..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.147, Viernes, 27 de octubre del 2006

 

Miente, miente, que algo queda

El Nacional, y otros medios nacionales e internacionales, se hicieron eco de una mentira que, como es habitual, no rectificaron posteriormente. Sus pobres lectores no tienen el derecho a una "información oportuna, veraz e imparcial" como lo establece la Constitución en su Art. 58. Lo mismo ocurrió con el reportaje fraguado a Ignacio Ramonet, en el cual le adjudicaban una critica al gobierno de Chávez que el Director de Le Monde Diplomatique nunca formuló.

Luego del discurso de Chávez en la ONU, el 20.09.06, se efectuó una conferencia de prensa. Refiriendo la crónica de esa conferencia publicada por The New York Times, El Nacional afirma que, según el periódico neoyorkino, Chávez había dicho que lamentaba no haber conocido al icono de la izquierda estadounidense, el lingüista "Noam Chomsky, antes de su muerte" (no sabemos si El Nacional hace una traducción textual); y agrega que los periodistas no se atrevieron a contradecirlo.

Supuestamente, con esa falsa información El Nacional demuestra “las lagunas culturales del máximo conductor del movimiento mundial bolivariano”.

De los medios que le atribuyeron a Chávez esa frase, sólo la BBC, el 30.09.06, aclaró que Chávez no hablaba de Chomsky, sino del economista John Kenneth Galbraith.

(Adjunto parte del texto publicado por El Nacional, podrán leer el texto completo en su página digital). [ver imagen]

N. de la R.: Los medios opositores con frecuencia "informan" falsedades. Siendo benévolos, se podría pensar que tales falsedades son sólo producto de la imaginación del periodista que escribió la nota. Pero muchos se inclinan a pensar que quienes escriben esas notas mienten deliberadamente. Lo cierto es que, cuando se demuestra que los hechos no ocurrieron como los medios han informado, atacan al gobierno con otra cuestión, pero jamás corrigen el "error" (o la mentira). Obviamente, si la versión oficial fuera incorrecta, se esmerarían en demostrarlo. Por ejemplo, cuando se produjo el asesinato de tres soldados de la Plaza Altamira, se lo atribuyeron al gobierno. Y cuando las autoridades descubrieron y explicaron qué había ocurrido, se cosieron la boca. Esa es una de las razones por las cuales los opositores que sólo toman en cuenta la "información" que publican los medios opositores, persisten en el error o la mentira que les contaron. Además de que la percepción selectiva que todos padecemos, les impide aceptar que los hechos puedan ser otros… Pobres.




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938