..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.148, Viernes, 3 de noviembre del 2006

Libro de visitas


DOSSIER_ Oaxaca del hambre y del olvido

Nuestros hermanos mexicanos viven días de lucha y dolor:

Oaxaca del hambre y del olvido
Por Carlos Fernández-Vega

''Mátenlos en caliente'', la salida de la ultraderecha empresarial

Ayer domingo [29 octubre 2006] elementos de la Policía Federal Preventiva realizaron varias acciones en la capital de Oaxaca contra manifestantes de la APPO, a consecuencia de lo cual murieron dos civiles [Véase Foto AP]

Oaxaca tiene el nada envidiable privilegio de concentrar en su geografía a 42 por ciento de los municipios más pobres del país. Incluso, se da el lujo de tener tres de los diez municipios "más pobres entre los pobres" de la República, hermanos de dolor y hambre de Metlatónoc, Guerrero, Tehuipango, Veracruz, y Sitala, Chiapas

Hablar de hambre, olvido y marginación es hablar de Oaxaca, es hablar de la geografía mexicana de la miseria, que se expande año tras año. Y una vez más Oaxaca estalló, por las mismas causas de siempre, por mucho que la cada vez más ineficiente clase política del país pretenda presentar el hecho como un "simple problema salarial del magisterio".

Y esa misma clase política, junto con la siempre pulcra ultraderecha empresarial -del gobierno y la iniciativa privada- no encuentra mejor salida al conflicto que la utilizada por un oaxaqueño muerto casi un siglo atrás: "mátenlos en caliente".

Si previo al aparatoso despliegue de tropas y armamento en Oaxaca los supuestos responsables de gobernar el país y el Estado hubieran reflexionado sobre la urgencia de desplegar recursos económicos para atender las milenarias carencias de los oaxaqueños, probablemente ahora se hablaría de un intento real para solucionar los problemas, y no, como se hace ahora, de los muertos y heridos contabilizados y los que están por contabilizar.

El nuevo capítulo del milenario problema oaxaqueño de hambre y marginación de ninguna manera es un "simple problema salarial del magisterio". Eso dicen quienes a lo largo de poco más de cinco meses de conflicto no han hecho mayor cosa que echarse la pelotita, proteger a las "tepocatas" supuestamente erradicadas del panorama político, y darle largas y más largas a una explosiva situación que no será solucionada con represión, sino con desarrollo, crecimiento, ingreso y bienestar social.

Mientras para la clase política es más importante mantener a Ulises en su trono para no alterar sus oscuras alianzas partidistas que acabar con la geografía de la miseria, por cortesía del INEGI va un paseo estadístico por la realidad oaxaqueña, con sus 3.5 millones de habitantes, esa que, dicen, se limita a un "simple problema salarial del magisterio":

Oaxaca ocupa el segundo lugar nacional en tasa de fecundidad, el quinto en tasa de natalidad, el 31 en esperanza de vida al nacer, el noveno en migrantes internacionales, el sexto en hogares con jefatura femenina, el 31 en acceso a los servicios médicos institucionales, el primero en mortalidad y el segundo en mortalidad infantil. El 35.2 por ciento de la población habla lengua indígena y español; 14.3 por ciento sólo lengua indígena.

En disponibilidad de servicios básicos (agua de la red pública, drenaje y energía eléctrica) ocupa el escalón numero 32, es decir, el último, como también en viviendas con piso de tierra y en al agua potable. El penúltimo en disponibilidad de bienes como televisión, refrigerador, computadora, lavadora. El último en crédito e inversión (pública y privada) ejercidos en vivienda.

Tercer lugar nacional en población analfabeta (19.3 por ciento del total), sólo por debajo de Chiapas (21.3 por ciento) y Guerrero (19.9 por ciento), contra 8.4 por ciento de promedio nacional. Casi el 7 por ciento de la población de seis a 14 años no asiste a la escuela; 17.4 por ciento de la población de 15 años de edad en adelante no tiene instrucción, y 20.5 por ciento no concluyó la educación primaria. El grado promedio de escolaridad en el estado es de 6.3 años, contra 7.9 como promedio nacional. Oaxaca ocupa el lugar número 13 -a nivel nacional- en educación básica, el 32 en media superior y el 31 en educación superior.

Los indicadores de educación de Oaxaca revelan lo siguiente: en educación primaria ocupa la cuarta posición nacional en deserción, el primero en reprobación y el 27 en eficiencia terminal; en educación secundaria, en el mismo orden, los lugares 11, 25 y 24, y el 26 en absorción: en profesional media (técnica) las posiciones 21, 4, 15 y 28, respectivamente; en bachillerato, los escalones 23, 6, 6 y 25, en cada caso. Por lo que toca a la absorción en educación superior, el estado ocupa el penúltimo lugar nacional.

En infraestructura , recursos y consultas externas del sector salud, Oaxaca ocupa las siguientes posiciones en el ámbito nacional: novena en hospitales, tercera en unidades de consulta externa, 14 en número de camas hospitalarias, sexta en consultorios, 14 en laboratorios de análisis clínicos, 14 en personal médico, 17 en personal paramédico, 13 en consultas externas, 29 en quirófanos, 29 en número de médicos en contacto directo con el paciente, y el 30 en enfermeras. La participación de la medicina privada en estos renglones hace que Oaxaca ocupe del escalón 15 al 32.

El 23 por ciento de la población ocupada en Oaxaca no recibe ingreso, contra 8.7 como promedio nacional, lo que ubica a la entidad en segundo lugar, sólo superada por Guerrero (27.3 por ciento); 43 por ciento obtiene hasta dos salarios mínimos, 26 por ciento entre dos y cinco. El 45 por ciento se emplea en el sector servicios y 35 por ciento en el agrícola, pesquero y silvícola. Oficialmente, el índice de desempleo abierto es cercano a 2 por ciento de la PEA. Ocupa el último lugar nacional en producto interno bruto per cápita.

Ochenta por ciento de los ingresos públicos estatales corresponden a aportaciones federales. Sólo 0.5 por ciento son impuestos estatales. Tiene el último lugar en inversión extranjera directa, y el grueso de ella se ha canalizado a las zonas turísticas de playa, Huatulco fundamentalmente.

Las rebanadas del pastel:

Entonces, para resolver un "simple problema salarial del magisterio" hay que matarlos en caliente.

Enviado a listas por Felipe Meneses

http://www.jornada.unam.mx/2006/10/30/038o1eco.php


Mueren tres pobladores en los enfrentamientos y ocho resultan lesionados
Con tanquetas y disparos entran las fuerzas policiacas a Oaxaca
En medio de cateos a domicilios particulares comienza la persecución de la gente en resistencia

Por ENRIQUE MENDEZ, BLANCHE PETRICH, GUSTAVO CASTILLO Y OCTAVIO VELEZ ENVIADOS Y CORRESPONSAL

El cuerpo del joven Jorge Alberto López, quien murió durante la incursión de las fuerzas policiacas a la capital oaxaqueña, es velado por la comunidad Foto Reuters

Oaxaca, Oax., 29 de octubre. La Policía Federal Preventiva (PFP) ocupó desde las 2 de la tarde esta ciudad capital y el centro histórico, después de romper barricadas con tanquetas que arrojaron agua a presión, disparar armas de fuego, arrojar decenas de gases lacrimógenos y enfrentarse, durante más de dos horas, con colonos de San Jacinto Amilpas y brigadistas de la barricada de Canal 9. En la ocupación cayeron el enfermero del IMSS Jorge Alberto López Bernal, el profesor Fidel García y un menor de 14 años aproximadamente, aún no identificado.

Aunque la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) abandonó el zócalo capitalino a las 19 horas y se replegó a la Ciudad Universitaria, luego de una fallida negociación telefónica con la Secretaría de Gobernación, la persecución de ciudadanos que exigen la caída del gobernador Ulises Ruiz se extendió por la noche a las colonias cercanas a la capital, como Santa Rosa, en el Parque del Amor, situado en el puente Porfirio Díaz, así como en la calle Valerio Trujano.

Tras la incursión, los efectivos policiacos realizaron cateos a domicilios particulares y detuvieron a unas 50 personas, que -declaró el vocero de la APPO, Florentino López- fueron trasladadas a la 28 Zona Militar. Algunas fueron aprehendidas en las inmediaciones de Ciudad Universitaria y trasladadas en helicóptero a las instalaciones castrenses.

Los heridos

Hasta el cierre de esta edición se registraban ocho personas lesionadas y un número no definido de policías, aunque tres resultaron heridos por quemaduras de bombas molotov y cohetones. En el enfrentamiento en Canal 9, un federal recibió de lleno una molotov, que le prendió fuego, y sus compañeros le ayudaron a sofocar las llamas. La policía no informó a qué hospital fueron trasladados sus heridos, ni sus nombres.

En contraparte, los contingentes encargados de ocupar primero el centro histórico enfrentaron poca resistencia, pero también reprimieron a la sociedad que los increpó a su paso. A las cuatro de la tarde, tres agrupamientos se apostaron en las dos esquinas al sur de la plaza, en Bustamante y Portal de las Flores, desde donde arrojaron dos bombas de gas lacrimógeno, mientras otro avanzó hasta la esquina de Porfirio Díaz e Independencia.

A las siete de la noche, cuando la comisión de seguridad de la APPO pidió a 800 de sus integrantes replegarse a Ciudad Universitaria, los policías comenzaron a relajarse, se quitaron el casco y utilizaron como camas sus escudos y, a modo de cobijas, las mantas en las que el movimiento reclama la renuncia de Ulises Ruiz.

Las fuerzas federales recuperaron, además de la plaza principal, la alcaldía, la Secretaría de Finanzas y las oficinas de la policía municipal, y se preparan a intervenir en las alcaldías tomadas aún por la APPO.

Tras la incursión, que ocurre a cuatro meses y medio del fallido operativo de las fuerzas estatales, el gobernador advirtió esta noche que no solicitará licencia al cargo porque, adujo, su mandato "nunca ha estado sujeto a negociación". Sus colaboradores aseguraron que siguió el operativo desde una oficina en San Felipe del Agua, al norte de la ciudad.

El avance de los cuatro mil policías enviados a Oaxaca para "recuperar" la capital del estado ocurrió de manera simultánea desde el aeropuerto y de una base provisional en la carretera México-Cuacnopalan, en el entronque con el municipio de Etla.

Pasada la una de la tarde, media hora después de que 12 militares vestidos de civil fueron entregados a un mando castrense en la calle Símbolos Patrios, donde fueron retenidos, desde el aeropuerto salieron más de 80 autobuses con policías, a los que les abrieron paso dos trascavos que "barrieron" las barricadas y avanzaron hacia el centro de la ciudad.

Los autobuses y camionetas utilizados como barricadas fueron prácticamente levantados en vilo por los trascavos y, para evitar que los obstáculos fueran repuestos, la PFP distribuyó sus líneas a 100 metros entre sí, y cualquier intento de regreso fue disuelto a empellones con los escudos.

El avance de las tropas, entre las que participaron grupos especiales de inteligencia y táctica, estuvo apoyado por cuatro helicópteros de la policía federal y del Ejército. Antes de ordenar la marcha de la policía, se realizaron ocho vuelos de reconocimiento.

Al otro lado del valle, en Etla, cientos de personas se congregaron a la altura del pueblo de San Lorenzo, adonde se trasladaron mil 500 policías preventivos armados con rifles de asalto, lanzagranadas y toletes. Los ciudadanos y simpatizantes de la APPO repudiaron la presencia de las fuerzas federales, inclusive cuatro voluntarios se desangraron. Casi a las dos de la tarde se les ordenó avanzar y, ante la resistencia ciudadana, utilizaron las tanquetas para dispersarlos con agua a presión.

Las tanquetas fueron trasladadas hasta Etla por tráileres en plataformas; aunque se compraron en el último tramo de la administración de Carlos Salinas de Gortari, fue hoy, cuando faltan 31 días para que el presidente Vicente Fox concluya su mandato, que se utilizaron por primera vez. Esta noche, en los enfrentamientos con colonos, dos fueron destruidas.

Como en Símbolos Patrios, la gente extendió mantas y cartulinas en las que se leía: "¡llévense a URO!", por las iniciales del gobernador.

Con el respaldo de las tanquetas, la policía rompió las primeras tres barricadas, hasta el cruce de San Pablo, donde arrojó más agua a los colonos. Ahí tomó la decisión de dar vuelta a la derecha, para tratar de ingresar a la ciudad por la ribera del Río Atoyac, pues en los entronques de Viguera, Brenamiel y Santa Rosa los simpatizantes de la APPO habían atravesado tráileres e, inclusive, tenían en su poder un tanque de gas LP que amenazaban con quemar al paso de las tropas.

Al rodear las barricadas, el contingente policiaco se encontró, sin embargo, con dos tráileres más en las vías del tren, por lo que debió regresar, dar vuelta nuevamente para buscar una salida por la rivera, y entrar a una calle sin salida en la esquina de Pinos y Ferrocarril, en la colonia Pilar de la agencia municipal de Pueblo Nuevo.

Su avance desde ahí fue aún más difícil. Los colonos inconformes con la incursión les arrojaron piedras -inclusive con hondas-, bombas molotov y les dispararon cohetones con las bazukas hechizas. La respuesta, una y otra vez, fue el lanzamiento de gases lacrimógenos.

Ante ello, las fuerzas públicas se replegaron en dos ocasiones, y en ese ir y venir llegaron hasta el puente del Tecnológico, donde se dio uno de los dos enfrentamientos más fuertes.

A unas calles de ahí, donde se encuentra la agencia de la Pepsi, murió un profesor, del que hasta el momento se desconoce su identidad, y en ese lugar los vecinos recogieron casquillos de bala. En la refriega del puente del Tecnológico también falleció un menor de edad, del que tampoco se pudo confirmar su nombre.

Una vez que la policía traspuso dicho puente, una columna se trasladó hacia el sur de la ciudad y otra al centro. El primer contingente se dirigió al Parque del Amor, en el puente de Valerio Trujano, donde se produjo otro enfrentamiento y algunas versiones aseguraron que la ciudadanía habría tomado en rehenes a dos policías, y que uno más habría fallecido. Radio Educación reportó, poco antes de las 11 de la noche, que un hombre identificado como Isidro Ramírez y su hijo José Manuel fueron detenidos por la policía en ese parque.

La otra columna llegó a la barricada en el Canal 9 de televisión estatal, donde los brigadistas resistieron por casi dos horas, con piedras, cohetones y bombas molotov. Una prendió a un policía, mientras en la agresión con gases lacrimógenos, una granada le dio de lleno en el pecho al enfermero López Bernal, quien falleció por el impacto. Su cuerpo fue velado esta noche en esa barricada.

El profesor Fidel García murió apuñalado en el fraccionamiento Elsa, aunque el gobierno del estado aseguró que se trató de un asesinato "en una riña".

A las cuatro de la tarde, el tercer agrupamiento que se dirigió hacia el Centro Histórico recuperó la alcaldía -ubicada en la Plaza de la Danza, frente al templo de La Soledad- y se ubicó en tres de los accesos al Zócalo. Todavía humeaban seis autobuses incendiados en Símbolos Patrios y, antes de las seis, otros tres transportes urbanos utilizados para trasladar a los policías fueron quemados con gasolina.

Con el cambio de horario oscureció a las seis, y entonces arribó la marcha convocada por la APPO desde el monumento a Juárez, en la salida al Istmo, y ahí Flavio Sosa, integrante de la dirigencia provisional, pidió esperar 10 minutos para que la Secretaría de Gobernación diera una respuesta a una solicitud de diálogo. "No choquemos con la PFP. Vamos a esperar la respuesta, y si no tomaremos algunas acciones", expresó.

El plazo transcurrió sin respuesta positiva y, a las siete de la noche, una camioneta de la comisión de seguridad pasó por el zócalo para solicitar a los plantonistas reagruparse en Ciudad Universitaria.

A las 11 de la noche, finalmente, las tanquetas llegaron a la plaza principal de Oaxaca, después de una larga jornada violenta, pese a que el gobierno federal aseguró que la toma del estado sería pacífica, y a que el secretario de Gobernación, Carlos Abascal, había jurado por Dios que no habría represión en el estado.

Cuando llegaron las tanquetas al zócalo un policía preventivo agredió al fotógrafo Ezequiel Leyva, de La Jornada, al que derribó al piso y lo sometió con una bota en la pierna derecha para tratar de quitarle su cámara.

http://www.jornada.unam.mx/2006/10/30/003n1pol.php


Cronología del conflicto en Oaxaca

El 1 de mayo del 2006 inició el conflicto en el estado de Oaxaca, cuando miembros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) entregaron al gobierno de Ulises Ruiz un documento con las principales peticiones del movimiento.

El 22 de mayo comenzó el plantón indefinido de cientos de maestros en el centro histórico de Oaxaca, con el apoyo de organizaciones sociales. Los profesores alegaban que la respuesta al pliego petitorio fue nula, por lo que ocuparon varias calles de la zona.

El 1 de junio el movimiento bloqueó los cinco accesos al aeropuerto internacional de Oaxaca.

El 2 de junio se realizó la primera megamarcha con una participación de 80 mil personas en apoyo al plantón y en repudio al gobierno estatal. Ulises Ruiz, gobernador oaxaqueño, los emplazó a regresar a clases el 5 de junio.

El 5 de junio, el movimiento rechazó el ultimátum del gobernador debido a que no se había cumplido se demanda.

El 7 de junio se realizó la segunda megamarcha del movimiento.

El 8 de junio una comisión del magisterio encabezada por el secretario general de la Sección 22, Enrique Rueda, viajó a la Ciudad de México para entrevistarse con el Gobierno federal y buscar una solución al conflicto.

El 14 de junio se intentó desalojar el plantón del centro de la ciudad, pero fracaso el operativo de la policía estatal.

El 16 de junio el magisterio inició negociaciones con la Secretaría de Gobernación. Se realizó la tercera megamarcha en Oaxaca.

Entre el 17 y el 21 de junio se constituyó formalmente la Asamblea Popular del Pueblo Oaxaqueño, (APPO).

El 22 de junio el gobierno estatal convocó a una marcha en demanda de la liberación de Oaxaca.

El 23 y 24 de junio la asamblea estatal del magisterio democrático acordó que se mantendría el plantón y se intensificarían las acciones de protesta en la ciudad capital.

El 28 de junio se realizó la cuarta marcha contra Ulises Ruiz.

El 2 de julio triunfó el voto de castigo y el PRI perdió casi la totalidad de los distritos.

El 11 de julio fueron destituidos Jorge Franco Vargas, secretario general de Gobierno, José Manuel Vera Salinas, director general de Seguridad Pública, por su participación en el desalojo del 14 de junio.

El 17 de julio se canceló la realización del festival de la Guelaguetza. El gobierno estatal dice que es para evitar confrontaciones.

El 24 de julio cientos de personas participan en la Guelaguetza, evento realizado en Estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca.

El 1 de agosto cientos de mujeres rebeldes marcharon por las calles y ocuparon instalaciones de radio y televisión del gobierno del estado.

El 4 de agosto las mujeres que resguardan las instalaciones de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión denunciaron que un grupo de hombres detonaron petardos y armas de fuego en las cercanías del inmueble.

El 9 de agosto se intensificaron los hechos de violencia. Organizaciones sociales que transmiten desde Radio Cacerola 96.9 FM hablaron de "alerta roja" al tiempo que intentaron organizar retenes en carreteras.

El 18 de agosto se realizó un paro cívico estatal, se bloquearon las principales entradas a la ciudad de Oaxaca.

El 19 de agosto se anunció la creación y aprobación por parte de la secretaría de Gobernación federal, del autodenominado Consejo de Representantes Ciudadanos en el que participan entre otros, Samuel Ruiz, Francisco Toledo, Pablo González Casanova, Carlos Monsivais y Rodolfo Stavenhagen entre otros.

El 21 de agosto, luego de varias noches de disparos y detonaciones en las cercanías del cerro del Fortín y las instalaciones de Canal 9, desde donde transmitían integrantes de la APPO, fueron desalojados los plantones que hasta entonces allí se ubicaban.

El 15 de septiembre en Oaxaca se dio el grito popular de independencia.

El 21 de septiembre comenzó la marcha-caminata por la dignidad de los pueblos de Oaxaca hacia la Ciudad de México.

El 23 de septiembre se realizó otra marcha en Matías Romero en apoyo a la desaparición de poderes en Oaxaca. Ulises Ruiz "reapareció" en la capital del estado y amenazó a maestros con rescindir contratos y contratar jubilados en caso de no regresar a clases el lunes 25.

El 24 de septiembre se registraron nuevos hechos de violencia en el centro de la ciudad. En medio de una balacera, funcionarios públicos estatales y federales fueron rescatados por policías vestidos de civil. Integrantes de la APPO buscaban al gobernador en el hotel Camino Real.

El 25 de septiembre fracasó el ultimátum de Ulises Ruiz al magisterio para regresar a clases.

El 26 de septiembre la asamblea estatal de la Sección 22 anunció que los resultados de la consulta indican que la base magisterial decide continuar con las protestas hasta la caída del gobernador.

El 28 de septiembre la APPO decretó alerta máxima ante los ataques armados en distintos puntos de la ciudad y ante los distintos actos de violencia cometidos en la ciudad que pretenden provocar al movimiento social. Fracasó el paro convocado por la iniciativa privada, se registró actividad normal en transporte público y comercios. Luego de casi una semana de caminar, la marcha por la dignidad de los pueblos de Oaxaca avanzó por territorio poblano.

El 30 de septiembre aviones y helicópteros realizaron sobrevuelos de "reconocimiento" de acuerdo reportes del Gobierno federal. Se reportó el desembarco de tropas en los puertos de Salina Cruz y Huatulco. Concluyó la Asamblea Estatal de los Pueblos de Oaxaca. Entre los resolutivos se encuentran varias acciones de resistencia y solidaridad para las próximas semanas tanto en Oaxaca como en la Ciudad de México y otras regiones fuera del país.

El 1 de octubre se reportaron ataques violentos en los campamentos instalados en la zona de Brenamiel, donde se ubican antenas radiofónicas. Una avioneta sin luces sobrevoló durante más de media hora toda la ciudad.

El 2 de octubre continuaron las movilizaciones militares rumbo a la ciudad de Oaxaca. Marcharon por las calles de la ciudad en conmemoración de la matanza estudiantil de 1968.

El 3 de octubre la APPO y la Sección 22 del SNTE rechazaron asistir a la mesa en Gobernación por considerar que en ella participan los causantes del conflicto y solicitaron crear una mesa alterna.

El 4 de octubre fracasó el foro convocado por el secretario de Gobernación, Carlos Abascal. Al abandonar el encuentro realizado en la Ciudad de México, líderes comunitarios denunciaron ausencia del tema indígena en la propuesta de solución del Gobierno federal.

El 7 de octubre la marcha-caminata por la dignidad de los Pueblos de Oaxaca llegó al Valle de Chalco.

El 9 de octubre, luego de caminar más de 500 kilómetros, los marchistas instalaron un plantón a las afueras del Senado de la República. Funcionarios de la Secretaría de Gobernación y representantes de maestros y APPO acordaron discutir una propuesta para que la seguridad pública de Oaxaca esté a cargo de un mando federal.

El 11 de octubre inició oficialmente la visita de la subcomisión del Senado de la República para recopilar información sobre Oaxaca, participaron tres representantes del PRD, PRI y PAN.

El 12 de octubre senadores se reunieron con Ulises Ruiz en un hangar del aeropuerto de la ciudad de Oaxaca.

El 14 de octubre hombres armados abrieron fuego contra una barricada en los rumbos de la colonia Miguel Alemán.

El 16 de octubre comenzó en el Distrito Federal la huelga de hambre en apoyo a la desaparición de poderes en Oaxaca.

El 18 de octubre continuaron los disparos nocturnos contra campamentos y barricadas, así como actos de violencia en diversas partes de la ciudad.

El 19 de octubre, en apariciones casi simultáneas en la televisión y prensa corporativa, Ulises Ruiz, Flavio Sosa y Enrique Rueda Pacheco (gobernador y líderes de APPO y Sección 22, respectivamente), aseguraron que a más tardar el 30 de octubre ocurrirá el regreso a clases. Senadores mexicanos determinaron no declarar la desaparición de poderes, aun cuando reconocieron que Oaxaca vive en la ingobernabilidad. Miles de personas marcharon en Oaxaca para expresar su rechazo a la propuesta legislativa que favorece a Ulises Ruiz.

El 20 de octubre por la noche se escucharon disparos contra la casa del artista plástico Francisco Toledo. Hay inconformidad generalizada contra la dirigencia magisterial por falta de consulta para decidir el regreso a clases.

El 28 de octubre se registró la más violenta crisis desde que estalló hace cinco meses el conflicto social y dejó cuatro muertos, entre ellos el periodista estadounidense Bradley Roland Will y el maestro Emilio Alonso Fabián, quienes perdieron la vida por disparos de arma de fuego.

El 29 de octubre la Policía Federal Preventiva inició desde temprana hora la entrada al Zócalo de Oaxaca. Tras un largo y tenso día de avance y repliegue, durante la noche tomó el control de la plaza. La APPO se replegó en la universidad. El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, José Luis Soberanes, en un reporte preliminar, mencionó que al parecer dos personas murieron durante el operativo de la Policía Federal Preventiva.

cc/eca

http://www.eluniversal.com.mx/notas/384529.html


Brad Will, corresponsal del pueblo caído en Mexico
Por Ángel Palacios

Rebelión

El viernes 27 fue asesinado Bradley Roland Will por paramilitares del gobierno Mexicano. En las mismas circunstancias murieron el maestro Emilio Alonso y Esteban Zurita, habitantes de Oaxaca al sur del país. En la misma circunstancia fue herido el reportero Oswaldo Ramírez. Todos fueron atacados por mercenarios del Gobierno de Vicente Fox.

Bradley era corresponsal de la cadena de medios alternativos Indymedia de NewYork.

Un valiente estadounidense militante de la vida que combatió cámara en mano, verdad en mano y poniéndole el pecho al riesgo que implica enfocar el lente para multiplicar la voz de los que son negados, de los que son explotados, masacrados y marginados. Hace casi dos meses, Bradley había viajado a Oaxaca a cubrir la lucha de ese pueblo hermano.

El día que lo mataron, Bradley había enfocado su cámara a las protestas populares que llenan las calles de Oxaca, recogiendo las denuncias y llamados de vecinos, trabajadores, maestros y estudiantes. Cuando los funcionarios del gobierno de Fox comenzaron a atacar a los manifestantes, Brad no apagó su cámara. Enfocó a los sicarios, los buscó con el zoom, trató de ubicar a los que disparaban contra el pueblo, se arrastró debajo de vehículos tratando de encontrar el mejor ángulo, el que te permite ver un poco más. "¿Quién es el que dispara? ¿quién es?", preguntó Will. Una voz le respondió "El de blanco, es el de blanco". La jauría de mercenarios lanzó la segunda arremetida contra los manifestantes y Brad tampoco apagó la cámara, sino que trató de acercarse más. Recibió dos disparos. La cámara quedó encendida, como encendido quedó su ejemplo.

A veces una cámara puede ayudar a salvar vidas. A veces el cobarde mercenario que apunta a las espaldas de un pueblo indefenso, esconde su arma frente a una cámara para no ser retratado. A veces el corresponsal corre la suerte de espantar asesinos, registrar la verdad y salir vivo para contarlo. Seguramente Brad con su cámara contuvo muchas balas ese día. Hasta que lo tuvieron a tiro y le apuntaron directamente al estómago. Dos balas para silenciar una cámara.

Pero se equivocaron contigo Brad, porque tu vida, la vida que te quitaron por estar del lado de los humildes, ahora se levanta amplificada para despertar conciencias alrededor del mundo. El pueblo de Oxaca está rompiendo el cerco, su determinación es noticia que no puede ocultarse y vencerá. Se equivocó Vicente Fox y sus oligarcas, porque los ojos de Brad y las voces de los oaxaqueños se están multiplicando por miles y verán la derrota de su gobierno lacayo que tras los cuatro asesinatos del viernes envió a seis mil soldados a intentar seguir aplastando la protesta que sus mercenarios no pudieron disolver.

Bradley murió pero sus imágenes quedan. Entre esas imágenes está el retrato de sus asesinos, malparidas ratas que vendieron su origen por cuatro centavos de dólar y un sueño de poder. Lacras que los pueblos en revolución no perdonarán por la lista de crímenes que tienen encima contra el pueblo mexicano. Podridos seres que disparan contra gente desarmada. A ellos y a sus jefes les llegará la hora de verse frente a la justicia de los pueblos. Y esa justicia que gana terreno en el continente no tardará en llegar a México, y es justicia implacable porque viene del pueblo y el pueblo no olvida.

El mamarracho embajador de los Estados Unidos en México, Tony Garza, hizo su aparición para poner la cara de imbécil que le acompaña desde que nació y condolerse expresando que la muerte de Brad "únicamente incrementa mi profunda preocupación por la seguridad de los estadounidenses que viajen a Oaxaca". Rolo de hipócrita: ahora es que va a ir más gente a Oxaca. Ahora es que van a haber más ojos y cámaras registrando los movimientos que hagan los lacayos de Bush como tú, como Vicente Fox y como los mercenarios que contratan para arremeter contra la población.

La embajada de Bush en México, trató de ocultar la presencia de francotiradores, trató de culpar a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oxaca de haber hecho los disparos, pero las imágenes grabadas por el propio Brad les han hecho tragarse su sarta de engaños.

Los medios comerciales, los que hacen de la realidad una mercancía publicitaria y moldeable salen ahora a decir que Brad murió “cuando cubría aspectos de la violencia desatada en el centro de la ciudad por el conflicto entre el sindicato de maestros y sus aliados, y las autoridades de la entidad”. Métanse la lengua en el bolsillo, medios comerciales. Brad fue asesinado y ustedes tienen parte en la mano que apretó el gatillo. Contra medios como ustedes, encubridores de la verdad, Brad luchaba junto al pueblo de Oxaca. No eran “aspectos de la violencia desatada” lo que grababa Brad, era la lucha de un pueblo por su liberación, contra las marionetas del capital. No mencionen a Brad en sus artículos, que a Brad lo menciona el pueblo con el que luchó.

Al festival de embajadores gringos y medios comerciales se suma ahora la fantasmagórica asociación “Reporteros Sin Fronteras”, para tratar de desviar el meollo del problema, reduciendo el asunto a conocer el calibre de la bala, y el nombre del que disparó. Eso ya se sabe y además se sabe claramente porqué lo hicieron. El asesino no fue un solo individuo. Fue un conjunto de individuos actuando bajo un sistema cuyas normas de supervivencia son: matar, explotar y engañar. El asunto no es sólo tener el nombre del individuo que disparó. Ese individuo es parte de un engranaje. El asunto es investigar cuanto valía el arma, de donde salio el dinero para comprar el arma, quien pagaba la infraestructura de esos sicarios, a quien obedece el que financia a esos asesinos, quién se beneficia con acallar las voces de los que cubren la noticia del lado del pueblo en Oaxaca. Y el nombre es uno solo: imperialismo. A Brad lo mató el imperialismo.

Desde Venezuela, lugar de nuestra América donde luchamos por mantener en alto la dignidad y la soberanía como bandera, te decimos Brad: Honor y Gloria, Compañero! te saludamos en homenaje póstumo y te agradecemos el haber bajado de tu país a jugártela en América Latina por darle voz a los que son silenciados. Te la jugaste, y aunque en esta tanda te toco una bala, vamos a ganarle el partido a los poderosos, a los ricos, a los usurpadores, a los imperialistas, a los terratenientes, a los explotadores, a los asesinos. Esa será tu recompensa, cámara camarada. No te fuiste Brad, estarás en cada trinchera donde un micrófono, un lápiz o una cámara se pongan de lado de los pueblos. Y estarás cada vez más en la memoria de los que luchan por su liberación: ese es para ti Brad, el mejor homenaje porque te pusiste del lado correcto, del lado del pueblo.

¡HASTA LA VICTORIA, BRAD! ¡OAXACA VENCERÁ!

El video que grabó Bard, puede verse en:
http://video.google.com/videoplay?docid=-3664350201077731285

El colectivo al que pertenecía Brad es: http://nyc.indymedia.org/es/index.html

Más información sobre la lucha del pueblo de Oaxaca en: http://chiapas.mediosindependientes.org/

Tomado de http://www.rebelion.org/noticia.php?id=40330


Por la crisis en Oaxaca, Calderón es, desde ya, rehén del PRI: intelectuales
"Los de abajo" se preparan para una larga resistencia, advierte el escritor Carlos Montemayor

Con información de Ericka Montaño, Fabiola Palapa, Merry Macmasters, Mónica Mateos, Angel Vargas, Arturo García y Carlos Paul

Ante los hechos violentos ocurridos en Oaxaca, que ayer dejaron como saldo un número indeterminado de heridos y un creciente clima de malestar social en esa entidad, intelectuales y artistas criticaron al gobierno federal por haber dejado crecer el conflicto y desdeñar las soluciones políticas, "seguramente para tener al PRI como aliado".

Algunos señalaron que es una vergüenza que el presidente Vicente Fox niegue que hubo muertos durante la entrada de la Policía Federal Preventiva (PFP) a ese estado (desde el inicio del conflicto ya suman 15), y advirtieron que los problemas en Oaxaca "van para largo" y se heredarán a un Felipe Calderón que, desde ya, "es rehén del PRI". Estas son las opiniones de las personalidades entrevistadas:

Francisco Toledo, pintor: "Aquí está la PFP y está actuando. En Oaxaca hay un problema que no ha sido atendido, que no ha sido solucionado. La posible respuesta sería la salida del gobernador."

El artista consideró que la sociedad está fracturada: "Oaxaca ha sido afectada en sus negocios, todo se ha visto alterado por el movimiento, esto se puede ver claramente, pero una gran mayoría está en contra de lo que está pasando, de la manera como se manejó políticamente el caso".

Si el conflicto llega al primero de diciembre, agregó, será "una tristeza, porque sería el sexto, séptimo mes de confrontaciones y esto va a seguir." Por lo pronto, informó, "instalamos un puesto de socorro de la Cruz Roja en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, con estudiantes de la Escuela de Medicina. Ya recibimos el primer lesionado: Angel Pedro Pérez, quien presenta irritación por gas lacrimógeno, golpes y fracturas en ambas extremidades inferiores. También aquí está el centro de acopio para víveres, agua, lo que se puede ofrecer."

Sergio Pitol, escritor y Premio Cervantes 2005: "La situación que deja Vicente Fox en México es extremadamente desordenada y terrible. La miseria es inmensa. En mi estado, Veracruz, hay pueblos ya deshabitados donde viven sólo los viejos y los niños; los otros se fueron de braceros a Estados Unidos. Hace seis años Veracruz no era un estado de migrantes. El narcotráfico reina por todos lados, inmerso también en todos los poderes, sobre todo en los ámbitos político y empresarial.

"Oaxaca es quizá el estado más miserable. El gobernador anterior, José Murat, y el actual, Ulises Ruiz, son algunos de los dinosaurios del PRI más primitivos y aborrecibles. Oaxaca ha estado, a causa de ellos, sumida en un totalitarismo inmundo. Yo no estuve en México cuando surgió el conflicto con los maestros y el gobierno. A mi vuelta al país ya tendría dos o tres meses la huelga. El gobierno local y el federal no hacían nada. Quizá en ese tiempo se hubiera resuelto el problema con el diálogo.

"A Fox y a Abascal no les interesó el caso de Oaxaca. En ese tiempo, seguramente para no molestar al PRI y tenerlo a sus faldas hasta que llegara Felipe Calderón a la Presidencia. Se movieron sólo cuando un fotógrafo estadunidense fue asesinado de un balazo y no por las armas de ningún maestro. La noticia corrió internacionalmente. La llegada de la policía federal y de otros cuerpos militares fue resultado de toda esa situación. Creo que aunque se abran las calles y los edificios públicos esto no va a tener una solución fácil, salvo con la caída del gobernador Ulises Ruiz."

Fernando del Paso, escritor: "Cuando un gobierno hace compromisos o promesas debe hacerlas en nombre de la propia autoridad, de la ley o del pueblo, no en nombre de Dios. Por otra parte, el señor Abascal, secretario de Gobernación, como católico debe saber que no se pronuncia el nombre de Dios en vano. En vano fue, pues su promesa había sido que no habría una toma violenta de Oaxaca. Estamos viviendo ahora una situación de enorme violencia provocada, entre otras cosas, por la indecencia de los grupos de senadores, del PAN y del PRI, que se aliaron para no reconocer lo que ya no existía: la gobernabilidad en el estado. Esto ha demostrado, además, que el señor Felipe Calderón es un rehén del PRI."

Raquel Tibol, crítica de arte: "La situación en Oaxaca es un síntoma más del desgobierno de Vicente Fox y es, además, una muestra evidente de que la corrupción del PRI sigue sin tener límites, una corrupción que ampara negocios turbios de carácter económico, del carácter de las relaciones sexuales de sus miembros con menores de edad, de degradación política al máximo.

"Han enviado al Ejército disfrazado de policía. Es una vergüenza que se le use para reprimir y matar, para robar a la gente; es vergonzoso que se emplee para entrar a las casas sin tener derecho a ello.

"El acoso que el Ejército y el Cisen están practicando en Oaxaca es una de las grandes vergüenzas históricas. Toda la sociedad mexicana está fracturada, no sólo Oaxaca, porque los del dinero y los del poder político han hecho una alianza en contra del pueblo en todo el país. Estalló en Oaxaca porque la situación llegó a extremos, con un gobernador que no se midió en su criminalidad, en su falta de autoridad, en su falta de legalidad, pero eso ocurre en toda la nación. ¿Qué asunto se ha solucionado? ¿No es una vergüenza que Fox diga: 'saldo blanco', que su vocero diga: 'saldo blanco', cuando los muertos están ahí."

Carlos Montemayor, escritor: "El conflicto en Oaxaca es una muestra clara del comportamiento cada vez más absurdo y corrupto de la elite política del país. Particularmente los panistas y priístas han demostrado, con lujo de cinismo, que mientras sus intereses permanezcan a salvo no les importa el grado de desgarramiento del tejido social ni el derramamiento de sangre. Esta elite mantiene a Ulises Ruiz como gobernador de utilería, porque si renunciara antes de diciembre tendría que nombrarse, por ley, a un gobernador provisional que convocara a un nuevo proceso electoral que la elite no podría tener bajo control. En cambio, si renuncia después de diciembre o pide licencia por dos periodos consecutivos, bastaría con nombrar un gobernador interino que concluyera el periodo de gobierno de Ulises Ruiz; es claro que este mecanismo sí pueden controlarlo. Sin embargo, a pesar del comportamiento corrupto y mafioso de la elite política, particularmente -insisto- del PAN y del PRI, las organizaciones populares e indígenas han vivido y aprovechado un gran aprendizaje de organización social de resistencia que se manifestará en la vida política de México durante los próximos años. Creo que mientras las cúpulas políticas se engolosinan con su poder, 'los de abajo' se preparan para una larga lucha de resistencia."

Jesusa Rodríguez, creadora escénica: "Es el mismo problema en todo el país: por un lado, las cosas se han llevado a su máximo límite de desigualdad, de injusticia. Estamos viviendo en un país totalmente impune, la corrupción va creciendo y la impunidad también. Pero todo tiene un límite y creo que todos esos factores ya llegaron a su extremo, con un ingrediente que me parece muy importante: la agresión brutal que cometió Carlos Salinas de Gortari con el Tratado de Libre Comercio (TLC) y la modificación al artículo 27 constitucional, que condujeron el país a un desastre.

"Creo que el estallido de 1994 en Chiapas tuvo que ver con el TLC. Entonces, en el fondo, todo tiene que ver con la amenaza al maíz. Los pueblos originales de México consideran ese grano como su máximo logro cultural y humano, su fundamento. La amenaza a esto va más allá de la propia vida, porque para la cosmovisión mexicana es la amenaza a la especie, ya no sólo a México, sino a todo el género humano. Con el TLC y la llegada del maíz transgénico se inició esa amenaza.

"Esa es la explicación a por qué un pueblo decide ya no dejarse humillar y avasallar, porque está más allá de su vida la agresión o el reto que les han hecho estos neoliberales.

"Por otra parte, la amenaza del gobierno es patética. La derecha ha mostrado su verdadera cara, y así es como piensa gobernar Felipe Calderón, si es que cree que puede gobernar: con represión."

Mario Lavista, compositor: "El de Oaxaca es un problema muy complejo. Tan reprobable es la actitud y comportamiento de la APPO como lo es también el uso de la fuerza pública, es decir, no me inclino por uno ni por otro lado. Es una lástima que las cosas no hayan podido resolverse de forma meramente política. Tal vez el gobierno dejó crecer demasiado el problema y hoy tenemos las consecuencias.

"Resulta un asunto delicado opinar sobre el uso de la fuerza pública para resolver el conflicto. Considero que cada una de las partes está defendiendo su propia democracia. La APPO piensa que tiene derecho a hacer ciertas cosas, pero naturalmente afecta a muy buena parte de la población de Oaxaca, que también está en su derecho de no aceptar las molestias y los perjuicios causados por el conflicto. Si bien no tengo la impresión de que el país esté cayendo en una militarización, es evidente que hay una fractura social. Atravesamos un momento crítico desde los puntos de vista político y económico. Quizá sea consecuencia de la falta de oficio político de los gobernantes. Es evidente que el gobernador Ulises Ruiz debió renunciar ante su ineficencia para arreglar la crisis. No se vale argumentar cuestiones legales. Desde el punto de vista ético y moral debió haberlo hecho o pedido licencia."

Juan Gregorio Regino, poeta mazateco: "Es una situación insostenible y demasiado triste. Las posiciones está radicalizadas y eso ha impedido la solución. Hemos llegado a una crisis terrible e inadmisible. La entrada de la PFP ha Oaxaca no hace más que ahondar el conflicto, es una táctica para debilitar al movimiento, pero que sólo está propiciando la división social, no va al meollo del asunto, que es la falta de visión y de interés de los gobernantes por la sociedad, por el pueblo, la gran indiferencia que mantuvieron hacia la situación en que están los pueblos indígenas del estado. Para el poder la gente no significa nada y la gente tiene que allegarse soluciones."


DECLARACION CONJUNTA POR OAXACA

El pueblo de Oaxaca se mantiene en pie de lucha. Esta heroica resistencia muestra de lo que son capaces las y los trabajadores y el pueblo cuando se deciden a tomar el cielo por asalto, y marca el camino para los pueblos de México y de toda América Latina. Los últimos cinco meses, las y los trabajadores y el pueblo de Oaxaca han dado un ejemplo de cómo luchar contra los gobiernos de los capitalistas y sus partidos con cientos de barricadas y la huelga magisterial. A medida que crecía el poder del pueblo de Oaxaca, crecía también el temor del gobierno federal de Vicente Fox y estatal de Ulises Ruiz de que el ejemplo de Oaxaca se extendiera a otras partes de México. Por eso el gobierno de Fox, el PAN, el PRI y las instituciones buscan por todos los medios acabar con la heroica Comuna oaxaqueña, sosteniendo al fascista Ulises Ruiz, ya que su renuncia sería un ejemplo a seguir para el pueblo de México. Las fuerzas de la derecha y la reacción claman por una solución "enérgica" y represiva que devuelva el "orden" y la "tranquilidad" a las clases gobernantes.

Por eso, desde el domingo 29 de octubre, Oaxaca se transformó en una zona de guerra luego de que tropas de la Policía Federal Preventiva asediaron la capital del estado por tierra y aire dejando como saldo una decena de muertos, heridos y una gran cantidad de detenidos. A partir de ese día más de 4 mil militares coordinados con militares priístas se transformaron en un verdadero ejército de ocupación, que con tanques y helicópteros, desataron una violenta represión sobre el pueblo de Oaxaca. Esta escalada tuvo su inicio el día 27 de Octubre cuando los sicarios del gobierno de Ulises Ruiz dispararon contra las barricadas de los manifestantes dejando decenas de heridos y cuatro muertos, entre ellos el periodista independiente estadounidense de la red Indymedia, Brad Will. Es necesario y urgente que ante la constante represión y los asesinatos mostrar la más activa solidaridad con la heroica lucha de las trabajadoras y trabajadores y el pueblo de Oaxaca.

Pero pese al fuerte operativo militar para acabar con la "Comuna de Oaxaca", el valeroso pueblo oaxaqueño resiste hoy montando más barricadas y enfrentando a los ocupantes en varios puntos de la ciudad. No han logrado derrotarlo. Esa gran resistencia muestra que se puede frenar la intromisión de la PFP, pero también que todas las organizaciones del propio México tienen que acudir a fortalecer a nuestros hermanos y hermanas de clase en esta batalla desigual. En muchos años no habíamos visto una lucha tan profunda como ésta, disputando el poder territorial al estado, la Federación, con organismos y formas de autodefensa que enardecieron a la burguesía.

Las importantes luchas que se desarrollan en nuestro continente se suman a todas las movilizaciones obreras y populares que evidencian el despertar que hoy tiene lugar en Oaxaca y en el pueblo mexicano, dando continuidad a la lucha de los pueblos hermanos de Chiapas, ampliando así el horizonte de esperanza hacia cambios reales para superar el sistema de explotación capitalista, y en el caso de México para superar la traición a las luchas de Zapata y el México indómito de la revolución de 1917.

Los motores más profundos del proceso que vive Oaxaca son la pobreza extrema del estado y la miseria en la que están sumidos las y los trabajadores -concentrados fundamentalmente en los servicios públicos y privados-, indígenas y campesinos, y la antidemocracia y represión implementadas por los sucesivos gobiernos priístas. La Comuna de Oaxaca se basa en la rebelión y la insurgencia de las y los trabajadores y el pueblo, que con métodos radicalizados desde la huelga general hasta el enfrentamiento con las fuerzas represivas, desarrollan una lucha política contra el poder estatal.

Se iniciaba así en Oaxaca un verdadero proceso político contra el poder del Estado, en donde las y los trabajadores, las y los campesinos e indígenas desarrollan y multiplican toda su iniciativa de lucha y organización. Esto se mostró con el surgimiento de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), integrada por el magisterio y organizaciones como: la Promotora contra el Neoliberalismo de Oaxaca, el Frente Sindical de Organizaciones Democráticas de Oaxaca y representantes de otros municipios y pueblos del Estado, agrupando alrededor de 365 organizaciones obreras, sociales y populares, y viene ejerciendo el control territorial sobre parte importante de la ciudad y algunos municipios del estado de Oaxaca, así como en carreteras y medios de comunicación. Hoy a pesar del ingreso de la Policía Federal Preventiva la APPO aún mantiene el control de importantes regiones con sus barricadas en pie.

La APPO ha estado funcionando en los hechos como un poder comunal opuesto al de los capitalistas y terratenientes, y es la base potencial de un nuevo poder obrero y popular. La comuna de Oaxaca marca el camino a seguir para enfrentar a un régimen de la alternancia, antidemocrático y represor de México. Es por eso que Fox y el régimen, mostrando una vez más que son fieles sirvientes del imperialismo yanki, quieren ponerle fin a esta lucha, ya que la caída del gobernador mediante la movilización y la lucha sentaría un peligroso precedente. Por eso se ha desplegado el operativo militar más importante desde 1994 -contra el levantamiento zapatista-, para amedrentar y reprimir la resistencia del pueblo de Oaxaca. La lucha de la APPO, es el punto más alto del descontento nacional mexicano superior a las movilizaciones contra el fraude, por sus métodos, su organización y su radicalidad, manteniendo este heroico combate contra el gobierno estatal del priísta Ulises Ruiz Ortiz.

La movilización y organización de las y los trabajadores y el pueblo de Oaxaca, es actualmente el punto más elevado de la lucha de clases en el continente contra los gobiernos pro-imperialistas, es además un gran ejemplo para la clase obrera, la juventud y las masas populares de América Latina, pues enseña la potencialidad de la acción independiente de las masas, y su dinámica marca la perspectiva que deben seguir las luchas contra la explotación y la opresión. Acabar con la APPO y desactivar la comuna oaxaqueña no ha sido una tarea fácil para los partidos de las clases dominantes de México.

Lo que sostiene a la comuna y a la APPO son las bases magisteriales, las mujeres, los trabajadores y trabajadoras, las y los campesinos e indígenas que día a día han sostenido las barricadas, las tomas de oficinas y la huelga del magisterio. Ahí radica la fuerza y la potencialidad del pueblo oaxaqueño. Para conquistar las demandas del Magisterio y el pueblo oaxaqueño, empezando con la caída de Ulises Ruiz, la tarea principal es profundizar la movilización y la lucha, apuntando a imponer un gobierno de la APPO y las organizaciones obreras y populares haciendo concreto lo que afirman los propios compañeros y compañeras de la APPO "Todo el poder al pueblo". Para eso es fundamental que se generalice la experiencia de la APPO, retomando sus métodos y su organización. La salida para las demandas obreras, campesinas y populares de Oaxaca requiere que las y los trabajadores y el pueblo asuman el gobierno de su destino, como parte de una lucha nacional contra la dominación capitalista y su régimen político en México.

Llamamos a desplegar de forma urgente e inmediata una gran campaña contra la política represiva del gobierno de Vicente Fox y los sicarios de Ulises Ruiz y a defender la comuna oaxaqueña, llamando a las y los trabajadores, estudiantes, las y los campesinos y sectores populares, a las y los jóvenes de Venezuela a tomar en nuestras manos esta práctica internacionalista. Son más de diez muertos los que han caído defendiendo la
Comuna de Oaxaca incluyendo un niño de 14 años, por decenas se cuentan los heridos y las presas y presos.

Es urgente la solidaridad efectiva de los sindicatos y organizaciones políticas, sociales y populares, para frenar los ataques y la represión del gobierno y el régimen de Fox y de Ulises Ruiz Ortiz al pueblo oaxaqueño.

Llamamos a todas las luchadoras y luchadores sociales, a las y los estudiantes, artistas, a las y los trabajadores, así como a las organizaciones obreras combativas y populares, a las organizaciones de izquierda, a repudiar públicamente la represión que están sufriendo las y los trabajadores y el pueblo de Oaxaca a manos de la Policía Federal
Preventiva enviada por el gobierno nacional de Vicente Fox, y de los sicarios del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que defienden al gobernador asesino del estado de Oaxaca, Ulises Ruiz.

¡Demostrémosle con acciones contundentes a los heroicos compañeros oaxaqueños que no están solos!

Exigimos:

- Retiro inmediato de la Policía Federal Preventiva, verdadero ejército de ocupación en Oaxaca.

- Fuera el gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz

- Libertad a todas y todos los detenidos

- Cárcel a los asesinos materiales y actores intelectuales de la matanza

Actuamos

NO COMPRANDO ningún producto de las transnacionales expoliadoras presentes en Venezuela, que detentan el poder económico y sostienen en México a asesinos como Ulises Ruiz y Vicente Fox. NO COMPRE: COCA COLA FENSA, BIMBO-MARINELA, SABRITAS, FRITO LAY y todas las marcas derivadas de estas corporaciones golpistas que además patrocinaron el fraude electoral en México y que quieren imponer como presidente al sucesor de Fox, Felipe Calderón.

¡Viva la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca! ¡Viva la Comuna de Oaxaca!

Concentración en la Embajada de México en Caracas ante los asesinatos y la represión en Oaxaca, Viernes 3 de Nov, 4:30 p.m.

Calle Guaicaipuro con Principal de las Mercedes, Edif. Forum, Piso 5, El Rosal. Bajar en metro Chacaíto y dirigirse al sur en dirección a las Mercedes

Firman:

Comité de Solidaridad con Oaxaca
Ateneo Popular
Colectivo de Escuela de Sociología
Corriente Marxista Revolucionaria
JIR- Juventud de Izquierda Revolucionaria (JIR-PRS)
Partido Revolución y Socialismo (PRS)
CTU- Movimiento de Pobladores
Núcleo Endógeno Tiuna el Fuerte
Colectivo Sin nombres - UCV
Orlando Chirino y Stalin Pérez Borges, por la Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma (C-CURA) de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT).
Y muchas individualidades

Invitamos a todas las organizaciones y las personas a suscribir esta declaración y a solidarizar con la lucha de los pueblos de Oaxaca.

Nuestros colegas, los bibliotecarios argentinos, nos han hecho llegar este mensaje con el que queremos concluir por ahora este Dossier:

Hermanos, amigos, colegas,

Hoy día 2 de noviembre, desde hace 6 horas, las policías y fuerzas militares intentan entrar en la ciudad universitaria de Oaxaca. Con tanquetas, helicópteros, balas. Hay heridos, desaparecidos, detenidos.

El pueblo oaxaqueño opone una feroz resistencia. Por eso os ruego que enviéis el siguiente comunicado que hoy han hecho público Chomsky, Berger, Negri, Galeano... a las siguientes direcciones.

Vicente Fox Quesada
(Presidente Constitucional de México)
vicente.fox.quesada@presidencia.gob.mx

Carlos Abascal Carranza
(Secretario de Gobernación)
cabascal@segob.gob.mx

José Luis Soberanes
(Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos)
correo@cndh.gob.mx

Ulises Ruiz Ortiz
gobernador@oaxaca.gob.mx

SON CINCO MINUTOS PARA VOSOTROS Y DE VERDADERA IMPORTANCIA PARA EL
PUEBLO DE OAXACA. GRACIAS, AMIGOS.

Estamos extremadamente alarmados de ver que en vez de tomar severas medidas contra los violentos paramilitares que han lanzado constantes ataques contra el pueblo de Oaxaca, el presidente Vicente Fox usa los asesinatos como pretexto para escalar la violencia contra la organización de base del pueblo.

Como compañeros trabajadores de la comunicación y artistas, honramos la memoria del periodista independiente, documentalista y respetado activista Brad Will, quien fue brutalmente asesinado mientras filmaba el movimiento popular en Oaxaca. Junto con Brad, en esta última semana murieron al menos otras seis personas a manos de agentes del ilegítimo gobierno de Ulises Ruiz y las fuerzas federales que ahora ocupan Oaxaca, entre ellas, Emilio Alonso Fabián (profesor), José Alberto López Bernal (enfermero), Fidel Sánchez García (albañil) y Esteban Zurita López.

Finalmente, en solidaridad con el pueblo de Oaxaca añadimos nuestras voces a estas demandas:

1. ¡Ulises Ruiz fuera de Oaxaca!

2. Retiro inmediato de las fuerzas federales de ocupación en Oaxaca!

3. ¡Libertad inmediata e incondicional a todos los detenidos!

4. ¡Justicia para todos los compañeros asesinados y castigo para todos los culpables en todos niveles!

5. ¡Justicia, libertad y democracia para el pueblo de Oaxaca!





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938