..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.149, Viernes, 10 de noviembre del 2006

Libro de visitas


DOSSIER_El mundo contra el bloqueo

Ya Cuba estaba segura del resultado. Ya Cuba sabía que el Mundo (no contamos a los títeres dentro de ese Mundo) iba a romper barricadas a su lado y que, aunque sigamos padeciendo tan brutal e injusto atropello, no estamos solos. Y está segura que mucho m´s temprano que tarde, vencerá al Bloqueo:

ONU votará hoy resolución contra bloqueo estadounidense
Un genocidio auspiciado por Washington: bloqueo de EE.UU. contra Cuba

Por Víctor Ego Ducrot (APM)

Por decimoquinta ocasión consecutiva, este miércoles La Habana presenta a consideración de la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) el proyecto de resolución titulado "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba".

El bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra Cuba dura ya más de cuatro décadas con el propósito de rendir por hambre y enfermedades a un pueblo que sólo pretende ejercer de manera plena su derecho a la autodeterminación y defender su soberanía, bienestar y dignidad", manifestó en forma categórica Lissette Pérez Pérez, primera secretaria de la embajada del país caribeño en Argentina.

En diálogo exclusivo con APM, la diplomática cubana dijo que, por decimoquinta ocasión consecutiva, este miércoles La Habana presenta a consideración de la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) el proyecto de resolución titulado "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba".

El año pasado, 182 Estados miembros de la ONU votaron a favor de una resolución similar, muestra del rechazo casi unánime a la política genocida del gobierno de Estados Unidos contra la nación caribeña y a la aplicación de leyes extraterritoriales, como la llamada Ley Helms - Burton, contraría a la Carta de Naciones Unidas y a los principios del Derecho Internacional y a las normas que rigen las relaciones económicas, comerciales y financieras entre los Estados.

"El bloqueo es un acto de genocidio, en virtud del inciso C del artículo II de la Convención de ginebra para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, del 9 de diciembre de 1948. Además, es un acto de guerra económico, de acuerdo a lo establecido en la Conferencia Naval de Londres, desde 1909", apuntó Pérez Pérez.

El boqueo de Estados Unidos contra Cuba es el más prologado y cruel que haya conocido la historia de la humanidad. Siete de cada 10 cubanos han nacido y vivido bajo el bloqueo y el daño económico que ha sufrido el pueblo cubano supera la cifra de 86 mil 108 millones de dólares. Sólo en 2005, implicó un costo de 4.000 millones de dólares.

En ese año, las medidas ilegales impuestas por Estados Unidos contra la Isla caribeña recrudecieron en intensidad y se acentuaron sus efectos extraterritoriales, impuestos por la leyes Torricelli y Helms - Burton (un empresa de un tercer país no puede vender a Cuba ningún producto o equipo si tiene más del 10 por ciento de componentes norteamericanos; tampoco puede vender en Estados Unidos u producto o un equipo si contiene material prima cubana).

Las leyes Torricelli (en vigor desde 1992) y Helms - Burton (desde 1996) tuvieron una fuerte escalada en su aplicación a partir de la actualización del Plan del presidente Goerge W. Bush contra Cuba, de julio de 2006, estableciendo por primera vez la aplicación de la Helms -Burton contra las empresas de aquellos países que apoyen a la continuidad de la Revolución Cubana.

Asimismo, el mismo Plan Bush prevé una aplicación más rigurosa de la negativa de visas para viajar a Estados Unidos contra empresarios que inviertan en Cuba en los sectores del petróleo, turismo, níquel, ron y tabaco.

"El fraudulento entramado legislativo de Washington contra Cuba permitió, por ejemplo, que la empresa Bacardí pueda comercializar en Estados Unidos un ron con la marca Havana Club, que es cubana. Actualmente están maniobrando para hacer lo mismo con Cohíba, emblemático registro de la producción tabacalera de mi país", subrayó Pérez Pérez.

Destacó también que, el año pasado, Cuba tampoco pudo recibir turismo estadounidense. "La OFAC impuso multas por violar las regulaciones sobre viajes a la Isla a 487 ciudadanos o residentes en Estados Unidos, por una suma total de casi 530 mil dólares y según estudios publicados en ese país, Cuba podría recibir cinco millones de turistas norteamericanos por año, con ingresos por 7.000 millones de dólares anuales", dijo la diplomática cubana.

"Sólo en 2005, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM) desembolsaron entre ambos casi 12 mil millones de dólares, destinados a la ejecución de programas de desarrollo en América Latina y el Caribe. Ni uno sólo de esos dólares fue para Cuba", añadió.

Respecto del Plan de Bush para la Anexión de Cuba, puesto en marcha el 6 de mayo de 2004 y ratificado en julio de este año, Lissette Pérez Pérez subrayó que el mismo implica "el recrudecimiento del bloqueo, la subversión, las campañas de propaganda y la recolonización de mi país".

De una lectura atenta del Plan Bush se desprenden las siguientes medidas ilegales contra Cuba.

Mayores restricciones a las visitas familiares de los cubanoamericanos a la Isla (los viajes disminuyeron en un 54 por ciento, de más de 115 mil en 2003 a poco menos de 62.000 en 2005). Nuevos impedimentos a los viajes de los norteamericanos a Cuba (se redujeron en un 45 por ciento, de más de 85.000 en 2003 a apenas 39.000 en 2005). También fue restringido aun más el envío de remesas y paquetes.

Mediante el Plan Bush se impusieron sanciones a compañías y ciudadanos de Estados Unidos que violan las regulaciones del bloqueo. En 2004 - 2005, más de 800 personas fueron multadas por viajar ilegalmente a Cuba y 85 empresas fueron sancionadas.

Asimismo, se intensificaron las persecuciones contra las transacciones comerciales y financieras de Cuba en el exterior. En ese sentido, se estableció un Grupo de Identificación de Activos Cubanos para investigar las vías por las que entran y salen las divisas del país caribeño. Quince empresas con intereses cubanos radicadas en terceros países han sido sometidas a la aplicación del bloqueo.

Estados Unidos creo nuevos mecanismos para perfeccionar la implementación del bloqueo y de sanciones contra los violadores del mismo, previendo incluso el enjuiciamiento penal. Asimismo, se prohibió el envío directo de remesas a través de instituciones establecidas en terceros países y la venta de equipos médicos que sean destinados a programas para extranjeros a gran escala. Estas últimas disposiciones afectarían los programas médicos tanto en Cuba como en el exterior (Operación Milagro, Brigada Henry Reeve, Programa Integral de Salud en casi 70 países).

Como si todo eso fuera poco, el gobierno de Estados Unidos previó la creación de una "Fuerza de Tarea Interagencia del Níquel Cubano", con el objetivo de impedir las ventas del metal que produce el país caribeño, y el endurecimiento de las regulaciones para el envío a Cuba de artículos humanitarios (prohíbe por ejemplo las donaciones de organizaciones religiosas estadounidenses, como el Consejo de Iglesias a sus contrapartes cubanas).

A título de recordatorio, y para constatar que el bloqueo es una herramienta política ilegal de Estados Unidos contra Cuba, el sábado pasado, a través de la cadena Telesur, el titular del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, exhibió documentación del departamento de Estado de Estados Unidos en la que se reconoce que aquella estrategia comenzó a aplicarse incluso antes del triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959.

Los archivos desclasificados expuestos por Alarcón dan cuenta de cómo entre mediados de diciembre de 1958 y abril de 1959, tanto la embajada de Estados Unidos en La Habana como el departamento de Estado avalaban la fuga de capitales llevada a cabo por el dictador Fulgencio Batista y su cómplices, y recomendaban medidas tendientes a provocar hambre y descontento en la sociedad cubana, como única forma de luchar contra el masivo apoyo que concitó la Revolución.

Desde aquél diciembre de 1958 hasta la actualidad, los gobiernos de Estados Unidos han mantenido su política de hostigamiento contra Cuba. La última versión de ésta es el ya mencionado Plan Bush, del que puede recordarse lo siguiente.

La publicación del Informe de la llamada “Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre”, anunciada para el presente año, había sido dilatada desde el pasado 20 de mayo, fecha en que originalmente se previó su entrega a Bush.

Finalmente, el 10 de julio, se dio a conocer de forma oficial el Informe mediante una breve declaración escrita del presidente Bush y su presentación ante la prensa por los co-presidentes de la Comisión, la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y el Secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, así como el llamado “coordinador para la transición en Cuba” del Departamento de Estado, Caleb McCarry. Dos días más tarde, el 12 de julio, McCarry fue a rendir cuenta a los representantes de la mafia cubana de Miami, antes quienes presentó formalmente este informe.

El Informe del 2006 no sustituye ni modifica el Plan del 2004. Por el contrario lo toma como base y lo enriquece, adicionando medidas que refuerzan la política de guerra económica contra Cuba, incorporan nuevas fuerzas para lograr el derrocamiento de la Revolución e incrementan de manera significativa el financiamiento directo e indirecto a la subversión interna. Todas las medidas incluidas en el 2004 mantienen plena vigencia.

La existencia de recomendaciones en un anexo secreto alegando razones de Seguridad Nacional y para “lograr su efectiva realización” es una nueva particularidad de este Informe. Su mayor importancia radica en el hecho de que tales recomendaciones están referidas específicamente al Capítulo 1 dirigido a precipitar el derrocamiento del Gobierno revolucionario.

El Plan está basado en el estricto cumplimiento de lo establecido en la Ley Helms-Burton, la que señala que el bloqueo se mantendría después del hipotético triunfo de la contrarrevolución, hasta tanto se cumplan un grupo de requisitos, cuyo principal reclamo es que “se registren progresos palpables en el proceso de devolución de las propiedades” a los antiguos explotadores (Sección 206) llegando incluso a señalar que la liquidación de este asunto es “condición indispensable para el pleno restablecimiento de las relaciones económicas y diplomáticas” (Sección 207) entre ambos países.

El segundo Informe fue elaborado sobre la base de las recomendaciones del Plan del 2004 y consta solamente de 93 páginas, organizadas en los siguientes siete capítulos: “Acelerar el fin de la dictadura de Castro: Transición, no sucesión”; “Ayudar a los cubanos a responder a necesidades humanitarias y sociales críticas”; “Ayudar a los cubanos a lograr elecciones libres y justas”; “Ayudar a los cubanos a crear oportunidades económicas basadas en el mercado”; “El papel de la comunidad internacional”; “El papel vital de los cubanos en el exterior” “Prepararse ahora para apoyar la transición”.

En la confección del Plan Bush participaron más de 100 funcionarios de 17 departamentos y agencias federales.

La publicación del Plan Bush se da en el contexto de la frustración de la Administración Bush ante el fracaso de las medidas anteriores que no lograron sus propósitos: de destruir la Revolución, acabar con todos los avances socio-económicos alcanzados, privarnos de la independencia y soberanía, restaurar el capitalismo y perpetuar la dominación yanqui sobre la nación cubana.

El texto publicado ahora no se aparta ni un milímetro del Plan Bush. Todo lo contrario. Comienza por precisar que lo ratifica, saluda los supuestos éxitos que ha tenido su aplicación y sobre esa “sólida base” anuncia “medidas adicionales” para “precipitar” el fin de la Revolución cubana.

Las medidas contenidas en el anexo secreto son sumamente peligrosas y constituyen un mensaje nada disimulado de anunciarnos más ataques terroristas, nuevos intentos de asesinatos contra dirigentes de la Revolución e incluso la agresión militar.

Las medidas propuestas para acelerar la destrucción de la Revolución, contenidas en el Plan Bush implican un mayor recrudecimiento del bloqueo, un aumento significativo del financiamiento a la subversión, más guerra propagandística, de desinformación, y mayores intentos para internacionalizar la política contra Cuba, todo ello con el claro objetivo de provocar la desestabilización interna y lograr el respaldo internacional a su intervención militar directa.

Las medidas que este nuevo Informe propone para recrudecer el bloqueo están dirigidas a golpear a Cuba en esferas económicas en las que ha experimentado avances y a neutralizar básicamente su influencia en América Latina derivada de los programas de asistencia médica que desarrolla en dicha región.

Los fondos aprobados en este Informe para financiar la subversión, implicarían un incremento sustancial con respecto al Informe del 2004. Recuérdese que no se incluye en esta cifra lo que se canaliza por vía encubierta tal como lo posibilita la Ley Helms-Burton en su Sección 115, las cuales probablemente puedan encontrarse en el anexo secreto.

En lo que se refiere a los capítulos del 2 al 4, aparentemente se utiliza un lenguaje más cuidadoso, sofisticado y edulcorado, con la intención de confundir, ante el rechazo causado por la forma burda en que el primer Informe manipuló e ignoró la realidad cubana, por lo cual recibió críticas provenientes de todas partes, incluyendo aquellos que no simpatizan con la Revolución.

El Plan Bush, haciéndose eco de la Estrategia de Seguridad Nacional de 2006 de los Estados Unidos, incorpora el criterio de la supuesta amenaza regional que Cuba representa al socavar los intereses de los Estados Unidos. en el Hemisferio.

Las reiteradas menciones que aparecen en este Informe al factor desestabilizador que constituye para la región la alianza política entre Cuba y Venezuela y a que el Gobierno cubano constituye una amenaza a la seguridad de los ciudadanos norteamericanos son argumentos que una vez avalados por el presidente Bush pasarían a formar parte de la sustentación política para emprender cualquier agresión contra Cuba y Venezuela.

El Plan Bush para la anexión de Cuba establece la proyección de la política que seguirá esta Administración en lo que le resta de mandato, o sea hasta enero de 2009, ratificando su determinación a forzar un “cambio de régimen”, que se disfraza bajo el engañoso concepto de promover la transición a la democracia, que no es más que un eufemismo para ocultar su objetivo histórico de destruir la Revolución y restablecer su dominio sobre Cuba.

8/11/06

http://www.visionesalternativas.com/article.asp?ID={05CA63CE-3CF1-425E-B084-
5253ED3C279A}&language=ES


El 8 de noviembre Cuba presentará a la Asamblea de la ONU su proyecto de resolución para que EEUU ponga fin al bloqueo
El bloqueo contra Cuba y su economía

Por Carlos Fernández-Vega

La Jornada

Oficial e ilegalmente decretado el 3 de febrero de 1962, el bloqueo estadounidense contra Cuba cerca está de su cumpleaños número 47. Resolución tras resolución, condena tras condena, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) nada ha hecho, más allá del discurso y las buenas intenciones, para romper el cerco y sus lesivos efectos económicos.

De acuerdo con cifras gubernamentales cubanas, hasta 2005 dicho bloqueo significó a la isla pérdidas económicas superiores a 86 mil millones de dólares, monto que se incrementa a 140 mil millones si se incluyen los daños directos ocasionados a objetivos económicos y sociales del país por los sabotajes y actos terroristas alentados, organizados y financiados por y desde Estados Unidos, y el valor de los productos dejados de producir, así como los daños derivados de las onerosas condiciones crediticias que se le imponen a Cuba.

La asamblea general de la ONU ha condenado en cuando menos 14 ocasiones (1992-2005) consecutivas el ilegal bloqueo estadunidense en contra de Cuba. Y 2006 no será la excepción, aunque nuevamente sin visos de que el cerco llegue a su fin. Sin embargo, el gobierno de la isla no quita el dedo del renglón y presentó un nuevo informe -que actualiza el daño económico, comercial y financiero a la isla- que fue presentado en la ONU como la resolución 60/12 y que será votado el próximo 8 de noviembre, para acumular otra condena del organismo.

El efecto económico ha sido superlativo, pero a pesar de ello la economía cubana reporta un comportamiento al alza y en los dos años anteriores ha registrado una tasa de crecimiento superior a la de otros países latinoamericanos (5.4 por ciento en 2004 y 11.8 en 2005), de acuerdo con el más reciente informe de la Cepal (Cuba: evolución económica durante 2005 y perspectivas para 2006), recientemente divulgado.

El reporte del organismo especializado de la ONU reseña que la principal fortaleza de la economía cubana son los recursos humanos con alta calificación y la provisión universal de los servicios básicos como educación, salud, cultura y deportes. Sin embargo, adolece de bajos niveles de eficiencia en la utilización de los recursos disponibles, hecho asociado a una insuficiente gestión empresarial que se manifiesta también en su déficit financiero externo, aunque recientemente haya mejorado.

A lo anterior contribuye también la crisis de la industria azucarera, los rezagos tecnológicos de la planta productiva después de varios años con bajos niveles de inversión y el deterioro de la relación de precios del intercambio, asociado básicamente al alza tanto en las cotizaciones internacionales del petróleo como en los alimentos. La segmentación de los mercados y la dualidad monetaria y de precios también entorpecen el funcionamiento del sistema económico.

Las metas de la política económica en 2005 fueron abordar diversos problemas como el combate a la corrupción, la transformación electro energética, la rehabilitación del transporte, contrarrestar los efectos de la sequía, el programa de viviendas y de alimentos, la generación de empleo, el incremento de los salarios del sector público y las pensiones de los jubilados, el mejoramiento del consumo de las familias, la profundización de los programas sociales, el control y la centralización de las divisas, la consolidación del control del comercio exterior y su diversificación geográfica y la reforma del sistema de distribución normada de bienes y servicios a precios subsidiados.

La mayor capacidad de importación por la actual holgura de divisas ha permitido mejorar la oferta de bienes y servicios para enfrentar las alzas de salarios y pensiones, así como mejorar la estructura de precios relativos mediante la disminución de subsidios y el aumento de las tarifas eléctricas y las cotizaciones de otros bienes y servicios. Se siguió esta política para evitar tanto una agudización de la escasez de bienes y servicios que padece el país como una expansión del mercado informal y contener una declinación de la productividad del trabajo.

Durante 2005 se profundizaron los cambios en política económica iniciados anteriormente, sobre todo en el ámbito monetario y financiero, como la desdolarización y la revaluación de la moneda nacional. Se advirtió una marcada tendencia a la centralización de las divisas de que dispone el país, una mayor participación del Estado en la economía y algunas transformaciones que están teniendo lugar en la gestión empresarial.

El gobierno decidió que las empresas más competitivas y los trabajadores más eficientes reciban mayor estimulación material para reforzar la correspondencia entre sus ingresos y los resultados productivos alcanzados. También se pretende restablecer la debilitada cultura productiva y la disciplina laboral del país ante el hurto y desvío de recursos de los almacenes del sector público.

El futuro de la economía cubana dependerá de un cambio profundo en la especialización productiva, las exportaciones no tradicionales de bienes como productos farmacéuticos y biotecnológicos, y el desarrollo del cluster cañero azucarero, la profundización de la política de sustitución de importaciones y la consolidación de los servicios turísticos. El desafío consiste en encontrar la fórmula de acompañar y facilitar estos cambios en el contexto de limitaciones con las cuales opera la economía.

Votaciones en la ONU sobre el ilegal bloqueo de EU contra Cuba

Evolución económica de Cuba

El derrumbe de la Unión Soviética y el desmoronamiento del bloque socialista potenciaron el impacto negativo del ilegal bloqueo estadunidense contra Cuba, y la economía isleña prácticamente se hundió (sólo en 1993, el PIB se desplomó 15 por ciento). Surgió el "periodo especial" y otros dramáticos programas de sobreviviencia.

De acuerdo con el informe de la Cepal (Cuba: evolución económica durante 2005 y perspectivas para 2006, que nunca hace referencia al ilegal bloqueo estadunidense ni a sus lacerantes efectos sobre la economía isleña), la mayor de las Antillas reporta una tasa anual promedio de 6.56 por ciento en los cinco años recientes.

Según la Oficina Nacional de Estadística en 2005, cita el organismo, la economía cubana creció 11.8 por ciento frente a 5.4 en 2004, impulsada por una mayor disponibilidad de divisas, el incremento en el valor de las exportaciones de níquel y el dinamismo de los servicios turísticos. En parte, este desempeño obedece a la venta de servicios profesionales a Venezuela, ingresos que han permitido enfrentar la factura petrolera. Estos resultados se lograron pese a las condiciones climáticas adversas, como la peor sequía en 100 años y tres huracanes que generaron daños directos e indirectos estimados por el gobierno en 3 mil 661 millones de dólares (7.9 por ciento del producto interno bruto en 2005). Al mismo tiempo se registra crecimiento económico con saldos superavitarios tanto en la cuenta corriente como la de capital de la balanza de pagos (1.1 por ciento del PIB), lo que aumentó el nivel de reservas internacionales (507 millones), permitiendo mayor cobertura ante posibles choques externos.

En 2005 se observó una mayor expansión de las importaciones de bienes y servicios (36.4 por ciento) respecto de las exportaciones (27.9). La brecha fiscal se amplió de 3.5 por ciento en 2004 a 4.2 en 2005 y se generó un fuerte crecimiento de la liquidez monetaria acumulada en manos de la población (35.5 por ciento), pero todavía sin graves consecuencias sobre la inflación (3.7 por ciento).

La estructura de las exportaciones de bienes de Cuba en los años recientes ha experimentado un cambio notable. Sobresale el acentuado incremento del níquel, mientras que el azúcar y los derivados descienden a un tercer lugar en sólo cuatro años. Parte de esta transformación se asocia al alza de los precios internacionales en los casos del níquel y el azúcar. También cabe resaltar que las exportaciones de productos no tradicionales siguieron avanzando, principalmente los bienes con alto valor agregado, como los biotecnológicos, farmacéuticos y de la ingeniería genética.

En 2005 se atenuó la importancia relativa de las remesas familiares como fuente de financiamiento externo de la economía, a la vez que las ventas en las tiendas de recuperación de divisas crecieron 6 por ciento. El número de negocios conjuntos con empresas extranjeras disminuyó de 313 en 2004 a 287 en el siguiente año. En cambio, se acrecentaron las inversiones extranjeras directas procedentes de China, Venezuela y Canadá. Las importaciones de bienes y servicios también se incrementaron, en parte por los mayores precios del petróleo y los alimentos. El superávit de la balanza de servicios se amplió significativamente ante el aumento del turismo internacional y los servicios profesionales y de telecomunicaciones.

Otro cambio notable en el reciente lustro se produjo en el intercambio comercial de bienes por continentes. En 2005 fueron sobresalientes América (50 por ciento), Europa (29) y Asia (19), frente a 40.6, 43.4 y 15.3, respectivamente, en 2000. Estas tendencias continuaron en 2005, ya que las importaciones de Cuba desde la Unión Europea ascendieron discretamente (0.5 por ciento) y totalizaron mil 553 millones de dólares, al tiempo que las exportaciones fueron de 817 millones de dólares, con una reducción de 2.5 por ciento.

Los principales socios comerciales de Cuba fueron Venezuela, China, España, Canadá, Países Bajos, Brasil, Italia, México y Japón. En particular, el intercambio comercial con Venezuela viene creciendo aceleradamente desde 2000; las exportaciones de bienes y servicios de Cuba a Venezuela se elevaron a 500 y 2 mil 500 millones de dólares, respectivamente, en 2005. Así, Cuba se convirtió en el tercer socio comercial de Venezuela después de Estados Unidos y Colombia. En esta privilegiada posición influyen decisivamente los 90 mil barriles diarios de petróleo que Venezuela le suministra a la isla. El valor de las importaciones de hidrocarburos desde Venezuela totalizó mil 800 millones de dólares en 2005. El intercambio comercial de Cuba con China creció de forma espectacular (67 por ciento) y llegó a 873 millones de dólares.

La deuda externa se contrajo y mejoró su perfil. Ahora, sólo 27 por ciento de los compromisos vencen en el corto plazo, mientras que antes la mayor parte de los pasivos estaban pactados a corto plazo.

Por lo que hace a las perspectivas para 2006, el gobierno cubano estima que el crecimiento del PIB podría superar 10 por ciento, sobre la base del dinamismo comercial con Venezuela y China. Se le otorga prioridad al sector energético, por lo que se estima que la extracción nacional de petróleo y gas aumente, y en los primeros meses del presente año ya se logró una sensible mejora en el servicio eléctrico. Se prevé un incremento en torno a 70 por ciento en las inversiones públicas, donde se priorizan los programas sociales y de vivienda, el sector energético, el turismo y el níquel.

Las rebanadas del pastel

Y a pesar de todo, Cuba va, aunque se mantenga como territorio sitiado con todo y resoluciones de la ONU.
Documento relacionado:

Texto integro del Informe de Cuba sobre la Resolucion 60/12 de la Asamblea General de las Naciones Unidas: Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba. Octubre 2006


El mundo contra el bloqueo
Opiniones de naciones y organismos internacionales sobre el bloqueo a Cuba, contenidas en el informe de Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas

• Argelia

Considera que el bloqueo económico, comercial y financiero que se mantiene contra Cuba constituye una violación de los principios de igualdad soberana de los estados y de no injerencia en los asuntos internos de otro Estado, y por ello no puede sino expresar su preocupación por las consecuencias negativas para el pueblo cubano y pedir que se respeten y apliquen las resoluciones pertinentes de la Asamblea General.

Reafirma su pleno apoyo a las posturas adoptadas en la XIII Reunión en la Cumbre del Movimiento de los Países No Alineados, celebrada en Kuala Lumpur en el 2003, y en la Segunda Cumbre del Sur (Grupo de los 77 y China) celebrada en Doha en junio del 2005, que rechazaron las medidas económicas coercitivas y las leyes de carácter extraterritorial impuestas a los países en desarrollo y pidieron a Estados Unidos que pusiera fin de inmediato al bloqueo, tan injusto como ilegal, impuesto contra Cuba.

• La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

Los problemas causados por la imposibilidad de aprovechar al máximo las posibilidades de exportación (café, miel, tabaco, langosta viva y productos acuícolas) al mercado más cercano, Estados Unidos, han entrañado pérdidas importantes, puesto que ha sido necesario vender a mercados más distantes, por lo que los costos de comercialización y distribución resultantes han sido más elevados. Además, el comercio a menudo genera una transferencia de conocimientos, y los cubanos no se benefician de esas transferencias.

El bloqueo tiene consecuencias negativas en la balanza comercial y los ingresos en divisas de Cuba, así como en el volumen de la producción del país. El valor de los productos agrícolas importados aumentó de 808,6 millones de dólares en 1999 a 927,2 millones de dólares en el 2004.

El bloqueo afecta a la importación de productos alimenticios para el consumo humano, en particular los destinados a programas sociales, puesto que las restricciones limitan su cantidad y calidad, lo cual tiene un efecto directo en la seguridad alimentaria de los segmentos vulnerables de la población.

• Benin

Estima que las medidas de bloqueo económico, comercial, financiero e incluso científico impuestas contra Cuba perjudican gravemente al desarrollo de ese país amigo. En consecuencia, expresa su deseo de que se ponga fin a esas medidas para que el pueblo y el Gobierno de Cuba puedan disfrutar de su soberanía, de conformidad con los principios y los valores originales establecidos en la Carta de las Naciones Unidas.

• Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

El efecto acumulado de 44 años de bloqueo económico y financiero y las medidas impuestas recientemente han afectado de manera directa a la población cubana. Desde el 2006 se ha prohibido a varias agencias de viajes estadounidenses vender billetes de avión a Cuba, lo que dificulta aún más los contactos y las relaciones familiares y se suma a las restricciones existentes en materia de transferencias de fondos y visitas de familiares cercanos a una vez cada tres años y a la prohibición de enviar prendas de ropa y artículos de higiene a familiares.

Cuba se enfrenta a graves limitaciones comerciales y se ve obligada a importar productos desde países más lejanos, lo cual se traduce en un gasto mucho más elevado y dificulta la cooperación de las Naciones Unidas. En cuanto al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), esto dificulta la adquisición de suministros necesarios para los proyectos de cooperación. Además, el bloqueo ha reducido la capacidad para importar productos nutricionales destinados al consumo familiar y social (en escuelas, hospitales y guarderías), lo que ha afectado directamente el nivel nutricional y la salud de la población.

• Cambodia

Piensa que ha llegado el momento de poner fin a sanciones tan inhumanas como las impuestas contra Cuba, que han causado demasiado sufrimiento a gente inocente y han afectado gravemente toda la estructura socioeconómica del país. El bloqueo prolongado constituye claramente una violación de los derechos humanos y del derecho de libre determinación del pueblo cubano.

• Organización Mundial de la Salud (OMS)/ Organización Panamericana de la Salud (OPS)

Subrayan que Cuba es un país clave por su desarrollo sanitario, capacidad de investigación, disposición para incorporar los resultados e innovaciones y actuar en solidaridad con otros países.

Del 2004 al 2005 la afectación económica al sector salud alcanza aproximadamente 45 millones de pesos cubanos convertibles.

Algunas de las consecuencias en salud se relacionan con: el acceso a insumos, equipos, tecnologías e información científica; la dificultad y/o negación de visas a científicos y autoridades de salud cubanos; negativa de permisos a científicos norteamericanos para viajar a Cuba; prohibición de publicar o difundir artículos científicos de origen cubano en los Estados Unidos, y limitaciones en la participación de mecanismos comunes de acceso a tecnologías, insumos y equipos.

Cuba ha desarrollado una considerable capacidad de investigación en salud y ha manifestado interés en un diálogo estructurado con la comunidad científica de los Estados Unidos en cáncer. De aumentarse la facilidad de intercambios entre ambas comunidades científico-técnicas, es muy probable que la población mundial podría beneficiarse aceleradamente en los esfuerzos para hacer frente a los nuevos desafíos en salud individual y colectiva.

• China

Reafirma que la igualdad soberana, la no injerencia en los asuntos internos de otros estados y otras normas pertinentes que rigen las relaciones internacionales deben respetarse rigurosamente. Cada país tiene derecho a elegir su propio sistema social y forma de desarrollo, conforme a sus circunstancias nacionales, sin que ningún otro país pueda interferir en ello.

Las diferencias y los problemas que existen entre los países deben resolverse mediante el diálogo y la negociación pacíficos sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo de la soberanía. El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos a Cuba, que ha durado demasiado, no cumple otro propósito que mantener una alta tensión entre dos países vecinos e infligir enormes dificultades y sufrimientos al pueblo de Cuba, especialmente a las mujeres y los niños. El bloqueo, que sigue vigente, ha puesto en grave peligro los derechos e intereses legítimos de Cuba y otros estados, así como la libertad de comercio y navegación, y es preciso ponerle fin, de conformidad con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

• Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)

Recuerda que desde 1992 el Gobierno de los Estados Unidos de América ha adoptado medidas para intensificar el bloqueo mediante las llamadas Ley Torricelli (1992) y Ley Helms-Burton (1996), y otras suscritas en el 2004-2005 que se conocen en Cuba como "el Plan Bush". En los últimos 12 meses la situación no ha cambiado; las consecuencias negativas del bloqueo siguen afectando la vida económica, política y social de la población cubana, en particular a los grupos más vulnerables.

El bloqueo repercute negativamente en la capacidad del PNUD para llevar a la práctica las iniciativas de cooperación para el desarrollo debido a las limitaciones al comercio con empresas basadas en los Estados Unidos y a las dificultades para obtener recursos financieros para apoyar las medidas de desarrollo nacionales y locales en Cuba. Además, el PNUD ha tenido dificultades para establecer alianzas eficaces con las organizaciones no gubernamentales pertinentes de los Estados Unidos, en particular en lo que se refiere al VIH/SIDA, y para promover intercambios entre expertos de ambos países.

La imposibilidad de comprar bienes a empresas estadounidenses crea muchas dificultades y hace aumentar el costo de la ejecución de los programas y proyectos.

El bloqueo afecta a la expedición de visados para funcionarios del PNUD en La Habana, que tienen que viajar a la Sede en Nueva York para asistir a cursos de capacitación u otras actividades de las Naciones Unidas.

http://granma.co.cu/2006/11/07/interna/artic01.html


Parlamentarios españoles contra el bloqueo a Cuba

MADRID, 6 de noviembre.— Siete grupos parlamentarios españoles se pronunciaron hoy contra el bloqueo a Cuba, el plan secreto de George W. Bush contra la isla, y exigieron al Gobierno apoyar en la ONU la resolución de condena a esa medida de fuerza.

La demanda está planteada en una carta al canciller Angel Moratinos, firmada por los portavoces de Bloque Nacionalista Gallego, Nueva Canarias-CC, Convergencia i Unió, Partido Nacionalista Vasco, Esquerra Republicana, Izquierda Unida- Iniciativa per Cataluña-Verdes, y Eusko Alkartasuna, dice un despacho de PL.

Los parlamentarios expresan que el pueblo cubano padece las consecuencias de leyes de Washington que vulneran los principios de la Carta de ONU y el Derecho Internacional.

El acoso a empresarios y comerciantes, entre ellos españoles, y de sanciones a inversionistas extranjeros ponen de relieve hasta qué punto esa administración desprecia la legalidad internacional y permanece impasible ante cualquier requerimiento de la ONU, agregan.

Los diputados firmantes, expresan que "consideramos que el Gobierno español debe apoyar de nuevo esa resolución en defensa del derecho internacional y en la necesidad de poner fin de una vez por todas al bloqueo impuesto por Estados Unidos contra Cuba."

http://granma.co.cu/2006/11/07/interna/artic05.html


Condena la Duma rusa el bloqueo a Cuba
Parlamento ucraniano con posición similar

La Duma estatal de Rusia (Cámara baja) condenó hoy con un voto unánime de los 436 diputados el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba, y llamó a los parlamentos del mundo a sumarse al reclamo internacional para el cese de esa política.

Al presentar el documento, el parlamentario Serguei Baburin recordó que en el 2001, durante un encuentro en La Habana, los presidentes Vladímir Putin y Fidel Castro abogaron por la igualdad de todos los estados y el respeto a la soberanía.

Al intervenir en la sala, el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, agradeció en nombre del Parlamento y del pueblo de Cuba por lo que calificó de hermoso gesto de solidaridad, materializado por la Cámara baja de manera unánime.

Para el líder de la bancada parlamentaria comunista, Guennadi Ziuganov, lo ocurrido hoy en el plenario no tiene precedentes en esta instancia, en alusión al voto, a los aplausos y a las expresiones de júbilo generalizadas.

Destacó, por otra parte, como acontecimiento, que al menos en los últimos dos años ningún dirigente de un Parlamento extranjero había intervenido en la Duma como lo hizo Alarcón.

• HISTÓRICA VOTACIÓN DEL PARLAMENTO UCRANIANO

Prensa Latina reportó la aprobación por el Parlamento ucraniano de una resolución condenatoria al bloqueo norteamericano contra Cuba, que constituye un acontecimiento histórico sin precedentes para esta institución.

Es la primera vez que la Suprema Rada de Ucrania se expresa en una condena de esta política con 318 votos, declaró el embajador de Cuba en ese país, Julio Garmendía.

El texto condenatorio fue introducido a debate en la Suprema Rada por cuatro de las cinco fracciones políticas con representación parlamentaria.

Según el contenido de la resolución, el Parlamento ucraniano exige la eliminación de cualquier medida punitiva contra Cuba en las esferas de la economía, salud pública, deporte, cultura y el ámbito humanitario.

EN EL EUROPARLAMENTO

El Grupo de Amistad y Solidaridad con el pueblo de Cuba, que opera en el Parlamento Europeo, celebró una reunión para recibir a Adriana Pérez e Irma Sehwerert, esposa y madre, respectivamente, de Gerardo Hernández y de René González, las cuales explicaron a los eurodiputados la situación de los Cinco encarcelados en Estados Unidos.

El Grupo reiteró el rechazo a los procesos judiciales contra los Cinco, quienes procuraban obtener información sobre las acciones terroristas planificadas en Miami contra la Isla.

http://granma.co.cu/2006/11/04/interna/artic03.html


Conoció prensa japonesa del genocida bloqueo de Estados Unidos contra Cuba

En conferencia de prensa celebrada en la sede de la misión diplomática cubana en Tokio, el Embajador en Japón, Orlando Hernández Guillén, expuso ante casi una veintena de representantes de los más importantes medios de comunicación de dicho país, los argumentos principales de Cuba contenidos en el informe al Secretario General de Naciones Unidas sobre la resolución relativa al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EE.UU. a la isla.

En el encuentro estuvieron presentes además once compañías niponas con relaciones económicas con Cuba, algunas de las cuales han sufrido los perjuicios de esta obsoleta política norteamericana.

Hernández Guillén enfatizó especialmente cómo a través del Plan Bush se han recrudecido las medidas de bloqueo y cómo ello tiene una mayor y cada vez más nociva repercusión en las relaciones económicas con terceros países, a lo cual Japón no está ajeno.

De especial interés de la prensa y compañías asistentes resultó la explicación sobre cómo con las medidas recientemente instrumentadas por la administración yanqui se intentan impedir las ventas de níquel cubano en el mundo, teniendo en cuenta que Japón es uno de los principales importadores de este metal en el orbe y uno de los primeros exportadores de aceros especiales.

http://granma.co.cu/2006/11/04/interna/artic08.html


Cuba recibe espaldarazo previo a votación en la ONU

Montevideo, 5 nov (PL) Cuba recibió hoy el espaldarazo de la Comunidad Iberoamericana con la adopción de un enérgico pronunciamiento contra el bloqueo impuesto por Estados Unidos a la isla hace casi medio siglo.

La XVI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, que concluyó en el hotel Radisson de la capital uruguaya, aprobó el Comunicado Especial de rechazo al cerco económico, comercial y financiero unos días antes de la votación de un proyecto similar en Naciones Unidas.

Prensa Latina transmite a continuación el texto íntegro del documento firmado antes de finalizar la Cita de Montevideo:

Comunicado Especial sobre la Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos de América a Cuba, incluida la aplicación de la llamada ley Helms-Burton.

Considerando las referencias al tema en cuestión en las declaraciones de anteriores Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica.

Reafirmamos una vez más que en la defensa del libre intercambio y de la práctica transparente del comercio internacional, resulta inaceptable la aplicación de medidas coercitivas unilaterales que afectan el bienestar de los pueblos y obstruyen los procesos de integración.

Reiteramos el más enérgico rechazo a la aplicación de leyes y medidas contrarias al Derecho Internacional como la Ley Helms-Burton y exhortamos al gobierno de los Estados Unidos de América a que ponga fin a su aplicación.

Pedimos al gobierno de los Estados Unidos de América que cumpla con lo dispuesto en 14 sucesivas resoluciones aprobadas en la Asamblea General de las Naciones Unidas y ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene contra Cuba.

Solicitamos en particular al gobierno de los Estados Unidos, que con carácter inmediato detenga la aplicación de las medidas adoptadas en el curso de los tres últimos años con el objetivo de fortalecer y profundizar el impacto de su política de bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba.

lam leg

http://www.prensalatina.com.mx/article.asp?ID={ED42E219-9BDB-4AAF-88DF-CC560495F6C7}

Comunicado especial sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de América a Cuba, incluida la aplicación de la llamada Ley Helms-Burton

Considerando las referencias al tema en cuestión en las declaraciones de anteriores Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica.

Reafirmamos una vez más que en la defensa del libre intercambio y de la práctica transparente del comercio internacional, resulta inaceptable la aplicación de medidas coercitivas unilaterales que afectan el bienestar de los pueblos y obstruyen los procesos de integración.

Reiteramos el más enérgico rechazo a la aplicación de leyes y medidas contrarias al Derecho Internacional como la Ley Helms-Burton y exhortamos al Gobierno de los Estados Unidos de América a que ponga fin a su aplicación.

Pedimos al Gobierno de los Estados Unidos de América que cumpla con lo dispuesto en 14 sucesivas resoluciones aprobadas en la Asamblea General de las Naciones Unidas y ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene contra Cuba.

Solicitamos en particular al Gobierno de los Estados Unidos, que con carácter inmediato detenga la aplicación de las medidas adoptadas en el curso de los tres últimos años con el objetivo de fortalecer y profundizar el impacto de su política de bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba.

http://www.trabajadores.cubaweb.cu/


Derrotada maniobra yanki que tenía a Australia como testaferro en el vano intento de modificar el texto de la Resolución de condena al bloqueo:
Moción de no acción: 1ra VICTORIA

I-. Resultados de la votación sobre la moción de no acción solicitada por Cuba contra la enmienda de los Estados Unidos presentada por Australia

• Votos a favor de la moción: 126
• Votos en contra de la moción: 51
• Abstenciones: 5
• No participación: 10

ANÁLISIS POR ÁREAS GEOGRÁFICAS

África Norte y Medio Oriente: de un total de 19 países, 16 votaron a favor, 1 en contra (Israel), 2 ausentes (Iraq y Marruecos).

África Subsahariana: de un total de 47 países, 44 países votaron a favor, 1 en contra (Benin*), 2 ausentes (Cote d¢ Ivoire y Liberia)

Asia y Oceanía: de un total de 36 países, 25 países votaron a favor, 5 en contra (Japón, Islas Marshall, Micronesia, Palau y Rep. de Corea) 3 abstenciones (Kiribati, Samoa y Tonga), 3 ausencias (Vanuatu, Timor Leste y Afganistán)

América Latina y el Caribe: de un total de 33 países, 30 votaron a favor y 3 se ausentaron (Nicaragua, El Salvador y Guatemala)

Europa Occidental y Otros Estados: de un total de 29 países, 1 país votó a favor (Turquía), 26 en contra (Andorra, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Chipre, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Islandia, Italia, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Alemania, San Marino, Suecia) y 2 abstenciones (Liechtenstein y Suiza).

Europa Oriental: de un total de 28 países, 10 votaron a favor y 18 en contra (Albania, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, Croacia, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Georgia, Hungría, Letonia, Lituania, Macedonia, Moldova, Montenegro, Polonia, Rumania y Serbia).

* Benin solicitó la palabra para aclarar que su voto en contra era un error, pues su intención era votar a favor y solicitó que ello se registrara en acta.

Países que apoyaron nuestra moción (126)

ÁFRICA NORTE Y MEDIO ORIENTE (16)
ARGELIA, ARABIA SAUDITA, BAHREIN, EGIPTO, EMIRATOS ÁRABES UNIDOS, IRÁN, JORDANIA, KUWAIT, LÍBANO, LIBIA, MAURITANIA, OMÁN, QATAR, SIRIA, TÚNEZ y YEMEN

ÁFRICA SUBSAHARIANA (44)
ANGOLA, BOSTWANA, BURKINA FASO, BURUNDI, CABO VERDE, CAMERÚN, CHAD, COMORAS, CONGO, DJIBOUTI, ERITREA, ETIOPÍA, GABÓN, GAMBIA, GHANA, GUINEA, GUINEA BISSAU, GUINEA ECUATORIAL, KENYA, LESOTHO, MADAGASCAR, MALAWI, MALÍ, MAURICIO, MOZAMBIQUE, NAMIBIA, NÍGER, NIGERIA, RWANDA, R. CENTROAFRICANA, R. D. DEL CONGO, SAO TOMÉ Y PRÍNCIPE, SENEGAL, SEYCHELLES, SIERRA LEONA, SOMALIA, SUDÁFRICA, SUDÁN, SWAZILANDIA, TANZANIA, TOGO, UGANDA, ZAMBIA y ZIMBABWE

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (30)
ANTIGUA Y BARBUDA, ARGENTINA, BAHAMAS, BARBADOS, BELICE, BOLIVIA, BRASIL, COLOMBIA, COSTA RICA, CUBA, CHILE, DOMINICA, ECUADOR, GRANADA, GUYANA, HONDURAS, HAITÍ, JAMAICA, MÉXICO, PANAMÁ, PARAGUAY, PERÚ, REPÚBLICA DOMINICANA, SAN KITTS Y NEVIS, SANTA LUCÍA, SAN VICENTE Y LAS GRANADINAS, SURINAME, TRINIDAD Y TOBAGO, URUGUAY Y VENEZUELA

ASIA Y OCEANÍA (25)
BANGLADESH, BHUTÁN, BRUNEI, CAMBODIA, CHINA, FIJI, FILIPINAS, ISLAS SALOMÓN, INDIA, INDONESIA, LAOS, MALASIA, MALDIVAS, MONGOLIA, MYANMAR, NAURU, NEPAL, PAKISTÁN, PAPUA N. GUINEA, R.P.D.COREA, SINGAPUR, SRI LANKA, TAILANDIA, TUVALU, y VIETNAM.

EUROPA OCCIDENTAL Y OTROS ESTADOS (1)
TURQUÍA

EUROPA ORIENTAL (10)
ARMENIA, AZERBAIYÁN, BELARÚS, KAZAJASTÁN, KIRGUISTÁN, RUSIA, TAYIKISTÁN, TURKMENISTÁN, UCRANIA y UZBEKISTÁN.


Resolución de condena al bloqueo: 2da VICTORIA

II- Resolución A/RES/61/L.10 "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba", aprobada en la sesión de la mañana, del día 8 de noviembre del 2006.

Países que votaron a favor por primera vez: 2
Montenegro y Marruecos

Nuevos votos a favor con respecto al pasado año: 2
Montenegro y Marruecos

Votos favorables que perdimos respecto al pasado año: 1
Cote d¢ Ivoire

Nuevos votos en contra respecto al pasado año:
NINGUNO

Países que se ausentaron: 4
Nicaragua, El Salvador, Iraq y Cote d¢ Ivoire

Países que se abstuvieron: 1
Micronesia

Votos en contra: 4
Estados Unidos, Israel, Islas Marshall y Palau

ANÁLISIS POR ÁREAS GEOGRÁFICAS

África Norte y Medio Oriente:
De un total de 19 países, 17 votaron a favor, 1 en contra (Israel), 1 ausente (Iraq).

África Subsahariana:
De un total de 47 países, 46 países votaron a favor, 1 ausente (Cote d¢ Ivoire)

Asia y Oceanía:
De un total de 36 países, 33 votaron a favor, 2 en contra (Islas Marshall y Palau) 1 abstención (Micronesia).

América Latina y el Caribe:
De un total de 33 países, 31 votaron a favor y 2 se ausentaron (Nicaragua y El Salvador).

Europa Occidental y Otros Estados:
De un total de 29 países, 28 votaron a favor y 1 en contra (Estados Unidos).

Europa Oriental:
De un total de 28 países, 28 votaron a favor.

Países que apoyaron nuestra resolución (183)

ÁFRICA NORTE Y MEDIO ORIENTE (17)
ARGELIA, ARABIA SAUDITA, BAHREIN, EGIPTO, EMIRATOS ÁRABES UNIDOS, IRÁN, JORDANIA, KUWAIT, LÍBANO, LIBIA, MAURITANIA, MARRUECOS, OMÁN, QATAR, SIRIA, TÚNEZ Y YEMEN

ÁFRICA SUBSAHARIANA (46)
ANGOLA, BENIN, BOSTWANA, BURKINA FASO, BURUNDI, CABO VERDE, CAMERÚN, CHAD, COMORAS, CONGO, DJIBOUTI, ERITREA, ETIOPÍA, GABÓN, GAMBIA, GHANA, GUINEA, GUINEA BISSAU, GUINEA ECUATORIAL, KENYA, LESOTHO, LIBERIA, MADAGASCAR, MALAWI, MALÍ, MAURICIO, MOZAMBIQUE, NAMIBIA, NÍGER, NIGERIA, RWANDA, R. CENTROAFRICANA, R. D. DEL CONGO, SAO TOMÉ Y PRÍNCIPE, SENEGAL, SEYCHELLES, SIERRA LEONA, SOMALIA, SUDÁFRICA, SUDÁN, SWAZILANDIA, TANZANIA, TOGO, UGANDA, ZAMBIA Y ZIMBABWE

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (31)
ANTIGUA Y BARBUDA, ARGENTINA, BAHAMAS, BARBADOS, BELICE, BOLIVIA, BRASIL, COLOMBIA, COSTA RICA, CUBA, CHILE, DOMINICA, ECUADOR, GRANADA, GUATEMALA, GUYANA, HONDURAS, HAITÍ, JAMAICA, MÉXICO, PANAMÁ, PARAGUAY, PERÚ, REPÚBLICA DOMINICANA, SAN KITTS Y NEVIS, SANTA LUCÍA, SAN VICENTE Y LAS GRANADINAS, SURINAME, TRINIDAD Y TOBAGO, URUGUAY Y VENEZUELA

ASIA Y OCEANÍA (33)
AFGANISTÁN, BANGLADESH, BHUTÁN, BRUNEI, CAMBODIA, CHINA, FIJI, FILIPINAS, ISLAS SALOMÓN, INDIA, INDONESIA, JAPÓN, KIRIBATI, LAOS, MALASIA, MALDIVAS, MONGOLIA, MYANMAR, NAURU, NEPAL, PAKISTÁN, PAPUA N. GUINEA, R.P.D.COREA, COREA DEL SUR, SAMOA, SINGAPUR, SRI LANKA, TAILANDIA, TIMOR LESTE, TONGA, TUVALU, VANUATU Y VIETNAM.

EUROPA OCCIDENTAL Y OTROS ESTADOS (28)
ANDORRA, AUSTRALIA, AUSTRIA, BÉLGICA, CANADÁ, CHIPRE, DINAMARCA, ESPAÑA, FINLANDIA, FRANCIA, GRECIA, IRLANDA, ISLANDIA, ITALIA, LIECHTENSTEIN, LUXEMBURGO, MALTA, MÓNACO, NORUEGA, NUEVA ZELANDIA, PAÍSES BAJOS, PORTUGAL, REINO UNIDO, ALEMANIA, SAN MARINO, SUECIA, SUIZA Y TURQUÍA

EUROPA ORIENTAL (28)
ALBANIA, ARMENIA, AZERBAIYÁN, BELARÚS, BOSNIA-HERZEGOVINA, BULGARIA, CROACIA, REPÚBLICA CHECA, ESLOVAQUIA, ESLOVENIA, ESTONIA, GEORGIA, HUNGRÍA, KAZAJSTÁN, KIRGUISTÁN, LETONIA, LITUANIA, MACEDONIA, MOLDOVA, MONTENEGRO, POLONIA, RUMANIA, RUSIA, TAYIKISTÁN, TURKMENISTÁN, UCRANIA, UZBEKISTÁN Y SERBIA.

Países que no apoyaron nuestra resolución

ÁFRICA NORTE Y MEDIO ORIENTE (2)
ISRAEL (Voto en contra), IRAQ (Ausente)

ÁFRICA SUBSAHARIANA (1)
COTE D¢ IVOIRE (Ausente)

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (2)
EL SALVADOR Y NICARAGUA (Ausentes)

ASIA Y OCEANÍA (3)
PALAU, ISLAS MARSHALL (Voto en contra) y MICRONESIA (Abstención)

EUROPA OCCIDENTAL Y OTROS ESTADOS (1)
Estados Unidos (Voto en contra)





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938