..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.146, Viernes, 20 de octubre del 2006

Libro de visitas


Biblioteca Nacional: 105 años al servicio de Cuba
Por Eliades Acosta Matos

El 18 de octubre de 1901 es la fecha de creación de la Biblioteca Nacional de Cuba. No porque ese día haya tenido lugar la memorable ceremonia que todos imaginamos, sino porque así figura con carácter retroactivo el nombramiento al cargo de su primer Director, Domingo Figarola Caneda. La Orden Militar del Interventor de los Estados Unidos en la isla, el General Leonard Wood, se limitaba a asignar un magro sueldo de $125 pesos mensuales a quien debía fracasar en la quimérica tarea de hacer funcionar una institución semejante sin contar con presupuesto, sede, muebles, ni libros, mucho menos con bibliotecarios graduados.

Han transcurrido 105 años y la Biblioteca Nacional de Cuba no sólo existe, contrariamente a lo que esperaban los estrategas imperiales, siempre deseosos de demostrar nuestra incapacidad para ejercer el autogobierno, sino que constituye uno de los más formidables valladares conque contamos para reafirmar y defender nuestra soberanía, independencia y libertad.

Por ironías de la Historia nos ha unido lo que debió dividirnos, y ha contribuido a liberarnos lo que debió servir para esclavizarnos. No naufragó nuestra principal institución bibliográfica: la salvamos nosotros mismos, los cubanos.

Por aquel entonces, por supuesto, pocos podían imaginar que nuestra Biblioteca Nacional pudiese salir adelante. Los más optimistas no podían concebir que pudiese sobrevivir, mucho menos llegar a ser la institución que es hoy, sin la cual Cuba no sería la misma, podemos decir sin temor a exagerar. Porque, ¿es concebible Cuba sin las colecciones del periódico Patria; sin los grabados de Federico Mialhe; sin las fotografías de las guerras de independencia de Gómez de la Carrera; sin las revistas Bohemia, Bimestre Cubano o Carteles; sin los manuscritos de Lezama y Carpentier; sin el original de Biografía de un cimarrón; sin las partituras de Lecuona o la colección que conservamos de más de 12 mil carteles de la Revolución?

Aquel remoto 18 de octubre de 1901 no surgía la Biblioteca Nacional de Cuba bajo augurios especiales. Nada indicaba que aquel decreto burocrático quedaría en la historia. Una búsqueda en Internet de lo ocurrido en meses anteriores de ese mismo año, y ese mismo día, demuestra que los tiempos no eran los predestinados como para inaugurar bibliotecas. Veamos:

En enero de 1901 Australia declaraba su independencia del Reino Unido, se descubría petróleo en Texas, y Chejov estrenaba su obra “Tres hermanas” en el Teatro Moscovita del Arte. En febrero continuaba con toda crudeza la guerra Anglo-Boer, J P Morgan dejaba inaugurada la US Steel Co, y se decretaba por el Comité de Reglas del Baseball de los Estados Unidos que todo foul contaba como strike, excepto después del segundo. En marzo se iniciaba el segundo mandato presidencial de William Mc Kinley y se fundaba la Unión Democrática de Librepensadores de Holanda. En abril, en New York se exigía, por primera vez la chapa en los automóviles, previo pago de un dólar y ocurría un gran motín antisemita en Budapest. En mayo se inauguraba en Búffalo la Exposición Panamericana, un fuego destruía 1700 casas en Jacksonville, se publicaban los relatos de Sherlock Holmes conocidos como “Aventuras en Priority School” y fuerzas norteamericanas, dirigidas por el teniente coronel Frederick Funston, antiguo artillero de Calixto García, capturaban a Emilio Aguinaldo, líder rebelde filipino. En junio, Benjamín Adams era arrestado en New York por jugar golf el domingo, y un joven de 19 años llamado Pablo Picasso inaugura su primera exposición en París. En julio, los bandidos conocidos como Butch Cassidy y Sundance Kid asaltan un tren en Wagner, Montana, robando $ 40 mil dólares. En septiembre, el Vicepresidente Theodore Roosevelt pronuncia por primera vez la frase ?Habla suave y lleva un gran garrote?, el Presidente Mc Kinley es herido por los disparos del anarquista Leon Czolgocz, muriendo ocho días después, en China es aplastada la rebelión de los boxers, e Inglaterra anexa Costa de Oro (Ghana).

Finalmente, en octubre, se bota al agua el primer submarino británico, un recién estrenado Presidente Roosevelt rebautiza a la Casa Blanca como “Mansión Ejecutiva”, y el mismo día 18 Mark Twain pronuncia un aclamado discurso en el Waldorf Astoria, de New York, criticando a la maquinaria electoral del Partido Demócrata conocida como Tammany Hall y a su jefe, Richard Croker, a quien acusa de corrupto e inepto.

Cuesta creer que en medio de semejante panorama, en esta pequeña islita del Caribe, entonces con su independencia en entredicho y su futuro en suspenso, en el mismo año en que se inauguraba la Asamblea Constituyente que aprobaría una Constitución signada por la Enmienda Platt, estaba naciendo una de las más importantes bibliotecas nacionales de Iberoamérica, y que, con el paso del tiempo se convertiría en depósito de la creación intelectual de un pueblo culto y humanista como pocos.

Hoy, en cualquier parte del mundo, fundar una biblioteca como la nuestra sería un hermoso acto de idealismo, si es que semejante proyecto lograse antes vencer poderosos intereses transnacionales a los que no interesa que se preserve la cultura ni la memoria histórica de un pueblo pequeño. Los poderes hegemónicos de la Tierra han aprendido bien la lección.

Precisamente por esa lección es que los cubanos nos sentimos tan orgullosos de contar con una Biblioteca Nacional como la nuestra, abierta a todos, pujante y viva, cubana y universal.

Precisamente por eso debemos seguir ayudándola a renovarse y ampliarse, a andar con el paso de cada época, a modernizarse sin perder sus esencias, a crecer a la par que crece el pueblo al que sirve y al que se debe.

Hoy casi nadie recuerda al otrora omnipotente general Leonard Wood, ni a las torvas fuerzas que encarnaba mientras intentaba preparar a Cuba para la anexión imposible. Y si aparece fugazmente en estas líneas, escritas para celebrar una fecha memorable de la cultura cubana es sólo porque su firma aparece al pie del decreto con que intentaba burlarse de la tenacidad de los cubanos.

Otra buena ocasión para seguir recordándolo durante los próximos 105 años, siempre alrededor de los 18 de octubre.

Fuente: CUBARTE

**

Biblioteca Nacional de Cuba cumple 105 años

Si en la Biblioteca Nacional Argentina trabajaron Paul Groussac y Jorge Luis Borges, en la cubana, que cumple hoy 105 años, laboraron los Premios Juan Rulfo, Eliseo Diego y Cintio Vitier.

La alta casa de reflexión y estudios celebra su aniversario con más de 24 mil personas inscritas como usuarios.

En tan señalada ocasión su director, Eliades Acosta, exaltó en declaraciones al periódico Granma los servicios culturales que presta la institución.

Acosta indicó que la biblioteca atesora más de cuatro millones de volúmenes entre libros, fotos, mapas y otros documentos, una gran parte de los cuales -como una importante colección de libros del siglo XVI- han sido restaurados por técnicos del propio centro.

La institución atiende unos 450 usuarios cada día y dispone de una sala especialmente habilitada para ciegos.

La Biblioteca Nacional fue inaugurada el 18 de octubre del 1901 en un pequeño salón del Castillo de la Fuerza, en la parte vieja de la ciudad. Desde el 12 de junio de 1957 se asienta en un moderno edificio en la espaciosa Plaza de la Revolución José Martí.

asg/js

Algunos colaboradores, colegas y amigos nos felicitan:

Erick Ramon Garcia

Saludos y Felicidades por el cumpleaños
Erick Ramón

Hamlet Hermann

Estimado Eliades:
Leí tu trabajo en CUBARTE y aprovecho la oportunidad para felicitar en tu persona a la Biblioteca Nacional de Cuba.
Algo que pudiste haber incluido es lo valiosa que ha sido esa Institución para muchos de nosotros que la utilizamos como fuente para muchas obras. A su vez, el producto ha servido para crear conciencia en Nuestra América sobre las verdaderas libertades de los pueblos.
Me tocó ser asiduo a "la José Martí" en la década de los años setenta del siglo pasado, mientras transcurría un exilio forzado. Aquellas investigaciones se convirtieron luego en tres libros que han sido publicados en República Dominicana.
Como yo, muchos otros revolucionarios abrevamos en esa fuente y en el ejemplo del pueblo cubano. Eso lo agradecemos sobremanera.
Felicidades de nuevo.
HH

Maribel Duarte

MUCHAS FELICIDADES POR EL 105 ANIVERSARIO DE LA BIBLIOTECA NACIONAL DE CUBA, LUGAR INSIGNE DE LA CULTURA CUBANA, TEMPLO DEL SABER, QUE HA BRINDADO TANTOS CONOCIMIENTOS A MILLONES DE CUBANOS.

FELICIDADES COMPAÑEROS, Y AMIGOS

Maribel Duarte, Embajada de Cuba en Suriname

Biblioteca Provincial "Alex Urquiola" de Holguín

Estimado Eliades:

El colectivo de trabajadores y el Consejo de Dirección de la Biblioteca Provincial "Alex Urquiola" de Holguín les desea un feliz aniversario, y que como hasta ahora, sigan cosechando éxitos que es a la vez el triunfo de todos.

!Felicidades!

• Jesús Dueñas Becerra

Queridos(as) colegas;

Un día como hoy, pero de 1901, hace exactamente 105 años, vio la luz la emblemática Biblioteca Nacional José Martí, dirigida en aquel entonces por Don Domingo Figarola Caneda, y posteriormente, por ilustres intelectuales cubanos, quienes en medio de luces y sombras aportaron lo mejor de su intelecto y su espíritu para que dicha institución cultural, una de las mejores de Iberoamérica, pudiera cumplir su objetivo fundamental: llevar sabiduría, ética y humanismo a quienes se acercaran a ella en busca de ese alimento indispensable para la inteligencia y el mundo interior del hombre y la mujer: la cultura, cuya tenencia nos hace no sólo mejores personas, sino también libres de mente y alma, que es, al decir del Apóstol, la verdadera libertad.

En el aniversario 115 de la fundación de la Biblioteca Nacional José Martí reciban mi más sincera felicitación, tanto para el Lic. Eliades Acosta Matos, su actual director, como para todos y cada uno de los profesionales de la bibliotecología y demás trabajadores de ese templo del saber y la espiritualidad, al que deseo que celebre muchos, pero muchísimos más aniversarios.

Con un cordial saludo,

Jesús Dueñas Becerra, Crítico y periodista

María José F. Ramos

Estimada Rosita, me gustaría sumarme a los millares de amigos que con toda la seguridad ya los habrán felicitado por la celebración de una fecha tan importante para la BNJM y para Cuba, en general. Guardo de la BNJM muy buenos recuerdos y muy buenas amistades.

Los felicito por el trabajo incansable y por esfuerzo por mantener un servicio de utilidad pública con calidad a lo largo de todos esos años.

¡En hora buena! Con elevada estima y enorme amistad,

María José F. Ramos, Directora de la Biblioteca Nacional de Angola

**

Mercy Hernández Ponce

Felicitaciones por compartir el 105 aniversario de creación y servicio a la comunidad de la Biblioteca Nacional de Cuba pilar de muchas generaciones que han tenido la oportunidad de visitar y utilizar los servicios que ofrece.
Cordialmente,

Lcda. MERCY HERNANDEZ PONCE
COORD. CIBGZ-FIMCP-ESPOL
Ecuador

Pedro Creach

Felicidades por el Aniversario de la Biblioteca.
Saludos;

Pedro Creach, Historiador

Marianela Rabell López

Dr. Eliades Acosta
Director de la Biblioteca Nacional.

Le escribo desde la Biblioteca Universitaria "Miguel de Cervantes" del Instituto Superior Pedagógico de Holguín, para felicitarlo a usted y a su colectivo por el 105 aniversario de la fundación de la Biblioteca.
Usted es una persona dichosa por contar con un colectivo tan maravilloso como el de la Biblioteca Nacional.
Cuando comencé a trabajar en esta biblioteca, hace ya algunos años, tuve la suerte de emprender el trabajo de canje y entonces fui a su Biblioteca y allí me atendión atentamente una especialista llamada Isora, que quizás no se acuerde de mí, pero que yo recuerdo con cariño.
También en mis labores investigativas de la Tesis de Maestría, conté con los Servicios de esa prestigiosa Institución.
Quiero que haga llegar nuestra felicitación a sus trabajadores.
Queda de usted respetuosamente y para lo que guste mandar,
Ms.C Marianela Rabell López
Directora de la Biblioteca.

Enrique Mori

Desde ya un saludo fraternal a la Biblioteca Nacional de Cuba por su aniversario.
Saludos

Enrique Mori, Bibliotecario argentino

Colectivo de AUNA-Cuba

Estimado compañero y amigo, reciban una cordial felicitación de parte del colectivo de AUNA-Cuba por el Día de la Cultura nacional y por un aniversario más de la institución que sabiamente diriges. Ustedes engrandecen la obra que hace el país por lograr una cultura integral de todos sus ciudadanos. El centro que dirige constituye un ejemplo de sacrificio y dedicación dignos de seguir como ejemplo, por lo que enviamos a Usted y todo el colectivo laboral de la BNJM nuestras más sinceras felicitaciones por este merecido Día.
Cordialmente

Colectivo de AUNA-Cuba

Marcel Bertolesi

Me envía mi amiga Rosa Báez el discurso de Eliades Acosta en conmemoración de los 105 años de la Biblioteca Nacional de Cuba, que adjunto al pie y que festejo también al reenviarles el texto con enorme alegría, y agrega Rosa una frase de Eliades que es de esas que Gilles Deleuze (al que Michael Faoucault calificara como el filósofo del siglo XXI) constituyen más que pensamientos, frases que te provocan a pensar. Eliades dice en una entrevista que no leí y que Librínsula publicará el viernes, de modo que yo la saco un poco de contexto, “Los filósofos van y vienen: los bibliotecarios quedan”.

En un reciente y hermosísimo libro que acabo de terminar que se titula "Proust y los signos", Deleuze no solo plantea que los volúmenes de "la búsqueda" de Marcel Proust son la primera y singular vez que la literatura se propone hacer de una obra una máquina productora de signos literarios, sino que también plantea aquello de que "mas importante que pensar es provocar a pensar".

Por eso el título de la entrevista a Eliades, que además me genera ansiedad y espero leer el viernes en el número de Librínsula, me provoca a pensar algunas cosas que también encuentro en ese maravilloso libro en el que Deluze traza una diferencia entre los signos mundanos, los signos sensibles, los signos amorosos y los signos artístico que están mas allá del amor, el cual además es siempre un aprendizaje (digo, el amor). Los filósofos, dice Deleuze, crean conceptos, que a mi modo de ver son los que los Bibliotecarios hacemos circular, porque los pensamientos quedan, y nosotros, los biblitoecarios, estamos de paso, para hacer pasar, difundir y hacer circular ese "sistema de signos controlados" como definía Deleuze a la información. Diferente de lo que plantea Eliades, a quién debo esta ocurrencia, y en línea con su crítica filosófica, se me ocurre que lo importante para los bibliotecarios es salir un poco de esa conciencia trascendente arbórea que en occidente se construye con Kant, Hegel, y tantos otros filósofos que se la pasan echando raíces desde el poder, y empecemos a pensar, como anticiparon Espinoza, Nietzche y el propio Marx, en la inmanencia de los que, concientes de su finitud, transmutan los valores sagrados de aquellos "interpretes" que en la antigüedad medieval domiciliaban el saber en las Bibliotecas, para hacer una sociedad con conocimiento y no una sociedad del conocimiento en cuerpos vacíos o llenos como los que imagina el voraz capitalismo, ahora también cristianizado.
Saludos
Marcel Bertolesi, Bibliotecario argentino

Silvia Graciela Fois

Estimados colegas, compañeros de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí:
Quiero desde este lugar del mundo, el centro del sur del sur enviar mi abrazo y festejar con ustedes este aniversario.
Orgullo de Latinoamérica, ejemplo a seguir y experiencia para compartir. Agradezco la oportunidad que me ha dado la vida de poder conocerla, recorrerla y admirarla.
Desde Córdoba, Argentina

Silvia Graciela Fois, Bibliotecaria

Yetti Chavarría Alemán

Mis sinceras felicitaciones por tan hermoso acontecimiento. Logré ver hace muchos años ya, una presentación sobre esta biblioteca y quedé admirada del trabajo realizado ahí. Espero tener la oportunidad en algún momento de conocerla en vivo y a todo color.

Cordialmente,
Licda. Yetti Chavarría Alemán, GEDI. Gerencia General Información y Conocimiento Empresarial, Instituto Costarricense de Electricidad
San José, Costa Rica

Entre otros, han llamado para felicitar a nuestra Institución:

• Casa de las Américas: El Dr. Roberto Fernández Retamar y nuestras colegas bibliotecarias
• La Dra. Dolores Ortiz y Nápoles, su colaborador
• De la Biblioteca de la Universidad de La Habana
• Desde la Facultad de Comunicación el amigo García Luís
• Del Ministerio de Cultura los compañeros Viceministro Vivian Velunza y Luis Felipe Vázquez

Foto 1 de Ossián Albanés Sánchez
Fotos de Archivo




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938