.

SE QUEDARON SIN ARGUMENTOS

Para el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, el objetivo de este profundo debate político iniciado con la intervención especial del compañero Fidel el lunes 15 de mayo, es sumar nuevos argumentos en la batalla para denunciar al corrupto y decadente sistema imperialista, que ha dado vida a instrumentos tan repugnantes como la revista Forbes.

Recordó como el pueblo confió desde el principio en el Comandante en Jefe, cuando nunca lo había visto en la televisión. Si eso fue así en aquellos tiempos en que Fidel dijo Seremos libres o mártires, como será eso ahora después de 45 años de Revolución, con una obra en beneficio de todos, más de 700 000 graduados universitarios, una población con casi 10 grados de instrucción, señaló.

Lo sucedido con las patrañas de la revista Forbes prueba una vez más que el imperialismo depende de la mentira inescrupulosa, el socialismo acude a la verdad; el imperialismo rinde culto al dinero y al egoísmo, el socialismo implica el culto a la justicia y a la dignidad, afirmó el Canciller.

Mientras en el imperialismo lo que distingue a unos hombres de otros es tener dinero, significó, en el socialismo es otro el paradigma, es la entrega, el servicio a la obra colectiva, por eso nuestro pueblo admira a personas como Conchita, una científica cuya labor al frente del grupo de especialistas que desarrolló la vacuna contra la meningitis tipo b, le ganó para siempre el cariño y el respeto de los cubanos, aunque nunca esté en la lista de multimillonarios de la revista Forbes.

Felipe recalcó que en Cuba hemos creado una sociedad con valores diametralmente opuestos a los del capitalismo, donde el dinero no es lo principal, algo que nuestros enemigos no acaban de entender. El haber puesto al descubierto ante la opinión pública esta manera diferente de ver el mundo, con unos ideales y actitudes opuestas a las de Forbes y compañía, constituye otro de los aciertos de este debate, apuntó.

Pero a mi juicio, continuó diciendo, lo más importante es que ni Bush, ni la CIA, ni las 33 agencias de Inteligencia, ni nadie, ha podido responder al emplazamiento de Fidel, han pasado diez días, y no dicen una sola palabra. Nuestra verdad los hace claudicar.

Ahora Bush tiene la oportunidad dorada para salir del Comandante en Jefe si logran probar que tiene un solo dólar en el exterior, y calla porque no tienen nada que decir. es un silencio vergonzoso. Forbes calla también, no tiene el valor de salir públicamente, es un miserable parado ante una montaña de luz que lo encandila, sentenció Pérez Roque en su intervención.

Todo lo que han hecho a partir de aquella primera comparecencia de Fidel es poner a voceros de bajo perfil a decir tonterías sin argumentos, que si no tienen ninguna evidencia de que el líder cubano tenga dinero en bancos extranjeros, pero que puede llevarse 900 millones de dólares si escapara del país, etc. lo cierto es que la verdad triunfa, el globo se está desinflando, la mentira se esconde y el emplazamiento de nuestro máximo líder flamea como una bandera, enfatizó.

El Ministro de Relaciones Exteriores explicó que el objetivo de lo publicado por la revista Forbes fue intentar desacreditar a Fidel, a la Revolución y al pueblo cubano. Pienso que tales infamias son parte también de una reacción de frustración del imperio y sus compinches, porque no han podido eliminarlo, derrotarlo, rendirlo, y mucho menos, apartarlo de sus principios.

Nuestro pueblo a lo largo de su rica historia de lucha siguió fundamentalmente a tres hombres: Carlos Manuel de Céspedes, José Martí y Fidel Castro. Y no lo hizo por el dinero o las propiedades que estos tuvieran, sino por la entrega desinteresada a la causa de la libertad de Cuba, el ejemplo personal, la fidelidad a las convicciones. Se equivocaron otra vez con el pueblo cubano, no pudieron coger peor tema para su canallada de pretender empañar el creciente prestigio del país. Fidel se ha convertido en un símbolo de la austeridad personal y la gente sabe que es así, sentenció Pérez Roque.

FORBES NO PUEDE SOSTENER UN DEBATE SERIO

En el fondo, las mentiras difundidas por Forbes no pueden interpretarse como un ataque personal contra el Comandante en Jefe. El prestigio de Fidel no se puede lesionar y ellos lo saben, entonces ¿por qué insisten en esta campaña condenada de antemano al fracaso?, inquirió el diputado e investigador Agustín Lage.

En el fondo de esta orquestación mediática, advirtió, está el ataque a la validez de la propiedad social, a la utilización de los frutos de la economía, en manos del pueblo, para producir justicia y bienestar social para todos. Es por eso, dijo, que inventan la mentira sobre la supuesta fortuna personal de Fidel; para intentar deslegitimar la propiedad social, difundiendo la falsa idea de que no hay diferencias entre las prácticas capitalistas y la experiencia cubana.

Aquí sabemos a donde van a parar las riquezas: miles de escuelas, escolarización universal, servicios de salud, con el mayor gasto público en toda la América Latina; aumento de la esperanza de vida a 77 años, reducción de la mortalidad infantil, desarrollo de la cultura, la ciencia, universidades en los municipios, revolución energética, colaboración internacionalista, Misión MilagroÁ, en un proceso dirigido por el Estado, que rinde cuenta de su actuación al pueblo, añadió el director del habanero Centro de Inmunología Molecular.

Somos nosotros, afirmó, los que podemos preguntar: ¿a dónde van a parar los recursos de las empresas privadas capitalistas?, ¿a quiénes beneficia ese dinero? En los últimos años, ilustró, la industria farmacéutica de Estados Unidos ha sido la más rentable, por encima de las 500 compañías consideradas líderes, y la palanca de esos consorcios farmacéuticos no ha sido otra que los elevados precios de los medicamentos, lo cual priva a millones de ciudadanos de los tratamientos indispensables para sus padecimientos.

Mundialmente, comentó, mueren cada año 11 millones de personas (30 000 por día) debido a enfermedades infecciosas, pues carecen de los medicamentos. Eso no ocurre solo en el llamado Tercer Mundo. EE.UU., ubicado como la primera economía mundial, ocupa el lugar 37 por el desempeño de sus servicios médicos; allí unos 50 millones de ciudadanos no cuentan con protección de salud.

Desde el punto de vista de los costos de producción, indicó, no se justifican los actuales precios de los medicamentos. El encarecimiento está provocado por el control de los monopolios, los cuales esgrimen como justificación la supuesta necesidad de financiar con sus ingresos la investigación científica. Pero la verdad es bien distinta: la mayor parte del dinero se utiliza en la comercialización, en anuncios publicitarios. Los gastos en la actividad científica no sobrepasan como media el 11% de los ingresos, mientras un 27% es usado en propaganda y actividad comercial en general.

Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), solamente la décima parte del porcentaje dedicado a las investigaciones en el campo farmacéutico, se dedica a estudios sobre enfermedades que provocan el 90% de las muertes en el planeta, porque sencillamente son los padecimientos más comunes en los países pobres, y las investigaciones centran su interés en la cura y el alivio de los problemas de salud que sufren los habitantes de naciones ricas, donde los consorcios tienen mercados y ganancias, señaló Agustín Lage.

Comparando esas ansias desmedidas por el dinero con el espíritu solidario de nuestra Revolución, el Comandante en Jefe explicó que ya más de 230 000 latinoamericanos y caribeños han sido operados de la vista gratuitamente, mediante la Operación Milagro. No es de extrañar entonces, que los principales enemigos de esa misión sean los oftalmólogos ricos, quienes cobran miles de dólares por sus servicios. Así está sucediendo en Uruguay, donde el Colegio Médico presentó una demanda judicial contra dos especialistas cubanos encargados de realizar el diagnóstico de numerosas personas aquejadas de la vista.

Esa no es la posición del Gobierno uruguayo, aclaró el Comandante en Jefe, quien destacó el interés de las autoridades de esa nación sudamericana por ofrecer servicios de oftalmología gratuitos a los ciudadanos que no pueden pagarlos. Pero, advirtió, le están haciendo la guerra al Gobierno, y ahora quieren enviar a la cárcel a dos especialistas nuestros por hacerle el diagnóstico a gente necesitada. Se trata de un crimen monstruoso, expresión de a dónde pueden conducir los afanes comerciales, sentenció.

El imperialismo yanki, denunció, también está empeñado en obstaculizar el desarrollo de la Operación Milagro: ejemplo ilustrativo de ello son las presiones ejercidas sobre otro país de la región cuyo Gobierno, luego de recibir con agrado la posible ayuda cubana, adoptó una posición contraria debido a las prohibiciones impuestas por la Casa Blanca. Ese Gobierno, contrastó, se ha mostrado cobarde y vacilante, y no sé cómo le va a explicar a su pueblo el rechazo de 20 000 ó 30 000 operaciones gratuitas en tres años.

En opinión de Agustín Lage, los cubanos tenemos derecho a cuestionar cómo hacen sus fortunas las empresas privadas y quiénes son los que se enriquecen y se benefician, cuando, por ejemplo, un solo directivo en una gran compañía farmacéutica gana al año 74,8 millones de dólares entre salario y compensaciones. Con esa suma de dinero, afirmó, podría sufragarse el tratamiento anual de 15 000 enfermos de SIDA si los productos son adquiridos a precio de mercado, pero incluso alcanzaría para asistir a muchos más, teniendo en cuenta el costo real de los fármacos.

¿Eso es legítimo y justo?, cuestionó el diputado, quien reconoció que en el contexto del capitalismo el enriquecimiento de una minoría resulta legal y son precisamente esos multimillonarios los "hombres de éxito", cuyas fortunas son destacadas por la revista Forbes.

Contra la lógica del capital, planteó, hay alternativas posibles. Cuba, con Fidel al frente, está demostrando la viabilidad de nuestra experiencia socialista por sus resultados económicos y sociales. Ello constituye un peligro para nuestros adversarios ideológicos, representados por la revista Forbes. Ni la publicación ni quienes están detrás de ella pueden sostener un debate serio acerca de la legitimidad del capitalismo, de la propiedad privada en el ordenamiento económico internacional.

(María Julia Mayoral, Orlando Oramas, José A. De la Osa y Orfilio Peláez).

http://www.granma.cubaweb.cu/2006/05/25/nacional/artic05.html




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938