..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.148, Viernes, 3 de noviembre del 2006

Libro de visitas


DOSSIER_El desaparecido 30 001

En la primera quincena del pasado mes, la hermana Argentina se vio conmovida por la desaparición de Jorge Julio López, quien por esta fecha aún continúa desaparecido. Quienes niegan la posibilidad de un secuestro, no podrán negar lo “oportuno” de la desaparición, no las otras amenazas que se han proferido a miembros de los jurados, abogados, etc. Un colega argentino nos contaba:

“Recién me encontré con una señora que vino aquí a la Biblio a buscar apoyo para la escuela de sus niños, y al ver las fotos de los desaparecidos de Escobar me contó que ella vio como se llevaron a los hermanos D'Amico pero no me quiso dar su teléfono para hacerle una entrevista para un escrito porque tiene miedo. Ese es el efecto de la desaparición de Jorge Julio López en la sociedad.”

COMUNICADO DE PRENSA - ASOCIACION DE EX DETENIDOS DESAPARECIDOS –
BOLETÍN N 246 - 19 DE SEPTIEMBRE DE 2006

URGENTE: COMUNICADO DE PRENSA

Nuestro compañero Julio López, ex detenido-desaparecido, testigo y querellante en el juicio oral que está llevando a cabo contra el represor Miguel Osvaldo Etchecolatz, se encuentra con paradero desconocido desde esta mañana.

Julio tiene 76 años, testimonió sobre su secuestro sucedido en octubre de 1976, llevado a cabo por una "patota" que integraban, entre otros, Etchecolatz. Estuvo detenido-desaparecido en los centros clandestinos Destacamento policial de Arana, "Pozo de Arana", y Comisaría Quinta de La Plata.

Debía presentarse esta mañana para presenciar los alegatos de las querellas contra el represor en el edificio de la Municipalidad de La Plata, y al no comparecer se descubrió su ausencia desde muy tempranas horas.

Ante esta situación, que se prolongó durante todo el día, se realizó la presentación de un Habeas Corpus, denuncias en diferentes organismos estatales y medios de comunicación, y se está llevando a cabo una ardua búsqueda en la ciudad de La Plata.

Solicitamos ayuda e información sobre su paradero.

ASOCIACIÓN DE EX DETENIDOS-DESAPARECIDOS

http://argentina.indymedia.org/news/2006/09/443677.php


Desaparición de Jorge Julio López: Todos los caminos conducen al secuestro
Por Fernando M. López
APM

Hace más de diez días que no hay rastros del testigo clave contra el genocida Miguel Etchecolatz. Mientras tanto, crecen las amenazas a la Justicia, querellantes y organismos de derechos humanos.

La búsqueda del albañil Jorge Julio López, que mantiene en vilo a toda Argentina, continúa en diversos puntos periféricos de la ciudad de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, aún sin resultados satisfactorios. Las investigaciones en torno a su desaparición no descartan la posibilidad de que López se haya extraviado a raíz de un estrés psicológico luego de su declaración ante el tribunal que condenó al represor Miguel Etchecolatz por crímenes de lesa humanidad, en el marco del genocidio.

Sin embargo, a medida que pasan los días, la hipótesis del secuestro va ganando fuerza. Nilda Eloy, ex detenida-desaparecida, querellante y testigo junto con el albañil de 77 años, fue contundente en la multitudinaria marcha a Plaza de Mayo que encabezó el miércoles pasado para exigir al gobierno nacional la “aparición con vida ya” de su compañero.

“La mayoría de los indicios apuntan a que López fue secuestrado por la patota de la Policía Bonaerenese de la derecha fascista”, dijo Eloy al leer un documento que fue suscripto por decenas de organismos de derechos humanos, partidos políticos, ONG y movimientos sociales.

Según las argumentaciones de ese mismo documento, el primer indicio es que “Julio fue uno de los testigos claves para que Etchecolatz fuera condenado a reclusión perpetua en una cárcel común”.

López estuvo detenido-desparecido en el centro clandestino conocido como el Pozo de Arana y en la comisaría 5ª de La Plata. En el juicio identificó a Miguel Etchecolatz -que en ese entonces era la mano derecha de jefe de la Policía Bonaerense, Ramón Camps- como su torturador. El testimonio del albañil también fue clave para desentrañar el fusilamiento de Patricia Dell’Orto y Ambrosio De Marco, un matrimonio asesinado por orden directa de Etchecolatz.

Además, en la marcha se recordó el secuestro que sufrió en el 2004 el fiscal del juicio, Carlos Dulau Dumm, y las amenazas para que éste se apartara de la causa; así como las intimidaciones que sufrieron los querellantes, testigos y abogados antes, durante y después del proceso contra el represor. “El aparato represivo intentó amedrentarnos: anónimos, amenazas telefónicas, aprietes fueron usados contra aquellos que ponían en riesgo la impunidad de la que gozaron durante 30 años”, aseguró Eloy.

En este sentido, también debe tenerse en cuenta la carta recibida en las últimas horas por el presidente del tribunal que juzgó a Etchecolatz. Según la versión que difundió el diario Página/12, el texto sostiene: “Sabemos que usted, directa o indirectamente, está recibiendo presiones del Gobierno para actuar en función de los intereses que agredieron a la Nación y que hoy desde los cargos de poder, NO buscan Justicia sino venganza”.

La carta, que llegó por correo al despacho del juez Carlos Rozanski, sigue con una serie de largas recomendaciones para luego concluir en una clara amenaza: “Le SUGERIMOS VEHEMENTEMENTE QUE NO ceda ante estas presiones”. De lo contrario, “¡¡¡RENUNCIE!!!” y “sepa que esta farsa tendrá su fin en cualquier momento y los que no hayan honrado su cargo deberán rendir cuentas ante un tribunal particularmente imparcial”.

Pero Rozanski no fue el único magistrado que recibió la intimidación. El mismo texto, en sobre cerrado, con igual remitente (“III Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo-Barcelona-España”), llegó a manos de otros jueces y fiscales del interior del país que también investigan causas por violaciones de los derechos humanos durante la última dictadura militar.

Para las organizaciones que encabezaron la marcha del miércoles, ésta y otras amenazas, así como la desaparición de Jorge Julio López, tienen una motivación evidente: “los genocidas saben que con esta sentencia (por la de Etchecolatz) peligra la impunidad de la que gozan, saben que esa es la puerta para que condenados sean todos”. Por tal motivo, “no admitimos que se nos diga que (López) puede estar perdido debajo de un puente. ¿Tantos puentes hay en la zona de La Plata que las fuerzas de seguridad aún no pudieron encontrarlo?”, se preguntaron.

De la misma forma, Nilda Eloy señaló en diálogo con APM que la idea de una desaparición accidental es insostenible para cualquiera que conozca a López, porque mostró una actitud inquebrantable y una gran disposición para dar su testimonio ante la Justicia desde 1999, cuando declaró por primera vez.

Incluso, el propio presidente Néstor Kirchner parece más inclinado hacia la hipótesis del secuestro. En un acto oficial, ofreció a los tribunales que juzgan delitos de lesa humanidad toda la estructura del Estado para solicitar protección a testigos. Asimismo, advirtió que, independientemente de como se resuelva el Caso López, los hechos demuestran que “el pasado no está ni derrotado ni vencido; al contrario, cada oportunidad que tiene trata de hacer sentir que está presente”.

Por su parte, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, León Arslanián, ordenó hace una semana atrás una nueva purga en la Policía Bonaernse para separar de la fuerza a 60 efectivos que se desempeñaron en diferentes centros clandestinos de detención durante la última dictadura. Lo que cabe preguntarse, e investigar, ahora es cuántos represores actúan todavía en las Fuerzas Armadas, en las diferentes fuerzas de seguridad, como la Policía Federal, Gendarmería y Prefectura, y sobre todo en la SIDE.

Una de las líneas de investigación que trascendió recientemente indica que la desaparición de Jorge Julio López podría estar relacionada a una célula de ex policías bonaerenses vinculados a agencias de seguridad privada. Si bien este dato aún no pudo confirmarse, se trata de una pista para nada desdeñable si se tiene en cuenta la participación de estos elementos con la seguridad privada y de ésta como espacios de contención para los agentes del terrorismo de Estado desplazados de sus cargos en las últimas dos décadas.

En estas agencias los represores de antaño no sólo pueden seguir trabajando, sino que cuentan además con un aparato organizado para actuar según sus intereses, evadiendo cualquier tipo de control bajo la sombra de la impunidad.

El fenómeno no es exclusivo de la Argentina. Durante la década de 1990, las compañías de seguridad proliferaron como hongos en toda América Latina, al punto tal que en algunos países, como El Salvador y Honduras, los efectivos privados de seguridad superan en cantidad a los cuadros policiales del Estado. El armamento y la tecnología que utilizan estas agencias, en su mayor parte de origen transnacional, también están en creciente desarrollo, a veces superando los propios recursos públicos.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=38442


La familia de Julio López aún no cree en un secuestro

Amigos del albañil desaparecido insistieron con la principal tesis de su entorno, que sostiene que el hombre está "perdido" debido a un estado de shock.

Familiares y amigos de Jorge Julio López, testigo en el juicio al represor Miguel Etchecolatz, del que se desconoce su paradero hace 44 días, insistieron hoy en la hipótesis que sostiene que el hombre está "perdido" a raíz de un eventual "estado de shock".

Ayer, investigadores de la Policía Federal rastrillaron el pueblo de Elordi, localidad del partido de General Villegas en donde el albañil pasó su adolescencia, para comprobar si había algún rastro que permitiera pensar que se pudo haber dirigido hasta allí tras ausentarse de su casa en el barrio de Los Hornos, en vísperas de la condena a Etchecolatz.

Jorge Martínez, amigo del albañil desde hace 50 años, contó esta mañana que los investigadores estuvieron ayer en su casa "haciendo averiguaciones" y aseguró que "es buena" la hipótesis que sostiene el entorno de López respecto de un eventual "shock traumático" que habría sumido al testigo en un estado de desconcierto.

"Todas las hipótesis son buenas. La familia piensa que se ha perdido y vinieron hasta acá, porque acá residió y tiene sus padres y a una hermana en el cementerio" local, contó Martínez.

El hombre dijo ser amigo del albañil desaparecido desde "hace 50 años", aunque reconoció que "hace mucho tiempo" que no se ven. La postura del amigo de López coincidió con la hipótesis que sostiene el entorno familiar del albañil.

"Piensan que mi hermano está perdido, desorientado, y que tal vez en un ataque de melancolía haya venido para General Villegas o Elordi", dijo Olga López de Barale al diario Actualidad de General Villegas. Hasta el domicilio de la mujer habían llegado ayer patrulleros, personal de la división perros y otros tres autos particulares, en el marco de las averiguaciones sobre López.

Fuentes del Ministerio de Seguridad Bonaerense consultadas por DyN dijeron hoy que el operativo de rastrillaje concretado en General Villegas y la zona se hizo "no por haber un dato cierto o a raíz de que alguien avisó haber visto a López", sino para seguir la línea del "shock traumático" que, en teoría, podría haber llevado al hombre a trasladarse a la ciudad en la que pasó su adolescencia.

Rubén López, hijo del albañil, explicó también al diario Actualidad que el operativo de ayer se hizo porque se pensó que "a lo mejor tuvo algún shock postraumático que le pudo haber provocado una regresión a su lugar de nacimiento".

"El deseo de la familia es que se haya perdido. Nosotros mantenemos esa idea y por eso queremos encontrar alguna pista. Pensamos que, shockeado, pudo haber tenido una regresión y volver a esta ciudad para ver a sus amigos y a su padres, en el cementerio", completó el hijo del albañil.

http://www.infobae.com/notas/nota.php?Idx=284198&IdxSeccion=100799


Buscaron sin éxito a López en el pueblo donde vivió su adolescencia

Efectivos de la Federal realizaron un rastrillaje en Elordi, partido bonaerense de General Villegas. Ante la hipótesis de que haya sufrido un shock traumático, se barajó la idea de que pudo refugiarse en esa zona. En el operativo participó uno de sus hijos. El testigo clave del juicio a Etchecolatz fue visto por última vez el 18 de septiembre.

Efectivos de la Policía Federal junto a Rubén López, uno de los hijos de Jorge Julio López, buscaron ayer y hoy en el distrito bonaerense de General Villegas al principal testigo del juicio contra el represor Miguel Etchecolatz desaparecido hace más de un mes, pero no obtuvieron resultados que permitieran dar con su paradero.

Durante la jornada de hoy, se implementó la búsqueda en Elordi, a 520 kilómetros de La Plata. En ese pueblo, de apenas cien habitantes, pasó parte de su vida López. Por esa circunstancia, los investigadores no descartaron que, bajo la hipótesis de que padezca un shock traumático, el hombre haya decidido refugiarse en ese lugar. La búsqueda se realizó durante todo el día con la presencia de Rubén López, uno de los hijos del albañil desaparecido.

Elordi está ubicada a 15 kilómetros de General Villegas, a la vera de la ruta 188, y allí creció López, quien en su adolescencia trabajó en los tambos de la zona. Según se informó, los policías y el hijo de López "buscaron en los tambos y se entrevistan con amigos de la infancia de López para saber si tienen algún dato del hombre o si lo vieron en las últimas semanas".

Ayer Rubén López y los policías implementaron una búsqueda en la ciudad de General Villegas, donde nació López, cuya familia luego se trasladó a Elordi. "En General Villegas se habló con la hermana de López, Olga López de Barale y con amigos del hombre, sin resultados positivos y también se rastrilló el Cementerio, donde están enterrados los padres de López", precisaron fuentes policiales.

La hermana de López explicó, en declaraciones que publica el diario Actualidad de General Villegas, que estima que su hermano "está perdido, desorientado, y que tal vez en un ataque de melancolía haya venido para General Villegas o Elordi". Rubén López afirmó: "Estamos buscando información, porque pensamos que mi padre a lo mejor tuvo algún shock postraumático que le pudo haber provocado una regresión a su lugar de nacimiento".

Fuente: Télam

http://www.clarin.com/diario/2006/10/31/um/m-01300639.htm


Organismos de DDHH y familia de López pidieron a la Justicia recaratular la causa como “secuestro” 30/10/06

Representantes de entidades de derechos humanos y letrados que representan a la familia de Jorge Julio López, quien está desaparecido desde hace un mes y medio tras declarar en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz, pidieron al juez federal de La Plata, Arnaldo Corazza, que el caso deje de ser investigado como “averiguación de paradero” para recaratular la causa como “desaparición forzada de persona”, lo cual presupone el “secuestro” que el gobierno ha venido negando.

La titular de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Guadalupe Godoy, es la querellante en representación de la familia de López, y al momento de hacer la presentación advirtió que recaratular la causa “tiene más implicancias políticas que jurídicas”.

“En términos jurídicos, el reconocimiento del secuestro significa investigar quién tiene a Julio y castigar a los responsables. Pero políticamente tiene un alto impacto, porque obliga al Estado nacional y provincial a reconocer lo que realmente le ocurrió a este testigo de un juicio por la verdad, y que el gobierno está negando desde que ocurrió el hecho”, indicó Godoy en declaraciones a FM Universidad de La Plata.

La letrada aclaró que la presentación en el fuero federal para cambiar la tipificación de la causa, no guarda relación con la investigación paralela que realiza la justicia provincial, en este caso a cargo del fiscal Marcelo Martini.

En este sentido, señaló que la querella hará hincapié en la investigación federal “porque López desapareció siendo testigo de un juicio por la verdad y el contexto en el cual se dio, con amenazas y después la aparición de un cuerpo calcinado y otras señales, determina la necesidad de investigar ya su desaparición como una desaparición forzada”.

“Ya ha pasado un mes y medio sin Julio. Después de que el gobernador (Felipe) Solá dijo a pocos días de ocurrido el hecho que estábamos ante el desaparecido 30.001, el gobierno no ha dejado de desmentirlo e insiste en que puede estar perdido. Eso ya no se puede sostener más y tienen que asumir el costo jurídico y político de reconocer que se trata de un secuestro”, concluyó la abogada.

http://www.infosigma.com.ar/clip.asp?3193


La desaparición de Jorge Julio López: El mensaje a la Argentina Por Ernesto J. Navarro

Argenpress 14-10-2006


El pasado 19 de septiembre, un tribunal argentino emitió un fallo, verdaderamente extraordinario, al condenar a “cadena perpetua” a ex comisario policial Miguel Etchecolatz quien fuera, hace 30 años uno de los más cruentos torturadores de la dictadura militar de ese país.

En su veredicto, el tribunal consideró que los casos de tortura eran delitos de lesa humanidad y agrega el fallo, que fueron cometidos en el marco del genocidio (se hablan de más de 30 mil desaparecidos) ocurrido durante el pasado régimen de facto. Con este hecho, se echaba tierra sepultural a una decisión del congreso argentino que, en la década de 1980, amparó a los oficiales acusados de crímenes de lesa humanidad, con la tristemente célebre “ley de Obediencia Debida y Punto Final”.

Etchecolatz fue condenado a prisión perpetua por los asesinatos calificados de Diana Teruggi y por la privación ilegal, tormentos y homicidio calificado de Ambrosio De Marco, Patricia Dell Orto, Elena Arce, Nora Formiga y Margarita Delgado. También se le incriminó, la privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos de Nilda Eloy y Jorge Julio López…

Jorge Julio López, un albañil de 77 años de edad, se convirtió en el principal testigo en la causa contra el ex comisario Etchecolazt… días después del juicio, mientras daba un paseo por su casa, López desapareció y nadie más ha vuelto a saber de él en tres semanas…

El mensaje

Evidentemente que, con estos juicios y la sentencia que califica por primera vez, como “genocidio” y “crímenes de lesa humanidad”, se golpea fuertemente a las mafias dependientes de las oligarquías militares que usurparon el poder y acallaron con saña y brutal violencia a la disidencia.

La desaparición de Jorge Julio López es un mensaje. Un mensaje que debe leerse a la inversa. Es un mensaje dirigido al movimiento popular argentino (reivindicado a pesar de las críticas que puedan existir, por el gobierno del presidente Néstor Kirchner) Es un alerta que pretende decirle al pueblo argentino: “no canten victoria, aún seguimos acá… y con poder”.

Dante Roberti, un entrañable amigo, un peronista sobreviviente de la dictadura militar, en respuesta a mi inquietud de sobre la desaparición de Jorge Julio López, me escribió: “Nos estamos enfrentando a un poder que se asienta en la derecha fascista, y los grupos económicos que se oponen al gobierno, tanto nacionales como extranjeros”.

Dante, cree que la López es un símbolo para América toda. Los poderosos, la fuerza económica detrás de la potencia mediática no se resignará ante el avance del movimiento popular que, en todo el continente reconquista espacios y reclama poder. Yo creo lo mismo.

Es igualmente un mensaje contra la Revolución Bolivariana, contra el gobierno indígena de Bolivia, contra Argentina y contra todos los que se oponen a los designios de los poderosos, que usan los países como fuente de enriquecimiento personal.

La desaparición de Jorge Julio causa indignación y rabia. La misma que causa ver en Venezuela, al criminal ex jefe de la policía política, Henry López Sisco, caminando desafiante por las calles, olvidándose de ser el principal causante de la masacre de estudiantes en la población de Yurame (1) o la masacre de Cantaura y hasta la matanza de pescadores en El Amparo (2).

Es la hora de movilizarse y desafiar a los poderosos y que el pueblo ofrezca una respuesta contundente a esos criminales y a la justicia que los ampara… es hora de pelear y levantarse, es la hora de levantar los puños… Argentina: estamos con ustedes…

¡Brindo por las alianzas fraternales de pueblos continentes y destinos! ¡Brindo por una América capaz de abatir a las bandas imperiales!

Pero algo se define en nuestro suelo América Latina tiene otro cielo...

(Raúl González Muñón)

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=39312

Miguel Osvaldo Etchecolatz
Policía - Provincia de Buenos Aires

Miguel Etchecolatz fue Comisario general de Policía de la provincia de Buenos Aires, donde se convirtió en la mano derecha del jefe de la Policía Bonaerense general Ramón Camps. En virtud de su cargo, fue responsable de 21 campos clandestinos de detención que funcionaron en la mencionada provincia, en los que fue visto reiteradamente. Entre estos se encontraron el Pozo de Quilmes, el COT1 Martínez y la División Cuatrerismo de La Plata (Arana). También fue responsable por la "Noche de los Lápices",

La Cámara Federal lo condenó a 23 años de prisión por encontrárselo responsable de 91 tormentos cometidos durante su actuación como director general de Investigaciones de la Policía bonaerense. Fue liberado cuando la Corte Suprema de Justicia le aplicó la ley de obediencia debida.

En Mayo del 2000, el juez federal Humberto Blanco inició un proceso contra Etchecolatz por el homicidio de Diana Teruggi, el 24 de noviembre de 1976 y la desaparición de su bebé, Clara Anahí Mariani; la privación ilegítima de la libertad, la aplicación de tormentos y el homicidio calificado del fiscal Antonio Bettini y su suegra, Mercedes Houerquebie de Francese, Ambrosio Francisco de Marco, Patricia Graciela Dell 'Orto (también la violación de esta joven), Elena Arce, Nora Formigo y Margarita Delgado y la privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos de Jorge López y de Nilda Eloy. Nunca fue juzgado ni amnistiado por estos delitos (y muchos otros).

Actualmente es vicepresidente de ANIDAR (un grupo fascista de militares retirados, represores y skin heads).

http://www.desaparecidos.org/arg/tort/policia/etchecolatz/





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938