..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.147, Viernes, 27 de octubre del 2006
Libro de visitas
 

Días luminosos y tristes de la Crisis de octubre

Nuevamente octubre, con su carga de sentimiento y dolor para Cuba: la muerte del Che, la desaparición de Camilo… Pero también con su carga de valentía, de decisión: la crisis de octubre es la prueba de que el pueblo cubano estuvo, está y estará siempre dispuesto a defender su soberanía, no importan cuántos Planes para Cuba pueda idear el gobierno de los Estados Unidos:

La crisis de Octubre o de los Misiles como se conoce en el mundo a aquellos días en que estuvo la humanidad al borde de una confrontación atómica en l962, demostró la convicción del pueblo de Cuba de defender cada palmo de su suelo a cualquier precio.

De estas jornadas, el comandante Ernesto Che Guevara en su carta de despedida a Fidel Castro expresó: “He vivido días magníficos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la Crisis de Octubre.”

Después de la derrota en playa Girón, los Estados Unidos no desistieron en sus aspiraciones sobre la Isla y el nuevo proyecto incluía el aislamiento diplomático y el bloqueo económico, junto a otras variadas formas de agresión que conformaron el llamado Plan Mangosta.

La dirección del país no descartó el ataque directo, y con fines defensivos se firmó un acuerdo militar con la Unión Soviética, que permitía proteger la Isla mediante el emplazamiento de cohetes.

El cuatro de octubre quedaba emplazado, en la zona de El Cacho, el primero de ellos y 10 días después un avión espía U-2 tomaba fotos del emplazamiento nuclear.

COMIENZA LA CRISIS

El día 22 la prensa cubana informa sobre los preparativos de agresión de los Estados Unidos y el desplazamiento de barcos de guerra de la US hacia La Florida, unido a la histeria bélica, que se afirma en las palabras del presidente John F. Kennedy, al mencionar la presencia de cohetes en Cuba y decretar el bloqueo naval contra la Isla y la amenaza de detener los barcos que llevaran armas.

A las 5 y 35 de la tarde de ese lunes el Comandante en Jefe Fidel Castro respondía al agresivo anuncio con la orden de alarma de combate a las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

El martes 23, Fidel, en declaraciones por la radio y la televisión, puntualizaba que Cuba estaba dispuesta a resistir el bloqueo y a rechazar la agresión directa de los EE.UU. y precisaba que las armas eran de carácter defensivo y no se permitiría inspección alguna.

El día 24 la embajada de los Estados Unidos en la URSS cursa una nota que el gobierno soviético rechazó y devolvió, sobre el inicio del bloqueo militar a la Isla, mientras se pronunció por un esfuerzo supremo para preservar la paz.

Personalidades intervienen y llaman a Kennedy a poner fin a la insensatez. El secretario general de la ONU entonces, U Thant, envió mensajes a Nikita Jruschov, primer ministro de la URSS, y al presidente Kennedy, para que de una parte suspendieran los embarques de armas a Cuba y de la otra levantaran el bloqueo.

El 25 Jruschov responde a U Thant con su propuesta de aplazar por dos o tres semanas el envío de armas y Adlai Stevenson, representante de los EE. UU ante la ONU, informó que el viernes 26 iniciaría gestiones privadas para solucionar la crisis.

Fue el día 26 cuando Jruschov interrumpió el transporte de armas y se dirigió a Kennedy, sin consultar a Cuba, para proponerle la retirada de los cohetes a cambio de la suspensión del bloqueo naval y la garantía de que no atacaría a la Isla; mientras, U Thant iniciaba negociaciones sobre la crisis con representantes de los Estados Unidos.

Ante las amenazas norteamericanas de invadir el espacio aéreo cubano, Fidel en horas de la noche firmó la orden de “todo avión que invada el espacio aéreo cubano solo lo podrá hacer a riesgo de afrontar nuestro fuego defensivo.”

Y así se cumplió al siguiente día cuando militares soviéticos, teniendo en cuenta la orden impartida por Fidel, derriban en Banes, al oriente del país, un avión espía U-2. Fidel responde a U Thant su mensaje del día anterior y le expone que se le recibiría con gusto para considerar la crisis y reitera su posición por la paz.

Por su parte el Primer Ministro soviético dirige a Kennedy una larga carta en la que destaca que lo principal es “...normalizar y estabilizar la situación de la paz”, a lo que este responde con una posición ambigua, sin rechazar ni tomar una actitud positiva.

EL DESENLACE INCONSULTO

El domingo 28, mientras el pueblo cubano esperaba firme en sus trincheras, la URSS comunica a los Estados Unidos la interrupción de construcciones, desmantelamiento de las instalaciones y la vuelta a su territorio de las armas nucleares en Cuba y aceptaba que la ONU comprobara el desmantelamiento de los cohetes, todo ello sin tener en cuenta la posición del Gobierno de Cuba ni consultar si lo aceptaba.

La respuesta de Cuba fue rechazar la inspección de su territorio y los Cinco Puntos de la Dignidad contra la agresión a Cuba y a estar más alertas.

El 30 de octubre U Thant arriba a la isla y se realiza una primera reunión con la dirección de la Revolución de dos horas y cuarto, y al día siguiente la segunda, para afirmar antes de partir que fueron útiles las conversaciones.

Con el comienzo de noviembre, en comparecencia ante la televisión y la radio a todo el país, Fidel se refirió a las entrevistas con el Secretario General de la ONU y dejó bien claro por qué Cuba no aceptó la inspección para el desmantelamiento de las armas estratégicas en su territorio y reiteró que jamás cedería ante presiones de fuerza de los Estados Unidos.

“Pocas veces brilló más alto un estadista que en estos días, me enorgullezco también de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver los peligros y los principios.” Añadía el Che, cuya comandancia entonces estuvo en la Cueva de los Portales, en su carta de despedida.

A 42 [44 en el 2006] años de aquellas heroicas jornadas el pueblo cubano y sus líderes están preparados para enfrentar cualquier enemigo que intente menospreciar el valor de quien sabe por qué lucha y cuánto defiende.

http://www.guerrillero.co.cu/crisisde/trabajos/diasluminosos.htm

(Vincular aca los Cinco puntos de la Dignidad:]

GARANTÍAS CONTRA LA AGRESIÓN A CUBA

Declaración emitida por el Gobierno Revolucionario cubano el 28 de octubre de 1962, en relación con los pronunciamientos formulados por el Presidente Kennedy y las decisiones anunciadas por la Unión Soviética

COMUNICADO

EL PRIMER MINISTRO FIDEL CASTRO DIO A LA PUBLICIDAD LA SIGUIENTE DECLARACIÓN:

En relación con el pronunciamiento formulado por el Presidente de los Estados Unidos John F. Kenndy en carta enviada al Primer Ministro de la Unión Soviética, Nikita Jrushov, en el sentido de que los Estados Unidos aceptarían, después de establecerse adecuados arreglos a través de las Naciones Unidas, eliminar las medidas de bloqueo en vigor y dar garantías contra una invasión a Cuba; y en relación con la decisión anunciada por el Primer Minsitro, Nikita Jrushov de retirar del territorio cubano las instalaciones de armas de defensa estratégica, el Gobierno Revolucionario de Cuba declara que:

No existirán las garantías de que habla el Presidente Kennedy contra una agresión a Cuba, si, además de la eliminación del bloqueo naval que promete no se adoptan, entre otras, las siguientes medidas:

PRIMERO: Cese del bloqueo económico y de todas las medidas de presión comercial y económica que ejercen los Estados Unidos en todas partes del mundo contra nuestro país.

SEGUNDO: Cese de todas las actividades subversivas, lanzamiento y desembarco de armas y explosivos por aire y mar, organización de invasiones mercenarias, filtración de espías y saboteadores, acciones todas que se llevan a cabo desde el territorio de los Estados Unidos y de algunos países cómplices.

TERCERO: Cese de los ataques piratas que se llevan a cabo desde bases existentes en los Estados Unidos y en Puerto Rico.

CUARTO: Cese de todas las violaciones de nuestro espacio aéreo y naval por aviones y navíos de guerra norteamericanos.

QUINTO: Retirada de la Base Naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado por los Estados Unidos.

Fidel Castro Ruz,
Primer Ministro del Gobierno Revolucionario de Cuba

------------------------------
Fuente: Posición de Cuba ante la Crisis de Octubre. – La Habana : Ediciones ORI, 1962, pp. 43-44

http://www.cip.cu/webcip/eventos/serv_espec/crisis_oct/documentos/decl_
gobcub.html






© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938