..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.139, Viernes, 1 de septiembre del 2006
Libro de visitas
 

Carlos Franqui ataca de nuevo (II parte):
Solo, fané y descangallado…

Como reza el viejo tango de Gardel, así se muestra un crepuscular Carlos Franqui, a la altura de sus 85 años. Su libro más reciente, comentado aquí la semana pasada, es un inventario de recuerdos mal hilvanados por el Alzheimer y las maldiciones seniles de quien perdió, desde mucho antes del triunfo de la Revolución, el sentido más elemental de la coherencia política. Montado a caballo entre lo sucedido y lo soñado, entre lo demostrable y lo inventado, Carlos Franqui nos entrega ahora un compendio capaz de aterrar a cualquier historiador medianamente decente que intente comprobar sus afirmaciones o buscar fuentes alternativas para cruzar información.

Como buen hilvanador de calumnias, Franqui apuesta a que pocos lectores se tomarán el trabajo de verificar sus afirmaciones y de hurgar en los momentos históricos que describe. Error de cálculo, difícil de imaginar en un calculador de su calibre. Hay mucha tela por donde cortar en su libro, pero mucha. Sirva como adelanto de esta labor paciente que nos permitirá ir desenterrando los muertos que Franqui creía sepultados para siempre, sus relaciones con el Che Guevara,. El lector llega a sentir como si Franqui se sintiese perseguido por su recuerdo, como si el autotitulado “fantasma socialista” necesitase de permanentes conjuros para poder dormir en paz.

“El siempre tenía la razón, y era la verdad-afirma en la página 302 de su libro, refiriéndose al Che- Su arrogancia y desprecio por los otros, a quienes consideraba inferiores, era proverbial y los trataba a patadas. Y no lo digo por mí, porque yo he contado cómo le devolví la primera mierda y cómo no lo volvió a repetir.”

Veamos qué de cierto hay en esta bravuconada de Franqui, más allá de la autoindulgencia del rata que se sabe cobardón, pero imagina cuentos donde figura como un héroe caballeresco. Remitámonos a los hechos probados, comprobables. Leamos la siguiente carta que el Che dirigiese a Franqui, entonces Director del periódico “Revolución”, el 29 de diciembre de 1962. Le recomiendo a los lectores no sólo prestar atención a las críticas y los desmentidos del Che, sino, y sobre todo, al tono con que se dirige al destinatario:

Carta a Carlos Franqui, Director del periódico Revolución.
29 de Diciembre de 1962

Comp. Carlos Franqui
Director Periódico Revolución
Ciudad.

Compañero Franqui:

No me gustó el rotograbado del otro día; permíteme que te lo diga con toda franqueza y te diga el porqué, aspirando a que estas líneas se publiquen como una "descarga mía".

Dejando de lado pequeñeces que no hablan bien de la seriedad del periódico, como esas fotos con grupos de soldados apuntando a un supuesto enemigo y el ojo virado a la cámara, hay errores fundamentales:

1) Ese extracto de diario no es enteramente auténtico. La cosa fue así: me preguntaron (aún durante la guerra) si había llevado un diario de la invasión. Yo lo hice pero en forma de notas muy escuetas, para mi uso personal, y no tenía tiempo en aquellos momentos de desarrollarlo. De eso se encargó (no recuerdo ahora en qué circunstancias) un señor de Santa Clara que resultó ser bastante "picúo" y quiso agregar hazañas mediante adjetivos.

El poco valor que pudieran tener esas cuatro notas, acaba cuando pierden autenticidad.

2) Es falso que la guerra constituyera para mí una cosa de segundo orden por atender al campesinado. En aquel momento ganar la guerra era lo importante y creo haberme dedicado a esa tarea con todo el empeño de que era capaz. Después de entrar al Escambray, di dos días de descanso a una tropa que llevaba cuarenta y cinco días de marcha en condiciones extremadamente difíciles y reinicié operaciones tomando Guinía de Miranda. Si se pecó de algo, fue al contrario; poca atención a la difícil tarea de bregar con tanto "come vaca" como estaba alzado en esas dichosas lomas y muchos buches de bilis me costaron Gutiérrez Menoyo y su cuadrilla que tuve que tragar para poder dedicarme a la tarea central: La Guerra.

3) Es falso que Ramiro Valdés fuera "cercano colaborador del ‘Che’en asuntos organizativos" y no sé cómo pudo pasarte eso, como director, conociéndolo tan bien.

Ramirito estuvo en el Moncada, preso en Isla de Pinos, vino en el Granma como teniente, ascendió a capitán cuando yo fuera nombrado comandante, dirigió una columna como comandante, fue segundo jefe en la invasión y luego dirigió las operaciones del sector Este, mientras yo marchaba hacia Santa Clara.

Considero que la verdad histórica debe respetarse: fabricarla a capricho no conduce a ningún resultado bueno. Por eso -y ser actor de esa parte del drama- me animo a hacerte estas líneas críticas que quieren ser constructivas. Me parece que si hubieras revisado el texto podrían haberse obviado los errores.

Felices pascuas y un próximo año sin muchos titulares de impacto (por lo que ellos traen) te desea

CHE

Fuente: Centro de Estudios Che Guevara.
http://cheguevara.cubasi.cu/Content.aspx?menu_activo=3&estado=0&id=70

Muy mal parado queda Carlos Franqui ante la Historia, a juzgar por las críticas que le dirige el Che por escrito y a pecho descubierto. No es la carta de quien maltrata o subestima, sino la de quien no tolera la mentira y la manipulación, aunque se haga desde las propias filas, y supuestamente, con fines de utilidad para la causa que se dice defender. A juzgar por lo último que nos llega de este fantoche “socialista”, el Che aró en el mar…

Cierro esta nota acerca de las fantasías sexuales tardías de Carlos Franqui, tenaz pasador del cepillo catalán entre un público que sabe más de Harry Potter que de Historia de Cuba, publicando una carta del Che al gran historiador Manuel Moreno Fraginal, autor de “El Ingenio”, un clásico de la historiografía marxista cubana:

Carta al historiador Manuel Moreno Fraginals.
6 de Octubre de 1964

Co. Manuel Moreno Fraginals
Avenida 9na. #6403 (altos)
e/ 64 y 66
Marianao.

Estimado compañero:

Acuso recibo ahora del libro que tuviera la gentileza de enviarme dedicado.

Hace poco terminé su última página y quisiera dejarle constancia de que no recuerdo haber leído un libro latinoamericano en el cual se conjugara el riguroso método marxista de análisis, la escrupulosidad histórica y el apasionamiento, que lo torna apasionante.

Si los otros tomos mantienen la misma calidad, no tengo temor de augurarle que El Ingenio será un clásico cubano.

Revolucionariamente,
“Patria o Muerte. Venceremos”.

Cmdte. Ernesto Che Guevara.

Fuente: Centro de Estudios Che Guevara.
http://cheguevara.cubasi.cu/Content.aspx?menu_activo=3&estado=0&id=80

Nótese el contenido y también el tono de esta carta. Compárese con la que el Che dirigió a Franqui. Llegaremos a la conclusión de que el comandante sabía reverenciar el talento y trataba con sumo respeto a quien lo merecía.

Mal anda una contrarrevolución, como la cubana, cuando tiene que inventarse hazañas intelectuales de mentirita, y ufanarse de haber llevado pantalones que jamás vistió. Gracias a Carlos Franqui por ponerlo en evidencia.

Angel de la Guardia.




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938