..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.146, Viernes, 20 de octubre del 2006

Libro de visitas

 

La bibliotecología y documentación en Iberoamérica desde un enfoque empírico: una revisión de los principales estudios sobre la disciplina
Por Gustavo Liberatore

Una ciencia [o disciplina científica]
se define por los problemas que estudia
y por los métodos que elige para resolverlos.
(Saracevic, 1992)

 

Continuación...

Latinoamérica

En Latinoamérica los estudios empíricos en ByD son escasos y fragmentados, fruto de la dispar conformación de la disciplina en los distintos países y, por ende, de los productos intelectuales que ésta genera. Las publicaciones periódicas existentes desde donde se comunica la producción científica especializada presentan una gran dispersión[11] y baja visibilidad tomando como ejemplo el caso español, punto más cercano de comparación (Libetratore & Herrero, 2004). Fruto de esta realidad es notorio el aislamiento que sufren las revistas científicas de la región de ByD en particular, y de casi todo el arco de la ciencia en general. A esto debemos agregarle que pocas de estas revistas cumplen con los requisitos de calidad esperables de un entorno especializado (en lo profesional y académico), ya sea en cuanto la regularidad (periodicidad), normas de publicación, cobertura temática, distribución, etc.

Uno de los mayores problemas que se presentan para encarar un estudio de esta realidad es la imposibilidad de contar con un repertorio que releve toda la producción existente en ByD en Latinoamérica, aunque existen en la actualidad proyectos que intentan subsanar en parte esta situación. Así, por un lado se observa la pobre presencia que históricamente han tenido las revistas de la región en bases de datos internacionales (Gómez Fuentes, 1993; Setién, 1996; Gorbea Portal, 1996 y 2000) y la parcialidad o insuficiente cobertura de los repertorios desarrollados en esta geografía, siendo ésta una realidad que no solamente padece la ByD, como lo mencionáramos más arriba, sino toda la ciencia latinoamericana (Cetto y Hillerud, 1995; Cetto y Alonso-Gamboa, 1998). En la actualidad solamente las bases de datos INFOBILA[12] (Información Bibliotecológica Latinoamericana) y LATINDEX[13] (Sistema Regional de Información en Línea para Revistas Científicas) relevan exclusivamente la producción científica latinoamericana.

Dada esta realidad y retomando el argumento anterior sobre los niveles de institucionalización, la ByD latinoamericana se presenta en la actualidad con contornos muy difusos en cuanto a su conformación y desarrollo y alejada de la posibilidad de obtener una identidad propia. Los argumentos que expliquen esta situación, cuyo análisis particular y profundo sobrepasan los objetivos y alcance de este trabajo, pueden ser hallados en el bajo número de programas para la formación de posgrado[14] y, como consecuencia de ello, de líneas de investigación estables (Liberatore, 2002); en la debilidad de los sistemas bibliotecarios existentes y en la falta de políticas locales y regionales en materia bibliotecaria y de información (con honrosas excepciones), entre otros, sin olvidar además los procesos políticos, sociales y económicos a los que ha estado atada la región en las últimas décadas.

Gorbea Portal (1996, 2000 y 2001) es uno de los autores más productivos en cuanto a los estudios empíricos en el campo de la ByD latinoamericana. El primero de ellos se basa en la aplicación del modelo matemático de Bradford a las revistas latinoamericanas de "las ciencias bibliotecológica y de la información" (1996) en el período 1985-1994. En total se recogen 28 títulos de publicaciones periódicas de la especialidad, observándose que la primer zona o núcleo de Bradford quedó conformado por 8 revistas[15] claves. También se identifica la productividad por países, siendo México (33,1%) el que aparece en primer lugar, seguido por Brasil (16,1%), Colombia (9,6%), Costa Rica (6,6%), Perú (5,9%), entre los porcentajes más significativos. Argentina solamente participa con el 2,21%.

El otro análisis que merece ser resaltado, es el de la distribución temática que presenta el conjunto de referencias obtenidas. El método utilizado para clasificar el contenido temático de los artículos se basa en los encabezamientos de materias asignados por INFOBILA a cada uno de los registros. Así, tomando como criterio la frecuencia de aparición de los mismos se detectan 38 categorías temáticas, de las cuales una pequeña parte adquiere porcentajes significativos (tabla 3).

Temáticas

%

Bibliotecas

8,2

Bibliotecología

5,6

Bibliotecas públicas

4,5

Bibliotecas universitarias

3,7

Redes

3,5

Sistemas de información

3,5

Automatización

2,9

Catalogación y catálogos

2,8

Centro de inf. y doc.

2,8

Tabla 3. Principales temáticas de los artículos publicados en las
revistas latinoamericanas de ByD en el lapso 1985-1994. (Gorbea Portal, 1996).

En otros estudios (2000, 2001) llevado a cabo por este autor se analiza particularmente los proyectos de investigación en ByD de la región recogidos por INFOBILA, más concretamente por la base de datos asociada a ésta, denominada ICBALC (Investigación Bibliotecológica de América Latina y del Caribe). Los 245 proyectos existentes a la fecha (2000) se encuentran distribuidos en las cinco áreas temáticas que abarca esta base de datos, siendo los campos relativos a las categorías Información y sociedad y Sistemas de información los que acaparan la mayor cantidad de atención de lo que podríamos llamar el I+D latinoamericano en ByD (tabla 4). Por último establece la distribución de los proyectos de investigación almacenados por país de origen (gráfico 1).

Temáticas

%

Sistemas de información

34,29

Información y sociedad

32,65

Análisis y sistematización de la información documental

 

20,82

Tecnologías de la información

8,16

Fundamentos de las ciencias bibliotecológica y de la información

 

4,08

Tabla 4. Distribución de los proyectos de investigación en ByD registrados en la base ICBALC de acuerdo a las cinco área temáticas existentes, en 2000. (Gorbea Portal, 2000) 

 

Gráfico 1. Presencia de proyectos de I+D en el área de la ByD en
La base INFOBILA. (Gorbea Portal, 2001).
 

 

Un panorama más esclarecedor y actualizado sobre la presencia de la producción latinoamericana sobre ByD es ofrecido por Licea de Arenas (Licea de Arenas et. al, 2000) a través de un estudio llevado a cabo en fuentes secundarias internacionales de la especialidad. Se identifica hasta la fecha (1999) la cantidad de artículos generados en la región indizados por las bases de datos LISA (Library and Information Science Abstract), ISA (Information Science Abstract) y LL (Library Literature). De los resultados obtenidos (1911 artículos), se observa que Brasil es el país con mayor presencia (53,6%), seguido por México (9,63), Cuba y Colombia con el 6,6% y 5,2% respectivamente (tabla 5). Argentina se ubica más atrás con el 2,7%.

También al analizar los autores más productivos, Brasil es el que ocupa el primer lugar (17 autores), seguido igualmente por México (5 autores), datos que parecen confirmar, junto a otros estudios, los focos de producción existentes en ByD en la región. Otro dato importante surgido de este estudio lo constituyen los títulos que captaron la mayor cantidad de artículos, focalizándose 13 revistas que acumulan el 70% de la producción total. De este conjunto, 4 corresponden a Brasil, 5 títulos se reparten en Colombia, Guyana, México, Costa Rica y Cuba y, los cuatro restantes [16] , pertenecen a países fuera de la región. Se detectó además el predominio absoluto de la autoría individual en el 76% de los artículos relevados.

País de origen de los autores (N=1911)

Nro. artículos

%

Brasil

1024

53,6

México

184

9,6

Cuba

127

6,6

Colombia

99

5,2

Guyana

74

3,8

Jamaica

65

3,4

Argentina

57

2,9

Chile

54

2,8

Venezuela

47

2,4

Otros

180

9,7

Tabla 5. Países con mayor presencia en las bases de datos LISA,
ISA y LL hasta 1999. (Licea de Arenas, et. al., 2000)

 

Argentina

A través de los trabajos reseñados en el apartado anterior se observa claramente que la presencia de Argentina en Latinoamérica en lo relativo a la producción científica en ByD es periférica, absolutamente secundaria. Cabe suponer entonces, que el flujo principal de los productos intelectuales generados en la disciplina se vuelcan sobre fuentes nacionales de escasa circulación y difusión ya que, como también se advierte, ningún título de revista o congreso de este país aparece listado o mencionado en el conjunto de las investigaciones empíricas realizadas hasta el momento en al ámbito latinoamericano. Sin embargo, ampliando la mirada sobre este aspecto, debemos descartar esta especulación, ya que la realidad marca una ausencia notable de fuentes especializadas (en cantidad y calidad) que vehiculicen la actividad científica y profesional en el campo de la ByD en Argentina. Solo existen algunas publicaciones dispersas con un perfil más vinculado a la divulgación profesional pero que no son receptoras, por lo general, de la actividad investigadora. En cuanto a los congresos de la especialidad, sólo existe uno de carácter nacional, que se celebra con regularidad[17] y que aglutina gran parte de la producción intelectual en ByD en el país. Estas jornadas son las organizadas por la Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina (ABGRA).

Esta particularidad del entorno explica, en parte, porqué la producción argentina en la disciplina, aunque escasa, es visible solamente en publicaciones extranjeras.

La realidad contrasta cuando se analiza la evolución de la ByD en el país en términos de formación académica. Enfocando el caso argentino desde el concepto de institucionalización desarrollado líneas atrás y sobre el que hemos tratado de encuadrar los distintos escenarios iberoamericanos, puede advertirse, en principio, que la tradición acumulada en la formación universitaria en la disciplina no ha tenido, como contraparte, un desarrollo de la investigación y difusión de sus resultados. Este dato se hace evidente al observar la conformación de las escuelas universitarias de ByD en el siglo pasado (tabla 6).

Universidad [18]

Inicio de la Enseñanza

UBA

1922

UMSA

1931

UNLP

1949

UNNE

1959

UNC

1960

UnaM

1976

UNMdP

1980

Tabla 6. Año de inicio de la formación universitaria en ByD en Argentina de las escuelas existentes en la actualidad.

         Como se aprecia, la formación en el nivel universitario en ByD aparece tempranamente[19], constituyéndose en un país pionero en Latinoamérica en este aspecto. Resulta, por tanto, difícil de comprender el hecho de que la disciplina no haya tenido un proceso de consolidación en todo este lapso de tiempo.

En dos informes elaborados por las escuelas universitarias del país en aspectos relativos a la docencia e investigación (2001 y 2002) puede analizarse con más detenimiento alguna de las causas de este fenómeno. Una de ellas (tal vez la principal) se relaciona con el bajo porcentaje existente de dedicación full-time en las plantas docentes (20% de promedio), lo que explica, en parte, la capacidad mínima existente para generar un volumen de investigación aceptable o, en otras palabras, la inexistencia de una masa crítica de recursos humanos capaz de conformar un núcleo básico en términos de producción científica en ByD.

El otro dato de importancia es el de la formación de posgrado en la disciplina. De los informes citados se desprende que solamente el 18% del total de docentes-investigadores[20] activos (N=185) en las escuelas de ByD de la Argentina poseen una formación de posgrado en alguno de los niveles formales (especializaciones, maestrías o doctorados), con el agregado que no todos ellos pertenecen al campo disciplinar específico. Hemos de aclarar, además, que no se ha impartido hasta la actualidad ningún programa de formación de posgrado en ByD en el país desde las propias escuelas, por lo que se deduce que los posgrados existentes o en vía de obtenerse se realizan en instituciones extranjeras o en otros campos disciplinares. Esta información adquiere relevancia desde el punto de vista de que cualquier investigador comienza su formación como tal en cualquier campo científico en el nivel de posgrado, especialmente aquellos orientados al doctorado.

Esta pequeña muestra del contexto aporta algunos elementos de peso para delinear mejor la realidad de la ByD argentina aunque es preciso aclarar, sin embargo, que son muchas más las líneas de análisis que deberían abrirse para obtener una visión de conjunto real y objetiva. Dado este panorama resulta lógico el hecho de que casi no existan estudios empíricos sobre el desarrollo de la ByD en Argentina en función de las dos características salientes marcadas hasta aquí: ausencia de publicaciones que sean las receptoras naturales a nivel nacional de la producción científica generada y, una presencia casi marginal en revistas extranjeras de la especialidad (particularmente iberoamericanas) fruto, en apariencia, de la baja actividad investigadora en la disciplina.

Existen pocos estudios empíricos sobre fuentes de ByD en el país. Los dos conocidos han sido desarrollados por Liberatore, Coringrato & Amerio (2002) y Liberatore & Herrero (2006). El primero de ellos se basa en un estudio de la revista Referencias, editada por ABGRA, orientada especialmente a difundir la actividad profesional. El otro, de mucha mayor amplitud, utiliza como unidad de análisis las actas publicadas por ABGRA de las Reuniones Nacionales de Bibliotecarios (en adelante RNB) celebradas anualmente en el lapso comprendido entre los años 1990 y 2001. Desde el enfoque cualitativo, el estudio comprende un análisis temático de esta producción basándose en el esquema de clasificación desarrollado por Järvelin y Vakkari (1990) para la ByD. El diseño aportado por estos autores permite la observación de las variables relativas a las características temáticas de las contribuciones, así como el tipo de investigaciones desarrolladas y los métodos empleados.

En la distribución de los tópicos se observa que las temáticas relativas a los Servicios en bibliotecas y a la Profesión son, por lejos, las que más referencias acumulan. Así, la primera de ellas se ubica en el orden del 40% (56 ponencias) y, la segunda, con el 26,4% (37 ponencias). En tercer lugar, aparece el tópico Búsqueda de información, con 9,3% (13 ponencias), en cuarto lugar Almacenamiento y recuperación de información con el 7,9% (11 ponencias), seguido por Educación en ByD con el 5,7% (8 ponencias). Otras temáticas se presentan como marginales ocupando el último lugar con solamente 0,8% (1 ponencia) como Historia de las bibliotecas, Metodología y Comunicación científica y profesional (tabla 7).

Clases principales ByD [Jarveli y Vakkari]

Ponen.

(N=140)

%

40 Servicios en bibliotecas

56

40

01 Profesión

37

26,4

60 Búsqueda de información

13

9,3

50 Almacenamiento y recuperación de información

11

7,9

10 Educación en ByD

8

5,7

80 Otros temas ByD

7

5

90 Otros temas (otras disciplinas)

5

3,6

02 Historia de las bibliotecas

1

0,7

20 Metodología

1

0,7

70 Comunicación científica y profesional

1

0,7

TOTAL

140

100

Tabla 7. Ranking de las clases temáticas encontradas en las ponencias de RNB según modelo de Järveli y Vakkari (1990).

En el análisis de los métodos de investigación aplicados en el conjunto de ponencias estudiadas (N=140) puede advertirse que el 25,7% de ellas (36 trabajos) posee alguna metodología reconocible o explícita en su desarrollo. Esto equivale a decir que podemos ubicar en esa magnitud el porcentaje de trabajos de investigación observados en las RNB dentro del lapso estudiado. Delgado (2002) establece, de acuerdo a los resultados de estudios en revistas y actas de congresos en ByD realizados entre 1973 y 2000 a nivel internacional, una media del 30% en lo relativo a los trabajos de investigación, lo que ubica a las RNB en una posición aceptable, teniendo en cuenta los diferentes contextos (tabla 8).

Métodos principales ByD [Jarvelin y Vakkari]

Ponen.

%

Estrategias empíricas

25

69,4

Encuesta/entrevista

14

56,0

Método cualitativo

1

4,0

Método evaluativo

3

12,0

Análisis de contenido

3

12,0

Otros métodos bibliométricos

1

4,0

Otros métodos empíricos

1

4,0

Estrategia conceptual

5

13,9

Argumentación verbal, crítica

1

20,0

Análisis conceptual

3

60,0

Diseño/análisis de sistemas o programas

6

16,7

Total ponencias con método

36

100,0

 

Tabla 8. Distribución de los métodos de investigación aplicados en la RNB según modelo de Järveli y Vakkari (1990).

 

En el aspecto cuantitativo es interesante observar el análisis de la autoría, particularmente el indicador referido a la filiación institucional. Al respecto, los resultados demuestran que la Universidad es la institución que más autores aporta a las RNB con el 44% del total (N=200). Le siguen las Bibliotecas con el 39%, otro tipo de organizaciones (organismos públicos y privados) con el 15% y las asociaciones profesionales con el 3%.

Este primer dato resulta revelador en comparación con el porcentaje obtenido de los trabajos que pueden considerarse como de investigación. La tesis de que toda producción que provenga de la universidad debe considerarse como el resultado de un trabajo de investigación no puede aplicarse aquí. Tampoco podemos asumir que el 25,7% de las ponencias observadas que aplican métodos de investigación correspondan todas a autores con filiación universitaria. Analizando más profundamente este aspecto, se advierte que del total de los trabajos de investigación (N=36) el 75% están firmados por autores provenientes de la universidad, el 23% por autores pertenecientes a las bibliotecas y el 2% con filiación en otro tipo de organizaciones.

El otro dato importante de destacar es que dentro del segundo grupo en importancia, el de las bibliotecas, los autores pertenecientes a las bibliotecas especializadas (centros de documentación) acumulan el mayor porcentaje con el 46%, seguido por aquellos provenientes de las bibliotecas universitarias con el 37%, en tercer lugar los de las bibliotecas públicas con el 13% y, el último lugar, los que se desempeñan en bibliotecas escolares con el 4%.

En cuanto a las citas, el volumen total recogido en este estudio asciende a 1323 registros, con un promedio de casi diez referencias por ponencia. En lo atinente al tipo de fuente citada se aprecia que el 51,2% de las referencias corresponde a monografías, un 38% a artículos de revistas, el 7,3% a actas de congresos y el 3,7% a literatura gris (tesis, informes, proyectos, etc.). En comparación con estudios similares en ByD se observa que el porcentaje de monografías es considerablemente alto frente al 47,8 de la revista latinoamericana Investigación Bibliotecológica, el 36% de promedio en revistas españolas y mucho más aun respecto al 33% promedio de las revistas ISI de este campo (Moya & Herrero, 2001).

Para el caso de los artículos de revistas es interesante apreciar los títulos de donde son extraídas las referencias. Así encontramos una gran dispersión de fuentes utilizadas en las citas ya que se contabilizan 125 revistas diferentes, de las cuales solo el 59% pertenecen al campo de la ByD. Este es un detalle sobresaliente si se analiza además cuáles son las áreas disciplinares preponderantes de donde provienen el resto de las fuentes. En este sentido, se observa que del 41% que representa este conjunto los campos del management empresarial y los estudios culturales son los que aportan más títulos, evidenciando un sesgo muy marcado dentro del universo total de citas. A continuación se muestra el grupo de revistas más citadas:

Títulos de revistas

Frec.

FID News Bulletin

34

Ciência da Informação

27

Revista Española de Documentación Científica

25

Ciencias de la Información

17

INFOLAC

16

Boletín Informativo de ABGRA

15

Revista Interamericana de Bibliotecología

14

Library Trends

13

Investigación Bibliotecológica

12

IFLA Journal

11

Journal of Education for Library and Information Science

10

Journal of Information Science

10

Journal of the American Society for Information Science

9

Documentaliste

8

Library Quarterly

8

Revista AIBDA

8

Revista de ASCOLBI

8

Educación y Biblioteca

8

Cataloging & Classification Quarterly

7

College and Research Libraries

7

Information Technology and Libraries

7

Transinformação

7

Journal of Documentation

6

Tabla 9. Revistas más citadas en las RNB (1990-2001).

         Del total de revistas listadas en esta tabla se advierte una considerable presencia de títulos iberoamericanos (en cursiva) mientras que el resto pertenece al mundo anglosajón o editadas en lengua inglesa con excepción de una, Documentaliste, publicada en idioma francés. Varios son los aspectos a destacar de esta lista. Por un lado la lógica existencia de una gran cantidad de revistas de perfil profesional, preponderantemente aquellas que editan asociaciones profesionales. Tales son los casos de FID News Bulletin[21], INFOLAC, Boletín informativo de ABGRA, Library Trens, Documentaliste, entre otras. Es importante aclarar que aquí estamos usando el término "revistas" en su más amplia acepción ya que no es comparable, por ejemplo, el Boletín Informativo de ABGRA con Library Trends en los aspectos que hacen a los estándares aceptables a una publicación profesional o científica. Es notable, de todas maneras, como estos "boletines" o formatos similares aparecen en principio como una de las fuentes de citación más importantes. La prueba máxima lo constituye el FID News Bulletin, que holgadamente se ubica en el primer lugar de la lista.

Un segundo grupo reconocible en esta tabla lo constituyen las revistas con una marcado perfil académico, como lo son Ciência da Informação y la Revista Española de Documentación Científica con una frecuencia de citación muy superior al resto. Muy de cerca le siguen Ciencias de la Información, Revista Interamericana de Bibliotecología e Investigación Bibliotecológica con perfiles similares. Este conjunto de revistas sería el más afín al tipo de cita académica que realizan el conjunto de autores que provienen del ámbito de la universidad que, como quedó establecido, representan el grupo más importante.

La única fuente argentina que aparece en este listado es el Boletín Informativo de ABGRA, agregándose en el listado general la revista Bibliotecología y Documentación[22], el Boletín de la Asociación de Bibliotecarios Profesionales de Rosario y el Boletín del Departamento de Bibliotecología (Univ. de La Plata). Un hecho destacable es la ausencia en el análisis global de citas de la revista Referencias editada actualmente por ABGRA y que comenzó su circulación a partir de 1994.

nota al pie

[11] Exiten en la actualidad 70 títulos de revistas de ByD aproximadamente en Latinoamérica (Liberatore & Herrero, 2004).

[12] http://cuib.unam.mx/infobila.htm

[13] http://www.latindex.org

[14] Habría que anotar aquí las excepciones de Brasil y México, pioneros en la formación de posgrado en ByD en la región. Particularmente de Brasil puede decirse que es el único país latinoamericano que posee una tradición y consolidación en este nivel de formación, con doce programas de maestría y cinco de doctorado existentes en la actualidad, sustentados además en líneas de investigación bien definidas (Guimaráes y Liberatore, 2004).

[15] Revistas Ciencia da Informacao, Revista de Biblioteconomía de Brasilia, Revista Interamericana de Bibliotecología, Bibliotecas y Archivos, Revista AIBDA, Investigación Bibliotecológica, Ciencia Bibliotecaria y Biblioteca Universitaria.

[16] Los títulos son: Scientometrics (Hungría), Int. Library Review (Inglaterra), Quarterly Bulletin Int. Assoc. Agric. (Inglaterra) y Revista Española de Documentación Científica (España).

[17] Comenzaron a realizarse a partir de 1962.

[18] UBA: Universidad de Buenos Aires; UMSA: Universidad del Museo Social Argentino; UNLP: Universidad Nacional de La Plata; UNNE: Universidad Nacional del Nordeste; UNC: Universidad Nacional de Córdoba; UNaM: Universidad Nacional de Misiones y UNMdP: Universidad Nacional de Mar del Plata.

[19] En rigor de verdad, el primer plan de estudios para la formación de bibliotecarios y archiveros en Argentina se creó en 1904, aunque fuera de la esfera universitaria. Su creador e impulsor fue el Dr. Luis Ricardo Fors, director de la Biblioteca Pública de la Provincia de Buenos Aires, situada en la ciudad de La Plata (dato aportado por el Prof. Horacio Zabala).

[20] Esta es la figura estatutaria que tienen los profesionales que se dedican a la docencia e investigación en las universidades argentinas.

[21] Fid News Bulletin se continua editando a partir de 1998 como FID Review.

[22] Esta revista editada por ABGRA está cerrada y circuló desde 1979 hasta 1984.

 

<< principio

final >>


© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Tel*fonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938