..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.145, Viernes, 13 de octubre del 2006

Libro de visitas


DOSSIER_El Bloqueo: respuesta de la impotencia

Durante nuestra reciente visita a la Argentina, pudimos constatar el verdadero asombro, la consternación, de todos aquellos a quiénes relatábamos los efectos del bloqueo sobre las bibliotecas cubanas. Nuevamente, el imperialismo intenta someter a nuestro país, cerrando más su garra sobre nosotros. Pero ni Cuba, ni los amigos de Cuba, tememos a esta amenaza. Como en la conocida cuarteta, una vez más diremos en voz bien alta:

“Que lo sepan los nacidos
Y los que están por nacer:
Nacimos para vencer
¡¡¡Y no para ser vencidos!!!”

Crean grupo para endurecer el bloqueo a Cuba

Un grupo integrado por diferentes agencias del gobierno de EE.UU. vigilará el cumplimiento del bloqueo impuesto por este país a Cuba y perseguirá "con firmeza" a aquellos que lo violen, informó hoy la Fiscalía Federal del distrito sur de la Florida.

El anuncio fue hecho en Miami por Alexander Acosta, fiscal federal de este distrito, quien señaló en rueda de prensa que el objetivo final de estas acciones es "aislar" económicamente al Gobierno cubano y "acelerar" la destrucción de la Revolución.

Hemos establecido un "grupo de trabajo específico", junto a otras agencias gubernamentales, con el objetivo de "hacer cumplir el programa de sanciones a Cuba" y "perseguir" a quienes lo incumplen, dijo Acosta a los periodistas.

El equipo de la Fiscalía, denominado Grupo de Trabajo para el Cumplimiento de las Sanciones a Cuba, está integrado además por el FBI, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), el Departamento de Comercio, la Guardia Costera, la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

El Fiscal advirtió que aquellos que violen las normas del bloqueo a Cuba, podrían recibir penas de hasta diez años de cárcel y multas de 250 000 dólares, o hasta un millón de dólares en el caso de las corporaciones.

http://www.granma.co.cu/2006/10/11/interna/artic06.html


Foro analiza carácter extraterritorial del bloqueo
Por Joel Mayor Lorán

La compañía Dresser Rand Group Inc, basada en Nueva York y fabricante de turbinas y compresores para la industria de la energía, anunció que enfrentaría sanciones del gobierno de Estados Unidos a causa de los negocios que realizó su subsidiaria en Brasil con la compañía mixta cubano-canadiense Moa Níquel S.A, razón por la cual fueron detenidas tales operaciones en julio del 2005.

Ese fue uno de los ejemplos descritos en el foro debate realizado en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de Internet, pues los sitios web cubaminrex y cubavsbloqueo convocaron a los interesados a conocer sobre el carácter extraterritorial de las legislaciones contra la Mayor de las Antillas.

En apenas dos horas se recibieron 137 mensajes procedentes de Suiza, Alemania, Bulgaria, Argentina, República Checa, Estados Unidos y otros países hasta completar 28. Además, 30 internautas enviaron notas de solidaridad.

Ndaniso Banda, de Zambia, quiso conocer los efectos de las sanciones comerciales extraterritoriales a terceros países. Raúl de la Nuez, ministro de Comercio Exterior, le ejemplificó con el caso de la Dresser Rand, y reveló que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos le impuso una multa de 171,3 millones de dólares a esa compañía por realizar operaciones con Cuba.

Quienes respondieron a la convocatoria pudieron conocer, además, sobre las nuevas restricciones impuestas por Washington, las consecuencias para la cooperación cubana con el Tercer Mundo, la posición de la Unión Europea y las medidas para contrarrestar los efectos adversos de esta política yanki.

http://www.granma.co.cu/2006/10/13/nacional/artic01.html


Demanda Cuba apoyo en lucha contra bloqueo EEUU

La Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba instó el jueves a la comunidad internacional a realizar acciones en contra del "genocida" bloqueo estadounidense impuesto a Cuba.

"Desde hace 47 años Estados Unidos ha aplicado de forma sistemática e ininterrumpida un feroz bloqueo contra Cuba", según la denuncia de la comisión parlamentaria.

Señaló que de hecho se trata de una "real guerra económica dirigida a sumir al pueblo cubano en el hambre y la desesperación".

Agregó que desde el triunfo de la revolución, los gobernantes estadounidenses no han vacilado en adoptar medidas que causaran hambre y desesperación en la isla, con el fin de desestabilizar a la nación.

Hasta la fecha, esa política de bloquear económica, comercial y financieramente a Cuba no sólo no ha cesado, sino que se ha ido incrementando y reforzando a pesar de la oposición prácticamente unánime del mundo entero, subraya el texto.

La Asamblea Nacional cubana ha proclamado que el bloqueo constituye un "crimen internacional de genocidio", conforme a la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1948.

Cuba sostiene que esa política de fuerza ha obstruido su desarrollo económico en todos los sentidos y ha generado daños que suman más de 86.000 millones de dólares.

Ha sido un "acto perpetrado con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso", tal como lo define la Convención, precisó.

Al recordar que el 8 de noviembre, la Asamblea General de Naciones Unidas debatirá nuevamente un proyecto de resolución que exige el cese inmediato del bloqueo, la comisión demandó solidaridad internacional.

En tal sentido, pidió a parlamentarios de la comunidad internacional "acciones concretas y efectivas con ese propósito, apoyando así nuestra lucha por defender los principios más elementales de justicia, del derecho a la vida, a la paz y a la libertad de todos los pueblos". (xinhua)
13/10/2006

http://spanish.peopledaily.com.cn/31617/4915779.html


Califican de guerra económica bloqueo EE.UU. contra Cuba

La Asamblea Nacional del Poder Popular calificó el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba como una real guerra económica dirigida a sumir al pueblo en el hambre y la desesperación para derrocar a la Revolución, reportó PL.

Desde hace 47 años la Casa Blanca aplica de forma sistemática e ininterrumpida un feroz bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, denuncia una declaración emitida este miércoles por la Comisión de Relaciones Internacionales del Parlamento de la isla.

Nunca antes en toda la historia de la humanidad se sometió a pueblo alguno a una política tan cruel y de tal hostilidad como lo han hecho los sucesivos gobiernos norteamericanos contra el pueblo cubano, apuntaron los parlamentarios.

Desde el primer día del triunfo revolucionario en 1959, los gobernantes estadounidenses adoptaron medidas con un propósito que definieron muy claramente: causar hambre y desesperación.

Hasta la fecha esa política de bloquear económica, comercial y financieramente a Cuba desde todos los ángulos posibles, incluyendo las presiones sobre terceros países, se incrementa y refuerza a pesar de la oposición casi unánime del mundo, advierte la declaración.

El Parlamento cubano señaló que como hace casi 50 años, Estados Unidos continúa derrochando esfuerzos para causar sufrimiento a todo el pueblo cubano y destruir la Revolución.

Cuba proclama que el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos constituye un crimen internacional de genocidio, conforme a la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio aprobada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre de 1948.

El bloqueo ha sido justamente un “acto perpetrado con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso”, tal como lo define esa Convención, subraya el texto.

El acoso norteamericano no sólo priva a Cuba de suministros imprescindibles desde el exterior, también de mercados para sus productos y de créditos indispensables para el comercio normal.

Le impide el acceso a alimentos y medicinas, equipos médicos, y medios sanitarios para luchar contra plagas y enfermedades, agregó.

En general, añade la declaración, obstruye el desarrollo económico de la isla en todos los sentidos y ha generado daños que según cálculos conservadores, suman más de 86 mil millones de dólares.

Es precisamente este acto de genocidio contra el pueblo cubano, cínicamente calificado por Estados Unidos con el edulcorado y aparentemente inocuo término de “embargo”, el que no ha cesado de fortalecerse y expandirse a lo largo de 47 años, acotó.

El 8 de noviembre, la Asamblea General de la ONU votará por decimoquinta vez una resolución en demanda del cese inmediato del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba. El año pasado la moción tuvo el apoyo de 182 países.

La Comisión de Relaciones Internacionales del Parlamento de Cuba, como parte del pueblo cubano, se suma al reclamo mundial de que cese la brutal política de Washington contra la isla caribeña.

La Asamblea Nacional cubana pide también a los parlamentarios y parlamentos del mundo, y a la comunidad internacional, acciones efectivas con ese propósito, en apoyo a la defensa de los principios de justicia, derecho a la vida, la paz y la libertad de los pueblos.

http://www.trabajadores.cubaweb.cu/especiales/abajo-bloqueo/
guerra-economica.htm


Washington castigará a quienes violen el bloqueo a Cuba

La gestión de George W. Bush anunció ayer la formación de una comisión especial que combatirá toda infracción del embargo impuesto a la isla desde hace más de cuatro décadas

El fiscal federal de Miami R. Alexander Acosta dijo que la comisión buscará procesar a todo el que viole las leyes de los Estados Unidos que regulan actividades comerciales con Cuba, declaración de divisas, lavado de dinero y viajes ilegales a la isla.

La medida surge en medio de la incertidumbre política que se vive en Cuba debido a la enfermedad del presidente Fidel Castro, quien en julio cedió temporalmente el poder a su hermano Raúl.

Y también sucede un mes antes de las elecciones en los Estados Unidos, donde los votantes cubano-norteamericanos en el sur de Florida -la mayoría de ellos fervientes opositores a Castro- conforman un importante número de electores.

Acosta, sin embargo, dijo sólo que es "el momento apropiado" para anunciar la medida a fin de avisar que "intentamos hacer cumplir estas leyes de manera activa".

"El propósito de las sanciones es aislar económicamente al régimen de Castro y privarlo del flujo de dólares que busca desperadamente", dijo Acosta a reporteros.

La acción, según el representante republicano Lincoln Diaz-Balart, envía "un claro mensaje" de que las autoridades norteamericanas "harán valer la ley totalmente".

Pero Kirby Jones, presidente de la Asociación de Comercio entre los Estados Unidos y Cuba, dijo que no está al tanto de que haya un problema creciente por violaciones al embargo y sugirió que la política en año de elecciones tuvo que ver con el anuncio.

"Hay tan poco que se permite que no sé dónde creen que hay espacio para ponerse más estrictos. ¿Qué podrían hacer?", dijo Jones, cuyo grupo de 55 compañías propone la normalización del comercio con Cuba.

Se preguntó también si no será una posible arenga política ante la proximidad de las elecciones.

La Comisión Especial para el Cumplimiento del Embargo a Cuba abarcará funcionarios del Departamento del Tesoro, del FBI, del Departamento de Seguridad Interior y el Departamento de Comercio.

El grupo será coordinado por dos fiscales en la oficina de Acosta.

La comisión especial dará énfasis a los esfuerzos por hacer valer el embargo contra Cuba, los cuales están desperdigados actualmente en varias agencias federales, dijo Acosta.

Su creación es la más reciente apuesta del gobierno de Bush para endurecer las restricciones entre los Estados Unidos y Cuba, que datan desde principios de los 1960 y que se han expandido frecuentemente desde entonces.

En el 2004, por ejemplo, el presidente Bush limitó el viaje por motivos familiares a Cuba a una vez cada tres años en vez de una por año y promulgó nuevos límites para el flujo de divisas a la isla.

Aquellos hallados culpables de infringir el embargo cubano pueden enfrentar condenas en prisión de hasta 10 años, un millón de dólares en multas corporativas y 250.000 dólares en multas individuales.

El gobierno también puede interponer demandas de hasta 55.000 dólares por cada violación en penas civiles.

Según la ley de los Estados Unidos, las sanciones permanecerán en vigor hasta que se planeen elecciones multipartidarias en Cuba, se libere a prisioneros políticos y tanto Fidel como Raúl Castro dejen el poder.

La agricultura es el único sector económico de los Estados Unidos en el cual se permite el comercio sin trabas, por un valor de más de dos mil millones de dólares en contratos por bienes del sector agropecuario, firmado por Cuba desde el 2001, informó Jones.

http://www.infobae.com/notas/nota.php?Idx=280591&IdxSeccion=100556


Plan Bush, antítesis de cristianismo
Por Roberto Pérez Betancourt
Servicio Especial de la AIN

El actual usufructuario del sillón presidencial en los Estados Unidos, George W. Bush, recurrente invocador del nombre de Dios en sus discursos públicos, ha vuelto a pecar junto a los asesores que sumó en una Comisión especial para estrangular al pueblo de Cuba.

Ante los asombrados ojos y oídos de los pobres y ricos de la tierra que puedan ver y escuchar, el "cristiano" fundamentalista mandatario recibió con beático gesto las proposiciones entregadas por el grupo que preside la señorita Condoleezza Rice, secretaria de Estado de Estados Unidos.

Cuentan que, sin apenas ruborizarse, mientras masticaba ante la prensa rosquillas en un periplo degustativo próximo a la gula por cafeterías de Washington en la mañana del miércoles 6 de julio, el beatífico W. se ufanaba de las iniciativas incoadas contra los habitantes de Cuba.

El nuevo proyecto se agrega al instrumentado en mayo de 2004 cuando, en arrebato religioso, el ocupante de la Oficina Oval decidió emular con Dios y redefinió el concepto de familia entre los cubanos.

A partir de entonces, primos, tíos y sobrinos dejaron de ser parientes de los residentes en el norteño vecino, a quienes el Emperador prohibió viajar a Cuba para visitarlos y enviarles remesas de ayuda monetaria.

Tampoco podrían ir a Cuba para rendir honores a padres, hijos o hermanos fallecidos.

Entre las novedades contra Cuba bendecidas ahora por Bush, dos destacan por su proyección anticristiana.

Una de ellas prohíbe expresamente vender a Cuba equipos médicos que puedan utilizarse para el tratamiento de extranjeros o en misiones humanitarias.

La otra establece que las iglesias estadounidenses de cualquier denominación, no podrán enviar ningún tipo de ayuda a los cristianos en Cuba.

Como vulgar emperador romano, guiado por sus creyentes asesores, W. Bush baja su pulgar y pretende condenar a la oscuridad total a cientos de miles de latinoamericanos que esperan recobrar la visión a través de la Operación Milagro, promovida por Cuba y Venezuela, mediante la cual decenas de miles de pobres ya pueden ver la luz del sol.

¿Será que no se ha enterado el mandatario de la Operación Milagro, porque la gran prensa de su país mantiene total silencio sobre tales realidades? Alguien debiera socorrerlo en su ignorancia e informarle que a La Habana llegan todos los días hondureños, guatemaltecos, bolivianos, venezolanos, nicaragüenses, ecuatorianos, y muchas personas pobres de otras nacionalidades latinoamericanas y caribeñas en busca de lo que ellos mismos consideran un verdadero milagro: operarse gratuitamente y recuperar la vista.

Quizás los asesores del mandatario estadounidense no le han dicho que los equipos que le niega a Cuba son utilizados también por el Contingente Médico Internacional Henry Reeve, integrado por especialistas en situaciones de desastres y graves epidemias, quienes han brindado una valiosa asistencia en Guatemala, Paquistán e Indonesia.

Seguramente el cristiano W. Bush tampoco sabe que ese Contingente se creó el 19 de septiembre de 2005 con la intención de socorrer a los damnificados por huracanes en el sur de los propios Estados Unidos, quienes todavía padecen enfermedades y calamidades atroces sin que su gobierno haya contestado el ofrecimiento cubano.

Cuando le informen, sus asesores no deben olvidar decirle que Cuba ha prestado asistencia médica gratuita a más de 150 países de todos los continentes, a pesar del bloqueo económico, comercial y financiero que desde hace más de 45 años aplica Estados Unidos contra Cuba.

El ejército de batas blancas salido de Cuba realiza a diario millares de acciones sanitarias a sus semejantes humanos, concordantes con los postulados de la propia doctrina cristiana.

"Haz bien y no mires a quién" y "Amarás a tu prójimo como a ti mismo", dice la Biblia en su Nuevo Testamento, y W. Bush, quien dice ser cristiano, debiera saberlo muy bien.

Esas máximas sí las saben muy bien las iglesias de Estados Unidos, las mismas a las que ahora el Gobierno republicano les prohíbe enviar a sus homólogas cubanas la ayuda humanitaria que venían brindando en atención a sus más puros sentimientos de solidaridad.

Obrar en contra del prójimo, matar, asesinar, invadir, negar pan al hambriento y asistencia al desvalido, impedir que sanen los enfermos y llegue agua al sediento, encubar pensamientos malignos, intenciones genocidas y más, mucho más implícito en el Plan de Washington contra la familia cubana, es antítesis de cristianismo.

Sí... alguien debiera informarle al inquilino de la Casa Blanca..., después de todo él suele estar demasiado ocupado comiendo rosquillas.

http://www.invasor.islagrande.cu/bloqueo/cristianismo.htm


Declaración de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular, de condena y denuncia del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba:

DECLARACIÓN:

Desde hace 47 años Estados Unidos ha aplicado de forma sistemática e ininterrumpida un feroz bloqueo contra Cuba, de hecho una real guerra económica dirigida a sumir al pueblo cubano en el hambre y la desesperación y cuyo propósito siempre ha sido desde el primer momento, el derrocamiento de la Revolución cubana.

Nunca antes en toda la historia de la humanidad se ha sometido a pueblo alguno a una política tan cruel y de tal hostilidad como lo han hecho los sucesivos gobiernos de Estados Unidos contra el pueblo cubano. Desde el primer día del triunfo revolucionario en 1959, los gobernantes estadounidenses no vacilaron en adoptar medidas con un propósito que definieron muy claramente: causar hambre, desesperación.

Hasta la fecha esa política de bloquear económica, comercial y financieramente a Cuba desde todos los ángulos posibles incluyendo las presiones sobre terceros países, no sólo no ha cesado sino que se ha ido incrementando y reforzando a pesar de la oposición prácticamente unánime del mundo entero. Hoy, al igual que hace casi 50 años atrás, el
gobierno imperial continúa derrochando esfuerzos infructuosos por causar sufrimiento a todo el pueblo y lograr la destrucción de la Revolución cubana.

El pueblo y el Gobierno cubanos no han cesado de denunciar ante el mundo lo injusta y cruel de tal política, cuyos efectos no son sólo económicos sino también sociales y psicológicos y nos han obligado a realizar un esfuerzo sobrehumano durante todos estos años.

La Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba ha proclamado que el bloqueo económico impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra Cuba constituye un crimen internacional de genocidio, conforme a la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1948. El bloqueo ha sido justamente un "acto perpetrado con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso", tal como lo define la Convención.

El bloqueo no sólo ha privado a Cuba de suministros imprescindibles provenientes del exterior, sino también de mercados para sus productos, de créditos indispensables para el comercio normal, le ha impedido el acceso a alimentos y medicinas, equipos médicos, medios sanitarios para la lucha contra plagas y enfermedades; en general ha obstruido el
desarrollo económico en todos los sentidos y ha generado daños que según cálculos conservadores, suman más de 86 mil millones de dólares.

Y es precisamente este acto de genocidio contra el pueblo cubano, cínicamente calificado por Estados Unidos con el edulcorado y aparentemente inocuo término de 'embargo', el que no ha cesado de fortalecerse y expandirse a lo largo de 47 años.

El próximo 8 de noviembre, la Asamblea General de Naciones Unidas se apresta por decimoquinta vez a aprobar una resolución que demanda el cese inmediato del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba que el año anterior contó con el apoyo de 182 países.

La Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba, como parte del pueblo cubano, se suma a lo que ya constituye un reclamo mundial de que cese la brutal política de bloqueo y demanda de parlamentarios y parlamentos del mundo y de la comunidad internacional acciones concretas y efectivas con ese propósito, apoyando así nuestra lucha por defender los principios más elementales de justicia, del derecho a la vida, a la paz y a la libertad de todos lo pueblos.

http://www.lademajagua.co.cu/infgran5129.htm




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938