..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.151, Viernes, 24 de noviembre del 2006

Libro de visitas

 

Cuba después de la Revolución
por andercismo

En pasados números, tomamos algunos datos de esta web, que presentamos en la sección Pasado y Mañana. Nos llamó poderosamente la atención el tratamiento que este joven argentino de 22 años -a pesar de expresar “aunque no conozco Cuba jamás viviría ahí”-, da a Cuba y su Historia. Y disentimos de esa aseveración de “Andercismo”, pues estamos seguros, luego de leerlo, que si visita a Cuba, nunca nos abandonará completamente:

Fidel Castro entra en La Habana el 8 de enero de 1959 y es nombrado Primer Ministro en febrero de ese mismo año. Casi de inmediato el Gobierno Revolucionario implementa una política de nacionalización de empresas extranjeras y nacionales y se firma una ley de Reforma Agraria. Paralelamente se empieza a producir un acercamiento con la Unión Soviética y el llamado campo socialista. Los Estados Unidos impone el embargo económico a la isla (vigente aún hoy día) en octubre de 1960, rompe relaciones diplomáticas con Cuba en enero de 1961 y da apoyo a los grupos contrarrevolucionarios. En abril de 1961 exiliados cubanos armados y entrenados por Estados Unidos (alrededor de 1.500 hombres) realizan un desembarco en Bahía de Cochinos (Playa Girón, en Cuba) que es derrotada en 3 días. En ese mismo abril de 1961 Fidel Castro declara el carácter socialista de la Revolución Cubana.

El 14 de octubre de 1962 se inicia la llamada Crisis de los Misiles en Cuba cuando un avión de reconocimiento norteamericano descubre la construcción de emplazamientos para misiles nucleares en Pinar del Río y termina el 27 de octubre con el compromiso soviético de sacar los misiles de Cuba y el norteamericano de no invadirla. Las políticas sociales se enfilan a un mejoramiento continuado de los servicios de salud y educacionales principalmente (gratuitos ambos). Desde el mismo año 1959 ha comenzado una fuerte corriente migratoria de Cuba hacia Estados Unidos que con el paso de los años llegará a ser de mas de 1.000.000 de cubanos. En 1991, con la desaparición de la Unión Sovietica el país pierde bruscamente el 85% de su comercio y cae en una fuerte crisis económica. El gobierno implementa determinadas medidas de liberalización de la economía (mercados agropecuarios campesinos, pequeñas empresas privadas de servicios, como restaurantes, cafeterías, etc,) y se promulgan leyes que permiten la inversión extranjera en determinados sectores económicos del país y siempre en asociación con empresas estatales. Las medidas paliaron la crisis económica y han permitido un cierto grado de recuperación a la economía nacional.

CUBA HOY

Hasta la fecha, no se puede negar que la experiencia socialista en Cuba muestra un gran avance en el campo de la igualdad y las políticas de bienestar social relativos a los gobiernos anteriores no socialistas. Los índices de gasto público en seguridad social, sanidad y educación, así como sus resultados, en nada tienen que envidiar al de los países más ricos. Su política de gasto en nutrición básica contribuye a conseguir los rendimientos tan altos en salud y educación. Cuba dedica de su PIB a la educación 6 veces más que España, el mismo porcentaje en sanidad, y algo más de la mitad en seguridad y asistencia social. Los resultados están a la vista y son ampliamente reconocidos por las organizaciones internacionales:

Sanidad: La esperanza de vida al nacer es de 75 años, la más alta de América Latina. La tasa de mortalidad infantil es de 9,4 por 1.000, la más baja de este hemisferio. Según la Unicef, la tasa de mortalidad infantil es una de las más bajas en el mundo, en ambos casos conseguida a pesar de las limitaciones económicas y por el asedio que tienen para adquirir medicinas y equipo sanitario-quirúrgico. La población por encima de los 60 años alcanza el 12%, una tasa similar a la de los países más desarrollados. El ratio de personas por médico, 176 en 1997, también es de los más bajos del planeta.

Educación: Uno de los objetivos prioritarios al comenzar la Revolución fue la de erradicar el analfabetismo. De acuerdo con las cifras oficiales, la tasa de analfabetismo en 1997 era del 3,8% para las personas con más de 10 años. Los alumnos por maestro en la primaria son 13, y en la secundaria 11, y los alumnos por profesor en la educación superior, 5. El número de estudiantes apuntados a los cursos superiores está entorno a los 160.000, y de unos 2 millones al resto del sistema educativo. En la medida que se va abriendo la economía al exterior, este buen nivel educativo que tiene la población cubana comienza a ser un factor importante para el inversor extranjero.

Para combatir el analfabetismo se siguieron los siguientes pasos:

Se formaron las brigadas educacionales contra el analfabetismo en todos los rincones del país, dichas brigadas estaban compuestas mayormente de estudiantes de high school y de la universidad. Esos estudiantes se conocían como brigadistas, quienes voluntariamente se brindaron para estas tareas, enseñando a los campesinos en zonas rurales y principalmente en lugares bien remotos a leer y escribir. Algunos de estos brigadistas como Conrado Benítez y Manuel Ascunce Domenech, entre otros fueron brutalmente asesinados juntos a los campesinos por bandidos armados, cuyo propósito era luchar contra la Revolución, es decir "tumbar" el reciente sistema en la isla, estos bandidos armados eran financiados y apoyados por la CIA y grupos de extrema derecha de Miami.

El nuevo gobierno formó a grupos en lugares como fábricas, talleres, etc., para ayudar a los trabajadores a leer y a escribir. Esto exaltó a los trabajadores a participar en esta meta, además las escuelas de noche invitaban a los trabajadores a participar de este programa y así combatir el analfabetismo existente.

Se crearon metas en niveles educacionales, es decir en los primeros años de esta campaña de alfabetización la meta fundamental era alcanzar el sexto grado y según transcurrían los años se fue incrementando dicha meta al noveno y últimamente el doce grado.
En el primer año, es decir entre el 59 y 60 el porciento de analfabetismo fue reducido de un 23.6 a un 3.8. En el segundo año fue reducido a 1.9 %. Durante este tiempo Fidel Castro elogió esta gran hazaña y se izó una bandera con las siguientes palabras: "Cuba, territorio libre de analfabetismo".

Además la construcción de nuevas escuelas fueron acciones tomadas por el nuevo gobierno incluyendo la transformación de estaciones de policía y cuarteles en escuelas. Aproximadamente 25,000 nuevas escuelas fueron creadas. Fueron creadas además nuevas escuelas en zonas rurales donde no existían, aún en las zonas más remotas. Fue la primera vez en la historia que los campesinos y sus hijos tenían la oportunidad de asistir a escuelas y recibir educación gratis.

A pesar del embargo impuesto contra la isla, las estadísticas muestran que el sistema de educación está funcionando bien. Hay actualmente 400 000 estudiantes en escuelas, 99 % de los niños asisten a las escuelas, existe un maestro por cada 13.6 estudiantes, existen aproximadamente 45 universidades e institutos con 250 000 estudiantes matriculados y un total de 24800 profesores.

El porciento de alfabetismo es de 98 con un promedio de nivel escolar de 12 grado.

Equidad: Aquí utilizaremos como indicador el abanico salarial oficial. En Cuba, la brecha entre el que más gana y el que menos cobra está en la relación de 4 a 1. Es decir, la retribución máxima del mejor especialista médico es de 400 pesos mensuales, mientras que la del trabajador menos cualificado, o salario mínimo, es de 100 pesos al mes. Para entender la importancia de esta medida de equidad, en los EE UU se estima que cualquier médico, con conocimientos y experiencia media, gana 23 veces más que los pacientes que atiende, muchos de los cuales sólo disponen de unos ingresos iguales a los estimados por la Administración estadounidense como de umbral de pobreza. Esto, por descontado, sin tener en cuenta el hecho de que un 20% de la población norteamericana no tiene derecho a ningún tipo de cobertura médica, ni pública ni privada.

[Artículos que expone como ejemplo del tema tratado:]

De ejemplar califica UNICEF atención de Cuba a la infancia

PARIS, 12 de diciembre 2000— Los niños nacidos en América Latina y el Caribe este año y el pasado tienen una esperanza de vida de 70 años o más que la media mundial, según el informe anual de UNICEF publicado este martes, que también revela que los escolares cubanos saben mucho más de matemáticas que sus colegas latinoamericanos. Según el documento del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) titulado "Estado mundial de la infancia 2001", solo los "países industrializados", con una esperanza de vida al nacer de 78 años, superan a América Latina y el Caribe.Muy lejos quedan los alarmantes índices del Africa subshariana (49 años) y, simplemente por detrás, los del sur de Asia (62 años), norte de Africa y Oriente Medio (66), y Asia oriental y Pacífico (69).Un capítulo estrechamente vinculado al de la esperanza de vida es el de la mortalidad infantil, o TMM5 (Tasa de Mortalidad de Menores de 5 años), "un indicador fundamental para medir el bienestar de los niños", según UNICEF.Con 55 de cada 1 000 niños muertos antes de alcanzar los 5 años, Bolivia presenta la peor tasa entre los países latinoamericanos. Solo Cuba, con 7 por mil, se sitúa cerca del nivel de países industrializados como Estados Unidos (7/1 000), España y Portugal (ambos con 6-/1 000).Una perspectiva vital que no por larga aparece despejada de problemas. Según una reciente encuesta de la misma UNICEF, uno de cada cinco niños del área Iberoamericana —incluyendo a España y Portugal— vive solo con su madre, uno de cada cuatro vive en hogares violentos, la mitad de los niños se siente poco escuchado por los mayores y el 67% ve el futuro con pesimismo.En la mejora de estas perspectivas serían clave los primeros años de vida, en esta ocasión, el "estado mundial" se centra en esa etapa.En el preámbulo del informe, UNICEF justifica su decisión: "todo lo que ocurre en los primeros años de la vida de un niño, desde el nacimiento hasta los 3 años, ejerce una influencia enorme en la manera en que se desarrollan después la infancia y la adolescencia".De nuevo, Cuba aparece entre los países cuya atención a esa "primera infancia", UNICEF considera ejemplar.Según el organismo internacional, "a partir de 1959, Cuba ha ido estableciendo progresivamente un sistema nacional de guarderías diurnas y programas de educación, en la primera infancia y de enseñanza prescolar que hoy abarca a un 98,3% de los niños en el grupo (que va) desde el nacimiento hasta los seis años de edad".Como ejemplo del "éxito apreciable" de este sistema educativo, UNICEF cita el siguiente dato: "en un estudio comparativo realizado en 1998 sobre alumnos de tercer y cuarto grados en 11 países de América Latina, se comprobó que los niños cubanos obtenían resultados apreciablemente superiores a los de otros países en matemáticas e idioma español".Otro ejemplo de los beneficios resultantes de la aplicación de programas a gran escala para la educación de los niños de corta edad se hallaría en Brasil, donde "un 40% de los niños pobres que habían recibido enseñanza prescolar terminaron la escuela primaria, en comparación con el 2% de los niños que no participaron en los programas de educación temprana".Sin embargo, la posibilidad de costear esos programas y otros muchos destinados al bienestar de la población, está reñida con el pago de la deuda externa: "La abrumadora deuda nacional está privando a los niños de la atención básica que necesitan", señala UNICEF.

Cuba lidera en Latinoamérica en educación primaria
Tomado del New York Times 12/14/01
Por CHRISTOPHER MARQUIS

WASHINGTON.- Cuba, una nación marxista con grandes dificultades económicas lidera en Latinoamérica en educación primaria, esto fue encontrado según estudios hechos en la región.

Según los resultados de exámenes los investigadores reportaron que los estudiantes de primaria en Cuba están en el tope o cerca de la lista de los otros países en cuanto a niveles de completar sus estudios en este nivel de educación.

Acorde al coordinador de estos estudios el desempeño de los niños cubanos de tercer y cuarto grado en matemáticas y lenguaje fue tan dramáticamente superior comparados con el resto de las demás naciones que la agencia de las Naciones Unidas que adminstraba este exámen regresó a Cuba examinó a los estudiantes de nuevo.

"Ellos regresaron a Cuba y reexaminaron a los estudiantes porque había algo anormal", dijo Jeff Puryear, el co-director de la Asociación para la Revilitalización Educacional en las Américas, la cual ayudó a organizar este estudio. "Este estudio dio buenos y sólidos resultados para poder llegar a comparaciones", anotó el Sr. Puryear.

El estudio enfatizó los resultados de el primer estudio de estudiantes de primaria de la región hecho por la UNESCO.

"Cuba fue extremadamente el primer lugar en logros de tercer y cuarto grado de matemáticas y lenguajes de la región", dijo el panel de estudio. "Aún los más bajo de los estudiantes cubanos lograron un índice superior al promedio de la región.

El sistema de educación cubano, como el sistema de salud, han sido prioridad de el gobierno cubano desde los más tempranos días de la revolución por cuatro décadas.

Los resultados son especialmente remarcables, pues la isla ha vivido bajo un embargo económico por los EE.UU por décadas y a pesar de haber perdido la ayuda soviética junto con el comercio.

Los resultados para el resto de América Latina fueron siniestros. El estudio, el cual fue presentado recientemente por el presidente de el Banco de Desarrollo InterAmericano, reportó que para el resto de Latino América la calidad permanece baja y la desigualdad continúa alta y la existencia en pocas escuelas de adecuada responsabilidad hacia los padres y sus comunidades locales.

Desafortunadamente para su desarrollo, Cuba emplea el 3,3% de su producción anual a defensa y orden interno, casi tres veces más que España, que dispone de una capacidad productiva varias veces mayor. Este gasto tan despilfarrador viene impuesto, como se sabe, por la amenaza constante del país vecino del Norte.

LA RENTA BASICA EN CUBA

En su definición general, la Renta Básica es un derecho de cada ciudadano a recibir unos ingresos periódicos, que aseguren la cobertura de sus necesidad materiales, e independientemente de cual sea su situación dentro del sistema productivo: mujeres y hombres, negros y blancos, laicos y creyentes, ricos y pobres, activos y parados, jóvenes y viejos. La Renta Básica se caracteriza por ser un derecho, derivado de la aplicación de la justicia no contributiva, y no de la caridad, la solidaridad o la beneficencia; individual, por corresponder a cada persona considerada como ciudadano; universal, en el sentido que el ciudadano no tiene que aportar ninguna contribución previa; e incondicional, en el doble sentido de no depender de otros posibles ingresos, ni de ninguna contraprestación laboral o social. Esto permite, además, evitar la duplicada trampa de la pobreza y el desempleo, tan perniciosas en la aplicación actual de las medidas de protección social convencionales.

En su aplicación cubana, asegurando a toda la población ciertos productos de consumo básico, la RB es asimismo:

• Individual; se concede a la persona y no a la familia; es cada ciudadano quien tiene reconocido particularmente el derecho a este lote de productos. Independiente de cualquier otro recurso que perciba el ciudadano. Ningún otro ingreso que cobre por cualquier otro factor limita o le excluye de este derecho. Socialmente, al ciudadano no se le exige ninguna contraprestación social, ni tampoco que pase por el mercado de trabajo. Sólo está condicionada económicamente; el valor que pagará mensualmente cada beneficiario por los productos de la canasta oscilará alrededor de unos 10 pesos, dependiendo de la disponibilidad de productos que haya en la “bodega” para distribuir ese mes. Si el ciudadano tuviera que pagar estos mismos artículos al precio de los Mercados Informales, 11 el desembolso sería de unos 158 pesos, 17 veces más caros que a precios de Mercado Normado.

A su vez, la canasta supone un fuerte mecanismo de redistribución de la renta, en el doble sentido de que:

Uno. La renta que realmente percibe el ciudadano del Estado cubano es la renta básica de oportunidad; es decir, es la diferencia entre el valor de lo que paga en el Mercado Normado y lo que tendría que desembolsar si tuviese que comprar los mismos productos de la canasta a precios del Mercado Informal.

Y dos. Su costo, en términos de tiempo de trabajo, es muy bajo relativamente al número de horas que trabaja durante la jornada mensual.

a) Para una persona con salario mínimo, los productos de la canasta valdrían 3 días de trabajo en vez de 80; con un salario medio casi dos en vez de 40; y con un salario máximo, menos de uno en vez de 20 días. La Renta Básica de la primera persona sería de 77 días de trabajo menos a pagar por la canasta; de la segunda, unos 38; y de la última, unos 19 días.

b) Para una familia de 4 personas y un solo ingreso; con un salario mínimo, los productos de la canasta valdrían casi 13 días de trabajo en vez de 322; con un salario medio, 6 días en vez de 161; y con un salario máximo, unos 3 en vez de 81 días de trabajo. La Renta Básica de la primera familia sería de unos 309 días menos a pagar por la canasta; de la segunda, unos 155; y de la tercera, unos 77 días.

c) Si en la misma familia entrasen dos salarios, entonces todo el valor de los productos de la canasta se reduciría a la mitad de los días de trabajo.

También es evidente la otra función equitativa de la canasta, que consiste en que los ciudadanos que menos ganan, o tienen menos ingresos por familia, se benefician más de la Renta Básica que las personas o familias que más ganan e ingresan.

En definitiva, los cubanos reciben una Renta Básica en términos de canasta alimentaria que, añadida a la educación y la sanidad, supone una aportación muy importante al conjunto de las prestaciones de su sistema de bienestar. Si, además, se compara la situación de los cubanos con el de las personas de otros países de su entorno, se puede observar que incluso el nivel de consumo y bienestar en Cuba es muy superior al de los países de Centro América y muchos otros de Latinoamérica.

Todas estas cuestiones son lo suficientemente fundamentales como para que, los que queremos caminar hacia una sociedad alternativa en nuestros países, tengamos estas dificultades bien claras previamente. Tampoco nos hemos de olvidar que, a pesar de las carencias señaladas, hay que reconocer cuanto de encomiable es que un país como Cuba, sin muchos recursos, dedique buena parte de la riqueza que produce a mantener un Estado de bienestar como el que hemos descrito. De hecho el objetivo de este trabajo consiste en demostrar que la Renta Básica, si es posible en un país como Cuba, más fácilmente se puede aplicar en países más ricos

Así mismo, produce una gran satisfacción comprobar como continúa siendo el único país que sigue incordiando, al igual que una piedra en el zapato, al gran vecino del Norte. Estos dos aspectos tienen una gran importancia, especialmente cuando pensamos y comprobamos las secuelas de la caída del muro de Berlín para los programas de bienestar de las poblaciones de los Estados capitalistas, y para la ayuda que recibían muchos movimientos revolucionarios de los países “emergentes”.

http://andercismo.blogspot.com/search?q=CUBA+DESPUES+DE+LA+REVOLUCION




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938