..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.148, Viernes, 3 de noviembre del 2006

Libro de visitas

 

Jóvenes garantizan supervivencia socialismo en Cuba
Por Esteban Israel y Rosa Tania Valdés

LA HABANA (Reuters) - Con apenas 25 años, el líder universitario Carlos Lage Codorníu parece destinado a jugar un papel importante en el futuro de Cuba después de Fidel Castro.

Presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) e hijo del vicepresidente Carlos Lage, es uno de los jóvenes en los que Castro, que entregó el poder el 31 de julio por problemas de salud, confía para garantizar la supervivencia de su revolución.

"Lo principal es que se mantenga la línea fundamental de la revolución en esta búsqueda, aparentemente utópica, de la mayor justeza social posible," dijo el miércoles Lage Codorníu en una entrevista concedida a Reuters.

"No creo que en lo esencial cambiemos nada. La idea esencial de la revolución no la podemos cuestionar, porque es la idea de hacer el bien," comentó el economista recién graduado.

Pero Lage Codorníu, que es también dirigente de la Unión de Juventudes Comunistas, reconoce sin tapujos que el mayor desafío será entusiasmar a una generación decepcionada por los problemas económicos y las influencias de la globalización.

"El reto mayor de la revolución es incorporar a esos jóvenes (...) Estamos en un proceso de reordenar y afianzar el compromiso de la gente," comentó.

EL FUTURO DE LA REVOLUCIÓN

A la entrada de la oficina de la FEU, que fue una vez una elegante mansión en el barrio de El Vedado, fue colgado un cartel que reza "Hay que luchar y trabajar," una de las últimas consignas de Castro a los cubanos tras entregar el poder.

El tema de un congreso universitario programado para diciembre también va directo al grano: "El eje central de la discusión será el papel de los universitarios en asegurar el futuro de la revolución," dijo Lage Codorníu.

Con sus 300.000 miembros, la FEU, explica, es la vanguardia intelectual que ayudará a sacar adelante el sistema socialista.

El dirigente dice que la enfermedad de Castro, el hombre que gobernó ininterrumpidamente el país desde el triunfo de la revolución en 1959, "conmocionó" a los cubanos.

"El pueblo tal vez no estaba preparado para la noticia, pero sí preparado, aunque no fuera consciente, para enfrentar un momento como ése," dijo.

ECONOMÍA BALANCEADA

Las conquistas de la revolución, dijo el líder universitario, deben reflejarse en la vida cotidiana de los cubanos, habituados a un calvario de problemas materiales acentuados por la crisis económica de los años 1990.

"La economía cubana todavía tiene muchas deudas con el futuro (...) Sabemos que el proyecto nuestro necesita reafirmarse en la vida material de la gente," dijo.

Su padre, el político más influyente de Cuba después de Fidel y Raúl Castro, es considerado uno de los cerebros de la tímida apertura de mercado de la década pasada.

Pero Lage Codorníu dijo que Cuba debe encontrar un "balance" entre la centralización de la economía de los últimos años y ciertos incentivos que fortalezcan la economía.

"Eso no quiere decir que no estemos de acuerdo en determinada fórmula para promover iniciativas dentro de la empresa socialista (...) Podríamos generar otro tipo de espacio de desarrollo de la empresa cubana, pero siempre desde el punto de vista del control del Estado," dijo.

El dirigente aclaró que las privatizaciones, hasta en "pequeña escala," están fuera de discusión. Tampoco se habla en Cuba del modelo de China, donde las autoridades comunistas abrieron la economía pero mantuvieron el control político.

En Cuba, el Estado controla más del 90 por ciento de la economía.

Lage Codorníu dijo no temer que la relación con Venezuela, el principal aliado político y económico de Cuba, esté pareciéndose a la que existió con la Unión Soviética, cuya desintegración en 1991 sumió a la isla en una profunda crisis económica.

"Se están estabilizando las relaciones con China y con otros países (...) Si mañana pasa lo que no quisiéramos que pasara en Venezuela, no creo que se repitiera la historia del 91," dijo.

QUEEN vs. SILVIO RODRÍGUEZ

La política corre por la sangre de Lage Codorníu. Su padre es vicepresidente de Cuba y su hermano menor líder de los estudiantes de la Universidad de Informática.

En diciembre del 2005, Castro lo hizo sentarse a su lado para pronunciar un discurso ante el Parlamento cubano. El líder universitario habló articuladamente y sin apuntes, con la soltura de un estadista.

Lage Codorníu hizo el servicio militar en el perímetro de la base naval estadounidense de Guantánamo, una de las últimas zonas calientes de la Guerra Fría en el extremo oriental de Cuba.

Años atrás, confiesa, solía escuchar a la banda británica Queen, aunque nunca fue muy amante del rock'n'roll y sí un fan incurable del cantautor cubano Silvio Rodríguez, una de las voces de la revolución.

Foto Franklin Reyes tomada de Juventud Rebelde

Recibido por correo electrónico

 




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938