..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.150, Viernes, 17 de noviembre del 2006

Libro de visitas

 

Elecciones en EE.UU.: el dia despues
Por Jorge Gómez Barata

En una carta de Ztefan Zweig, escrita durante su exilio en Brasil, encontré un fragmento en el que contaba que en los café de aquel país en el siglo XIX, donde se ofrecían los periódicos llegados de la metrópolis, la sección más comentada eran: Noticias del Imperio, que contenía novedades relacionadas con el estilo de vida de la realeza europea.

El escritor que se suicidó poco después, nunca supo que había encontrado la punta de la madeja de mecanismos que, andando el tiempo, combinados con sistemas políticos opresivos y eficaces tecnologías, servirían para afianzar el poder de nuevos imperios mediante la estandarización cultural y la homogeneidad ideológica.

Se trata de un proceso de enajenación a escala masiva, mediante el cual a la realidad social se superponen nociones ideológicas que llegan a suplantarla, induciendo comportamientos insólitos. Esa historia comenzó cuando Europa convirtió su precedencia histórica en mecanismo de dominación sobre resto del mundo.

Lo más grave de ese fenómeno no es que se exageren los meritos ajenos sino que se disminuyen los propios, conduciendo a un desplome de la autoestima que convierte en endémica la inferiorización en que se apoya el racismo y la opresión y hace que quienes la sufren la asuman como un hecho incontrovertible. Así fue como las odiadas metrópolis opresoras se convirtieron en paradigmas.

Cuando se elogian los avances de Estados Unidos y Europa, suele omitirse que, esos países que, en sentido estricto nunca fueron colonias, asumieron al resto del mundo como botín, procediendo al saqueo de sus riquezas y casi nunca se recuerda que los europeos comenzaron la trata de esclavos africanos en el siglo en el siglo XV para proveer de mano de obra a sus colonias americanas. Durante más de trescientos años, alrededor de 100 millones de hombres y mujeres trabajaron gratis para el engrandecimiento de Europa y los Estados Unidos.

Otra dimensión de esa colonización mental es el modo en que se obliga a los países pobres a compartir las metas y las expectativas de las metrópolis.

Durante meses, los círculos de poder y la gran prensa norteamericana han tenido al mundo expectante acerca de los detalles y las implicaciones de las elecciones para el Congreso Norteamericano que son seguidas en todos los países como si de la distribución de las bancas en el capitolio de Washington dependiera su destino.
En realidad ocurre esas elecciones son un ejercicio interno que sirve para que la clase política norteamericana dirima contradicciones menores, ajuste algunas cuentas y fije determinadas prioridades.

El día después se felicitan, almuerzan juntos y comienza una operación de lavado de imagen para olvidar las acusaciones y las imputaciones que unos candidatos hicieron de otros, los fraudes, la corrupción y los trapos sucios aireados.

Con los parabienes, comienza a funcionar la Entente Cordial formada por el sistema político imperial creado para eternizar el poder de la oligarquía, no para cuestionarlo.
El hecho de que los republicanos perdieron el control del Congreso, no significa que hayan pasado a la oposición, cosa inexistente en los Estados Unidos donde, si bien el poder formal lo detenta un segmento de la elite dominante, lo ejerce a favor de toda ella.

Es probable que el cambio en la composición del Congreso introduzca matices cosméticos en la política norteamericana y que en algunas áreas en las que se había construido un determinado consenso, como fue la reforma migratoria, se registren algunos cambios positivos; nada más.

Generar falsas expectativas, mostrar entusiasmo y conceder excesiva atención a tales procesos, no hace otra cosa que profundizar la enajenación colectiva que dificulta la lucha.

[En la foto: La senadora demócrata Hillary Clinton obtuvo una contundente victoria en Nueva York sobre el republicano John Spencer /ap ]
Enviado por su autor





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938